La huerta más tradicional. Al aire libre y en verano

Rosa

Caprino y viñedos ecológicos y ahora algunas instantáneas de las pequeñas huertas en la calle que jalonan las serranías en el mes de agosto. En la Alpujarra abundan las de tomate cherry, pero las fotos pertenecen a la misma sierra de los artículos del vino y las cabras: los Filabres.

Rosa con el calabacínLo que más he visto ha sido tomate gordo de ensalada, pero justamente es lo único que no retraté con la cámara. La dejé a un lado para ayudar a esta familia a coger los frutos antes de que se hiciese de noche.

En los valles de esta sierra se aprovecha en verano cualquier pequeña terraza (llanuras de pocos metros de largo y ancho) para sembrar de todos los hortícolas. Son para el autoconsumo y se lleva haciendo así desde generaciones y generaciones. En la zona que visité había brásicas, pepinos, berenjenas negras y rayadas, judías verdes, cebollas blancas y moradas, calabacín, rábanos e incluso ajos. Y por supuesto patatas. Rojas. ¡Ah, también me topé con algunos melones piel de sapo!

Un rato muy entrañable el que pasé con Rosa y Pepe. Gracias.

Pepe trabajando

Pepe   cebolla morada   pepino

brásicas   judías verdes

cebollas

patatas rojas   melones   calabacín

patatas rojas en la tierra

pimientos

Anuncios

Parafruts y Agrolevante se integrarán en Única Group

Única Group

En breve veréis la foto de lo que adelanto aquí. Única Group sigue creciendo. Lo último fue su alianza con la todopoderosa cooperativa navarra AN y lo próximo será el anuncio oficial de la entrada en el organigrama de Única de dos nuevas comercializadoras más, ambas almerienses, pero de dos zonas de producción distintas, como son el Poniente y la comarca del Levante. Se cerrará en breve. A la cooperativa de segundo grado Única Group se sumarán Parafruts SAT, ubicada en Aguadulce (Roquetas de Mar, Almería) y SAT Agrolevante, asentada en Huércal-Overa (Almería).

invernadero Única Group

Parafruts nació en 1984 comercializando un millón de kilos. En la actualidad son 15 millones de kg. Es una empresa principalmente tomatera, larga vida y racimo; aunque también trabaja berenjena, melón y calabacín. Sus clientes están mayoritariamente en Gran Bretaña, Francia, Alemania, Holanda y Suiza, más EEUU, y también en el mercado nacional.

Por su parte, Agrolevante está especializada en la producción y venta de cítricos, como clementina, naranja y limón; aunque también ha entrado en el melón y la sandía. Posee más de 500 hectáreas de cultivos. Esta SAT nació en 1998 y tenía en Rusia, hasta que Putin impuso el veto, a su principal cliente. Aglutina un volumen de producción similar al de Parafruts, en torno a los 15 millones de kilos.

camión Única GroupÚnica Group en cifras

La cooperativa Única Group, cuya sede central está desde hace unos meses en el PITA (Parque Científico-Tecnológico de Almería), facturó durante 2014 un total de 201,5 millones de euros. La entidad, que dirigen José Martínez Portero como presidente y Enrique de los Ríos como gerente, suma 1.400 agricultores.

Desde que Única Group inició su andadura hace seis años ha doblado todas sus cifras, tanto de facturación como de comercialización.

En campo son 6.500 trabajadores, 1.800 empleados de almacén, 1.500 hectáreas de cultivo y 160 millones de kilos (el anterior ejercicio 2013/14).

melón Cota 120Única Group está formada por las almerienses Cabasc, Casur, Cohorsan, Ferva y Parque Natural, por la granadina El Grupo y por la murciana Cota 120. Su objetivo para esta campaña 2014/2015 es llegar a los 230 millones de kilos. Su asociada Cota 120, situada en el campo de Cartagena, será la que cierre la campaña y será entonces cuando se podrá comprobar el volumen total de 2014/15. Los principales productos de Cota 120 para este verano son melón en sus tipologías galia, cantaloup y amarillo, y pimiento california.

Y vuelvo al inicio de este post. Única Group ganará aún más músculo en tomate con Parafruts, y se posicionará en el segmento de los cítricos de la mano de Agrolevante. Como siempre digo en estos casos, ¡suerte!

melón al aire libre

Una cineasta y un director de teatro belgas entre invernaderos

Thomas, Lola, Gert y Blaisse

Mañana y pasado hay casting para la serie ‘Juego de Tronos’ en Almería en el pabellón Moisés Ruiz. Además en el mismo escenario fue el multitudinario casting de ‘Éxodus’ y ‘Clavius’. Pero también hay directores de cine y de teatro que vienen seducidos por esta tierra, aunque no aterrizan precedidos por el autobombo de las producciones antes mencionadas. Hace varias semanas le preguntaba a Moon Blaise, una joven cineasta belga, el motivo de viajar hasta Almería. Me decía que era un lugar interesante, tanto por sus paisajes como por sus gentes.

Lola y José Antonio

El día anterior había contactado conmigo Lola, que hacía la tarea de preproducción y las veces de traductora. El singular grupo lo completaban un director de teatro afincado en Bruselas, Thomas Bellinck, y un técnico de sonido, Gert Verboven, también hábitat en el mundo audiovisual y teatral.

Preparando el sonido

Me habían propuesto una entrevista en un espacio singular. Este tipo de escenarios son abundantes en nuestro mar de plástico. Elegí los Atajuelos, esa frontera montañosa entre El Ejido y Dalías. Algunas pitas, cortijos abandonados, explotaciones agrícolas, muchas piedras con sus tonalidades ocres y al fondo la simbiosis entre el azul marino del Mediterráneo, el celeste del cielo y el reflejo del plástico que nos da la vida.

Nos sentamos en unos riscos y arrancó la grabación. Media hora hablando del origen y antropología del ser colectivo, del periodismo en los tiempos actuales, de la historia de la provincia, del nacimiento de nuestra agricultura en mitad del desierto y de la sociedad étnica de El Ejido. La mayor parte de la conversación se centró en los ‘pioneros’, aquellos hombres y mujeres que hace ahora medio siglo levantaron los primeros invernaderos. Su espíritu, su fuerza y su capacidad de trabajo desmedido.

Mostraron mucho interés por los que obraron el milagro, tanto que quieren contactar con agricultores de la primera generación. Ahora se han marchado para Centro Europa, pero volverán con un equipo de producción más amplio y con cámaras. Esta vez solo traían fotografía y audio. Era su aproximación a tierra almeriense, pero estarán de forma intermitente por aquí durante los próximos dos años. Es el tiempo que se han marcado para hacer un documental.

Vistas

A diferencia de otros personajes caídos del cielo, no se trata de un medio de comunicación extranjero ávido de hacer un reportaje para emitir en su hora de máxima audiencia (‘prime time’). No es lo que hemos sufrido otras muchas veces o por lo menos esa no fue la impresión que me causaron durante las horas que pasé con ellos. Son un grupo de artistas que con ojos ajenos a nuestro modelo de vida quieren conocerlo.

Así que todos aquellos que tengáis en vuestra familia a alguno de aquellos ‘pioneros’, y quiera contarles a los señores de las imágenes cómo se logró sacar maná entre el esparto y los pedriscos, solo tenéis que escribirme y os paso su contacto. Uso como correo el buzón de sugerencias del blog: j.a.arcossanchez@gmail.com

Una moneda por un melón

En el porche de Jesús Rincón

Luego los llevé a tomar un café solar a la casa del buen amigo Jesús Rincón. Allí fliparon con sus gallinas, con su compost y con sus melones ecológicos. En un carrillo tenía los últimos galias. Se llevaron algunas piezas después de colocar un euro sobre cada fruto que cogieron. Jesús insistió en invitarlos, pero ellos siguieron esta costumbre habitual en otros países.

Melones ecológicos de Jesús Rincón

Quince meses con pimiento Palermo

Juanmi Romera con Palermo

Juan Miguel Romera es un agricultor de Tierras de Almería, seguidor de este blog. Me propuso recientemente visitar su finca para enseñarme algunas “cositas”. Por ejemplo, un pimiento Palermo trasplantado el 8 de agosto de 2014 y que mantendrá hasta octubre de este 2015. Sumando salen quince meses, un ciclo largo, muy largo.

Con una buena ventilación y blanqueo es posible. Y también influye el fertirriego, según comentaba Joaquín Soriano, director técnico de Wise Irrisystem, que me acompañó en la visita, ya que en la explotación de Juan están instalados sus equipos. Esta empresa ha creado un protocolo para mejorar la ventilación de los invernaderos. Calculan el Déficit de Presión de Vapor (DPV) y según el mismo el agricultor tiene información para saber cuándo abrir o cerrar las bandas o cuándo es el mejor momento para blanquear.

Joaquín y Juanmi

Me decía Juanmi Romera que cuando arranque esta plantación de Palermo, en otoño, volverá poner un cultivo nuevo, también de esta variedad de pimiento (entre el 15-10 de noviembre) para pasar el invierno y nuevamente el verano. Así atiende a sus propios clientes todo el año. Sin parones.

En algunas imágenes saqué a Damelo, de Senegal; y a Mendi, y Hassan, trabajadores de Marruecos.

Trabajador   Recolectando palermo   Trabajador con pimiento palermo

Luego visitamos una explotación de pimiento california. Había variedades que son habituales en Murcia, ya que por fechas este ciclo de cultivo es el que ahora hay en Murcia. Viene a ser una prueba, me explicaba el agricultor. Producir en Almería en el período en el que se produce en Murcia.

Juanmi Romera con california murciano

Juanmi Romera trabaja en una empresa especialista en pimiento, Godoy Hortalizas. Su Palermo viaja a Reino Unido, los países del Este y nórdicos. Según me aseguraba, la relación entre el productor y la cadena es muy estrecha “con la idea de tener más estabilidad en el precio”.

Cantaloup   Melón cantaloup entutorado

Y finalmente otra novedad más, melón tipo cantaloup entutorado. ¡La tipología menos habitual en el campo almeriense mirando hacia arriba! Las fotografías hablan por sí solas.

Equipo Wise

Me quedé también un rato con Joaquín Soriano, que me contó que Wise Irrisystem ha salido ya de la Península y está haciendo sus primeras instalaciones de fertirriego en las Canarias. En Almería esta campaña Murgiverde, Agroponiente, San Isidro Labrador o Vicasol han incorporado algunos de sus equipos dentro del concepto de ‘agricultura de precisión’. Por otro lado, trabajan en el diseño de un sistema de enriquecimiento carbónico que aprovecha la propia instalación de riego. Ahora tienen un nuevo equipo, más económico, Wise Lite, que lleva tensiómetros para medir en tiempo real la demanda de agua que pide la planta, y sensores de conductividad para controlar la salinidad. Incluso me dijo Joaquín que Wise ha abierto una línea de financiación para facilitar a los agricultores la compra de estos equipos.

Y lo último es su entrada en GlobalG.A.P. como miembro de este estándar, que este mayo pasado celebraba en Aguadulce una parada dentro de su Tour 2015. La nueva norma de GlobalG.A.P. prioriza la gestión eficiente del agua, de ahí que Wise haya querido formar parte de su programa.

Cosentino. Lecciones para la agricultura

El profesor José Ángel Aznar, de la Universidad de Almería y buen conocedor de la realidad del campo, daba una charla recientemente en el Maestro Padilla de Almería con motivo del acto del 70 cumpleaños de la CASI, ¿recordáis el post sobre la exposición fotográfica en la que se retrataban varias generaciones de productores unidos al tomate? Pues bien, en esa jornada José Ángel Aznar hizo una ilustración sobre la evolución y crecimiento de la mayor empresa de Almería, Cosentino, convertida hoy día en multinacional en continuo ascenso. Creo que es más que pertinente publicar ahora este tema, que lo tenía en reserva, porque se pueden sacar algunas lecciones extrapolables a los invernaderos.

Estatua homenaje a los agricultores

A principios de los 90 Cosentino, como todas las empresas del mármol de la comarca de Macael, centraba su actividad en cubrir el suelo y las paredes. Trasladado al sector agrícola, es como si las empresas almerienses se dedicasen únicamente a llenar camiones de frutas y hortalizas y enviarlos a Europa. Cosentino se dio cuenta de que necesitaba algo más para diferenciarse de la competencia, un valor añadido. Así que inventó el Silestone, producto bien conocido en todo el planeta y que recubre las encimeras de cocina de millones de hogares. Así que no basta con fletar camiones de tomate y pimiento, sin más; hay que calentarse la cabeza y crear algo de un valor superior. O se busca un producto con plusvalor, por el que se pague más dinero (como ocurre con el Silestone) o nuestras hortalizas seguirán siendo lo que son, commodities, es decir, productos de conveniencia por los que se paga poco.

La clave del éxito de Cosentino está en ofrecer un producto de calidad y diferenciado, amén de reinvertir constantemente en I+D. Subrayo lo de invertir y reinvertir porque no es un gasto, sino una obligación para no caer en el estancamiento.

¿Qué productos de nuestro campo pueden ser el Silestone de la agricultura? Indudablemente el RAF, las nuevas especialidades de tomate y pimiento, tal vez el pepino mini, algunas sandías y melones… Es cuestión de rascarse la cabeza para no vender solo un alimento básico: hay que pensar en términos de salud, sabor, estética… Por ejemplo, ahora Única Group ha lanzado una judía verde más oscura, más ancha y carnosa y que comercializa en exclusividad. Ese es el camino. En todos los estudios de Cajamar se aprecia cómo cada año el valor real que se paga por las hortalizas no sube, sino que incluso a veces baja (quitando la inflación), es decir, que las verduras en 2015 se pagan a los mismos precios reales que había en la década de los 70. Por eso, hay que sacar a las hortalizas de los commodities para ponerlas en las estanterías de los artículos de valor. Por los que se paga un precio superior.

Pero Cosentino no se quedó apalancado en su Silestone. Le introdujo mejoras, así que años después presentó el Silestone antibacterias (producto único) y más recientemente un nuevo concepto, ‘Dekton’, donde hay otros reclamos y cualidades, relacionados con el buen gusto por la decoración y la arquitectura.

Todavía hay más. Cosentino se marcó otro reto, sobre el que tal vez deberían de reflexionar las comercializadoras hortofrutícolas: controlar el canal de distribución. Con el siguiente ejemplo basta para entender la idea. Cosentino entró en Estados Unidos con una filial, de la mano de un socio local. Transcurrido cierto tiempo le compró las acciones al socio estadounidense, de modo que su capacidad de decisión y de gestión creció, quedando sus manos sin ningún tipo de atadura. Gracias a esto pudo después abrir sus propios almacenes en Estados Unidos (y en el resto del mundo), los llamados ‘Cosentino centers’. Ahora bien, hagamos el paralelismo con las cooperativas, SAT, SL y SA de nuestro campo, ¿podrían crecer en destino y así controlar parte de ese mercado para lograr un mejor reparto de la riqueza de la agricultura?

Y por último el ‘Cosentino City’, dentro del concepto ‘Dekton’, es la más reciente apuesta de la multinacional de Cantoria – su sede central sigue estando en la comarca de las canteras -. Espacios en el centro de las ciudades más importantes dirigidos a arquitectos y decoradores. Se me ocurre que en esas capitales también podrían abrirse las fruterías más selectas del mundo de los alimentos, ¿o es un disparate?

Dicho todo esto, creo que el modelo de Cosentino está basado en la unidad de todo un sector como el del mármol en Almería, donde las divisiones entre los empresarios son menores y la colaboración máxima. Sin embargo, en las frutas y hortalizas los proyectos más innovadores están aislados, son promovidos por empresas individualmente y no por el sector en su conjunto. Aún con todo, creo que de esta comparativa se pueden extraer algunas conclusiones más que valiosas.

Filabres

Posdata. La primera imagen es de la escultura en homenaje a los hombres y mujeres del campo almeriense, que hay en San Agustín (El Ejido, Almería). La segunda es de la sierra de los Filabres, de cuyo corazón se extrae el mármol de la provincia de Almería.

Agricultores de primera y de segunda. PAC para unos y sin pan para otros

sandías al aire libreEn el seno de una familia bien avenida solo hace falta meter la cizaña del dinero para que la armonía salte por los aires. Y nada mejor para dividir a los agricultores que subvencionar a unos y no a otros. Es lo que ocurre con la PAC que viene de Bruselas, pero no estoy hablando de que haya subvenciones para el olivar y no para las frutas y hortalizas ¡no, no! sino que estoy diciendo que dentro del sector hortofrutícola hay quienes reciben ayudas y otros que no. De tal manera que hay producciones de pimiento lamuyo en la zona del Guadalquivir que reciben dinero de Bruselas, de modo que ese agricultor no está agobiado pensando por cuánto va a vender sus pimientos; mientras que sus vecinos, los productores de ese mismo tipo de pimiento en Murcia o en Almería, están compitiendo en el mercado sin que nadie les dé una palmadita en forma de ayuda.

Esto significa que hay agricultores de primera y otros de segunda.

Hace un par de tardes estuve varias horas hablando con Andrés Góngora sobre esta cuestión. Ya en su día también lo hice con Roque García, en esto, la Coag y la Upa se entienden muy bien. No puede haber agricultores en la zona occidental de Andalucía que pongan sandías sin importarles por cuánto las van a vender, ya que tienen una paguilla de la UE que les saca de los aprietos; mientras que hay otros en el Levante español que las están pasando canutas para no malvender sus sandías. Como siempre. Divide y vencerás.

VisitaMinistra7JPG

Esto que estoy comentando se lo refirieron los de la Coag a la ministra Isabel García Tejerina la semana pasada en su visita a El Ejido. No hubo mucho tiempo, pero sí el suficiente para recordarle que aquí todos los que vivimos de la horticultura tenemos que tener todos las mismas reglas de juego. Y he puesto una foto de la ministra en el ayuntamiento ejidense, rodeada de empresarios y también de políticos, pero que ningún avezado lector vea en ello carga política alguna. Este es un blog que huye de cualquier atisbo de tufo político, tan sencillo como que lo que aquí suscribo también lo podría decir de Cañete o de sus predecesoras socialistas.

Y habrá quien se pregunte por qué unos sí y otros no. La explicación es sencilla. En la otra zona de Andalucía productores de maíz, girasol o remolacha, entre otros cultivos, tienen derechos históricos adquiridos que les permiten recibir ayudas de la Política Agraria Común (PAC) desde hace años. Lo que ocurre es que han dejado esos cultivos y se han pasado a los hortícolas, y como las ayudas están sujetas a la tierra (y no a la producción) pues pueden cultivar pimiento, calabacín, sandía, melón o brócoli – por poner ejemplos – y recibir dinero tanto de su venta como de su derecho de Pago Único.

Esto a todas luces es injusto. Es legal, pero injusto, como ocurre muchas veces con la ley. La ética camina por un lado y las normas que nos imponemos por otro.

sandía en Murcia

Nunhems junta a Murgiverde, Agroiris, Hermanos Daza y Única Group para crear Magflavour

magenta

Este pasado fin de semana se han enviado los primeros pedidos del grupo de melón magenta recién creado por la firma de semillas Nunhems. Igual que en su día con el grupo Fashion se recuperó la sandía negra, que estaba en decadencia en aquel entonces; ahora se quiere impulsar el melón tipo cantaloup, que ha descendido ostensiblemente en la provincia de Almería en los últimos años.

Melón magentaSe han juntado cuatro comercializadoras que trabajan muy bien este melón, todas almerienses. Agroiris, Hermanos Daza, Murgiverde y Única Group, aunque esta última ya tiene asociados en otras zonas, como en Murcia con Cota 120. Se trata de producir un melón de alta calidad en el sureste peninsular. Se seguirán criterios de producción y comercialización similares a los que se exigen en Fashion. Con ello se quiere hacer un seguimiento exhaustivo que garantice que este melón cumple con los criterios de máxima calidad.

La noticia es buena, muy buena. Detrás hay un esfuerzo por recuperar el cultivo del cantaloup que en pocos años estaba llamado a desaparecer en Almería. Se trata de crear una línea de sabor, donde se valore la calidad interna de la carne. Las tres variedades que Nunhems ha escogido para este menester son ‘Magenta’, ‘Magiar’ y ‘Horacio’. De ahí el nombre del grupo, traducible como ¡el sabor magenta!, Magflavour.

Antonio Jesús

Y ya que hablo de Nunhems aprovecho para compartir unas fotos de su nueva sandía negra sin pepitas, ‘Stellar’. Este martes se celebraba en El Ejido una jornada de puertas abiertas en la finca del agricultor Antonio Jesús Galdeano. Aquí lo podéis ver levantando un par de piezas.

Como todos sabéis, esta primavera ha habido problemas de cuaje por motivos meteorológicos, mucho viento y días nublados. Motivo por el que la campaña va retrasada. Sin embargo, esta finca que nos mostraron ha tenido un buen comportamiento con los cuajes, de ahí que Mercedes Fernández y Paco Bayo, ambos de esta casa de semillas, me destacasen como cualidades de ‘Stellar’ “su capacidad de cuaje en malas condiciones”. Es también una sandía con muchas flores femeninas, lo que ayuda a garantizar la producción.

Asistentes   Corte sandía   Rojo Stellar

Es una sandía negra sin semillas para ciclo temprano en invernadero. Evidentemente les pregunté si es competencia de la Fashion, también de Nunhems. La respuesta fue que no, que vendría a ser un complemento. Dicho con otras palabras, es la sandía que pueden cultivar los agricultores que no están dentro del grupo Fashion, pero que quieren tener un producto para vender en el mercado de similares características.

Tamara

Fotos de Nueva Delhi en pepino corto español y melón cantaloup

Hace varias semanas tomé unas fotos en un invernadero de pepino corto español con algunas matas afectadas por el virus Nueva Delhi. El agricultor ha sacado el cultivo sin mayores problemas, pero con algunas plantas aquí y allá infectadas por el susodicho ToLCNDV.

planta

Pensé que lo mejor era buscar alguna información oficial. Así que me dirigí a la Delegación de Agricultura de la Junta de Andalucía. Entrecomillo lo que me contestaron:

“Durante la campaña agrícola 2014-2015 la presencia del virus ToLCNDV en el cultivo de calabacín ha sido menos relevante que en la campaña anterior. En cuanto a la producción durante el otoño se ha encontrado dentro de los valores habituales. En cuanto al pepino no se conocen valores de pérdidas de cultivo o cosecha salvo en casos puntuales, manteniéndose la producción en los niveles habituales, según informa el Departamento de Sanidad Vegetal de la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Almería”.

hojas

Por otro lado, la semana pasada estuve en una finca de melón temprano, de la tipología cantaloup. Había una esquina del invernadero con un grupo de matas atacadas por el virus. Queda documentado con la última foto.

ND en cantaloup

De profesión cocinero. La materia prima está en el invernadero

salmorejo

A veces se nos olvida, y me pongo el primero en ese debe, dedicarle un poco de tiempo (y también de promoción) al mundo de la cocina. Al fin y al cabo los productos de la tierra son alimentos. Les dedicamos ríos de tinta en sus aspectos agronómicos y de comercialización, pero nada en el arte culinario. Así que para aprobar esta asignatura pendiente hoy os voy a hablar de una nueva escuela de restauración que se ha ubicado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Aguadulce.

responsables de la escuela

Allí conocí hace unos días a sus promotores. Mar de Pablo, Óscar Palomino, Julián Aguirre y Antonio Carvajal. Me contaron que en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Almería se puede aprender a cocinar, como un profesional, o bien como un aficionado que quiere introducirse en este mundillo apasionante de la gastronomía. Un mundillo que con esto del ‘master chef’ de la tele está de moda.

Hacen cursos casi cada fin de semana. De cocina vegana, asiática, mexicana, internacional, para deportistas, para aprender a hacer pan, incluso hubo uno reciente sobre cafés. ¡Cómo hacer el café perfecto! Los conocí en el aperitivo que hubo a la finalización de una reciente jornada sobre el futuro de los fertilizantes y los fitosanitarios. De eso os hablaré en el siguiente post, en éste me quedó con los tres platos de degustación que pusieron al término de dicha jornada técnica: salmorejo de tomate y remolacha al aroma de albahaca, cuscús con verduras almerienses y tataki de pepino.

Vi que utilizaban como materia prima muchos productos de la tierra. Y eso me gustó. Y por eso escribo estas líneas.

buen provecho

En el uso de hortalizas del país me llamó la atención el empleo de la berenjena. Una mettze, un puré de berenjenas asadas con aceite de oliva, ajo, sal y pimiento. Sorprendente. También fascinantes la tartaleta de berenjenas y la crema de berenjena con queso feta y cherry.

Más apuestas a base de nuestras hortalizas. Bellini de tomate. Zumo de tomate con su jugo. También tartaleta con revuelto de verduras de Almería, pepino con ensalada almeriense al horno, láminas de pepino con gazpacho o canelone de ensalada de pepino.

En estos casos habría que decir aquello de que lo mejor está por descubrir…

3 apuestas culinarias

Primer estudio que aborda la renta real de los agricultores. Números rojos en la última campaña

Llevo muchos años asistiendo a ruedas de prensa maquilladas sobre la rentabilidad de los invernaderos, la mayoría por parte de la Administración competente. Estadísticas y ruedas de prensa que se dan cuando se han juntado varios meses buenos y es políticamente conveniente decir todo lo que ganan los agricultores. Estadísticas cojas porque nunca hacen la necesaria resta entre ingresos y gastos. Solo se habla de ingresos brutos, como si el agricultor no tuviese cuantiosos gastos corrientes y amortizaciones por doquier.

Esas ruedas de prensa y comunicados desaparecen cuando hilamos varios meses desastrosos. Mala la campaña 2013/14 y peor el otoño 2014/15.

Sin embargo, por fin he dado con el primer estudio completo que aborda esta cuestión sin prejuicios políticos ni intereses empresariales. El profesor de la Universidad de Almería, Juan Carlos Pérez Mesa, al que desde aquí felicito públicamente por su valentía ha sido el primero en hacerlo. Enhorabuena, Juan Carlos, por tu honradez. Os dejo la siguiente imagen, que recomiendo sea apreciada con sumo detenimiento.

gráfico actualizado

En el eje vertical de la tabla observamos los euros/kilo y en el eje horizontal las campañas. Las medias euros/kilo han ido paulatinamente descendiendo, aunque ese problema se ha ido solventando con más kilos por metro cuadrado. Por ejemplo, si la media de precios por kilo en la campaña 2003/4 estaba en 0,60 euros y los rendimientos en 70 toneladas por hectárea, en la campaña 2013/14 solo se llegó a los 0,53 euros/kilo aunque se subió a una productividad mayor de 76 toneladas por hectárea.

Sin embargo, la luz roja se enciende cuando el capítulo de los costes totales es superior al de los ingresos. Podemos ver que en la campaña 2002/03 hubo un margen de ganancias para el agricultor de 0,14 euros, en la campaña 2003/4 se bajó a 0,11 euros/kilo, un año después en el ejercicio de 2004/5 se ascendió hasta los 0,13 euros, en 2005/06 hubo una gran caída del margen hasta quedar únicamente en 0,02 euros, mejoró en 2006/07 hasta los 0,07 euros, volvió a caer en 2007/08 hasta situarse en un beneficio de 0,05, una campaña más tarde se repitió otro desplome hasta los 0,04 euros, en 2009/10 el descenso colocó el margen para el productor en 0,03 euros, en 2010/11 el descalabró se tradujo en 0,01 euros, la siguiente campaña 2011/12 dejó el bolsillo del agricultor tal y como lo tenía (ingresando lo mismo que gastaba, quedando a cero), en 2012/13 el agricultor logró un paupérrimo céntimo y finalmente la campaña 2013/14 ha sido la peor para la renta de los agricultores almerienses. La media ha quedado por debajo del umbral de color rojo, de tal forma que ha dado pérdidas de 1 céntimo por kilo. Incluso tengo que decir que la primera estimación elevaba las pérdidas en varios céntimos más.

judías

Aunque aumenta la productividad por metro cuadrado y los costes (corrientes más amortizaciones) se han estabilizado en las últimas dos campañas; sin embargo, la tendencia a la baja de los precios de las hortalizas rompe todos los esquemas. El agricultor no solo no gana dinero, sino que tiene que poner dinero encima.

Este blog cumple estos días dos años de vida y creo que éste es el artículo más importante que he escrito hasta ahora porque debiera ser una cura de humildad para muchos, un jarro de agua fría para los insensatos y un toque de atención para todos.

Esta agricultura nuestra dejó hace mucho tiempo de ser una gallina con los huevos de oro. Es una gallina raquítica a la que hay que alimentar con cuidado. Con cierto mimo. Quizá haga falta un poco más de cabeza y corazón, y menos frivolidad y pillería. Las piezas de este rompecabezas están puestas de tal manera que todos somos imprescindibles. Si no se cuida la gallina del agricultor, llegarán tiempos de cambios y un tsunami que hará las veces de tabla rasa.

pimientos

Finalizo con la media de las campañas 2002-2008, donde hubo un margen de beneficios de 9 céntimos por kilo; y a su derecha, en la tabla superior, se observa el rascacielos de la media de las campañas que van desde 2008 a 2014, que es lo más importante por ser lo actual. De todo esto se concluye que en los últimos seis años el margen que le ha quedado al agricultor de media es de tan solo 2 céntimos. ¡Y ojo! En el trabajo inicial de Juan Carlos Pérez Mesa el margen era de 1 céntimo. Hace unos días le comenté mi interés por publicar estos datos, entonces los volvió a actualizar cotejando distintas fuentes, y aumentó el baremo de 1 a 2 céntimos finales.

En resumen. Las dos cifras para no olvidar.

  • 0,02 euros kilo resultado (beneficio) medio en las últimas seis campañas, 2008/14.
  • -0,01 euros/kilo resultado (pérdidas) medio de la última campaña 2013/14.