La chiripa ha jugado a favor esta vez, ¿solución a la avispa asiática? Por José M. Guerra

José Manuel GuerraLa chiripa es una manera de denominar la suerte de encontrar algo sin proponérselo, otra manera de llamar a esta situación en una especie de mala traducción del inglés, serendipidad. La palabra tiene unas connotaciones históricas muy interesantes pero esa labor se la dejo al lector interesado que busque en internet serendipity. En español clásico, chiripa.

Esto es lo que ha ocurrido con la avispa asiática, Vespa velutina var. Nigritorax, que invadió el suelo francés a partir del 2006 y que se ha extendido por el sur de Francia y ha pasado a la península ibérica sembrando el pánico entre los apicultores de Portugal, muy afectados y también entre los del País Vasco y Navarra que es por donde está en estos momentos extendida la avispa. Esta avispa daña a los apicultores porque la avispa se alimenta de abejas, sobre todo para alimentar a sus crías, por lo que causa estragos en los colmenares.

El problema es que no se había encontrado ninguna forma de atajar esta difusión de la avispa aunque se niciaron proyectos de investigación en varias universidades y centros de Francia. Pero el problema puede estar en vías de arreglarse porque se ha encontrado de una manera no buscada con que han aparecido cientos de cadáveres de la avispa en los tubos de una planta carnívora del Jardín Botánico de Nantes, la planta es del género Sarracenia y tiene unos tubos largos en los que almacena néctar y el olor y el color de este néctar parece que atraen a los individuos de la avispa asiática, que termina deslizándose por el tubo y muriendo en el final de ese tubo donde hay jugos digestivos que matan y digieren a la avispa.

avispa asiática

Todavía hay que afinar varias cosas antes de cantar victoria definitiva, pero es una buena muestra de eso que he puesto en el título, la chiripa, la suerte y la observación han abierto el camino para encontrar una solución para esta plaga que llegará a toda España. Esta plaga no solo atenta contra las abejas, sino también pone en peligro un polinizador muy importante en los invernaderos de Almería y de otros sitios, como son los abejorros, porque la avispa asiática no solo come abejas, sino también abejorros.

Posdata: La imagen de la avispa en primer plano pertenece a la Association Action Anti Frelon Asiatique http://anti-frelon-asiatique.com

Posdata bis: Y un interesante enlace que describe la expansión de la vespa velutina durante 2015: http://quieromiel.com/enemigos-de-las-abejas/expansion-de-vespa-velutina-2015/

Anuncios

El espíritu del espino cambrón

José Manuel Guerra 2Me llamo José Manuel Guerra y soy biólogo desde hace muchos años. Los últimos treinta aproximadamente los he vivido en Almería, entre el trabajo de investigación agrícola que estuve llevando a cabo en el centro IFAPA de La Mojonera, y ahora intento seguir en activo mediante la asistencia a las jornadas y eventos relacionados con el sector que se organizan.  Ya he colaborado en otras ocasiones en este blog de mi amigo José Antonio y me gustaría  decir que me han interesado sobre todo las relaciones planta insecto e insecto insecto, por lo que me he convertido en un estudioso de las feromonas de insectos, e incluso intento venderlas, quiero decir como productos comerciales. También me han interesado las variedades de papaya y en ese asunto conseguí que me enviara el obtentor unas semillas de una variedad con tolerancia a frío que es el inconveniente que tienen las variedades comerciales que se encuentran más a mano, y es que son tropicales.

vivero de Las PalmerillasEstuve hace unos días en una jornada organizada por Las Palmerillas sobre conservación en el control biológico de plagas y se habló del espino cambrón, también llamado arto y a las manchas de esta planta se les llamó arteras.  En esa reunión se recordó que las arteras habían desaparecido debido a la implantación de invernaderos en toda la superficie posible de El Ejido y pueblos de alrededor, lo que se conoce localmente como el Poniente almeriense. Esa desaparición de las arteras se consideró en esa jornada como algo negativo para el control biológico, aunque habría que decir que desde el punto de vista paisajístico no es que fueran nada especial, son matorrales espinosos tal como se muestran en la foto que se acompaña. Y aunque esas plantas servían en su momento como refugio de insectos predadores de otros insectos plaga, así como permitían la nidificación de pájaros que también eliminaban insectos plaga, la verdad es que sin los invernaderos hubiera desaparecido la población del Poniente, así que este asunto no es algo sencillo. El clima y las condiciones del suelo natural de la zona del Poniente para lo que daban es para el crecimiento de las arteras, que aunque totalmente espontáneas y naturales, no es que supusieran una especie de jardín de Versalles, ya que el aspecto de esos matorrales no es algo que atraiga la mirada, al menos en mi opinión.

También recogí  durante esa jornada una publicación que había tenido la amabilidad de recoger para mí una de las ponentes de ese día, y que había asistido a un encuentro internacional  sobre Drosophila suzukii en Valencia para conocer el estado de esa plaga.

Me parece que esta mosca suzukii tiene hasta ahora una presencia testimonial tanto en la región valenciana como entre nosotros, aunque no viene mal que se nos advierta de su presencia cercana, ya que se encuentra de manera notable en otras provincias andaluzas, como es la provincia de Huelva, ya que está asociada a cultivos de frutos rojos así como frutales pequeños de hueso, como son la cereza, albaricoque, etc. También afecta a los viñedos, sobre todo de uva de mesa, por lo que es muy posible que llegue a invadir la comarca uvera de Almería dentro de poco.

flores espino cambron 230

Lo que he llamado ‘el espíritu del espino cambrón’, en realidad lo han materializado muy bien en la estación experimental de Las Palmerillas con el diseño y realización de un jardín que rodea a algunos de sus invernaderos y que está hecho sobre todo con plantas autóctonas que vienen a cumplir un doble efecto, por un lado crecen muy bien en las condiciones de clima y suelo de Almería y por otro lado actúan de forma beneficiosa para dar cobijo a especies de la fauna espontánea que pueden ser beneficiosos para los cultivos de los invernaderos  en relación con los predadores de insectos fitófagos.

Naturalmente ese jardín ha tardado unos años en estar en su máximo esplendor, como se muestra en alguna de las fotografías que se acompañan a esta crónica, pero sirve como recordatorio para empezar cuanto antes a elaborar jardines de borde cerca de los invernaderos para que haya cuanto antes cantidad de refugios para la fauna que controla mejor que nosotros a los insectos plaga, como son las lagartijas, los pájaros, etc. Incluso se mencionaron a los murciélagos, haciendo algunos cobijos artificiales para que críen en el Poniente.

José Manuel Guerra Sanz

espino cambron 901     espino cambron 902

Entomofilico responde

Tras superar mi “alter ego” la gripe estacional que para los técnicos de cooperativa suponen las auditorías anuales de certificación, vuelvo a tener tiempo para satisfacer la petición pública del amigo José Antonio Arcos. No es éste foro de profundidades técnicas y científicas, así que trataré de ser simple y concreto.

swirskii en pepino

En la empresa donde trabajo decidimos – y fue una decisión conjunta de gerentes, comerciales, técnicos y agricultores – apostar por el control integrado de plagas en el cultivo de pepino desde el año 2007, después de aquellos incidentes con insecticidas ilegales que marcaron un antes y un después en nuestra agricultura. Ocho años más tarde, tras más de un error y algún que otro desastre, hemos logrado implantarlo con éxito en toda nuestra producción de pepino. Dejando aparte otros detalles, las claves para lograrlo han sido fundamentalmente tres: la suelta temprana del Amblyseius swirskii, la utilización exclusiva de fitosanitarios que verdaderamente respeten al ácaro depredador y el manejo integrado del mildiu de las cucurbitáceas, la peor enfermedad de los pepinos almerienses.

suelta de swirskii

En pepino, el momento en que introducimos al Amblyseius swirskii en el cultivo es clave para evitar los daños por trips. Los trips que doblan nuestros pepinos en enero y febrero tienen su origen en los primeros trips invasores que llegaron a nuestro invernadero en noviembre; dos meses después, la descendencia de aquellos pocos adultos se convierte en una gran plaga que acabará arruinando nuestro rebrote. La única manera de controlar a la descendencia de esos invasores de noviembre es que los A. swirskii estén esperando a sus crías en el cultivo apenas nazcan; por eso colocamos los sobres entre la tercera y la quinta semana después de la plantación, cuando la planta tiene poco más de un metro de altura. Antes de colocar el sobre es necesario utilizar insecticidas que controlen las primeras entradas de mosca blanca, lo que –junto con la hermeticidad y la captura masiva con placas pegajosas– minimizará la incidencia de virosis; pero los productos utilizados han de ser poco persistentes y/o respetuosos con el ácaro depredador, para que no interfieran con la instalación del A. swirski.

fase de instalación

Pero la instalación del A. swirskii con las temperaturas bajas y los días cortos del invierno es lenta, muy lenta; durante todo el invierno solo veremos un par de ácaros por hoja, tratando de encontrar alguna presa que llevarse a la boca. Así que durante dos meses tenemos que cuidar a estos pocos ácaros, seleccionando insecticidas y fungicidas que no les afecten. Además de los fitosanitarios de síntesis, tendremos que tener mucho cuidado con los extractos vegetales y fitofortificantes; la inmensa mayoría de ellos afectarán a los ácaros depredadores y muchos acabarán con toda esa pequeña población de A. swirskii. Es tan difícil integrarlos que no tengo más remedio que decir que en los cultivos de mi empresa apenas usamos estos mal llamados “productos ecológicos”. Cuando en febrero el tiempo mejore y comiencen a alargar los días, debemos ayudar al A. swirskii capturando masivamente adultos de trips con trampas pegajosas, e incluso muchas veces será necesario reforzar la población invernal con una nueva suelta de ácaros.

SONY DSCAdemás, siempre tendremos el reto de controlar el mildiu de las cucurbitáceas sin utilizar el mancoceb. Actualmente existe una amplia gama de productos antimildiu que no incorporan el mancoceb en su composición; pero además de seleccionarlos y aplicarlos adecuadamente, es imprescindible integrarlos con medidas culturales y agronómicas que dificulten la aparición y progresión de la enfermedad. La presencia de agua líquida sobre las hojas del cultivo es imprescindible para la aparición y el desarrollo de este hongo, y eso es precisamente lo que debemos de tratar de evitar. El uso de dobles techos plásticos, combinados con un buen manejo de la ventilación y el riego, reduce el riesgo de mildiu y la necesidad de tratamientos; no solo se trata de evitar la lluvia y el goteo de la cubierta con el doble techo, también debemos impedir la condensación de agua sobre las hojas, ajustando el riego y ventilando el invernadero. Durante estas últimas tardes, cuando cruzo el mar de plástico de vuelta a casa  – en manga corta y con las ventanillas del coche abiertas – me pregunto qué demonios hacen muchos agricultores cerrando las bandas de sus invernaderos de pepino. Nos quejamos del calor del día y de la falta de frío por la noche, pero cerramos a cal y canto nuestros invernaderos de pepino cargando nuestros cultivos de humedad; la semana siguiente sufriremos los ataques de mildiu, nos quejaremos de la poca eficacia de los fungicidas y maldeciremos al swirskii

Estos son los puntos básicos que quise transmitir en una presentación densa, quizás – como apuntó acertadamente José Antonio – demasiado densa para el no especialista en este tema… Afortunadamente, la Fundación Cajamar recoge todas las ponencias en su página web, así que aquí puede descargarse mi presentación y visionarse cuantas veces se quiera un vídeo de la misma. Si me permites la broma amigo José Antonio, espero que ahora, que puedes detenerme cada vez que quieras con solo pulsar la pausa, no te importe que realizara mi exposición demasiado rápido…  Cosas del directo y sus limitaciones con el tiempo, ¡qué te voy a contar!

Carta abierta a entomofilico

Corrígeme amigo, pero creo que tu apodo –extendido por el mundo de los blogueros como reclamo de autenticidad – se traduce como el amor a los bichos, como amante de los insectos. Te vi hace unos días, y te escuché, en la plaza de Barcelona de la capital almeriense. Allí saliste al estrado y diste lo que se conoce en el mundo académico como una ‘clase magistral’. Versó sobre el control biológico en pepino.

Tengo que decirte que es tanto el conocimiento que acumulas (hay como una aureola de tecnicismos y ensayos varios en torno a ti) que los primeros quince minutos de exposición fuiste demasiado rápido. Querías contar la Biblia agrícola y sabías que Juan Carlos Gázquez te había dicho que tenías un tiempo limitado y que si no llegabas, te cortaba. En la segunda parte de tu exposición, ya viendo que llegabas, bajaste la velocidad de tus argumentos e incluso pude tomar nota de algunas ideas.

Más público

Te invito a que seas tú mismo el que compartas con los lectores del blog lo más sustancial de tu discurso agronómico. Solo la idea de desgranarlo me hace sentir como un pececillo en mitad del océano.

Contador

A modo de sinopsis. La responsable de Coexphal cuantificó el coste económico que supone la lucha integrada versus agricultura convencional. El cultivo en el que sale más barato optar por esta cultura agrícola es la judía, 1.078 euros/hectárea. En el otro extremo el tomate de ciclo largo, 2.946 euros/ha. También habló de las subvenciones que se pueden obtener a través de las Medidas Medioambientales de la Unión Europea.

La representante del Ifapa describió los ensayos que se realizan en su centro con pepino y bichos. Concluyó que las sueltas hay que hacerlas antes del trasplante y que en los meses fríos y críticos del invierno se puede mantener la población de swirskii alimentándola con polen.

Luego vinieron todas las empresas privadas, que participaron en esta jornada organizada por la Fundación Cajamar: Certis, Biobest, Agrobío, Syngenta Bioline, Biocolor y Koppert (no confundir a José Belda y su swirskii LD con entomofilico). Decir que todas las compañías presentaron sus productos y estrategias para hacer efectivo, posible y rentable el uso de fauna auxiliar en el cultivo de pepino. Muy resumido, es eso.

swirskii LD

Entomofilico, apareces en una de las imágenes, pero como oyente. Si hubiese puesto una foto tuya junto al atril, habría roto el misterio que envuelve a tu figura. En realidad, cada vez son más los que te conocen personalmente, pero todavía hay muchos que no te ponen cara. Mantengamos la mitad del misterio.

público

Quiero acabar con un dato que aportó Roberto García Torrente, de Cajamar, durante la inauguración de la sesión. Dijo que en Almería en los últimos siete años las exportaciones han aumentado un 44%. No afirmó que hubiese una relación directamente proporcional con la implantación del control biológico como método para combatir plagas, pero sí dejó caer la idea de que los números están ahí. Así que los bichitos deben ser muy buenos. También en pepino. ¿O no?

SOS ¡Cochinilla del higo chumbo! En peligro el paisaje de Cabo de Gata

José Manuel Guerra 2

Hace unos días tuvo lugar en el Salón de Actos del Centro IFAPA La Mojonera (Junta de Andalucía) un seminario sobre la presencia de la cochinilla del higo chumbo en la provincia almeriense y cómo está afectando al paisaje de algunos sitios emblemáticos de Almería, como es el Cabo Gata.

Esta plaga que puede parecer algo minoritaria, convocó a bastante gente en el salón, de manera que se llenó la sala, y es que el paisaje de la provincia es algo que llevan muy dentro los almerienses. En ese paisaje como un elemento más de manera permanente está la presencia del higo chumbo o nopal.

El higo chumbo procede originariamente de México, de donde lo trajeron seguramente alguno de los primeros exploradores y ha arraigado con fuerza en todo el sur español, poniendo un trazo de cactus en el paisaje andaluz en general y almeriense en particular. Como es conocido, el fruto del higo chumbo se consume de manera local en la mayor parte del sur de España, e incluso se comentó en esta jornada que ha aparecido ya una presentación del mismo en forma de fruta pelada para venta en supermercados.

higo chumbo en el Boticario

También la cochinilla parece ser que fue importada, para conseguir obtener un colorante rojo que se utilizaba en otros tiempos como cosmético, ya que vive en el higo chumbo exclusivamente, constituyendo una plaga del mismo porque termina por hacer que la planta tenga menos vigor al crecer sobre las palas del higo una especie de pelusa blanca que es producida por la cochinilla, sobre todo en la época de apareamiento de los machos y hembras.

No parece que tenga ningún efecto nocivo sobre la salud humana la presencia de cochinillas en los nopales, aunque si hay muchos machos pueden ser molestos porque acuden a la luz de las casas y se posan sobre las personas, aunque no pueden picar ni morder.

No hay un método de control de la cochinilla que sea eficaz 100%, como puso de manifiesto el investigador de la Comunidad de Murcia que presentó una ponencia en la jornada. El mejor método y más sencillo, según comentaron los asistentes, es regar los nopales con agua a presión de manera que puedan desprenderse esas pelusas blancas. Igualmente el uso de jabones y cepillado de las palas están indicados. Como medida in extremis, está el arrancar la nopalera y enterrarla, aunque este procedimiento es caro.

Esperemos que esta plaga se consiga controlar con otros nuevos recursos en los que se está trabajando y que no se destruya el paisaje de sitios tan conocidos por los almerienses como el Cabo de Gata.

José Manuel Guerra Sanz

opuntia infected 250

Algunas mentiras de la Administración y otros menesteres / Some lies and other things from Public Administration

Como ya referí en uno de los foros de debate, conocí hace un par de meses a uno de los asiduos comentaristas del blog, a Miguel Ángel Padilla Vargas. Tomamos un café en el COPO, ya que el amigo pasaba por El Ejido, y tras compartir varias horas de intensa conversación lo invité a que participase en el blog con un artículo, que es el que a continuación os dejo. Interesantísimo.

– – – – – – – – – – –

“¡Hazte emprendedor!” No hay discurso más recurrente que este, excepto quizá el de “España va bien”. La palabreja se las trae. Emprender es iniciar algo; puedes emprender una excursión, o una relación sentimental, o una colección de llaveros… seguro que a cualquiera se le ocurren mil cosas. En lo de buscarte las habichuelas siempre ha habido términos mucho más concretos para definirlo. “Hazte autónomo”, por ejemplo. ¡Si, con las facilidades que dais para intentarlo! “Hazte empresario”; eso ya suena a necesitar un pastón. Ambas cosas te sugieren algo parecido a sacarte una muela sin anestesia. Solución: le ponemos otro nombre y convencemos a cuantos pardillos sea posible para meterse en los charcos de siempre. Al final, el resultado será el habitual, pero mientras tanto nos quitamos de en medio a los susodichos pardillos para una buena temporada.

Miguel Ángel Padilla

“make yourself an entrepreneur! There is no recurrent speech that this one, apart from “Spain is doing well”. This phrase is funny. Setting up is to start something, you can set up an excursion, a sentimental relationship, or a keychain collection…. It’s for sure that anyone could think of a million things. Regarding looking for your daily bread, there have been more specific word to define it. “Be a freelancer” for example. Yes, with all the facilties you give us to try it! Be a business man!, that sounds like you will need a pile of money. Both things sound to you like taking teeth out without anesthetic. Solution: we call it by another name and we convince as many freakies as we can to step into the usual puddle. The end result will be exactly the same, but during the process we will get rid of these freakies for a good while.

Patricia, mi compañera, y yo decidimos hacernos empresarios con un proyecto que a primera vista debía de contar con el interés y apoyo de las administraciones públicas: dedicarnos a la investigación, desarrollo y producción de agentes biológicos para el control de plagas en cultivos. El tiempo demostró que la idea era buena. La aventura se puede resumir en pocas palabras: ¡tres años y medio tropezando con inútiles, burócratas y panzas satisfechas hasta que alguien decidió darnos el último papelito que necesitábamos para comenzar! A esas alturas el proyecto estaba más allá del borde del desastre, pero a pesar de todo nosotros lo intentamos.

Patricia, my partner and I decided to make ourselves business people with a project that at first sight should count on the interest and support of the public administration: to devote to the investigation, development and production of biological agents for the control of plagues in crops. Time demonstrated that the idea was good. The adventure can be summed up in a few words: three and a half years stambling on useless people, bureaucrats and full bellies until someone decided to give us the last procedure paper which we were needing to start! At that period the project was about to disaster but in spite of everything, we tried it.

Iriscucumeris

Las circunstancias posteriores nadie podía preverlas. Patricia falleció el pasado mes de Agosto, y con ella desaparecía cualquier posibilidad de seguir adelante –aunque uno es atascado y esta campaña voy a intentar producir Orius-. En su conjunto la historia es reveladora. Si alguien decide montar un bar o un taller de reparación de coches se encontrará con dificultades, pero si está pensando en algo fuera de lo habitual es mejor que se largue a otro país. Nosotros parecíamos tener todas las papeletas para que las administraciones públicas se volcaran en el proyecto –y de hecho eso es lo que nos vendieron al principio-, y para ver por qué vamos a plantearnos una cuestión muy sencilla: ¿qué aportaba al desarrollo de la zona el investigar y producir bichos en la mayor concentración de invernaderos del mundo? Pues lo mismo que aportan los agricultores cuando sacan adelante sus tomates y pimientos: crear a partir de materias primas un valor de uso, es decir, algo que satisface una necesidad humana. En otras palabras: se genera riqueza que se redistribuye rápidamente.

No one was able to see the following circumstances. Patricia died last August and so did all the possibilities to go ahead with her – although I am stubborn and I’m trying to produce Orius this campaign. The story is revealing. If anyone decided to set up a bar or a car repair workshop, they would find difficulties, but if you thought of anything out of the ordinary, you had better emigrate. We thought that we had everything in our favor to receive help from the public administration, and in fact that was sold to us in the beginning- and to see why, we are going to ask ourselves a simple question: what does the investigation and production of bugs bring to the area where we have the highest concentration of greenhouses in the world? The same as the growers bring to the area when they produce tomatoes and peppers: they create a commodity with raw materials, I mean, something to satisfy a human need. In other words: they generate wealth which is redistributed quickly.

Aunque no se perciba el proceso es sencillo. Tú “fabricas” bichos, plancha de acero o pimientos, y el valor real que tiene ese objeto es el del trabajo humano depositado en él para crearlo. Si después lo transformas –los pimientos en una conserva, por ejemplo- sigues añadiendo valor. Además, todas estas actividades necesitan mantenerse al día reinvirtiendo en la mejora del proceso de producción, con lo que el dinero se pone nuevamente en circulación creando nueva riqueza. Lo que sucede cuando compras y vendes es completamente distinto. Un intermediario tiene, indudablemente, un papel en el sistema económico, pero no incrementa el valor de un pimiento, sino su precio; después de pasar por sus manos el pimiento sigue siendo el mismo, pero mucho más caro. Más allá de que tenga que renovar de vez en cuando el coche o el móvil no hay creación neta de riqueza, y encima esa va a parar a miles de kilómetros de nuestras fronteras.

Although it is not observed, the process is simple. You make bugs, strip of steel or peppers, this object has a real value which is made by the human labour deposited on it to be created. If later you conserve the peppers for example, you retain value. In addition, all these activities need to be fed by reinvesting in the improvement of the production process, so the money keeps in circulation and creating new wealth. What happens when you buy and sell is completely different. A broker has, undoubtedly, a role in the economic system but the value of a pepper is not increased by him, but its price does. After passing through his hands the pepper is the same but much more expensive. Beyond his having to mobil phone to renew his car or his cell phone, there is no net transfer wealth and besides that it ends up thousand of kilometers away from our borders.

Irispersimilis

Y ése es el siguiente aspecto importante de la cuestión. Cuando consumimos una cerveza, un pantalón o un paquete de Orius producidos en Capadocia estamos transfiriendo allí nuestros recursos económicos y con ellos nuestras posibilidades de desarrollo (otro tema distinto es que si el fabricante es una gran transnacional, después se las apañará para que a los capadocios sólo les queden las migajas, y ahí tenemos el ejemplo de países del tercer mundo con grandes riquezas naturales que permanecen sumidos en la miseria).

And that is the following important aspect of this matter. When we chave a beer, a pair of pants or a packet of Orius produced in Capadocia, we are transferring our economic resources to them and so do all our development possibilities with them (another different matter is when the producer is from a big international company, after the transaction, they will manage to ensure that the capadocians receive only the crumbs, and here we have the example of the third world with big natural resources and living in the poverty)

Apliquemos todo esto a nuestro caso. Cultivamos pimiento (creamos riqueza) con abonos y bichos procedentes del quinto infierno (transferimos recursos al lugar de origen de esos bichos y abonos), los llevamos a un almacén donde un intermediario lo envía a un gran distribuidor y este lo venderá a consumidores que pagarán un alto precio por él. Desde que salió de nuestros invernaderos nuestro pimiento ha incrementado su precio en un… mmm… mejor no pensarlo, transfiriendo la riqueza creada por nosotros a manos de intermediarios y grandes cadenas comerciales que no han añadido ni un céntimo a su valor real. Parece que viene a cuento aquello de “¿Qué culpa tiene el tomate, si está tranquilo en la mata, viene un hijo de… lo mete en una lata y lo manda pa´ Caracas?”. La moraleja que se la pongan los sufridos lectores, pero a mí me da que los capadocios y nosotros nos parecemos mucho.

Let us apply this to the case in question. We grow peppers (creating wealth) with fertilisers and bugs from hell (transferring resources to the original site of these bugs and fertilisers), we take them into a warehouse where a broker send them to a big distributor and he will sell them to consumer who will be paying a high price for them. Since the peppers left our greenhouse, our pepper has increased its price in ….. better not to think about it, transferring wealth produced by ourselves to the hands of brokers and big comercial chains which haven’t added not even a cent of its real value. Maybe this story fits in here “What blame has the tomato, if it is quiet on the plant, a sob… comes and puts it in a can and sends it to Caracas?”. I’m persuaded that the capadocians and ourselves are very similar.

Las charlas del Nueva Delhi dejaron de ser noticia

Tras asistir a todas las charlas que en Almería se han hecho sobre el dichoso virus Nueva Delhi tengo que reconocer que han dejado de ser ya noticia. Al menos para mí. Lo digo porque después de escuchar una y otra vez lo mismo he terminado por aprenderme el guión de todas ellas. Has visto una y las has visto todas. Descripción del virus y sus efectos, con múltiples fotografías; comparación con otros virus (siempre menos virulentos); medidas preventivas, acto seguido más medidas preventivas y finalmente el imperativo de la prevención. Que estar, está muy bien, sobre todo para cuando se asiste por primera vez. Pero cuando son unas cuantas… siempre se espera algo más. Y es por eso por lo que voy.

Imagen

Obviaré la mayor parte del contenido de la última sesión sobre el ToLCNDV, celebrada hace un par de días en la sala de subastas de AgrupaEjido en La Redonda, para centrarme en los aspectos que por algún motivo me resultaron curiosos y reseñables. Sin embargo, los que estéis interesados en “saber más” os remito a que pongáis en el buscador de este blog las palabras mágicas… ¡¡Nueva Delhi!! Os vais a hinchar. Y es que no por repetitivo el contenido deja de ser interesante.

En primer lugar, lo más llamativo es que AgrupaEjido, junto a la Fundación Cajamar y la empresa Biocolor organizaron una jornada dirigida al agricultor. Habitualmente en estos actos hay todo tipo de perfiles profesionales, la mayoría agrónomos, peritos y técnicos de campo, pero no agricultores. Pero esta vez el productor fue el gran protagonista. Ya solo por eso mereció la pena vivir el buen ambiente que había en la alhóndiga (por cierto, hasta arriba de género, supongo que por la hora) y observar la escrupulosa atención que los presentes mostraban a lo que se contaba desde la tribuna. Así que felicidades a los organizadores y a AgrupaEjido por haber sabido movilizar a sus agricultores.

Imagen

También despertó mi atención el discurso de Dirk Janssen, virólogo del Ifapa, no por lo que dijo sino por cómo lo dijo. Estuvo más brillante que en la charla de SUCA. Fue más pedagógico y supo adaptar su discurso al público para que todos lo entendiesen. En cuanto a Juan Carlos Gázquez, de Las Palmerillas, fue espontáneo como siempre pero un poquito más que de costumbre. Así que se ganó rápidamente el aplauso de los presentes con algunas bromas que vinieron bien para tratar un tema tan denso como el de las telas y los agujeros que dejan para que entren los bichos que nadie quiere ver en el invernadero.

Imagen

Sacándole punta al lápiz diré varias cosas sobre el contenido que no sean redundantes. Dirk apuntó que hay una relación directa entre la visibilidad del virus y las temperaturas. Sin calor no se ve, pero todo cambia cuando sube el termómetro “y lo que parecía que no estaba, de pronto está”. Recordó que no se transmite por rozamiento, que las malas hierbas (como cenizo o cerraja) pueden ser reservorio del Nueva Delhi y que una sola mosca puede infectar el virus. A diferencia de lo que sucede con la cuchara donde son necesarias más.

Juan Mateo, perteneciente al departamento de Sanidad Vegetal de la Delegación de Agricultura de la Consejería, explicó que al laboratorio de la Junta se han llevado 30 muestras de sandía con virus para ser analizadas, de las cuales la mayoría dieron positivo en venas amarillas y solo 4 en Nueva Delhi. Esto significa que en sandía se da, pero en un porcentaje menor al resto de virus que hay en el campo. En melón de las 77 muestras infectadas por virus llevadas a este laboratorio dieron positivo en Nueva Delhi 60. Aunque el porcentaje de este virus en melón es mayor a otros que pueda haber en este cultivo; sin embargo, la mayoría de las fincas de melón están libres del ToLCND. Y las que no lo están, tienen una incidencia escasa. Mateo apuntó una causa que habría motivado el otoño difícil que ha vivido Almería con este virus, y no es otra que la propagación de mosca blanca de cultivos viejos a plantaciones recién puestas. La cercanía de las fincas habría hecho que los vecinos se transmitan de unos a otros la mosca vector del Nueva Delhi. ¿Solución? Control biológico. Por eso, Biocolor acabó la charla describiendo la fauna auxiliar con la que se puede combatir pulgón, trips y mosca.

Imagen

Otra charla del virus. La Junta se reafirma: habrá sanciones para quien no eche bichos

Esta mañana cuando Juan Mateo, miembro del departamento de Sanidad Vegetal de la Delegación de Agricultura de la Administración andaluza en Almería, ha puesto una diapositiva sobre la futura Orden de Virosis de Andalucía en la que se destacaba el término de ‘ley obligatoria’ he pensado que se trataba de un error, y que se refería a la idea o propuesta inicial de hace unos meses. Sin embargo, cuando ha terminado su exposición y le he comentado que las últimas informaciones que he recibido hablaban de que el carácter obligatorio se iba a suavizar para dejarlo en ‘voluntario’, me ha reafirmado que no. Que el uso de control biológico que implantará la ley será de obligado cumplimiento, y no habrá otras lecturas. “Pocas puertas abiertas quedarán”, ha dicho. Y a continuación un agricultor de los presentes esta mañana en la jornada sobre el virus Nueva Delhi, celebrada en la Estación Experimental de Cajamar en El Ejido (Almería), ha interrogado sobre el modo de imponer dicha obligatoriedad. La conclusión ha sido clara: se sancionará a quien no cumpla.

Imagen

Habrá que ver en que queda todo esto, pero el borrador parece que va en esa dirección, y según el funcionario de la Junta eso es lo que demanda el sector. En realidad tengo mis dudas de si ciertamente el conjunto del sector hortofrutícola almeriense aboga por una medida tan contundente. ¿A quiénes se les ha preguntado, amén de los sindicatos? ¿A todos los agentes? ¿Cuándo? ¿Cómo?

El 23 de diciembre pasado ya adelanté en el blog el anuncio que hizo la Junta al respecto, precisamente en otra jornada similar sobre el virus Nueva Delhi. Os dejo el enlace: “La Junta de Andalucía publicará una ley para que el control biológico sea obligatorio, no voluntario”.

Imagen

La charla de esta mañana ha tenido lugar justo 3 meses después de la jornada sobre este virus organizada en San Agustín y de la que tanto se debatió en el foro de opinión de este blog a finales de año (por ejemplo, en el post titulado “Melón y sandía. Necrosis. Nueva Delhi. San Agustín”). La sesión de hoy martes se ha llevado a cabo en Las Palmerillas, a petición de Única Group y dirigida a sus técnicos y agricultores. Junto a la intervención de Juan Mateo también ha expuesto Leticia Ruiz, del Ifapa. Y pocas cosas nuevas se han escuchado, salvo alguna pincelada suelta. Se ha insistido en la necesidad de quitar las malas hierbas, como cerraja, cenizo o parietaria, ya que en ellas se han detectado síntomas del virus; se ha repetido hasta la saciedad que los invernaderos tienen que estar herméticos; que el ToLCNDV no se transmite por rozamiento; que el frío del invierno ha reducido drásticamente la mosca blanca y, por tanto, la infección de nuevas plantas; que en pepino no afecta al producto, salvo en algunos casos en los que se ha observado que en pepino francés, y con el rebrote y la planta más debilitada, hay rugosidad en el fruto que lo puede hacer no comercial.

Sobre melón y sandía. En melón la Delegación de Agricultura de Almería ha validado 28 muestras confirmadas de Nueva Delhi. En la fotografía de abajo se observa el virus en una planta de melón galia; mientras que en sandía no se ha detectado aún ni un solo caso. Esa es la buena noticia, la sandía.

Imagen

Durante el turno de preguntas se ha debatido sobre el hecho de que el Nueva Delhi en su país de cuna, La India, se ha documentado principalmente en tomate, pero no en calabacín. Esto ha llevado a que en el campo se haya bautizado a esta variante del virus como ‘Almería’. Lo que hay en esta provincia, y en otras zonas vecinas como Murcia, es en un 80% igual genéticamente a lo que existe en Asia. ¿Se trataría en realidad de un nuevo virus por ese restante 20% distinto? Según me dijo Leticia Ruiz la respuesta es NO. Es la misma especie, pero con una variación.

Por su parte Juan Carlos Gázquez, el presentador de la jornada y responsable de transferencia de este centro agrícola experimental, cerró con una exposición sobre la importancia de buscar una buena malla de protección que evite la entrada de mosca blanca (las mallas antitrips no son efectivas) y que no rompa en exceso la ventilación. Entre las propuestas está la malla 27×14 que deja pasar un 55% de aire. Acabo con una foto que hice hace unos días en el invernadero de un agricultor de El Ejido, donde se aprecia cómo ha forrado toda la banda con mallas. Objetivo: no dejar que entre ni una sola mosca blanca a su finca de sandía.

Imagen

Teorías conspiranoicas sobre el virus ‘Nueva Delhi’. Avionetas y casas de semillas

Ayer estuve cinco horas con Jorge. Es un perito agrícola amigo mío que tiene como principal virtud una inusual capacidad de darle la vuelta a los argumentos más consensuados e introducir otros, alternativos, que dejan en entredicho las ideas más intocables. Durante esas cinco horas estuvimos hablando del nuevo virus que asola al campo almeriense, el ‘Nueva Delhi’, que ha aparecido de la nada y lo ha hecho con especial virulencia, sobre todo en calabacín. Jorge me habló de algunos agricultores que asesora, con fincas de pepino en las que también se ha confirmado el ‘Nueva Delhi’. El propio Ifapa lo ha contrastado. Pero también parece que el temido y enigmático virus se ha dejado ver en melón de otoño (cantaloup) en la zona de El Ejido, y en tomate en el campo de Níjar.

Imagen

Pero, ¿de dónde ha salido? Y aquí entra la teoría de la conspiración. Ciertamente este tipo de teorías, que recuerdan de algún modo a los expedientes X, tienen amplía bibliografía y en google es fácil pasar horas y horas leyendo historias de lo más variopinto. Algunas inverosímiles. Jorge recomienda pinchar en google los términos chemical trail, estela química. Hago aquí un pequeño resumen de lo que se puede encontrar: hace unos años un tipo francés – extrañado por la estela que dejaban las avionetas (su dibujo sobre el cielo se prolongaba por largo tiempo, con lo cual no podía ser vapor de agua) – quiso averiguar su composición y descubrió en las estelas analizadas metales pesados, bacterias, virus… “No es normal que la avioneta suelte esas cosas“, me decía Jorge, “CO2 y agua es lo que debe salir de cualquier tubo de escape“.

Y aquí es donde entra la teoría de la conspiración. En estos últimos dos meses he oído a muchos agricultores mantener que el ‘Nueva Delhi’ ha sido arrojado desde avionetas que surcan el cielo sin publicidad, y cuyos vuelos han sido este año mucho más frecuentes que años atrás. No quiero ser un defensor de este argumento, puesto que me declaro agnóstico en este sentido, pero después de estar escuchando lo de las avionetas en tantas conversaciones estas últimas semanas tampoco creo que sea correcto hacer oídos sordos y no hacerle un pequeño hueco en este blog, sobre todo, porque no creo que sea fácil ver publicadas estas ideas. Y siempre me gusta decir que este blog es independiente y alternativo a la información oficial y oficialista.

Para reforzar esa idea paranoico-conspirativa Jorge me puso un ejemplo de hace diez años, cuando los agricultores le decían “pasa la avioneta y se va la nube”. Él pensaba entonces que  “eran locuras de algunos agricultores, pero años después en los Juegos Olímpicos de Pekín el gobierno chino lanzaba a las nubes ioduro de plata para quitar las nubes, evitar la lluvia y controlar así el clima, o sea, lo que los agricultores decían hace una década sobre el control de la meteorología resultó luego ser real, ¿no puede ocurrir lo mismo con las estelas de las avionetas cargadas de virus que infectan el campo?”.

Pero Jorge me dio una segunda versión sobre la supuesta procedencia del virus, una segunda vía que es en la que él cree. Se trata de la importación de semillas contaminadas. Muchas de ellas son producidas en terceros países, por ejemplo en el cono sur de América (Chile, Perú) o en el sur de Asia (India). Ya hay antecedentes en este sentido, como puede ser el virus de las venas amarillas que hace una década, aproximadamente, no existía en Almería. Sin embargo, se hicieron ensayos en una finca de la provincia y empezó así a extenderse. En su trabajo cotidiano las casas de semillas inoculan distintos virus a sus variedades para estudiar resistencias. Semillas que se prueban en tres zonas distintas para comprobar sus propiedades ante nemátodos, virus… y así se pueden registrar después. Jorge cree que Almería es uno de esos lugares donde se ha ensayado con el ‘Nueva Delhi’; o bien otra opción es que se hayan importado semillas contaminadas con el susodicho virus. “Ha podido ser un accidente, o no”, añade el colega. Dentro de la terminología de los que creen en una verdad oculta en las cosas del poder y del dinero se emplea el concepto de teoría conspiranoica. La paranoia de sentirse perseguido, engañado o manipulado (…).

‘Residuo cero’, una nueva marca. Los biopesticidas como resultado / ‘Zero Waste’, a new brand. Biopesticides as a result

Me sentaba el otro día con un perito agrícola, que es agricultor al mismo tiempo y lleva su propia finca, a escuchar una charla. Juan José se llama el amigo y lector. Comenzaron los ponentes a hablar de la marca ‘residuo cero’, creada por ellos mismos hace unos años. Luego presentaban un nuevo biopesticida, creo que la clave está en ponerle ‘bio’ a cualquier producto o servicio, de ese modo parece más respetuoso con el medio ambiente y más apetecible de comprar o usar. Después le pregunté a Juan José cuando hablaban de fitosanitarios biológicos, ¡diantre, Juan José es perito agrícola! Y me decía que todo es un híbrido del lenguaje que se resume en emparentarse de algún modo con la palabra sostenibilidad.

Hecho este curioso apunte, la charla fue muy interesante. Impartida por técnicos de Seipasa y por dos profesores del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas de la Universidad Politécnica de Madrid abordó un estudio internacional para combatir la araña roja (ataca a tomate o judía, entre otros cultivos) con extractos naturales u otros métodos, por ejemplo, con el uso de proteínas que atacan a este ácaro. Un consorcio de empresas norteamericanas y europeas, con investigadores españoles, trabajan en el genoma de la araña roja.

Por lo que entendí la propia política de los mercados (¿habría que decir supermercados europeos?) lleva hacia los llamados ‘productos sostenibles’, algo así como productos naturales con la eficacia de los químicos. En el Centro Experimental que Seipasa posee en L’Alcudia (Valencia, España) aúnan esfuerzos en esta línea. También participan en el proyecto LIFE, con empresas españolas y holandesas para implementar el ‘residuo cero’ en fruta de hueso: melocotón, nectarina, cereza, paraguayo o albaricoque.

Imagen

‘Zero Waste’, a new brand. Biopesticides as a result

I sat the other day with an agricultural expert, who is a farmer and, at the same time, he has his own farm, to hear a talk. Juan Jose is the name of the friend and reader. Speakers began to talk about the brand ‘zero waste’, created by themselves a few years ago. Then they presented a new biopesticide. I think that the key is to put ‘bio’ to any product or service, this way it seems more environmentally friendly and more appealing to buy or use. Later I asked Juan José when they were talking about biological pesticides, heck, Juan José is an agricultural expert! And he said that everything is a hybrid of language that is summarized in linking, in some way, to the word sustainability.

Made this curious point, the talk was very interesting. Given by Seipasa technicians and two teachers of the Biotechnology Center and Plant Genomics of the Polytechnic University of Madrid, it addressed an international study to combat the red spider (it attacks tomatoes or green beans, among other crops) with natural extracts or other methods, for example, with the use of proteins that attack this mite. A consortium of U.S. and European companies with Spanish investigators, is working on the genome of the red spider.

From what I understood the market policy itself (European supermarkets should we say?) leads to the so-called ‘sustainable products’, something like natural products with the effectiveness of chemicals. In the Experimental Center that owns Seipasa in L’Alcudia (Valencia, Spain), they join efforts in this line. They also participate in the LIFE project with Spanish and Dutch companies to implement the ‘zero waste’ in stone fruit: peach, nectarine, cherry, saturn peach or apricot.