Los regantes del Andarax se quedan sin agua. Y mientras, las tuberías de la depuradora finalizadas y muertas de risa

Vivimos en un país en el que no se nos puede tomar en serio. ¿Cómo es posible que después de un año de terrorífica sequía haya cientos de comuneros que vean en peligro su medio de vida porque no se les suministra agua desde unas tuberías que llevan años terminadas? En un lugar serio esto no ocurriría, pero en un país de burocracia y administraciones por todos sitios, es fácil encontrar excusas y pasarse la pelota de unos a otros. Sobre todo cuando se trata de políticos.

Mañana lunes los comuneros afectados se concentrarán ante las puertas de la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería. Se espera que sean varios cientos de agricultores los que acudan. Los representantes de los comuneros, entre ellos el presidente Diego Andújar y Manuel Sánchez, miembro de la junta de gobierno (de izquierda a derecha en la fotografía en la que ayer los retraté) se entrevistarán con el delegado agrícola de esta provincia. El acuífero del Andarax está sobreexplotado, las fuentes secas y el nivel de los pozos ha bajado hasta la mitad, así que estos productores de la Comunidad General de Regantes del Bajo Andarax pedirán poder regar sus cultivos con el agua de la depuradora ‘El Bobar’, tal y como viene recogido en distintos protocolos de actuación desde hace años. Pero una cosa es lo que viene sobre el papel y otra bien distinta es la agilidad para ejecutar lo impreso. No es que “las cosas de Palacio vayan despacio”, es que esa velocidad de tortuga es incompatible con la supervivencia.

Imagen

Estamos en la primavera de 2014, pues bien, a principios de 2010 se creó la Comunidad General de Usuarios de las aguas depuradas de ‘El Bobar’, constituida de oficio para que los regantes de esta comunidad puedan emplear esta agua y regar en sus fincas agrícolas de Almería, Santa Fe de Mondújar, Gádor, Rioja, Benahadux, Pechina, Huércal de Almería y Viator. Transcurridos más de cuatro años nada se ha hecho. Por eso, Diego Andújar y Manuel Sánchez le pidieron hace unos días al delegado José Manuel Ortiz Bono que agilice todo y que “por favor” encargue a una empresa privada o pública la gestión y tratamiento de las aguas desde la depuradora hasta la planta de ozono en Viator, para que así les pueda llegar a esta comunidad el agua que en un día se les prometió. Esta misma petición se la volverán a hacer mañana.

Imagen

A la Administración autonómica se le presupone la tutela de las comunidades de regantes que hagan uso de los recursos hídricos de la depuradora ‘El Bobar’, situada en la costa de la capital. Y aquí está el meollo, si la red de tuberías para subir el agua desde estas instalaciones a esos pueblos de la cuenca del Andarax lleven concluidas desde hace casi 8 años, ¿por qué no se les suministra? ¿Qué sucede? Y además, ¿no era el agua una cuestión prioritaria y estratégica en toda España?

Imagen

La última imagen pertenece a un informe técnico encargado hace unos años por la Junta de Andalucía y en el que se describen ciertos “errores”, o dicho con otras palabras, se detectan actuaciones que no estaban contempladas en un principio, como la dirección del agua y su suministro (…?). Ya habrá tiempo de contestar a estos otros interrogantes, pero lo primero es lo primero: proporcionar agua a los invernaderos, naranjos, olivos y pequeños huertos tradicionales de toda esta comarca. Vital para su supervivencia.

Anuncios

El agua deja de ser una prioridad para Bruselas y la Junta de Andalucía

Imagen

El agua es un recurso preciado. Y su ahorro y buen aprovechamiento, clave. Hasta ahí de acuerdo, pero la crisis parece que lo cambia todo, al menos las prioridades de las Administraciones autonómica y europea. Me llama hoy totalmente indignado Andrés Cuadrado, presidente de la Comunidad de Usuarios de los Acuíferos de la Sierra de Gádor, para decirme que la Junta de Andalucía le acaba de denegar a esta comunidad de regantes una subvención de casi 3 millones de euros que le fue aprobada hace tres años. Acto seguido me dice que no entiende cómo los medios de comunicación de la provincia de Almería, donde están asentadas las 4.500 hectáreas de regadíos de esta comunidad y sus 2.500 comuneros, han ignorado la nota de prensa enviada hace unos días en la que se critica que la Administración andaluza ha dejado en el aire una mejora de regadíos tan importante como la que se acomete en la actualidad en el Poniente almeriense por parte de Sierra de Gádor.

Le he contado a este agricultor ejidense lo que muchos lectores ya saben: que la independencia periodística y la libertad de expresión son artículos de lujo hoy día. Anunciantes, clientes, Administraciones públicas son actualmente los sustentos de los medios tradicionales, y ya se sabe, no puedes ir contra quien te da de comer. Sin embargo, este blog – sin ánimo de lucro – es una ventana a la libertad de expresión magnífica. Aquí solo hay un requisito: la verdad. Partiendo de ella nadie pone límites a lo que escribo.

Dicho esto, lo que más le molesta a Andrés Cuadrado es el hecho de que ese dinero denegado por la Junta de Andalucía proviene en realidad de fondos europeos, es decir, la Administración autonómica solo tiene que gestionarlo y repartirlo. “¿Por qué en su día nos lo prometieron y ahora nos lo quitan?”, sostiene este agricultor, “primero nos ponen trabas administrativas y después nos hablan de problemas de plazos, son todo excusas para no dar el dinero a los agricultores de esta tierra”.

¿Y quién va a pagar ahora las obras de mejora y modernización de estos invernaderos? Pues, como casi siempre, en este rinconcito del sureste peninsular, el agricultor. De su bolsillo saldrán los 4,2 millones de euros + IVA del proyecto que está en este momento en ejecución.

“¿Se lee este blog fuera de España?”, me pregunta Cuadrado. “Pues sí, en bastantes países gracias a las traducciones al inglés”, contesto. “¿Y llega a Bruselas?”, añade. “Bélgica es uno de los países europeos con más visitas”, respondo. “Pues eso está muy bien, para que sepa la Unión Europea lo que se hace con sus fondos aquí. No sé a qué se dedicarán, pero a los regantes no nos llegan”, finaliza Andrés Cuadrado, que acaba con la siguiente puntilla: “Voy a ir a Sevilla a presentarle un recurso al señor Planas por habernos quitado la subvención”.

Imagen

Water stops being a priority for Brussels and the Andalusian Regional Government

Water is a precious resource. And its savings and good use are essential. Up to there I agree, but the crisis seems to have changed everything, at least the priorities of the regional and European authorities. Andrés Cuadrado called me today totally disgusted, president of the User Community of the Aquifer in the Sierra de Gador, to tell me that the Andalusian Regional Government just denied this community of irrigators a grant of nearly 3 million euros that was approved for it three years ago. He then tells me he does not understand how the media in the province of Almeria, where the 4,500 ha of irrigation in this community are seated and its 2,500 villagers, have ignored the press release sent a few days ago in which they criticize that the Regional Government has left in the air an improvement of irrigation as important as that which is undertaken today in the west of Almeria by Sierra de Gador.

I told this farmer from El Ejido what many readers already know: that journalistic independence and freedom of expression are luxury items today. Advertisers, customers, public authorities are currently the supports of the traditional media, and you know, you can not go against who feeds you. However, this non-profit blog is an excellent window to freedom of expression. There is only one requirement: the truth. From that no one puts limits on what I write.

That said, what bothers Andrés Cuadrado the most is the fact that this money denied by the Andalusian Regional Government actually comes from European funds, i.e. the Regional Administration only has to manage and distribute it. “Why in the day they promised that to us and now it’s taken away?”, said the farmer, “first they put us administrative obstacles and then they talk about deadline issues, all that are excuses for not giving the money to the farmers of this land”.

And who is going to pay now the refurbishment and modernization of these greenhouses? Well, as usual, at the southeast corner of the peninsula, the farmer. The 4.2 million euros + VAT of the project that is currently running will come from his pocket.

“Is this blog read outside of Spain?”, Cuadrado asks me. “Yes, in many countries thank to the translations into English”, I reply. “And does it come to Brussels?”, he adds. “Belgium is one of Europe’s most visited countries”, I reply. “Well, that is fine, so the European Union will know what is done here with their funds. I do not know to what will be them devoted but they do not reach to us irrigators”, concludes Andrés Cuadrado, ending with the following final blow: “I will go to Seville to submit an appeal to Mr. Planas for having taken our subsidies away”.