Holanda pide matrimonio a Almería. Países Bajos. III parte

Día de Holanda (1)

Día de Holanda (2)

El Día de Holanda en Almería tradicionalmente ha dado muchos titulares a la prensa. Me viene a la cabeza el año que vinieron a vender su modelo energético y poco después se intentó importar la cogeneración a nuestra tierra, resultando el mayor de los fracasos. También fue notoria la edición en la que pusieron sobre la mesa sus altísimos rendimientos por metro cuadrado y a partir de entonces más de uno en Almería pensó que lo único importante era sacar kilos y más kilos. Y aún seguimos con esa idea. Por tanto, habría que reconocer la influencia de este evento anual, ya que por ejemplo la fiebre de las productividades – como la quimera del oro –  sigue hoy día pululando en el debate hortofrutícola almeriense como el reto a superar lo antes posible. Pero en esta ocasión la delegación empresarial e institucional de los Países Bajos no ha venido a Almería a dar lecciones, sino a ofrecerse en matrimonio.

La dosis de humildad que requiere tan evidente cambio de actitud es enorme. Los representantes del vecino del norte presentes en Almería estos días ya no miraban por encima del hombro, sino que observaban a los ojos, ya que la perspectiva de tener enfrente a un igual se traduce en esa inclinación horizontal de la mirada.

Y se puede edulcorar de mil formas: colaboración, búsqueda de sinergias, aliados, nuevos socios… se puede llamar como cada uno quiera, pero detrás del lema “juntos podemos” o de frases tipo “unidos somos más fuertes” (traducción al español) lanzadas desde la tribuna por los oradores holandeses se evidencia un deseo de unirse en matrimonio empresarial. Y a tenor de la respuesta del presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano, que clausuró la jornada asegurando que es mejor ser socios que competidores está claro que la petición de mano fue aceptada.

agricultores holandeses

Esta declaración de intenciones de unir como aliados a quienes son competidores vino justificada por la situación de crisis que vive en la actualidad el agricultor de invernadero holandés. Distintos intervinientes neerlandeses lo reconocieron. Una muestra – entiendo – de poner sobre la mesa parte de la baraja al descubierto, en un ejercicio de honestidad. Reconocieron estar en una situación complicada, incluso de peligro de caída. Y antes de hincar la rodilla, propusieron intercambiar alianzas porque el enemigo no es el productor de otro país europeo, sino la cadena de distribución. Fue la conclusión final que se expresó con palabras muy similares a las descritas por mí ahora. Así que la pelota estaría en este momento en el tejado de los empresarios españoles, en general, y los almerienses, en particular.

primera fila

público   Fernando Gómez   mesa final

Nuevas entidades

El evento fue intenso en lo informativo. Se presentó una nueva organización creada este pasado mes de agosto y que en los próximos días será presentada ante el Ministerio holandés de Agricultura. La Branche Organisation (BO) conformada por varios miembros (FPC, LTO y NFO) y que tendrá por objetivo cooperar en la cadena agroalimentaria.

Esta nueva organización se suma a Fresh Produce Center, fundada el pasado año para reactivar al sector, y que reúne a la comercialización a través de Frugi Venta y a la producción holandesa, a través de DPA. Fresh Produce Center recoge el testigo de la anterior entidad que representaba al sector, la Horticultural Board, que desapareció hace dos años.

Fresh Produce Center aborda cuestiones de seguridad alimentaria, marketing y estadísticas, alimentación, logística y nuevas tecnologías. A partir del 1 de enero de 2016 se plantea ser interlocutor ante Bruselas de cuestiones hortofrutícolas.

representantes de la embajada comercial

Henny Endenburg

 ¿Hablamos de barcos?

El último ponente tuvo la deferencia de hablar en español, ya que tiene un contacto próximo con la lengua de Cervantes. Henny Endenburg, propietario de la naviera Alveïs-Shipping Ibérica adelantó que el próximo 12 de noviembre saldrá el primer barco de una nueva línea marítima que unirá Almería con el norte de Europa.

Contenedores con hortalizas frescas desde el puerto almeriense rumbo a otros puertos de Holanda e Inglaterra. ¿Cuántas veces hemos leído y escuchado algo similar? Demasiadas veces, así que la experiencia vivida hasta ahora aconseja dejar en suspenso cualquier proyecto de transporte de perecederos por barco. El hundimiento del mercante que ha ocurrido siempre, metafóricamente hablando, obliga a usar la prudencia, salvo que se quiera caer en la tentación de vender humo. Algo por desgracia muy habitual cuando se pretende un buen titular.

pin

Anuncios

Los amos del comercio de frutas y hortalizas. Países Bajos. II parte

A las puertas de Albert HeijnLos españoles seremos muy buenos produciendo calidad, pero sabiendo vender no. Ese puesto lo ocupan los holandeses que, pese a tener tan solo una pequeña superficie dedicada a hortícolas (como se describió en el artículo anterior), dominan el comercio internacional. Y al fin y al cabo es en la venta donde mayores ingresos se pueden obtener.

Son los reyes del mambo también en frutales. Grandes volúmenes que importan de cualquier parte del globo terráqueo no solo para abastecer a su mercado doméstico, sino y sobre todo para vender al resto de Europa. Los ejemplos sobran. Holanda compra naranjas y pomelos a Sudáfrica; mandarinas a España; uvas a Sudáfrica, Chile e incluso India; manzanas a Chile y Nueva Zelanda; bananas a Costa Rica; y un largo etcétera por los cinco continentes con otros productos como piñas, peras, melones, frutos rojos, aguacates, guayabas, mangos, higos, dátiles y frutas de hueso (éstas últimas en menor medida).

pepino holandés en Holanda

En hortícolas su negocio es exactamente igual. Reexpediciones de verduras que se adquieren de otros países. Aunque son productores de tomate, compran fuera más de 250.000 toneladas anuales traídas de las siguientes zonas por orden de importancia: España, Bélgica, Francia y Marruecos. O siendo como ya son productores de patatas y cebollas también las compran de vecinos como Francia o de países del hemisferio sur como la lejana Nueva Zelanda para luego revenderlas. El mismo parámetro se repite con las otras verduras.

Jumbo

supermercado holandés desde fuera

El holandés es todo un paradigma. Pequeñas superficies de producción a nivel local, tecnificadas y con altos rendimientos. Esos mismos productores se internacionalizan produciendo directamente en otros países, como en Portugal; o llegando a alianzas con productores de otras nacionalidades, como en España. Su posición estratégica en el corazón de Europa, su logística, sus excelentes conexiones de transporte y su consolidada clientela comunitaria sitúan al empresario holandés siempre un pasito por delante del empresario mediterráneo, ya sea español o italiano. Holanda domina la cadena, los flujos y tiene una capacidad y experiencia en la bisagra de la reexpedición que no tiene nadie.

tricolor a granel

‘Clientes pudientes’

Holanda es la antítesis de Grecia, país que vende a mercados complicados y de bajo nivel adquisitivo. Holanda envía el grueso del tomate y pimiento que despacha a Alemania, Reino Unido y Suecia. Países ricos. Su pepino tiene esos mismos mercados, más Bélgica.

En fruta dulce ocurre igual, ya sean tropicales, pepita, hueso o cítricos. La lista de los principales compradores de las frutas y hortalizas que factura Holanda son Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia, Suecia, Italia, Noruega, Dinamarca, Polonia e Irlanda.

sección de hortalizas de un supermercado holandés

Posdata: Las imágenes me las han enviado los amigos de Andorreando por el mundo, agricultores ejidenses que viajan por todo el planeta; y también algunas son del mismo amigo lector que me facilitó las fotos del post anterior.

Westland

CASI se alía con la holandesa Norfresh para cerrar un ciclo de 12 meses

Fachada CASI

Hace casi dos semanas que lo tenía que haber contado, cuando nadie aún lo había hecho; pero entre cocineros de la Sexta, informaciones de turcos y de virus Nueva Delhi he ido dejando sin publicar hasta ahora lo que en realidad es un notición. Y como ya he visto algo de información rulando por redes sociales, me he sentado delante del blog porque ya no puedo retrasar más en la nevera la alianza estratégica alcanzada entre la cooperativa CASI y la cooperativa Norfresh. Lo que quizá alguno haya visto en Internet es la traducción de una nota de prensa en inglés, que se envío desde Holanda este miércoles. Dicha nota la podéis encontrar al final del artículo. Pero como yo tenía bastantes más datos de los que se han hecho oficiales, los aportaré para que entendáis el alcance de este proyecto de cooperativismo europeo entre una empresa almeriense y una holandesa.

El acuerdo está cerrado desde hace varias semanas. Ambas cooperativas quieren constituir una OPFH conjunta, una Organización de Productores de Frutas y Hortalizas con carácter transnacional. Esto supondría que de aquí a algún tiempo podríamos ver agricultores holandeses dentro de CASI. El objetivo es bien claro: ganar músculo para poder actuar sobre la oferta y demanda que tantas veces golpea en bajos precios a los agricultores.

La cooperación entre CASI y Nortfresh arrancará una vez que termine Semana Santa. Habrá unos meses de prueba hasta septiembre, donde se volverán a sentar ambas partes para evaluar los resultados de esta iniciativa que busca conseguir mejores precios para los agricultores, ya que ambas entidades son cooperativas y como tales su fin es servir al productor.

Las instalaciones de Nortfresh en Holanda servirán de plataforma logística y de comercialización para CASI. Se alargará el ciclo, ofertando tomate a las cadenas de supermercados durante los doce meses del año. El producto español se alargará durante mayo y luego se completará con producto holandés. En ningún momento el cliente tendrá meses sin oferta.

Este acuerdo saldrá publicado en los próximos días en el periódico norteamericano ‘The New York Times’, ya que Norfresh ha absorbido recientemente a una empresa de Estados Unidos para convertirse en la primera compañía de tomate de EEUU. Cuento esto para se tenga en cuenta que el aliado de la CASI es una firma de envergadura, de gran peso mundial.

Si con este ambicioso paso se logran esos tan ansiados céntimos de euro que hacen que una campaña se convierta en buena, bienvenido sea el movimiento. En cualquier caso, suerte.

Tomate pera en la CASI

CASI Almeria opens a new distribution and marketing facility in The Netherlands

CASI, a global leader specialized in tomatoes, will open a new facility this April in the Netherlands, to provide service for distribution and marketing closer to its customers.

The cooperative idea to have 4 centers throughout Europe shows the ambition for its future expansion. The Netherlands was an easy choice not only for its perfect strategic position but also for all the knowhow which can be found there. Also the idea to gain producers who can join the cooperative so that their customers can be provided 12 months a year is an essential issue for CASI. The idea is clear and ambitious and the first step has been taken now by opening this new facility where service and logistics are supported by a multilingual staff.

The new facility in the Netherlands has a surface of ​​4500 m² and is located at the ABC Westland 384 in Poeldijk. Together with Norfresh International B.V., CASI aims to establish projects in development to become one of the most powerful institutions in the agricultural sector worldwide.

CASI is a cooperative founded in 1944 by a small group of producers, and has now nearly 1800 partners who are specialized in growing tomatoes, 2000 hectares, 240 million kilos annual production and more than 1100 employees. The opening of the new Dutch center by this giant tomato producer, allows CASI to start this international expansion as well as a close support for growers who already have shown their interest in these projects and initiate first contacts.

Vicasol hace sus primeros envíos de tomate por barco a los Emiratos Árabes

Años y años llevamos hablando sobre la búsqueda de nuevos mercados. Tantos ríos de tinta se han escrito sobre dicha quimera, que a veces se nubla el entendimiento y pareciese que buscásemos Eldorado de los primeros españoles, cuando sencillamente lo único que buscamos son nuevos clientes que consuman y compren nuestras hortalizas. Recuerdo la plataforma a Dubai que se creó en tiempos de Martín Soler y que quedó en agua de borrajas, Al-Andalus se llamaba la marca de aquel proyecto fallido.

Hoy día sin hacer ruido, y sin ningún eco mediático, la cooperativa Vicasol ha comenzado esta campaña a hacer sus primeros envíos semanales en contenedor hasta los Emiratos Árabes Unidos. Me lo contaba su presidente, Juan Antonio González, hace un par de semanas. Ahora me imagino que estará en plena feria de Berlín con el resto del equipo que Vicasol habrá llevado a la Fruit Logística alemana.

presidente Vicasol

Los envíos son de tomate pera. El barco tarda en el trayecto casi quince días, así que no hay otro tomate que tenga ese aguante postcosecha. No le pregunté, pero me imagino que la variedad tiene que ser ‘Caniles’ o alguna similar que haya salido en los últimos tiempos primando el gen de larga vida. Este tomate fue el que posibilitó los envíos a larga distancia, como Rusia, y ahora que aquel mercado está parado, el ingenio tiene que llevar a tocar a otras puertas. En principio la zona de Dubai recibirá tomate pera de Vicasol desde octubre a mayo.

Suerte les deseo para abrir esa lata. La apertura de nuevas rutas siempre debe redundar, así lo creo, en beneficio de todo el sector para descongestionar ciertos mercados ya maduros. De todas formas, Juan Antonio es sumamente prudente y cree que de momento es solo un pequeño mercado complementario. Nada más.

trabajadora

Las fotos que veis las hice en las nuevas instalaciones que tiene Vicasol en el paraje El Treinta, de El Ejido. Son las antiguas naves de Uniagro (Femago), totalmente remodeladas y bien equipadas y que Vicasol tendrá en régimen de alquiler durante tres campañas con opción a dos más. Juan Antonio hizo de anfitrión y me mostró las diferentes líneas de trabajo, especializadas en pimiento y pepino. El tomate lo trabajan en las centrales de Vícar.

pimientos

Sabéis que cuando visito una central de manipulado me gusta retratar a las personas, sus rostros, sus gestos, sus expresiones. Envasadoras, mozos, administrativos, encargados o recepcionistas. Una masa humana que vive al abrigo de esta agricultura que tanto amamos. También fotografié a la jefa del almacén.

jefa de almacén

Como he dedicado este artículo a esos otros pequeños mercados complementarios – además de los Emiratos en la zona del Golfo Pérsico hay otros potenciales países compradores – quiero cerrar con Norteamérica, cliente quizá minúsculo pero que también es propicio para la tarea de descongestionar mercancía. Estados Unidos siempre pone restricciones, de hecho por culpa de la Tuta Absoluta estas últimas campañas este mercado transatlántico ha estado restringido, aunque afortunadamente otra vez se ha abierto al comprobar los auditores la hermeticidad de las fincas almerienses que exportan a EEUU. Vicasol envía allí tanto tomate pera como pimiento california rojo y naranja, vía aérea desde aeropuertos del norte y centro de España o vía Holanda. Llegados a este punto creo que hablar del aeropuerto de Almería como opción sí sería una quimera. Dotado está, pero algo debe de fallar cuando no hay manera de hacerlo despegar.

tricolor

Dubai sí, Dubai no

La persona que veis en la imagen es Hani Ayloush, gerente de una de las empresas importadoras de frutas y hortalizas más importantes de los Emiratos Árabes, Fruit Line Trading. La instantánea está tomada en el hotel El Edén, El Ejido (Almería), esta misma mañana. Allí este empresario ha explicado algunas claves para exportar al Golfo Pérsico. Ha sido durante la jornada organizada por los responsables de Fruit Logística en España, que han presentado en este enclave la próxima edición de la feria alemana, que se celebrará del 4 al 6 de febrero de 2015 en Berlín.

Hani Ayloush

Hani Ayloush comentaba que el principal obstáculo para los envíos de perecederos hasta esta zona del mundo está en los gastos de logística, que hay que ajustarlos. Pese a este inconveniente, son muchos los países europeos que allí envían alimentos.

El mayor exportador agroalimentario a los Emiratos Árabes es Italia, seguido de Francia. Los españoles estamos en tercer lugar, y a continuación los holandeses. Me llama la atención que en este mercado nos situemos por delante de los neerlandeses, cuando hace unos años era justo lo contrario. Era fácil encontrar entonces pimientos de Almería enviados desde Rotterdam.

Holanda en perecederos sigue usando el avión, como primer medio de transporte. Sin embargo, España para exportar a Dubai y al resto de Emiratos opta mayoritariamente por el barco.

Desde nuestro país sobre todo se exportan al Golfo Pérsico, según Ayloush, por este orden cítricos, frutas de hueso, manzanas, uvas, bananas y en último lugar hortícolas. Verduras también se fletan, pero en menor volumen que otros frescos. Así que la pregunta es una obviedad, pero no se la hago a él, sino a nuestros comerciales: ¿Mandamos a Dubai? ¿Sí o no? ¿Por qué?

Sobre los Emiratos Árabes, se suele pensar que es una zona ostentosa, donde el petróleo ha hecho que el nivel adquisitivo sea muy superior al que se disfruta en España. Sin embargo, llama la atención que lo primero que miran estos ricos consumidores a la hora de comprar frutas y hortalizas sea el precio (…). Otro detalle que observan mucho, más incluso que el sabor, es el aspecto de las verduras y frutas.

Posdata. Sobre la feria de Berlín, decir que este próximo año prevé un incremento del 10% de participación de países hispanohablantes, lo que incluye una destacada presencia de empresas españolas. Habrá también jornadas de industria auxiliar, que tratarán temáticas relacionadas con los invernaderos o la poscosecha, por ejemplo.

China, a tiro de piedra. Ya hay una primera plataforma comercial para contenedores

Quizá lo más interesante de la feria de Madrid es lo que os voy a contar a continuación. Contactaron conmigo el último día dos empresarios que quieren abrir el sacacorchos de China, el gigante entre los gigantes.

Cuando me senté con ellos y me lo contaron me vinieron dos ideas. La primera de la ponencia de Felipe González, a la que había asistido un par de días antes en el marco del simposio internacional sobre fresas, y la segunda la intervención del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, la jornada anterior durante la inauguración de un congreso sobre uva de mesa. En ambos casos, los referidos hablaron de China, a la que dibujaron como el salvavidas. Así que no me resultó tan extraordinario reunirme con un empresario y una empresaria que me aseguraban que ya tienen los contactos en el país de los dragones. “Lo más difícil, lo tenemos hecho”, me resumió uno de ellos.

My beautiful picture

Ilustro este post con dos instantáneas que tomé de una visita que una delegación de empresarios chinos de la agricultura hizo hace varios años a las instalaciones del Ifapa en La Mojonera (Almería). Me ha parecido interesante hacer un guiño con estas fotos al viaje de ida y vuelta que hay entre los dos continentes.

Volviendo al meollo de la cuestión, mis entrevistados han creado una plataforma comercial para exportar grandes volúmenes de frutas y hortalizas hasta Asia. En contenedores por barco.

Este verano ya publiqué varios artículos sobre los envíos de tomates y calabacines franceses y holandeses a Singapur. También los hay de melones piel de sapo del centro peninsular. Pero lo que son tomates o pimientos españoles a China – entre otros hortícolas -, que yo sepa, nadie lo ha hecho hasta ahora. Supongo que os abordará la misma duda que tuve yo: “¿aguantan?” Según me explicaron, sí; pero usando un grado de refrigeración mínimo. “¿Y se pueden comer bien después de quitarles el frío?”, fue mi segunda pregunta. “Por supuesto que sí”, fue la respuesta.

En fin, que si alguien está interesado en esta plataforma comercial, solo tiene que enviarme un privado y le paso el e-mail de los susodichos empresarios. Aunque me gustaría que no me bombardeaseis exclusivamente con correos privados, y por el contrario os animaseis a extender el debate en el foro de opinión abierto que hay al pie de esta información.

My beautiful picture

Alemania abre una línea de tren de mercancías hasta China

Quiero acabar el domingo e iniciar la semana contando una de esas noticias que meten el dedo en la llaga en uno de los retos históricos del campo, que aún sigue pendiente: el transporte de larga distancia. Si sobrevivimos gracias a la exportación, mejorarla es garantía de mayor supervivencia. Y la exportación se mejora llegando más lejos, en menos tiempo, a un menor coste y abriendo nuevos mercados. ¿Es posible exportar al este del este?

transporte ferroviario de hortalizas

En su momento, a principios de julio, narré cómo holandeses y franceses exportan hortícolas por avión al lejano Singapur. Pero hoy me voy a detener en el tren, ya que hace unos días ‘Vía Libre. La revista del ferrocarril’ publicaba una información en la que se anunciaba que desde principios de este mes de septiembre se ha abierto una línea ferroviaria directa entre Alemania y China. Recorre 10.000 kilómetros en 17 días, 20 días menos que por barco. El tren atraviesa Polonia, Rusia y Kazajastán. Y ahora me pregunto yo, ¿qué pasa con el famoso corredor Mediterráneo? ¿Para cuándo realmente? Y tanto que se habla del AVE de pasajeros hasta Almería, ¿por qué no lo hacemos también de mercancías? Os paso el enlace al artículo de ‘La revista del ferrocarril’ donde hay un mapa donde se aprecia con detalle todo el itinerario. Las primeras mercancías que han empezado a mandarse no son productos frescos, pero son solo las primeras. Seguro que más adelante esos trenes exportarán todo lo que se demande desde el gigante asiático: “Más de 10.000 kilómetros que separan Hamburgo y Henan”.

estación de tren

Iustro esta breve reflexión con unas viejas fotografías que hace un par de años me pasó el que fuera director de Renfe en Almería en los años que se envió un convoy piloto con verduras frescas precisamente hasta Hamburgo. Aquello duró lo que se tarda en leer este post. En fin, que ahora el ayuntamiento de Almería piensa en darle otra utilidad bien distinta, y más inmobiliaria, al lugar en el que están tomadas estas fotos. Imágenes que por sí mismas tienen un gran valor. Reflejan que en el transporte por tren hemos ido como las tortugas, para atrás.

transporte por tren

Lo llamativo es que en Almería no funcionan ni aviones, ni barcos ni trenes. No voy a criticar al camión, ya que es el sustento de muchas familias, pero lo cierto es que estoy cansado de leer proyectos y más proyectos de intermodalidad que luego terminan siendo siempre cortinas de humo.

A modo de recordatorio de lo que sí hace Holanda y Francia os dejo los enlaces a los artículos de sus exportaciones de frescos al continente asiático: “El Marco Polo de la agricultura es holandés” y “Desmontando mitos. Envíos de perecederos a Asia. II parte”.

El Marco Polo de la agricultura es holandés / The Agriculture Marco Polo is Dutch

Viaja en avión. Y llega a todo el continente asiático. El Marco Polo de hoy día es neerlandés, no veneciano, pero tiene las mismas buenas dotes comerciales de aquel primer explorador italiano que abrió a Europa el camino para alcanzar el gigante mercado de Oriente.

Un buen amigo almeriense que vive desde hace unos años en aquellas lejanas latitudes del sureste asiático me ha enviado estas tres fotografías, evidencias del triunfo del Marco Polo holandés a la hora de superar cualquier barrera física para exportar con éxito productos frescos. Y si antaño se aprendió del Marco Polo italiano, ahora siglos después también debemos asimilar las lecciones del Marco Polo que despega en avión desde los Países Bajos para aterrizar en ciudades como Singapur, de donde son estas fotos.

Actualmente, el aeropuerto de Almería tiene capacidad para hacer largos trayectos con grandes aeronaves. En varias ocasiones he entrevistado a los dirigentes de este aeropuerto y siempre me han transmitido lo mismo, es decir, que desde la reciente reforma de estas instalaciones el transporte de larga distancia ya no tiene ninguna barrera técnica ni de infraestructura para hacerse desde Almería. Entonces, ¿cuál es el problema? Pues el mismo que hay con la comercialización. Que es imposible juntar en una mesa común a un sector en el que cada uno hace la guerra por su cuenta. Mentalidad cortoplacista y el típico “¡qué lo hagan otros!”. Ya lo hacen, y muy bien, los holandeses.

En la factura de la fotografía se puede observar que por catorce kilos de tomate enviados desde Holanda el importador asiático ha pagado 127 dólares de Singapur, que al cambio son unos 75 euros. Si hacemos la división nos da 5,35 euros por cada kilo de tomate. Habrá a quien le parezca poco y a otros mucho o suficiente, pero estoy convencido de que si no fuese rentable, los holandeses no lo harían. Históricamente son los reyes del comercio internacional.

En Asia, según me comentan, “la verdura es de malísima calidad, no así la fruta que es muy buena”. Además de tomates, es habitual encontrar también pimientos holandeses. “De España, absolutamente nada”. Pero sí de otros países como Estados Unidos, Perú, Francia o Marruecos. Las berries marroquíes “están perfectas, fresas y blueberries”.

Asia es un gigante que despertó hace tiempo. La población con alto nivel adquisitivo está en constante crecimiento. Es la misma que demanda productos frescos de calidad, tanto para restaurantes como para el hogar. Si Europa muchas veces es un mercado maduro hacia el que todas las zonas de producción apuntan, ¿por qué no abrir nuevos destinos?

Posdata: Quise ponerme estos días en contacto con una empresa holandesa que exporta a Asia, Red Star. Les escribí y les mandé un cuestionario en el que les preguntaba cómo lo hacían. De momento, no me han contestado, pero os dejo su web por si tenéis curiosidad: http://www.redstar.nl/tomaten/

The Agriculture Marco Polo is Dutch

He travels by plane. And he reaches the entire Asian Continent. The today’s Marco Polo is Dutch, not Venetian, but he has the same good sales skills as the first Venetian explorer had, who opened the path to reach the big oriental market.

A good Almeria friend of mine who lives in those far latitudes of the south-east Asia from a long time ago has sent me these three photos, proof of the triumph of the Dutch Marco Polo when it is about overcoming any physical barrier to export fresh products successfully. And if we learnt from the Italian Marco Polo, we must also assimilate the lessons of the Marco polo a few centuries later who is flying from Holland to land in cities such as Singapore, where theses photos have been taken.

Almeria airport currently has the capacity of handling long distance flights with wide-body jets. I have interviewed the leaders of this airport several times and they have always told me the same, I mean, since the last reform of these installations, the long distance transport has no technical barriers or infrastructures to do it from Almeria. So, what is the problem? The same as happens with marketing. It is impossible to unit at a common table sector which is fighting the war for their own account.
Short-term mind plus the typical attitude of let others do it. And they already do it and very well too, the Dutch.

At the invoice of the photo you can see that the Asiatic importer has paid 127 dollars for 14 kilos of tomatoes sent from Holland, which is 75€. If we divide the quantity and price, we will have 5,35€ per kilo. There will be people who think that it is not big money and others that it is a lot or enough, but I am sure that if it was not profitable, the Dutch would not do it. They are the kings of the international trade historically.

In Asia as they told, the vegetables are of poor quality, not the fruits, which are very good. Apart from tomatoes, you can often find dutch peppers. “From Spain, absolutely nothing”. But there are products from other countries such as Peru, France, Morocco or USA. The morocco berries, strawberries and blueberries are perfect.

So, Asia is a giant which woke up a long time ago. The high purchasing people are in constant growth. And they demand quality fresh products, as well as for restaurants and for homes. If Europe is a ripe market many times at which all the producers aim, why do they not try to reach other destination?

P.S. I wanted to get in touch with a dutch company which exports to Asia, Red Star. I sent a questionnaire to them asking how they do that. I have not had a reply so far, but I let you post their website in the event you are curious.

Desde Agadir a San Petersburgo en una semana. Marruecos adelanta a España en barco (…)

A veces es difícil ponerle cara a la exportación de tomates de Marruecos a Europa, pero el empresario que aparece en la imagen es el comercial español que utilizan una docena de cooperativas marroquíes para poder llegar al mercado europeo. Se llama Rafael Martínez Pellicer, y es asesor comercial de la firma alauita Agri-Souss Group. Esta mañana lo he conocido en Almerimar (El Ejido, Almería) durante la segunda sesión del evento internacional de Syngenta titulado “Tendencias e innovación en el negocio del tomate para snack”.

Imagen

Como no es habitual coincidir con una persona con la actividad de Rafael, le he robado unos minutos y le he pedido que posara con el principal producto que exporta Agri-Souss Group: el tomate. Le he preguntado cómo lleva la campaña el vecino del sur y me ha dicho que “bien”, sin grandes novedades. Me ha explicado que al igual que hacen muchas comercializadoras españolas, en Marruecos también hay bastantes productores que cierran programas con las cadenas de supermercados europeas. Dato interesante, y no el único, motivo por el que dedico este post a la entrevista con Rafael.

Bajo la plataforma de Agri-Souss Group se aglutinan una doce de cooperativas de la región de Agadir, al sur de Marruecos. Agri-Souss realiza, entre otras labores y gestiones, temas de aduanas, transporte o facturas de los socios. Como he apuntado más arriba el tomate es el principal producto, aunque también hacen calabacín y se acaban de introducir en el pepino (novedad). También dato a tener en cuenta.

Finalmente, y creo que es lo que más me ha sorprendido, está la cuestión de la logística. Por ejemplo, en Almería cada cierto tiempo botamos un barco que siempre acaba hundiéndose. Es la eterna leyenda de la exportación marítima hispana en fresco. Mientras que el sector hortofrutícola almeriense es incapaz de armar un proyecto real, las llamadas por Bruselas ‘autopistas del mar’; sin embargo, Marruecos nos lleva años de ventaja. Digo bien, años. Según me relataba Rafael Martínez existe desde hace unos cinco años una línea marítima entre el Puerto de Agadir y el ruso de San Petersburgo. El tránsito dura una semana. Y cada vez es más importante. Aunque Francia sigue siendo un mercado notable para Marruecos, cada vez logra exportar más a Rusia por vía marítima.

Creo que más de uno debería detenerse y tirarse diez minutos pensando para intentar sacar algo en claro de esto. Hay que ser humildes y reconocer que nos dormimos en los laureles. Marruecos en este caso va a velocidad de crucero. Ilustro esta reflexión con una fotografía reciente del puerto de Agadir.

Imagen

Los japoneses. En la alhóndiga. II parte

Imagen

El recorrido lo acabamos en una alhóndiga, en la subasta central del Grupo Femago, en el Polígono de La Redonda de El Ejido (Andalucía, España). Allí nos recibió Francisco Maleno, director comercial, que atendió gustosamente a las innumerables preguntas que al grupo de japoneses les suscitaba el funcionamiento de un centro de subastas de este tipo. Quizá fue la parte del programa que más interés del despertó, al menos fue el momento en el que estuvieron más activos.

El señor Aoki era quien estaba al frente de esta representación de profesionales agrícolas del país del sol naciente, formada por agricultores de hortalizas y fresas (los más longevos del grupo), por tres empresarios comercializadores de productos hortícolas y por responsables de las principales zonas de producción de Japón. En otras visitas también han venido miembros de empresas de agroquímicos y de casas de semillas.

Imagen

Por lo que contaron, hoy día en Japón se está apostando por el retorno de los jóvenes al campo, pero no de cualquier modo. La formación es crucial, así que los nuevos productores nipones están perfectamente formados en todos los niveles. También proyectan poco a poco crecer en superficie de invernaderos; de hecho, las compañías de semillas japonesas están avanzando mucho en hortícolas, como por ejemplo Sakata.

Imagen

Y otro aspecto positivo. En Japón no se puede decir que esté de moda la dieta mediterránea, pero sí que se siente curiosidad por ella y por sus materias primas. Así que hay una oportunidad de negocio para las frutas y hortalizas españolas, pese al encarecimiento de la logística. Según contaban algunos miembros de este grupo de japoneses, en su país se puede pagar 5 euros por un kilo de melocotones y una cifra muy similar por un kilo de tomates. Los consumidores japoneses están acostumbrados al segmento gourmet, y el precio no les asusta – como podría ocurrir con un europeo – si el sabor es bueno. Premian la calidad, no la cantidad.