Lluvia. En Valencia como agua de mayo y en Almería y Granada como un castigo

Valencia.- camino real de Xativa

Se te queda cara de tonto cuando entras en el Poniente almeriense por la autovía del Mediterráneo, después de dos días fuera, y te encuentras de frente un sol que pica. Sabes que es la calma después de la tormenta. Y tienes un blog que habla de agricultura intensiva, sabes que tu último post ha sido sobre la producción de Holanda y que el siguiente que vas a lanzar es sobre la comercialización holandesa. Pero lo paras. Por decencia y respeto con las familias de agricultores que han perdido su invernadero o su cosecha en las últimas horas. Por los afectados a los que la tromba de agua ha puesto contra las cuerdas antes incluso de empezar la campaña en Almería. Personas a las que les toca sufrir y de las que nadie se acordará cuando pasen unos pocos días y las noticias hablen de otras cosas.

Valencia.- valle de Alfauir

Valencia.- caserón en Rótova   Valencia.- pequeños naranjos

Valencia.- caquis

Valencia.- Monasterio de San Jerónimo

Vengo de Valencia, me he perdido un par de días por sus caminos rurales, todos asfaltados y limpios, al menos aquellos por los que he cruzado en pueblos como Alfauir o Rótova, rondando la comarca de la Safor. Allí me he tropezado y perdido por auténticos vergeles de naranjos y más naranjos, aunque en los últimos años ha proliferado mucho el caqui, como cultivo alternativo al cítrico. Y me gustaría contaros cómo se afronta ya el inicio de campaña citrícola, a un mes de recoger las primeras naranjas. En el sur de la provincia de Alicante observé algunos frutos con color, pero en la vecina Valencia solo vi verdeo. Hileras de árboles esperando el arranque de su año agrícola. Pero solo os dejará algunas fotos de esta escapada agrícola. Y postergaré a otro momento un análisis más en detalle. Solo añadir que mientras en la Comunidad Valenciana el agua ha contribuido a un mayor engorde de los frutos (de ahí la referencia en el titular al agua de mayo), en cambio en Almería y Granada ha provocado grandes daños materiales e incluso personales por desgracia en la granadina localidad de Albuñol.Valencia.- naranjas

Asaja AlmeríaY es que tras ver las fotos de Coag y Asaja de los destrozos ocurridos, sobre todo en Adra y en menor medida en algunos núcleos de El Ejido, como Balerma, el cuerpo me pide escribir poco. Ante la desgracia ajena a veces pienso que las palabras se convierten en clichés y que todo se transforma en un circo, ejemplo es el vecino que sale a la calle con su móvil para grabar cómo el agua se lleva calle abajo a una docena de coches (y a tres camioncillos de agricultores). Queremos grabar esa desgracia para luego compartirla en redes sociales, Facebook o YouTube. Incluso vi a ese vecino cómo ponía su vida en peligro para hacer la grabación con su móvil. Y lo vi porque a su vez había una vecina grabando la escena desde el balcón de su casa. Y todo eso después se ha volcado en Internet para convertirse en un contenido viral que se replica una y otra vez entre miles de curiosos. ¿Es la sociedad de la información o algo más pernicioso?

mujer

pepino     pepino bis

finca destrozada

inverndero en el suelo

muro     pimientos

plantitas

Instantáneas que también me han llegado por whatsApp o a través del Facebook firmadas por algunos lectores. Uno de ellos me ha enviado las siguientes dos imágenes de su finca de pimiento california, totalmente inundada. Este mismo agricultor ya sufrió hace unos meses los efectos del granizo. Su explotación está en San Agustín (El Ejido), una zona doblemente castigada.

california en San Agustín      california inundado

Y a continuación otra fotografía de la violencia del agua en la costa de Granada.

costa de Granada

No voy a poner más fotos. Se me queda mal cuerpo con todo esto. Solo desear, de corazón, que los afectados en la costa almeriense y granadina puedan tener la ayuda necesaria de las autoridades para recobrar su vida lo antes posible. El asunto toca ahora a la puerta de los políticos y de las Administraciones, incluso la europea. Un abrazo fraternal a los que se han llevado la peor parte.

Anuncios

Los productores de Granada buscan el nicho del tomate de sabor como alternativa al pepino

Agricultores El Grupo de Castell de Ferro

Esta semana un grupo de 70 agricultores de la cooperativa El Grupo de Castell de Ferro, socio de Única Group, visitaban El Ejido. A nadie escapa la pésima campaña de pepino tipo Almería que hemos sufrido este año. Así que los productores de la costa granadina están buscando alternativas para salir del monocultivo. Visitaron primero la finca de ensayos que Única tiene junto a la Estación Experimental de Las Palmerillas. Multitud de variedades de pimiento y tomate. Allí me estuvo contando Fulgencio Torres, presidente del Grupo, cómo quieren tener un abanico más amplio de hortícolas para garantizar la rentabilidad de sus invernaderos. Le eché una foto con un grupo de sus agricultores (imagen superior).

Luego nos fuimos a un invernadero de Las Norias (El Ejido, Almería) a conocer una variedad de cherry pera de la casa Gautier.

con el tractor

Gautier es una firma francesa que destina casi todos sus esfuerzos al tomate y al calabacín. Y dentro del tomate busca el sabor. Uno de sus estandarte es ‘Piccolo’, un cherry rama redondo, que trabaja con pocos clientes. ¿Os acordáis de Natural Growers, la mejor finca de Europa, situada en Retamar? Pues es la empresa que en España trabaja la exclusiva de ‘Piccolo’. Pero la visita no era para hablar de este cherry, sino de ‘Bellacio’, que es un cherry pera suelto, con perfil acostillado. De sabor, increíble.

Comiendo cherry

Hablé con agricultores que tenían sus invernaderos en Albuñol y Castell de Ferro, principalmente. Me contaron que hace unos años el cherry dejó de ser atractivo, por el coste de mano de obra, y que muchos migraron hacia el pepino largo; pero que ahora la situación ha cambiado justo a la inversa, de forma que es el tomate el que deja mejores expectativas.

Grupo de agricultoresPero el nicho no es el tomate, sin más; sino que ese hueco está en las especialidades. Tomates que ofrecen otras cosas, un plusvalor, ya sea con el color (rojo intenso, naranja o amarillo limón), el aroma, el sabor o la forma (la silueta acostillada es muy singular). Tomates tipo snack que tienen una demanda europea de mayor poder adquisitivo.

Bellacio

La tendencia de los mercados de consumo en Europa es tratar cada vez más a las hortalizas como alimentos básicos, por los cuales no quieren pagar mucho. Es triste el poco valor que muchos seres humanos dan a las verduras, que son la base de cualquier pirámide, pero es cierto. De ahí que haya que buscar una y otra vez nuevos cultivares o nuevos rasgos en los cultivos que ya hay para que el consumidor se rasgue más el bolsillo, si quiere comer algo bueno.

Por cierto, en ese objetivo de rastrear otras alternativas ha trabajado en la fresa durante un par de años El Grupo. Puedo decir que estaban buenísimas porque tuve la suerte de poder comerlas. Y hablo en pasado porque Fulgencio me dijo que han tenido que dejar de producir fresas. Se pagaban bien las tempranas, pero cuando llegaba la temporada en la que entraba Huelva esos mercados que siempre tenemos en la cabeza pedían precios ‘low cost’. Y así, evidentemente, no se pueden mantener ni los costes. Y yo me pregunto, ¿acaso los mercados europeos quieren ponerle a las frutas y hortalizas la etiqueta de ‘low cost’ como norma? Si es así, mal vamos los del sur.

El agricultor y el cherry

Quiero acabar con otra visita que hice recientemente a un invernadero también de Las Norias, pero de calabacín. El fruto de primer plano es ‘Cassiopée’, un calabacín para plantaciones desde finales de septiembre hasta mitad de diciembre. Es el más precoz de Gautier, ya que entra en producción muy rápido.

Cassiopée

En esa jornada había muchos agricultores de Roquetas, aunque también algunos de El Ejido, entre ellos, uno que me contó un suceso preocupante. El día anterior le habían entrado en el invernadero a robarle calabacinos, pero algo debió asustar a los cacos porque dejaron la caja en mitad del pasillo.

Es de reflexión. Cuando era niño había que cuidar las sandías la noche antes a su recolección. El padre se quedaba durmiendo en el coche con el hijo para evitar que rompiesen cualquier banda y se llevasen lo que tanto trabajo les costaba criar. Y ahora ya es cualquier hortaliza. Menuda indefensión. Por eso, creo que los consumidores cuando vean puestos en la calle vendiendo sandías baratas o cualquier otra verdura deberían de no comprarlas. Posiblemente tengan un origen más que dudoso.

Finca de calabacín en Las Norias

El azote del viento huracanado. Efectos en los invernaderos de la costa de Granada. Albuñol

Sucedía ayer tarde en Almería y en Granada. Las imágenes pertenecen a invernaderos del municipio granadino de Albuñol. Enviadas por un lector.

consecuencias del viento

tomates sin plástico   tomates dañados   destrozos en la estructura

Posdata. Añadido de la tarde del sábado 31. Me escribía hace un par de horas un agricultor de El Ejido lo siguiente:

Hola José Antonio!!
Soy agricultor de la zona de Balerma y tengo invernaderos en primera línea de playa, y esta pasada noche me encontré con mi cosecha de pimientos prácticamente achicharrada por el fuerte viento que le dio directamente. Pues el plástico que estaba a media vida se me ha hecho polvo. Te voy a mandar algunas fotos que hice.
       pimientos Balerma 6

pimientos Balerma 1                   pimientos de Balerma 3

¿Qué harán los granadinos con sus pepinos?

invernaderos y aerogeneradores

Al inicio de campaña Holanda dejó un hueco en el mercado de pepino que los productores de la costa de Granada y Almería pudieron aprovechar, vía precios. Espejismo o no lo que vino después durante el otoño fue un zarpazo de dimensiones considerables. Hasta hace cuatro días (literalmente) los pepinos largos, los tipo Almería u holandeses, cotizaban a una media de entre 0,10 y 0,20 euros en origen. En destino se veían en Navidad precios en supermercados de Madrid con el cartelito de 4,5 euros. Han transcurrido casi dos semanas del nuevo año y vemos en las pizarras de las subastas algunos dígitos más cálidos, en torno a los 0,40 euros/kilo. Insuficiente, a todas luces. La campaña en esta zona de producción está ya echada, ¿o habrá tiempo para enmendarla?

invernaderos en las montañas

Recorrí hace unos días la costa de Granada. Fincas escarpadas en las serranías desafiando a la gravedad. Un hito del hombre capaz de aprovechar hasta el último palmo de tierra yerma para convertirla en fértil. Con la ayuda del plástico. Y la temperatura bastante más agradable que en Almería, así que las plantas crecen sin control. ¡Clima benigno y a echar kilos! Pillé a estos dos amigos cargando el camión.

trabajadores

En la costa granadina me tropecé con muchas empresas de Almería, que tienen pequeños almacenes. La Unión, Costa de Almería, Agroponiente, Femago, Agrupaejido o Mabe. También pasé por la puerta de La Caña, Miguel García Sánchez e Hijos, empresa de la provincia vecina que hizo precisamente el viaje inverso desembarcando hace unos pocos años en el Poniente almeriense.

MabeLa Caña

Vi bastante patata, algo de lechuga y cebolla, bancales venidos a menos de nísperos y nuevos huertos de mangos y aguacates. Es la costa tropical. Por eso, la chirimoya sigue copando un protagonismo especial, pese a que algunos prefieren arrancarla para poner aguacates. Yo me quedo con la chirimoya, mi fruta favorita. Lo de la pepita solo es un problema para sibaritas que reniegan de las semillas, como quienes no se comen una naranja por no tener que pelarla o por la “incomodidad” de tener después que lavarse las manos. El consumidor no siempre tiene razón, y menos cuando es un animal de ciudad. Regreso a la chirimoya, que se recoge desde septiembre hasta finales de noviembre, comienzos de diciembre. Así que me quedé sin ver los frutos de las variedades tradicionales. Las nuevas tienen más recorrido, pero con ésas no me topé.

chrimoya

patatas

Luego por la noche subí a la zona vieja de Salobreña. Casas encaladas y muchas pendientes. De eso no tengo fotos, pero sí un nombre. Cervecería Martín. Para ir bien acompañado. Un lugar idílico.

lechugas y cañaveras

Mis 76 mejores fotografías agrícolas del año que acaba de expirar

Me he pasado las últimas horas buceando en mi archivo fotográfico del último año y he hecho una recopilación de las 76 imágenes de temática agrícola que más me han gustado. Son todas fotos originales. Instantáneas del campo almeriense y granadino, de la huerta valenciana y murciana y de La Mancha. Espero durante este año 2015 poder retratar nuevas zonas de producción.

El Ejido anocheciendo

ZeraimWise y Naanviendo pepinosvidesUAL-Anecooptrabajandotrabajadorestrabajadora agrícolatomates

tomate Syngenta

tablón de anunciossubsaharianosimposium fresasSaliplantagricultor ÁguilasagricultoraalambradoresCèlineEspañaCon la ministra

calabacín La Ñeca

AgrupaEjidoamarilloAntonioBruselas DominikaBruselas periodistas europeosRetailersrezandoAlhóndigaPuri

público

calabazascocina experimentalcogiendo judíasconfección de naranjasCongreso Syngentaconstrucción de invernaderoscuernosCota 120directora de Las Palmerillas

calabacín

ecológicosenvasandoproductor de calabacínplantas reservorioPhiloseedpitahayapepinopaella agrícolaPablo Campra

cebollas

melones y sandías murcianasmelón RZ finca Murciamelón RZ en MurciaMeridiemLos Filabreslechuga Murcialaboratorio Citrosolespantapájarosjardín fauna auxiliar

melón en Murcia

MabelamuyosLa Ñecajornada SeminisKapiajornada talentosgranizojaponesesfoto Angello

Miguel Vargas

finca de calabacínfinca en La Mojonerafinca de pimientos

protegiendo las sandías

¡Feliz Navidad, con Instagram!

árbol de libros

Esta semana fui con mis pequeñajos Felipe y Paloma a la biblioteca municipal de El Ejido. Les encanta. A mí lo que me maravilló fue el árbol de Navidad que había en el vestíbulo central, hecho con libros. Le hice una foto con el móvil y usando la aplicación Instagram se consiguen efectos psicodélicos. Así que he pensado que en un día como el de hoy lo apropiado es aparcar lo cotidiano y evadirse con los motivos navideños. Y todo lo que implican. Vida auténtica.

Árbol de Gandía

Aprovecho para dejaros una colección de una docena de fotografías de mi cuenta de Instagram y animaros así a que os unáis a esta otra red social, basada en fotografías. Es una manera de viajar por el mundo, aunque sea a golpe de teclado de móvil.

El Toyo

Junto al árbol de Navidad de la biblioteca ejidense veréis otro gran árbol de Navidad que retraté una noche del puente de diciembre en Gandía. También hay varias instantáneas de Granada, del Albaicín, del Sacromonte y de la Alhambra; un valle de uvas en Sierra Espuña (Murcia); otra instantánea de una pequeña charca en las inmediaciones de Elche, con un fondo de colores espectacular; clementinas de la comarca valenciana de Les Valles; el castillo de la Calahorra en el interior de la provincia de Granada; viejos molinos quijotescos en la llanura de La Mancha; raíles de tren en la ciudad de Madrid; invernaderos sobre la montaña en la costa de Castell de Ferro, y unas pitas en El Toyo, Almería (la foto superior).

La AlhambraGranada

Si os gustan, os invito a que me sigáis en Instagram. Mi cuenta: j.a.arcossanchez

castillo de la CalahorraSacromonteCastell de FerroSierra EspuñaLes VallesEntre Elche y AlicanteLa Mancha

Costa de Granada. El minifundio

Imagen

Estuve este viernes en Motril (Granada) en las primeras jornadas técnicas del semillero Saliplant. Antes de que los profesionales empezasen a debatir sobre pepinos, ya que a este cultivo estaba dirigido el evento, hubo una inauguración oficial – siempre en estos casos a cargo de políticos – en la que se dieron algunas cifras estadísticas para la reflexión – siempre también en estos casos los delegados o concejales de turno tiran de los números, ya que suele ser lo más sencillo -. Solo quiero quedarme con uno de esos datos estadísticos, pero muy significativo: la superficie media de los productores hortofrutícolas de la costa de Granada. Apenas media hectárea, 5.000 metros es lo que tiene un agricultor tipo de esta zona.

Evidentemente es muy poco, pero ¿se puede vivir solo con ese trocillo de tierra? Si se recorre el litoral granadino o incluso si se adentra un poco hacia el interior, por ejemplo en Castell de Ferro y todo ese valle, se observa cómo se ha disputado la tierra a la montaña. Los cerros están poblados con plásticos que retan a la gravedad misma. Esas fincas son pequeñas, de unos pocos miles de metros cuadrados. Hasta ahora pensaba que el agricultor de esta costa tendría unos cuantos de esos invernaderos escarpados para sumar así un par de hectáreas, pero no, la mayoría solo tiene una pequeña explotación. Eso sí, muy familiar. Aquí la mano de obra extranjera no es tan habitual como en Almería o Murcia.

Imagen

Si a veces en este blog los foros de opinión, a pie de cada artículo en la pestaña “comentarios”, giran en torno a la supervivencia o no de empresarios agrícolas que cuadruplican la superficie media de la costa de Granada (en Almería hasta hace pocos años la media estaba en 2,1 hectáreas y subiendo, y en Murcia muchísimo más), yo me pregunto: ¿cómo podrán mantenerse los minifundios del litoral granadino ante el panorama que se avecina donde cada vez hay en el campo más inversores venidos de la bolsa, la banca o la construcción y menos agricultores? Pufff, es un giro de tuerca más.

Imagen

Luego está el monocultivo. Si para un murciano la pizarra hortofrutícola almeriense es corta, la granadina lo es aún mucho más, ya que en muchas de las explotaciones de esta parte de Andalucía hay monocultivo de pepino largo (holandés o tipo Almería). Entre el 50%-60% de lo que aquí se cría se lo lleva el pepino, después el tomate cherry entre un 30%-40%. El resto son cultivos minoritarios como tomate gordo, pimiento, judía verde o sandía, o simbólicos como berenjena o calabacín, éste último ha entrado hace muy poco tiempo.

En temas de comercialización hay un trasiego de empresas entre Almería y Granada. Es fácil encontrar en la costa granadina puntos de recogida o almacenes de firmas almerienses como La Unión, Agroponiente, Femago, Costa de Almería o Mabe. Y en dirección inversa también. Empresas de Granada como grupo La Caña, La Palma u Hortícola Guadalfeo tienen en el Poniente de la vecina provincia sus primeros agricultores o bien algún almacén.

Imagen

Sobre las jornadas de Saliplant fue original la iniciativa de sentar en una misma mesa a distintas casas de semillas para que explicasen su oferta y lo que se busca en las futuras mejoras en la genética del pepino. Pero mejor aún – por lo fluido del debate – estuvo juntar a los responsables técnicos de las distintas comercializadoras (Miguel García, El Grupo, Agrocastell y La Palma) para que debatiesen sobre los pros y contras del injerto de pepino. En Granada uno de cada tres pepinos son injertados. Se suele hacer en suelos que están agotados o tienen problemas y se busca con el injerto evitar, por ejemplo, nemátodos y fusarium. Uno de los inconvenientes está en que el agricultor que usa el injerto debe cambiar ciertas labores culturales, parámetros de riego y abonado, ya que el manejo de uno u otro pepino es distinto y requiere de cierto aprendizaje.

La nanotecnología llega al invernadero

La nanotecnología, esa capacidad de hacer las cosas más y más pequeñas, ha llegado al sector agrario. Estuve hace unas semanas viendo su aplicación sobre el terreno en un invernadero de pepino largo, ubicado en Castell de Ferro (costa de Granada). Allí estuve con Sergio y con su mujer Raquel, acompañados de Jesús y Juan Manuel, los responsables de la firma NutraGreen, con sede en Madrid y que han importado del continente asiático (de Singapur, concretamente) esta tecnología que están implantando en todo tipo de cultivos, desde trigo, pasando por olivar o patata hasta llegar a hortofrutícolas como tomate, pimiento, melón, sandía, berenjena o lechuga.

Imagen

Se trata de una suspensión coloidal, basada en nano-micelas (la primera aplicación de la nanotecnología en agricultura). NutraGreen es un vector de transporte que entra directamente en el torrente circulatorio de la planta a través del estoma, epicutícula foliar o sistema radicular. La partícula es así de pequeña: 0,6 nanómetros.

Al ser una micela, con una cabeza hidrofílica y una cola hidrofóbica, permite al entrar en el torrente de la planta atraer los nutrientes, tanto hidrosolubles como hidrofóbicos y – en cierta manera – remedar la circulación sanguínea dentro de una planta. Lo que la planta no puede hacer “per se”. Los nutrientes circulan con más facilidad y llegan eficazmente incluso a las partes distales con una sistemia aumentada y estimulada.

Igual que “se monta” un nutriente sobre la nanopartícula se puede montar cualquier sistémico a nivel de agroquímicos o pesticidas, aumentando enormemente su eficacia y el tiempo de actividad dentro de la planta.

Imagen

El producto se distribuye por toda la planta, al ser tan pequeño se cuela dentro y llega hasta la raíz. Según me explicaron durante la visita a la finca, la planta es más resistente a enfermedades, estrés hídrico y climático y tiene unos niveles de actividad acrecentados. El propio agricultor reconoció que en su invernadero ha reducido los tratamientos, hay más frutos, más homogéneos y con niveles de brix aumentados sensiblemente.

Desde Agadir a San Petersburgo en una semana. Marruecos adelanta a España en barco (…)

A veces es difícil ponerle cara a la exportación de tomates de Marruecos a Europa, pero el empresario que aparece en la imagen es el comercial español que utilizan una docena de cooperativas marroquíes para poder llegar al mercado europeo. Se llama Rafael Martínez Pellicer, y es asesor comercial de la firma alauita Agri-Souss Group. Esta mañana lo he conocido en Almerimar (El Ejido, Almería) durante la segunda sesión del evento internacional de Syngenta titulado “Tendencias e innovación en el negocio del tomate para snack”.

Imagen

Como no es habitual coincidir con una persona con la actividad de Rafael, le he robado unos minutos y le he pedido que posara con el principal producto que exporta Agri-Souss Group: el tomate. Le he preguntado cómo lleva la campaña el vecino del sur y me ha dicho que “bien”, sin grandes novedades. Me ha explicado que al igual que hacen muchas comercializadoras españolas, en Marruecos también hay bastantes productores que cierran programas con las cadenas de supermercados europeas. Dato interesante, y no el único, motivo por el que dedico este post a la entrevista con Rafael.

Bajo la plataforma de Agri-Souss Group se aglutinan una doce de cooperativas de la región de Agadir, al sur de Marruecos. Agri-Souss realiza, entre otras labores y gestiones, temas de aduanas, transporte o facturas de los socios. Como he apuntado más arriba el tomate es el principal producto, aunque también hacen calabacín y se acaban de introducir en el pepino (novedad). También dato a tener en cuenta.

Finalmente, y creo que es lo que más me ha sorprendido, está la cuestión de la logística. Por ejemplo, en Almería cada cierto tiempo botamos un barco que siempre acaba hundiéndose. Es la eterna leyenda de la exportación marítima hispana en fresco. Mientras que el sector hortofrutícola almeriense es incapaz de armar un proyecto real, las llamadas por Bruselas ‘autopistas del mar’; sin embargo, Marruecos nos lleva años de ventaja. Digo bien, años. Según me relataba Rafael Martínez existe desde hace unos cinco años una línea marítima entre el Puerto de Agadir y el ruso de San Petersburgo. El tránsito dura una semana. Y cada vez es más importante. Aunque Francia sigue siendo un mercado notable para Marruecos, cada vez logra exportar más a Rusia por vía marítima.

Creo que más de uno debería detenerse y tirarse diez minutos pensando para intentar sacar algo en claro de esto. Hay que ser humildes y reconocer que nos dormimos en los laureles. Marruecos en este caso va a velocidad de crucero. Ilustro esta reflexión con una fotografía reciente del puerto de Agadir.

Imagen

El cielo se desploma sobre la costa de Granada

La tormenta circuló de oeste a este, viajando desde la Axarquía malagueña hasta la costa de Granada, donde se hizo más intensa. Ayer tarde y esta pasada madrugada el cielo se ha desplomado en Carchuna, afectando la tromba de agua a los invernaderos de esta zona productora.

Imagen

El campo ha sido afectado en puntos como Motril, Torrenueva, Carchuna o Calahonda. En la imagen se observa cómo el granizo ha afectado a las plantaciones de pepino largo de esta zona.

Imagen

El temor ahora son las heladas y sus enfermedades derivadas.