La agricultura del próximo milenio

robots

He querido titular así este post porque el día que las máquinas recolecten los pimientos y los tomates espero no estar para verlo. Pero ya se está trabajando para que así sea. Lo llaman progreso, innovación, el devenir de los tiempos, dicen. Cuando ocurra eso provincias enteras como Almería volverán a conocer lo que es la emigración en desbandada. No habrá trabajo en los almacenes para las personas del manipulado, pero tampoco en los invernaderos. Quizá tampoco haya agricultores. Lo más probable es que sean grandes empresarios que habrán invertido suculentas cantidades de dinero en una maquinaria que amortizarán más pronto que tarde y que les generará pingües ingresos. Se sentirán hombres de negocios. Pero ese día yo no lo veré. Antes me habré echado la mochila al hombro para recorrer este mundo en busca de una explicación humana a la locura del hombre.

otros robots

Como gran familia de lectores bien allegada os pido un poco de moderación antes de destripar la tecnología que os muestro en estas imágenes. Tened en cuenta que la gente de la Fundación Tecnova que me enseñó todo esto lo hizo con la mejor de las intenciones y no es cuestión de hacer comentarios críticos a la ligera. Por lo menos que estén argumentados. Más que nada porque de lo contrario no habrá una segunda vez, je,je,je. Lo digo con cierto humor inglés. Las dos primeras imágenes son de robots diseñados para labores de confeccionado de género, pero también los hay para recolectar las hortalizas sin necesidad de una mano humana. De hecho, una entidad holandesa, en colaboración con Tecnova, está estudiando esto. Pero ojo, es algo a largo plazo.

Por desgracia las máquinas que sí tendrían que funcionar en Almería y que no hay manera de que arranquen son las de IV y V gama. La Fundación de la Industria Auxiliar, Tecnova, tiene en sus modernas instalaciones del PITA, Parque Científico-Tecnológico de Almería, una planta piloto dedicada a la investigación en este tipo de alimentos procesados. La idea es que las empresas puedan hacer pruebas aquí antes de embarcarse en un proyecto que quizá no llegue a buen puerto. Me viene ahora a la memoria la fábrica de IV gama de La Unión, cerrada; y la de V gama de las cooperativas de Alcoex, también finiquitada. Pues para que no pase eso, de algún modo se pueden dar esos pasos previos en esta planta de experimentación.

IV y V gama

Diego Teruel, encargado del área de negocio de Tecnova, hizo de guía en el pequeño grupo en el que recorrí las instalaciones. Una de las salas que más me sorprendió fue la cocina experimental. Su planteamiento es muy sencillo: somos productores y exportadores de frutas y verduras, ¿por qué no cocinamos en la propia zona de producción nuestros artículos, las nuevas variedades, sus texturas, sabores, aplicaciones culinarias, etc para poder adelantarnos a las tendencias del mercado y a los gustos del consumidor? Es la primera cocina de este tipo que hay en Andalucía, aunque en Murcia, Cataluña y el País Vasco hay otras similares promovidas por otros centros tecnológicos.

cocina experimental

También me resultó de especial interés el fitotrón, que es un tipo de cámara climática capaz de reproducir en su interior las condiciones que se quiera de humedad, temperatura, radiación, horas de luz, oscilación térmica día/noche, etc. La foto no es nada espectacular, pero la incluyo para os hagáis una idea de la cámara. Aquí se prueban bichos nuevos, variedades hortícolas, fertilizantes o fitosanitarios.

sala fitotron

Y ya entramos en el capítulo de los laboratorios. No sé cuántos conté, no menos de cuatro. Son lo que más demanda genera. Laboratorios microbiológicos, químicos o de agroalimentaria para investigar todo lo relacionado con la poscosecha de los alimentos. Se me pasaba. También hay un laboratorio de plásticos para analizar, entre otras muchísimas cosas, la transmisión de la luz o la longevidad del film.

laboratorio

Precisamente el salto que ha dado en los últimos dos años Tecnova hacia el área de la tecnología de alimentos, leáse poscosecha, ha hecho que entren en su Fundación empresas de la comercialización. Hasta ahora representaba a la industria auxiliar, pero ha conseguido ampliar su radio de acción al sector hortofrutícola en su conjunto. Entre las últimas incorporaciones están Única Group y Agroponiente (la placa de ésta última aún no está puesta). Es fácil leer en este panel de patronos a empresas del comercio como Costa de Almería, Biosabor, Mercomotril o La Caña, entre otras.

panel patronos

Y ya que me iba del PITA, después de salir del edificio de Tecnova y pasar por el central (se llama Pitágoras) me topé con una gran mole en plena construcción. Se trata del edificio que acogerá las oficinas centrales de Cajamar a partir de febrero de 2015. Queda retratado.

sede Cajamar

Anuncios

El gas de Argelia llega a El Ejido. Calefacción para los invernaderos de Tierras de Almería

¿Os acordáis del famoso gasoducto Medgaz que ha estado construyéndose en los últimos años para traer gas desde Argelia, a través del fondo del mar, hasta la estación de recepción de El Alquián (Almería) y desde ahí ser el gas redistribuido por todo el país?

My beautiful picture

Pues mañana lunes 14 de julio se inauguran las canalizaciones que harán posible que ese gas llegue a los invernaderos de El Ejido, concretamente a los situados en la zona de Tierras de Almería. He querido rescatar una imagen aérea que hice desde un helicóptero en verano de 2008 cuando visité la plataforma Saipem 7000, situada en el Mar de Alborán, y cuyas labores consistían en colocar los tubos por los que discurriría el gas sobre el lecho marino. En la segunda fotografía, tomada en la sala de máquinas de la propia plataforma flotante, se observan en los monitores los trabajos que se hacían para hacer posible aquel proyecto convertido hoy día en una realidad.

My beautiful picture

Pues bien, después de 6 años, ese gas servirá para calefactar los invernaderos de los agricultores de este paraje que así lo requieran. La compañía Gas Natural-Fenosa ha culminado las obras para poder traer gas desde El Alquián hasta esta parte del Poniente almeriense. Mañana lunes el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, José Sánchez, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y el director de Negocio de Distribución de Gas en España de Gas Natural-Fenosa, José Mª Gil Aizpuru presentan esto que os adelanto. A los tubos que ya se han instalado en Tierras de Almería (imagen inferior) se les podrán hacer ramificaciones bajo demanda. Esto quiere decir que los empresarios agrícolas que quieran gas para sus fincas podrán tenerlo, si así lo piden.

tubos gas natural

Hace varias semanas durante la ejecución de las obras tomé estas imágenes, en las que se aprecian los tubos que discurren por este paraje de El Ejido, son alrededor de 12 kilómetros de canalizaciones. En el BOP, Boletín Oficial de la Provincia de Almería, del 13 de diciembre de 2013 (documento público) se describen los pormenores de esta infraestructuras y los nombres de las posibles empresas agrícolas que utilizarán el gas argelino. Además de invernaderos, los semilleros también pueden ser clientes.

promotor Gas Natural

El gas natural es una energía relativamente barata, un 33% más económica que el gasoil, por ejemplo. Lo normal en estos casos es que se instale a pie de invernadero una caldera de combustión (sería una caldera de condensación) que quemaría el gas generando calor para calefactar el invernadero; y al mismo tiempo, los gases de escape de la combustión resultante (filtrados) producirían CO2 que se inyectaría en la finca como fertilizante carbónico aéreo. En resumidas cuentas, el proyecto de Gas Natural-Fenosa tendría esa doble utilidad para los agricultores.

Habría ahora que ver el coste de la inversión, el período de amortización, la necesidad o no de dar calor a los cultivos (en pepino hay algunos agricultores que sí tienen calefacción) o si la inyección de CO2 aumenta la producción de un modo rentable (se calcula que la productividad crece un 20%) traduciéndose en un incremento, y no en una merma, de las medias de precios percibidas por el agricultor. Son interrogantes que pongo sobre la mesa.

posdata: 24 horas después de la publicación de este artículo añado la foto de familia de la inauguración oficial. La compañía Gas Natural Andalucía, filial distribuidora de Gas Natural-Fenosa, ha invertido en este eje principal 1,6 millones de euros y en función de la demanda, se realizará la extensión de una red capilar con una inversión de 8 millones de euros en los 3 próximos años.

140714 gAS nATGURAL II

 

Sin agua no hay nada. Capítulo II. Wise y NaanDanJain

Imagen

De hace un tiempo a esta parte ha surgido una corriente de pensamiento que pone en primer plano aquello sin lo cual la vida no es posible. Habréis oído expresiones del tipo “sin abejas todo moriría” (enfatizando la gran dependencia que la vida humana tiene de la existencia de estos pequeños animales y los nuevos peligros que les acechan) o aquella otra – usada en muy distintos contextos – “sin agricultura, nada” que pone el acento en la importancia de nuestros orígenes. Pues yo no voy a ser muy original, pero sí espero ser certero, si defiendo que la afirmación más perentoria y completa es “sin agua no hay nada”.

Convencido de que todo lo que verse sobre el agua es vital estuve hace pocos días en una jornada, que incluía visita de campo, dedicada a explicar un sistema de riego del que ya escribí hace más de dos meses. Visto el intenso debate que aquel artículo generó en su día en este blog, acudí al evento para poder escribir un segundo capítulo, como hago ahora. Hubo varias charlas, organizadas por la firma hindú NaanDanJain Ibérica y la hispano-israelí Wise Irrisystem, en las que se explicó, pero con más detalle, lo que describí en el artículo de principios de abril. Leyéndolo os podéis hacer una idea de cómo se vertebra este modelo hídrico (y agronómico) y así no tendré que repetirme dos veces: “Tecnología israelí aplicada en el sureste español. Optimización del agua. Sistema Wise”.

Asistieron bastantes agricultores, algunos renombrados en su tiempo como un expresidente de Vicasol y de Coexphal que aparece en la siguiente fotografía, y técnicos de distintas empresas.

Imagen

Goyo, un técnico bien conocido por todos (no en vano lleva décadas pateándose el campo almeriense), estuvo explicando el contexto actual de recursos hídricos limitados. La presión que sufre el acuífero y un durísimo año de sequía que hemos sufrido y que nos pone en preaviso. Así que el agua seguirá siendo – y cada vez más – un bien muy preciado, de ahí su necesaria optimización. Una obviedad – dirían algunos – pero que hay que tener bien presente.

Después de las charlas nos llevaron a Adra a visitar una finca que usa el sistema Wise. Los agricultores vieron algunos tensiómetros y le preguntaron a Joaquín Soriano, técnico de campo de esta compañía, sobre los riegos cortos y frecuentes, sobre las condiciones estables de oxigenación, el control de la salinidad o las mediciones minuto a minuto.

Imagen

En una explotación cercana Wise ensayó su sistema esta campaña en un cultivo de pimiento, con dos variedades. En una de ellas se comprobó un aumento de la producción del 34% y en la otra algo menos. Pregunté a los presentes, puesto que algunos de esos agricultores que hicieron el recorrido ya usan este modelo de fertirrigación, y conocí a un joven productor de Cabo de Gata (tocayo como yo, José Antonio) que me explicó que en su finca de tomate había obtenido unos resultados similares. La clave estaría en dar el agua y el fertilizante justo (ni más ni menos) que necesita la planta para llegar de ese modo a su máximo potencial genético, que se traduce en más kilos.

A continuación nos llevaron a conocer una fábrica que hay en La Redonda (El Ejido) de la multinacional NaanDanJain, ya que Wise usa sus goteros.

Imagen

Vimos todo el proceso de producción del sistema de riego por goteo AmnonDrip PC CNL, producido en Almería e ideado para ahorrar agua y reducir la contaminación por nitratos. El riego por capilaridad procura un efecto de hidroponía pero en suelo natural y posibilita regar tan lentamente como sea posible.

El centro de producción de NaanDanJain en Almería es el único de toda Europa. Luego posee otros en Israel, India, Brasil, Chile o Estados Unidos.

Imagen

Tecnología israelí aplicada en el sureste español. Optimización del agua. Sistema Wise

A finales de semana contactaba conmigo, a través del buzón de sugerencias de este blog (j.a.arcossanchez@gmail.com) un agricultor de Balanegra para contarme que estaba metiéndole ozono a sus calabacinos con un resultado sorprendente. Me propuso hacerle el seguimiento al nuevo cultivo de calabacín que va a poner en los próximos días, con ozono, y así de aquí a unos meses poder sacar conclusiones y con ellas escribir un artículo para mi blog. Estupenda idea. Pues eso mismo es lo que he hecho con el sistema Wise, de la empresa española Wise Irrisystem, que utiliza tecnología israelí para la optimización del agua. Así que lo que aquí escribo no es un post a la ligera, sino fruto de varios meses estando encima de este asunto.

A Gabriel Camhi lo conozco desde hace ya unos años, había todavía Expo Agro, y me lo solía encontrar en ferias, como la extinta mencionada u otras como Expo Levante o Fruit Attraction. Le hice varias entrevistas y me empapé bien de su modelo agronómico. Hace casi un año en una jornada en la Estación Experimental de Las Palmerillas (el artículo lo titulé Empresas israelíes en España) vi una presentación de las empresas Paskal y Pelemix – que ellas mismas autodenominaban como innovadora y revolucionaria – sobre el control remoto (por Internet) de todas las condiciones del invernadero y del rendimiento de las plantas. Sin embargo, eso mismo yo ya lo había escuchado en boca de Gabriel Camhi en reiteradas ocasiones al hablarme de la eficiencia en el uso del agua. De hecho, a Camhi siempre le he preguntado por qué tan abiertamente explica su sistema cuando puede ser copiado al tratarse de un sector muy competitivo. Y la respuesta siempre ha sido la misma. “Nosotros siempre iremos varios pasos por delante”. Aquí (imagen inferior) lo retraté en una entrevista que tuve con él este invierno en su oficina del CIM de El Ejido. Junto a él (derecha de la foto) está Eitan Israelí (izquierda), el ingeniero agrónomo hebreo creador de la ecuación (esto sí que es un secreto) en la que se basa Wise.

Imagen

Siguiendo el orden cronológico, este pasado otoño visité una finca de tomate cherry de la empresa Fircosa en Santa Mª del Águila (El Ejido, Almería) acompañando a un grupo de japoneses. Y vi que usaban el sistema Wise, el encargado de la finca que aparece en aquel artículo de octubre (Los japoneses. En el invernadero. I parte) me hizo un alegato en defensa de este modelo, pero lo que me sorprendió es que lo que valoraba no era el ahorro de agua y abonos, sino la calidad de fruto y el método de trabajo, ya que Wise es un concepto integral de cómo se crían tomates, pimientos, berenjenas o lo que sea.

Imagen

Poco después Gabriel Camhi me pasó un reciente trabajo del Ifapa, en el que colaboraban distintas comercializadoras de Almería y Granada, y una de las conclusiones indicaba que con el sistema Wise de fertirrigación se reduce el nivel de nitratos significativamente. Luego también he tenido en mis manos un estudio de un laboratorio externo, en el que se comparaba un cultivo de tomate con Wise con otro que utiliza un modelo tradicional. Resultados: los tomates de Wise pesan más y consumen menos agua y fertilizantes. En palabras de los promotores de este sistema de control de riego, se logra entre un 10-20% más de producción, con un volumen de primeras categorías muy elevado; entre un 40-60% de reducción de abonos; y un 20-30% de ahorro de agua.

Así que después de todo esto demostrado en la teoría, quería volverlo a ver en tierra con algún agricultor más. Y eso hice esta semana. Joaquín Soriano, uno de los técnicos de campo de Wise, me acompañó a la finca de un agricultor que este año ha instalado el sistema, Juanmi Romera. Ambos en la siguiente fotografía, junto al autómata, que es el aparato al que se conectan todos los sensores de campo. El ‘cerebro’, por así decirlo. Y más abajo, en la última imagen aparece Serafín Romera, que también lleva la explotación junto a su hermano.

Imagen

A estos dos hermanos, Juanmi y Serafín Romera los conocí ese mismo día. Me mostraron los tensiómetros de una explotación de más de dos hectáreas de pimiento palermo, una sonda de conductividad de suelo y otra de temperatura (todo eso dentro del invernadero); y luego una sonda de ph, otra de conductividad y el autómata (ya en el almacén, como se observa en las fotos).

Con las distintas sondas se controla la conductividad real del entorno de las raíces de la planta, se mide el aporte de fertilizantes que se quiere inyectar o la temperatura del suelo. Se programa un rango óptimo (Juanmi en esto demostró ser un maestro) de oxigenación del suelo y se hacen riegos de alta frecuencia (entre un minuto y tres minutos máximo) con goteros de bajo caudal. La precisión del riego y del rango que se quiera marcar es máxima, ya que se usa una unidad de medición muy pequeña, el milibar (mBar). Se riega según la necesidad de la planta en cada momento, racionalización hídrica y de nutrientes. Esto forma parte de lo que algunos llaman “agricultura de precisión”.

Imagen

 

Empresas israelíes en España

Los israelíes está claro que son maestros en todos los procesos de monitorización del campo. Y sus empresas de la industria auxiliar, dedicadas a este segmento, están presentes en distintos países, a diferencia de las españolas a las que tanto les cuesta dar el salto hacia la internacionalización. En el sureste español, Almería y Murcia, hay numerosas compañías de capital israelí: casas de semillas, empresas de fertirrigación, de fibra de coco o de sistemas de control. Algunas son filiales españolas, aunque la matriz está en Israel y desde luego todo el aporte de I+D.

Hace solo unos días asistí en la Estación de Las Palmerillas de Cajamar a una jornada organizada por las empresas Pelemix y Paskal, fusionadas hace dos años. Acaban de instalarse en el PITA (Parque Tecnológico de Almería), tienen una fábrica en Alhama de Murcia, su central está en Israel y tienen distintos centros de producción en lugares tan variopintos como Sri Lanka, India o Canadá. Ahora tienen su mirada puesta en Almería y en la conquista de este mercado.

Presentaron un software bajo la etiqueta de ‘revolucionario’, pero lo cierto es que está aún en una fase muy embrionaria porque no se ha probado en ningún invernadero de Almería (sí en uno de la costa de Granada) y no será comercial hasta dentro de uno o dos años. Y la pregunta del precio por hectárea quedó sin respuesta.

En cualquier caso la idea es interesante. A través de distintos equipos de medición dentro del invernadero el agricultor puede controlar en todo momento el rendimiento de sus plantas, estando por ejemplo en su casa y con una conexión a Internet. El sistema crea una curva ideal, según las características de esa finca, y el productor puede planificar su trabajo para no caer nunca por debajo de dicha curva. Si se logra una mayor optimización de los recursos, bienvenida sea. Pero habrá que verlo, sobre todo, en una explotación que reúna las características del microclima almeriense.

Imagen

Israeli Companies in Spain

It is clear that the Israelis are masters in all the field monitoring processes. And their auxiliary industry companies dedicated to this sector are present in different countries, unlike the Spanish ones that are having so many problems to take the leap towards internationalization. In the Spanish south-east, Almeria and Murcia, there are numerous Israeli capital companies: seed houses, fertirrigation, coir or control systems companies. Some are Spanish subsidiaries, although the matrix is ​in Israel and, certainly, all the contribution of R & D.

A few days ago, I attended at the Estación de Las Palmerillas de Cajamar a conference organized by the Pelemix and Paskal companies, merged two years ago. They have just been installed on the PITA (Parque Tecnológico de Almería, Technological Park of Almeria), they have a factory in Alhama de Murcia, their headquarters are in Israel and have different production centers in places as diverse as Sri Lanka, India or Canada. Now they have their sights set on Almeria and on the conquest of this market.

They presented a software under the label of ‘revolutionary’, but the truth is that it is still at a very embryonic stage because it has not been tested in any greenhouse in Almeria (it has in one of the coast of Granada) and it will not be commercialized until one or two years from now. And the question of the price per hectare remained unanswered.

Anyway, the idea is interesting. Through various measuring equipment inside the greenhouse, the farmer can control at all times the performance of his/her plants, being, for example, at home and with an internet connection. The system creates an ideal curve, according to the characteristics of the farm, and the farmer can plan his/her work to never fall below this curve. If it get a greater resource optimization, that is welcome. But we will have to see that, especially, in a farm which meets the characteristics of the microclimate from Almeria.