Holanda pide matrimonio a Almería. Países Bajos. III parte

Día de Holanda (1)

Día de Holanda (2)

El Día de Holanda en Almería tradicionalmente ha dado muchos titulares a la prensa. Me viene a la cabeza el año que vinieron a vender su modelo energético y poco después se intentó importar la cogeneración a nuestra tierra, resultando el mayor de los fracasos. También fue notoria la edición en la que pusieron sobre la mesa sus altísimos rendimientos por metro cuadrado y a partir de entonces más de uno en Almería pensó que lo único importante era sacar kilos y más kilos. Y aún seguimos con esa idea. Por tanto, habría que reconocer la influencia de este evento anual, ya que por ejemplo la fiebre de las productividades – como la quimera del oro –  sigue hoy día pululando en el debate hortofrutícola almeriense como el reto a superar lo antes posible. Pero en esta ocasión la delegación empresarial e institucional de los Países Bajos no ha venido a Almería a dar lecciones, sino a ofrecerse en matrimonio.

La dosis de humildad que requiere tan evidente cambio de actitud es enorme. Los representantes del vecino del norte presentes en Almería estos días ya no miraban por encima del hombro, sino que observaban a los ojos, ya que la perspectiva de tener enfrente a un igual se traduce en esa inclinación horizontal de la mirada.

Y se puede edulcorar de mil formas: colaboración, búsqueda de sinergias, aliados, nuevos socios… se puede llamar como cada uno quiera, pero detrás del lema “juntos podemos” o de frases tipo “unidos somos más fuertes” (traducción al español) lanzadas desde la tribuna por los oradores holandeses se evidencia un deseo de unirse en matrimonio empresarial. Y a tenor de la respuesta del presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano, que clausuró la jornada asegurando que es mejor ser socios que competidores está claro que la petición de mano fue aceptada.

agricultores holandeses

Esta declaración de intenciones de unir como aliados a quienes son competidores vino justificada por la situación de crisis que vive en la actualidad el agricultor de invernadero holandés. Distintos intervinientes neerlandeses lo reconocieron. Una muestra – entiendo – de poner sobre la mesa parte de la baraja al descubierto, en un ejercicio de honestidad. Reconocieron estar en una situación complicada, incluso de peligro de caída. Y antes de hincar la rodilla, propusieron intercambiar alianzas porque el enemigo no es el productor de otro país europeo, sino la cadena de distribución. Fue la conclusión final que se expresó con palabras muy similares a las descritas por mí ahora. Así que la pelota estaría en este momento en el tejado de los empresarios españoles, en general, y los almerienses, en particular.

primera fila

público   Fernando Gómez   mesa final

Nuevas entidades

El evento fue intenso en lo informativo. Se presentó una nueva organización creada este pasado mes de agosto y que en los próximos días será presentada ante el Ministerio holandés de Agricultura. La Branche Organisation (BO) conformada por varios miembros (FPC, LTO y NFO) y que tendrá por objetivo cooperar en la cadena agroalimentaria.

Esta nueva organización se suma a Fresh Produce Center, fundada el pasado año para reactivar al sector, y que reúne a la comercialización a través de Frugi Venta y a la producción holandesa, a través de DPA. Fresh Produce Center recoge el testigo de la anterior entidad que representaba al sector, la Horticultural Board, que desapareció hace dos años.

Fresh Produce Center aborda cuestiones de seguridad alimentaria, marketing y estadísticas, alimentación, logística y nuevas tecnologías. A partir del 1 de enero de 2016 se plantea ser interlocutor ante Bruselas de cuestiones hortofrutícolas.

representantes de la embajada comercial

Henny Endenburg

 ¿Hablamos de barcos?

El último ponente tuvo la deferencia de hablar en español, ya que tiene un contacto próximo con la lengua de Cervantes. Henny Endenburg, propietario de la naviera Alveïs-Shipping Ibérica adelantó que el próximo 12 de noviembre saldrá el primer barco de una nueva línea marítima que unirá Almería con el norte de Europa.

Contenedores con hortalizas frescas desde el puerto almeriense rumbo a otros puertos de Holanda e Inglaterra. ¿Cuántas veces hemos leído y escuchado algo similar? Demasiadas veces, así que la experiencia vivida hasta ahora aconseja dejar en suspenso cualquier proyecto de transporte de perecederos por barco. El hundimiento del mercante que ha ocurrido siempre, metafóricamente hablando, obliga a usar la prudencia, salvo que se quiera caer en la tentación de vender humo. Algo por desgracia muy habitual cuando se pretende un buen titular.

pin

Anuncios

Los amos del comercio de frutas y hortalizas. Países Bajos. II parte

A las puertas de Albert HeijnLos españoles seremos muy buenos produciendo calidad, pero sabiendo vender no. Ese puesto lo ocupan los holandeses que, pese a tener tan solo una pequeña superficie dedicada a hortícolas (como se describió en el artículo anterior), dominan el comercio internacional. Y al fin y al cabo es en la venta donde mayores ingresos se pueden obtener.

Son los reyes del mambo también en frutales. Grandes volúmenes que importan de cualquier parte del globo terráqueo no solo para abastecer a su mercado doméstico, sino y sobre todo para vender al resto de Europa. Los ejemplos sobran. Holanda compra naranjas y pomelos a Sudáfrica; mandarinas a España; uvas a Sudáfrica, Chile e incluso India; manzanas a Chile y Nueva Zelanda; bananas a Costa Rica; y un largo etcétera por los cinco continentes con otros productos como piñas, peras, melones, frutos rojos, aguacates, guayabas, mangos, higos, dátiles y frutas de hueso (éstas últimas en menor medida).

pepino holandés en Holanda

En hortícolas su negocio es exactamente igual. Reexpediciones de verduras que se adquieren de otros países. Aunque son productores de tomate, compran fuera más de 250.000 toneladas anuales traídas de las siguientes zonas por orden de importancia: España, Bélgica, Francia y Marruecos. O siendo como ya son productores de patatas y cebollas también las compran de vecinos como Francia o de países del hemisferio sur como la lejana Nueva Zelanda para luego revenderlas. El mismo parámetro se repite con las otras verduras.

Jumbo

supermercado holandés desde fuera

El holandés es todo un paradigma. Pequeñas superficies de producción a nivel local, tecnificadas y con altos rendimientos. Esos mismos productores se internacionalizan produciendo directamente en otros países, como en Portugal; o llegando a alianzas con productores de otras nacionalidades, como en España. Su posición estratégica en el corazón de Europa, su logística, sus excelentes conexiones de transporte y su consolidada clientela comunitaria sitúan al empresario holandés siempre un pasito por delante del empresario mediterráneo, ya sea español o italiano. Holanda domina la cadena, los flujos y tiene una capacidad y experiencia en la bisagra de la reexpedición que no tiene nadie.

tricolor a granel

‘Clientes pudientes’

Holanda es la antítesis de Grecia, país que vende a mercados complicados y de bajo nivel adquisitivo. Holanda envía el grueso del tomate y pimiento que despacha a Alemania, Reino Unido y Suecia. Países ricos. Su pepino tiene esos mismos mercados, más Bélgica.

En fruta dulce ocurre igual, ya sean tropicales, pepita, hueso o cítricos. La lista de los principales compradores de las frutas y hortalizas que factura Holanda son Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia, Suecia, Italia, Noruega, Dinamarca, Polonia e Irlanda.

sección de hortalizas de un supermercado holandés

Posdata: Las imágenes me las han enviado los amigos de Andorreando por el mundo, agricultores ejidenses que viajan por todo el planeta; y también algunas son del mismo amigo lector que me facilitó las fotos del post anterior.

Westland

Invernaderos holandeses a vista de pájaro. Países Bajos. I parte

invernaderos holandeses a vista de pájaro

A petición de algunos lectores, que sugerían un pequeño relax en agosto con artículos más distendidos, he dedicado un intenso serial a otras actividades agropecuarias que se desarrollan en zonas del interior y de la serranía almeriense. Pero llegado ya septiembre es momento de retomar la esencia de este blog: las claves del sector hortofrutícola. Recuerdo hace meses un seguidor que en privado se dirigió a mí en reiteradas ocasiones pidiéndome que escribiese más de Holanda, algo que ya he hecho en diferentes artículos, pero ahora lo voy a realizar de forma más pormenorizada respondiendo así al deseo del susodicho lector. Decir, por otro lado, que las imágenes me las ha enviado un amigo que reside en el país de los tulipanes. Muy espectaculares las que son a vista de pájaro.

invernaderos holandeses desde el avión

A Holanda hay que dedicarle dos capítulos, aunque habría para inundar el ordenador con informaciones y cifras de este gigante de la distribución mundial. En esta primera sesión me voy a centrar en su sector productor. Su área de invernaderos es ligeramente inferior a las 5.000 hectáreas y no parece que vaya a crecer más, ya que la tendencia de los últimos años indica una tímida bajada interanual. Solo con este dato se comprende que Holanda no puede ser la despensa de Europa y que gran parte de su negocio reside en la reexpedición de producciones de otros países, europeos y de otros continentes.

De tomate son 1.780 hectáreas, de pimiento unas 1.160, de pepino 600 y de berenjena apenas un centenar. El profesor de la UAL, Pérez Mesa, maneja variopintos datos al respecto. El tomate es el que mejor tendencia presenta en superficie. También hay que decir que las explotaciones más grandes son de este hortícola y las más pequeñas las de berenjena. Significativa también es la reducción a la mitad del número de explotaciones en el presente milenio, de 3.419 fincas a 1.442. Entre sus consecuencias está que las que han quedado son más grandes.

cultivo de tomate holandés

ornamentales holandesasSin embargo, los principales cultivos hortícolas holandeses por superficie no son los de invernadero, sino que habría que hablar de la patata, la cebolla, la zanahoria, las brásicas o el guisante. Algo más atrás lechugas, achicorias y puerros. Cualquiera de ellos poseen más superficie de cultivo que el tomate, el pimiento o el pepino. Creo que esto puede romper algunos falsos mitos.

El próximo día abordaré la comercialización, que es el meollo del negocio neerlandés, pero antes un breve apunte sobre su consumo. El tomate que prefieren es el larga vida, tomate redondo; no tanto así el pera, el racimo o el cherry, según las encuestas hechas a los consumidores. Y el pepino es muy demandado entre todos los grupos de edad, lo comen como aperitivo a cualquier hora del día. De ahí que el pepino mini tenga gran aceptación. En ese comer sano también está el segmento ecológico, cuyo gasto familiar estos últimos ejercicios registra repuntes de hasta el 10%.

invernadero holandés

Perspectivas de los consumidores germanos. Rosalía Gómez desde Alemania

Rosalia GómezDespués de volver de bañarme en las cálidas aguas del Mediterráneo, de ponerme morenita (todo lo que pude) y de atiborrarme de tapitas, cervecitas y tintos de verano, vuelvo a la razón y al juicio de mi pueblo adoptivo, a las bratwurst y las pommes, y a los bosques y los lagos.

También tuve la oportunidad este mes de julio, entre tapa y tapa, de recibir la visita de José Antonio, una ocasión para intercambiar ideas acerca del interés de sus lectores en conocer cómo se mueve el público y la oferta a la que se ve sometido fuera de las fronteras españolas.

Zucchini gelb

MelonenTras una escueta visita a una de las grandes superficies comerciales que suministran al consumidor del norte alemán os hago un resumen. A estas alturas del verano, todavía sigue habiendo bastante verdura de producción regional. Los mercados se abastecen de productos regionales, muy queridos por el consumidor, no solo porque son productos procedentes de sus campos, sino porque eso significa producto más fresco y natural, carente de horas de frío y transporte además de sabor. También es sinónimo de menor contaminación atmosférica y ahorro energético, factores valorados sobre todo por el consumidor más joven.

Auberginen

Zwiebeln GemüseTomates, calabacines, pepinos, berenjenas, judías y sobre todo hortaliza de hoja son producidos durante el verano por productores regionales alemanes. He visto, con nostalgia además, un tipo de tirabeque. Supongo que muchos seguís consumiendo y produciendo tirabeques, un tipo de leguminosa con un sabor dulce, exquisito.

El mercado holandés y belga, a pesar del público proteccionista alemán del medio ambiente y de la preferencia por la producción fresca, continúan en Alemania en los stands de los departamentos de fruta y verdura de los super con sus tomates de verano y calabacines. No es fácil desprenderse de los vínculos comerciales holandeses que habrán de mantenerse con vistas al otoño.

Paraguayos   Finca El Encinal

Knoblauch weissSiempre nos saca una sonrisa a los españoles encontrar nuestros productos y – a pesar de que nuestras verduras no dan la talla en estos momentos en los que la feria del mediodía en la capital almeriense alegra a turistas y residentes – hay ajos, cebollas,  cerezas, melones, sandías, paraguayos, jamón serrano y como no nuestros vinos, aceitunas y otros encurtidos, de procedencia genuinamente española.

Es una pena que no pueda mencionar al expositor de los aceites, que nuestros vecinos italianos con tanto arte comercializan en nuestro nombre y con sus nombres y apellidos. No es de criticar esto, ya que el italiano hace bien su trabajo, pero muchos esperamos ver algún día en las botellas de aceite, que se etiquete adecuadamente y se nombre, no solo al agente exportador, sino además al productor, aunque todavía habrá que esperar una legislación europea que normalice ese aspecto del etiquetado.  Siguiendo la tónica de los refranillos de José Antonio, diremos que a cada cerdo le llega su San Martín.

Gratis   Knackerbsen

Mientras tanto me recreo en el vocabulario español que encuentro por aquí y por allá y que deja huella por todo el mundo de la idiosincrasia española; los hogares alemanes esperan la llegada del otoño que llena de color las calles: amarillos, rojos y anaranjados, y de sabor sus mesas, con los productos de nuestra huerta, que a pesar de la distancia y del consumo energético que supone, no deja de ser un aporte de energía para niños y mayores, que por supuesto no rima con el “gratis” de una de las fotos que os envío. Los estándares de calidad que estamos ofreciendo en los últimos años son, por supuesto bienvenidos.

Paprika Mix

meinLand

España es en cítricos lo que Holanda en tomate: los reyes del comercio mundial

mandarinas con hoja

Es tal el aluvión de información que nos bombardea a diario, que a veces lo más interesante nos pasa por alto. En cierto modo con el blog procuro ser selectivo y hacer de filtro para contaros historias con enjundia que no se cuentan. Recientemente llegaba a mi correo un análisis del sector citrícola español, un estudio de más de 100 páginas, promovido por Cajamar y el CeiA3, y firmado por tres profesores asiduos lectores del blog: José Ángel Aznar, Juan Carlos Pérez Mesa y Emilio Galdeano. Los tres han sido nombrados en más de una ocasión en el blog, siendo incluso protagonistas de algunas entradas.

La pena es que un trabajo tan exhaustivo del sector de los cítricos quede tan desapercibido. De hecho, no me he tropezado con ningún artículo que lo refiera. Así que haré labor de transferencia y en unos pocos párrafos os resumiré las líneas maestras del estudio para adentraremos un poco más en un sector con un gran peso económico en España, pero al que creo que apenas se le presta atención: los cítricos.

campos citrícolas

España pese a la competencia creciente, ahí están China, India, Brasil, Turquía, Sudáfrica o Egipto, lidera las exportaciones mundiales de cítricos (3,2 millones de toneladas exportadas por campaña), lo que supone el 28% del total planetario. Estamos entre las seis principales zonas productoras mundiales, pero somos la número 1 en el comercio de cítricos. Similar a lo que ocurre con Holanda, que no dominan la producción de tomate, pero sí su comercio.

Hay bastantes paralelismos con los hortícolas. Al igual que el acuerdo con Marruecos perjudica a los invernaderos españoles, dicho tratado también afecta a los productores de naranjas y clementinas. La apertura de Bruselas a Turquía, Egipto y Marruecos preocupa a los empresarios del color naranja, ya que ocurre igual que con el tomate, menores costes de producción en la clementina alauita y coincidencia de calendarios.

Cargando naranjas

Naranja. Los principales mercados de la naranja española son Alemania, Italia y países del Este, como Polonia, República Checa o Eslovaquia. Inglaterra compra cada vez más a Marruecos.

El comercio de la naranja nacional la dominan los exportadores valencianos con más de la mitad de las operaciones. Se ve enseguida porque son ellos los que venden gran parte de la naranja sevillana, que es una zona productora en auge, pero que aún no controla los canales de comercialización.

Mandarina. Valencia y Castellón suponen el 81% del total exportado por España. Alemania, Francia, Polonia y Reino Unido son los principales clientes. También son reseñables las ventas a Norteamérica, tanto a EEUU como a Canadá.

Limón y pomelo. Aquí hay que hablar de Murcia que controla el 65% de las ventas al exterior de limón. Con el pomelo el pastel se lo reparten casi a partes iguales murcianos y valencianos. Entre los mercados, destacar Alemania, Francia, Polonia y República Checa.

comarca de Los Valles

Distribución. A diferencia de Europa, en España el canal tradicional tiene un gran peso. Tiendas de barrio, mercados (ambulantes y tradicionales) acaparan la mitad de las ventas. El supermercado, el hiper y las tiendas low cost están por detrás. En definitiva, la frutería gana la batalla.

Consumo. Datos interesantes que desconocía: cada español compra anualmente 2,3 kilos de limones, casi 7 kilos de mandarinas y 20 kilos de naranjas. Las mandarinas son las que más crecen, a costa de las naranjas, que aún así suponen un consumo total en nuestro país de un millón de toneladas.

Posdata: las fotografías que acompaño las hice esta campaña en la Comunidad Valenciana. Las de campo son de la comarca de Los Valles, al norte de la provincia de Valencia, y las de almacén fueron hechas más al sur en la comarca de La Safor.

bolsitas de cítricos

El mejor invernadero del continente sigue estando en Almería. Un año más

trabajadores Natural Growers

A principios del pasado año visité el invernadero que la firma Natural Growers, de capital inglés y holandés, posee en la carretera de Retamar, dirección Cabo de Gata. Su director, Paco Miranda, recientemente me volvió a invitar después de que hace semanas recibiese un nuevo oro (y ya van cuatro) por parte de la certificadora norteamericana NSF. Según este sello, Natural Growers cumple con los criterios más exigentes de excelencia en la producción hortofrutícola. “Este pasado 2014 hemos sido los únicos que hemos recibido esta distinción. La auditoría ha sido durísima, pero otra vez lo hemos conseguido”, me comenta Miranda.

Cuatro oros

Y la verdad es que me alegro porque aunque se trate de una compañía extranjera, lo cierto es que Natural Growers está radicada en Almería, con trabajadores que viven en esta tierra y sin lugar a dudas nuestro microclima y condiciones particulares han hecho posible que esta empresa productora siga estando en la vanguardia de la agricultura mundial. Creo que también sirve de bandera para decir bien alto que en Almería se pueden cultivar hortalizas de una calidad envidiable y difícilmente superable.

En la entrada de la empresa cuelgan en un tablón de anuncios los dos artículos que publiqué en enero del año pasado. En ellos hay información técnica, que omitiré en esta ocasión, para no repetirme. Podéis pincharlos aquí: El mejor invernadero de Europa está en Almería. Natural Growers. I parte. Tesco, el paradigma de una cadena inglesa de supermercados que también produce. Natural Growers. II parte”.

artículo del año pasado

Natural Growers es el proveedor del segmento gourmet de Tesco en pimiento ramiro, tomate cherry y pepino largo. El 80% de estos productos en los lineales de las tiendas que Tesco posee en el Reino Unido proceden de estos invernaderos, situados en la costa almeriense.

El tomate y el pimiento se cultivan en estructuras de cristal y el pepino, que es ecológico, bajo plástico. En realidad los dos primeros no son orgánicos porque están en hidropónico, por lo demás podrían ser ecológicos. Las variedades que utilizan tienen un cuadro pequeño de resistencias. Ya sabéis que muchas veces sabor y resistencias van reñidos. En Natural Growers buscan lo primero y para que el cultivo no se pierda por plagas y enfermedades tienen la finca como un búnker.

Le comento a Paco Miranda mis dudas sobre la lana de roca, ya que algunos expertos propugnan el retorno a la tierra, ya que defienden el suelo como el medio perfecto, en detrimento de cualquier sustrato. Me responde Paco que con la hidroponía puede controlar mejor la planta y me muestra la salud de las raíces, como se aprecia en la siguiente imagen.

hidroponía

Se nos hace de noche. Me da tiempo justo a retratarlo en uno de los líneos de tomate.

Piccolo

 

 

 

Ya dentro vemos distintos aparatos, como el fermentador, con el que logran reducir en un 25% el uso de fertilizantes o el ordenador central. Es como la cabeza “pensante” de Matrix (se llama isii): control del agua, control energético, control del clima. Está todo tan automatizado, que el susodicho ordenador podría operar solo. Con el chispazo que le hice a la pantalla en forma de fotografía, os podéis hacer una idea del potencial de esta locomotora.

automatización

Luego me enseña algo inédito. Un trabajo fin de carrera centrado en describir el microcosmos de Natural Growers. Lo firma la estudiante Mireille Honoré y compruebo que uno de los directores es Diego Valera, profesor de la Universidad de Almería y protagonista en el blog de uno de los artículos de este pasado otoño.

Vertical 1 portada

Y acabo con otro aspecto diferencial de Natural Growers. Quizá el que más interés me ha despertado, aunque hable de él al final de este post. Me refiero al sistema de trabajo, los recursos humanos, el personal. En esta empresa, son alrededor de 65 personas, se incentiva a los trabajadores más productivos. Y los que no lo son, tienen la oportunidad de serlo días después con la correspondiente recompensa dineraria. Se premia la productividad con pagas extras.

 

Vertical 2 epígrafes

En otra  imagen más abajo veréis porcentajes de actividad que están por encima de la media y otros que están por debajo.

Ejemplos. Se premia al mejor destallador del mes, al mejor cosechador, al más productivo en “x” parcela de tomate o pimiento, etc. Es un modo de motivar a los empleados. Y luego todos tan felices, como se aprecia en la foto que abre el artículo. Habían tenido comida familiar ese mismo día. Fueron ellos mismos los que me pidieron un retrato.

¡Salud, amor y buena cosecha, amigos de cuatro continentes!

productividad

CASI se alía con la holandesa Norfresh para cerrar un ciclo de 12 meses

Fachada CASI

Hace casi dos semanas que lo tenía que haber contado, cuando nadie aún lo había hecho; pero entre cocineros de la Sexta, informaciones de turcos y de virus Nueva Delhi he ido dejando sin publicar hasta ahora lo que en realidad es un notición. Y como ya he visto algo de información rulando por redes sociales, me he sentado delante del blog porque ya no puedo retrasar más en la nevera la alianza estratégica alcanzada entre la cooperativa CASI y la cooperativa Norfresh. Lo que quizá alguno haya visto en Internet es la traducción de una nota de prensa en inglés, que se envío desde Holanda este miércoles. Dicha nota la podéis encontrar al final del artículo. Pero como yo tenía bastantes más datos de los que se han hecho oficiales, los aportaré para que entendáis el alcance de este proyecto de cooperativismo europeo entre una empresa almeriense y una holandesa.

El acuerdo está cerrado desde hace varias semanas. Ambas cooperativas quieren constituir una OPFH conjunta, una Organización de Productores de Frutas y Hortalizas con carácter transnacional. Esto supondría que de aquí a algún tiempo podríamos ver agricultores holandeses dentro de CASI. El objetivo es bien claro: ganar músculo para poder actuar sobre la oferta y demanda que tantas veces golpea en bajos precios a los agricultores.

La cooperación entre CASI y Nortfresh arrancará una vez que termine Semana Santa. Habrá unos meses de prueba hasta septiembre, donde se volverán a sentar ambas partes para evaluar los resultados de esta iniciativa que busca conseguir mejores precios para los agricultores, ya que ambas entidades son cooperativas y como tales su fin es servir al productor.

Las instalaciones de Nortfresh en Holanda servirán de plataforma logística y de comercialización para CASI. Se alargará el ciclo, ofertando tomate a las cadenas de supermercados durante los doce meses del año. El producto español se alargará durante mayo y luego se completará con producto holandés. En ningún momento el cliente tendrá meses sin oferta.

Este acuerdo saldrá publicado en los próximos días en el periódico norteamericano ‘The New York Times’, ya que Norfresh ha absorbido recientemente a una empresa de Estados Unidos para convertirse en la primera compañía de tomate de EEUU. Cuento esto para se tenga en cuenta que el aliado de la CASI es una firma de envergadura, de gran peso mundial.

Si con este ambicioso paso se logran esos tan ansiados céntimos de euro que hacen que una campaña se convierta en buena, bienvenido sea el movimiento. En cualquier caso, suerte.

Tomate pera en la CASI

CASI Almeria opens a new distribution and marketing facility in The Netherlands

CASI, a global leader specialized in tomatoes, will open a new facility this April in the Netherlands, to provide service for distribution and marketing closer to its customers.

The cooperative idea to have 4 centers throughout Europe shows the ambition for its future expansion. The Netherlands was an easy choice not only for its perfect strategic position but also for all the knowhow which can be found there. Also the idea to gain producers who can join the cooperative so that their customers can be provided 12 months a year is an essential issue for CASI. The idea is clear and ambitious and the first step has been taken now by opening this new facility where service and logistics are supported by a multilingual staff.

The new facility in the Netherlands has a surface of ​​4500 m² and is located at the ABC Westland 384 in Poeldijk. Together with Norfresh International B.V., CASI aims to establish projects in development to become one of the most powerful institutions in the agricultural sector worldwide.

CASI is a cooperative founded in 1944 by a small group of producers, and has now nearly 1800 partners who are specialized in growing tomatoes, 2000 hectares, 240 million kilos annual production and more than 1100 employees. The opening of the new Dutch center by this giant tomato producer, allows CASI to start this international expansion as well as a close support for growers who already have shown their interest in these projects and initiate first contacts.

!Chicote, Chicote! Dedícate a la cocina y no te metas en berenjenales

La verdad es que me da vergüenza ajena ver al cocinero Chicote salir de la cocina para explorar el campo. Vergüenza y recelo, sobre todo, porque como ejidense se me revuelve algo en el estómago cuando escucho pronunciar el nombre de mi pueblo con tanto desparpajo soez. Así que es mejor aplicar aquello de ‘zapatero a tus zapatos’ y no darle demasiada importancia a algunos de sus comentarios.

Uno más que pasa a mi lista de ignorantes famosos.

El administrador de la web de la Sexta publica que el tomate holandés es ecológico… ¡y vemos un invernadero en hidropónico!!

Los productores holandeses e israelíes sufren la misma crisis de precios que los españoles

Hablar de hundimiento de precios en el sector hortofrutícola español no es noticia, pero si ampliamos el radio de dicha crisis a los productores de Israel y Holanda, ¿ante qué hipótesis nos encontraríamos? Empezaré este artículo por el final, adelantando lo que sería la conclusión a este primer párrafo a modo de entradilla: vivimos en un aldea global en la que los intermediarios de cualquiera de los países (esa familia llamada ‘clientes’) no están dispuestos a pagar ni siquiera el coste de lo que cuesta producir las hortalizas.

Holanda

Escribía en uno de los foros de este blog hace unos días desde Israel el amigo Gabriel Camhi, director de Wise Irrisystem. Dejaba un comentario revelador de lo que realmente está sucediendo en el mundo de las frutas y hortalizas a nivel planetario: Hola José Antonio, Estoy viendo en este momento un reportaje de televisión alucinante: agricultores israelíes que están hartos de recibir un precio de 2.5 nis con un coste de 4.5 nis. Se plantaron a la entrada de las cadenas de supermercados y reparten pimientos gratuitamente. Las cadenas venden a 10 nis. Los agricultores se organizaron y no venden a las cadenas. El agricultor que inició esta protesta se llama Barak Omega. Gabi”.

La siguiente fotografía es de un invernadero de pimiento situado en Haarava, el desierto al sur de Israel.

Haarava (el desierto al sur de Israel)

Eso en cuanto a Israel, pero una situación muy similar están sufriendo los productores en Holanda, que están con el agua hasta el cuello, aunque a veces en nuestro país creamos justo lo contrario. Un empresario holandés me relataba lo siguiente sobre su tomate esta misma semana: “Nuestra rama criada con luz artificial de Holanda ahora mismo se vende en mi país a 4,25 euros caja de 5 kilos. Más barata que la de Almería. Es la primera vez que veo esto. ¿Sabes el coste que tiene este producto con luz artificial?”.

A España llegan pocas noticias de lo que ocurre en Holanda o mejor habría que decir que estamos tan preocupados por mirarnos el ombligo que no vemos que los vecinos sufren situaciones análogas a las nuestras. Y ahora es cuando saco del cajón aquello de la OPFH europea que los almerienses nos pasamos por el arco del triunfo cuando hace unos pocos años sus promotores vinieron a tierras del indalo con la idea de impulsar la unión de los agricultores de todo el continente. El propósito era frenar lo que ahora está ocurriendo, es decir, que los productores sean tan inmensamente frágiles ante los constantes devenires que provocan crisis de precios año sí y año no.

En Holanda ya no hay Interprofesional. Y casi que ni Ministerio. El que era de Agricultura se ha convertido en dirección general de otro más amplio que trata también otras temáticas económicas y de comercio exterior. Los bancos holandeses hasta ahora sostenían al sector hortofrutícola de su país. Ahora parece ser que se han cansado de jugar ese papel. Antes se encargaban de que los productores que tenían financiados cambiasen de cultivo, por ejemplo del pimiento al tomate, con la esperanza de poder recibir así las letras de sus créditos. Pero este contexto ha variado. No funcionan ni el pepino ni el pimiento y ahora tampoco el tomate, ¿qué hacen pues los bancos? Me comenta el “pájaro loco” que es la hora de los embargos.

El veto ruso a quien más ha dañado ha sido a los holandeses. Pero en este sector somos como un dominó. Las fichas caen todas con el impulso de un solo golpe.

Y luego de regreso a España vemos que la semana 50, que es la del año en la que hay más pedidos y a mejor precio, ha pasado con mucha pena y sin ninguna gloria. Y la 51 igual. Arribamos al término del año y la cuesta de enero del invernadero llega con adelanto. El desnivel de la pendiente liquidará de forma fulminante cualquier exceso de turrones y mantecados. Habrá cosas para celebrar, y muchas, pero ninguna agrícola.

Es de necios consolarse con el mal ajeno. Las lluvias y tormentas sufridas en Agadir (Marruecos) provocaron importantes pérdidas en los cultivos de calabacín en malla. La tablilla de la pizarra de este producto repuntó un poco, pero la marejadilla de fondo obliga a una reflexión más profunda. Tampoco tiene lógica que después de que se anunciase que habría desabastecimiento de pepino esta Navidad nos encontremos ahora los precios paupérrimos que sufre esta hortaliza. ¿Y qué decir de la recomendación hecha ayer de retirada de pepinos porque han salido de calibres inferiores a los habituales y esos todopoderosos clientes no los quieren así?

super europeo

Para rizar el rizo, en mitad de esta crisis internacional de precios hortofrutícolas, me manda un amigo algunas fotos hechas en supermercados europeos. Solo publico una de ellas, en la que el consumidor tiene que pagar 6,45 euros por un kilo de pimientos rojos de origen español, o 6,60 euros si son tomates y 7,80 si dichos tomates son tipo cocktail. Todo de procedencia hispana. Si atendemos a dichas cotizaciones, concluiremos que la crisis generalizada de la que hablo nada tiene que ver con el supermercado, se queda a pie de campo. Así que esa ama de casa europea está a años luz de comprender los entresijos que hay en este artículo.

Posdata: Son casi las 12 de la noche del sábado. Este artículo se publicó a las 10 h de esta mañana, pero voy a hacer un añadido para incluir dos imágenes más que pueden ser pertinentes. La primera es de estos días, tomada en Madrid en una cadena francesa de hipermercados. El pepino tipo Almería se vende en origen a un precio que oscila entre los 25 y los 15 céntimos, según la pizarra que acabo de consultar. Sin embargo, la ama de casa madrileña por un kilo de esos pepinos tiene que desembolsar 4,5 euros. ¡¡Qué alguien me lo explique!! Ya no hablamos de un supermercado situado en Inglaterra, en Alemania o en los países nórdicos, se trata de un producto que se vende en España, en Madrid. ¿Cómo se justifica tal abismal y desproporcionada subida de precio? ¿Quién se queda con ese cuantioso margen comercial?

pepino Carrefour

La segunda instantánea es una mofa a la anterior. Una nueva variedad de pimiento que misteriosamente da como frutos billetes de 50 euros.

espejismo

Dubai sí, Dubai no

La persona que veis en la imagen es Hani Ayloush, gerente de una de las empresas importadoras de frutas y hortalizas más importantes de los Emiratos Árabes, Fruit Line Trading. La instantánea está tomada en el hotel El Edén, El Ejido (Almería), esta misma mañana. Allí este empresario ha explicado algunas claves para exportar al Golfo Pérsico. Ha sido durante la jornada organizada por los responsables de Fruit Logística en España, que han presentado en este enclave la próxima edición de la feria alemana, que se celebrará del 4 al 6 de febrero de 2015 en Berlín.

Hani Ayloush

Hani Ayloush comentaba que el principal obstáculo para los envíos de perecederos hasta esta zona del mundo está en los gastos de logística, que hay que ajustarlos. Pese a este inconveniente, son muchos los países europeos que allí envían alimentos.

El mayor exportador agroalimentario a los Emiratos Árabes es Italia, seguido de Francia. Los españoles estamos en tercer lugar, y a continuación los holandeses. Me llama la atención que en este mercado nos situemos por delante de los neerlandeses, cuando hace unos años era justo lo contrario. Era fácil encontrar entonces pimientos de Almería enviados desde Rotterdam.

Holanda en perecederos sigue usando el avión, como primer medio de transporte. Sin embargo, España para exportar a Dubai y al resto de Emiratos opta mayoritariamente por el barco.

Desde nuestro país sobre todo se exportan al Golfo Pérsico, según Ayloush, por este orden cítricos, frutas de hueso, manzanas, uvas, bananas y en último lugar hortícolas. Verduras también se fletan, pero en menor volumen que otros frescos. Así que la pregunta es una obviedad, pero no se la hago a él, sino a nuestros comerciales: ¿Mandamos a Dubai? ¿Sí o no? ¿Por qué?

Sobre los Emiratos Árabes, se suele pensar que es una zona ostentosa, donde el petróleo ha hecho que el nivel adquisitivo sea muy superior al que se disfruta en España. Sin embargo, llama la atención que lo primero que miran estos ricos consumidores a la hora de comprar frutas y hortalizas sea el precio (…). Otro detalle que observan mucho, más incluso que el sabor, es el aspecto de las verduras y frutas.

Posdata. Sobre la feria de Berlín, decir que este próximo año prevé un incremento del 10% de participación de países hispanohablantes, lo que incluye una destacada presencia de empresas españolas. Habrá también jornadas de industria auxiliar, que tratarán temáticas relacionadas con los invernaderos o la poscosecha, por ejemplo.