Perspectivas de los consumidores germanos. Rosalía Gómez desde Alemania

Rosalia GómezDespués de volver de bañarme en las cálidas aguas del Mediterráneo, de ponerme morenita (todo lo que pude) y de atiborrarme de tapitas, cervecitas y tintos de verano, vuelvo a la razón y al juicio de mi pueblo adoptivo, a las bratwurst y las pommes, y a los bosques y los lagos.

También tuve la oportunidad este mes de julio, entre tapa y tapa, de recibir la visita de José Antonio, una ocasión para intercambiar ideas acerca del interés de sus lectores en conocer cómo se mueve el público y la oferta a la que se ve sometido fuera de las fronteras españolas.

Zucchini gelb

MelonenTras una escueta visita a una de las grandes superficies comerciales que suministran al consumidor del norte alemán os hago un resumen. A estas alturas del verano, todavía sigue habiendo bastante verdura de producción regional. Los mercados se abastecen de productos regionales, muy queridos por el consumidor, no solo porque son productos procedentes de sus campos, sino porque eso significa producto más fresco y natural, carente de horas de frío y transporte además de sabor. También es sinónimo de menor contaminación atmosférica y ahorro energético, factores valorados sobre todo por el consumidor más joven.

Auberginen

Zwiebeln GemüseTomates, calabacines, pepinos, berenjenas, judías y sobre todo hortaliza de hoja son producidos durante el verano por productores regionales alemanes. He visto, con nostalgia además, un tipo de tirabeque. Supongo que muchos seguís consumiendo y produciendo tirabeques, un tipo de leguminosa con un sabor dulce, exquisito.

El mercado holandés y belga, a pesar del público proteccionista alemán del medio ambiente y de la preferencia por la producción fresca, continúan en Alemania en los stands de los departamentos de fruta y verdura de los super con sus tomates de verano y calabacines. No es fácil desprenderse de los vínculos comerciales holandeses que habrán de mantenerse con vistas al otoño.

Paraguayos   Finca El Encinal

Knoblauch weissSiempre nos saca una sonrisa a los españoles encontrar nuestros productos y – a pesar de que nuestras verduras no dan la talla en estos momentos en los que la feria del mediodía en la capital almeriense alegra a turistas y residentes – hay ajos, cebollas,  cerezas, melones, sandías, paraguayos, jamón serrano y como no nuestros vinos, aceitunas y otros encurtidos, de procedencia genuinamente española.

Es una pena que no pueda mencionar al expositor de los aceites, que nuestros vecinos italianos con tanto arte comercializan en nuestro nombre y con sus nombres y apellidos. No es de criticar esto, ya que el italiano hace bien su trabajo, pero muchos esperamos ver algún día en las botellas de aceite, que se etiquete adecuadamente y se nombre, no solo al agente exportador, sino además al productor, aunque todavía habrá que esperar una legislación europea que normalice ese aspecto del etiquetado.  Siguiendo la tónica de los refranillos de José Antonio, diremos que a cada cerdo le llega su San Martín.

Gratis   Knackerbsen

Mientras tanto me recreo en el vocabulario español que encuentro por aquí y por allá y que deja huella por todo el mundo de la idiosincrasia española; los hogares alemanes esperan la llegada del otoño que llena de color las calles: amarillos, rojos y anaranjados, y de sabor sus mesas, con los productos de nuestra huerta, que a pesar de la distancia y del consumo energético que supone, no deja de ser un aporte de energía para niños y mayores, que por supuesto no rima con el “gratis” de una de las fotos que os envío. Los estándares de calidad que estamos ofreciendo en los últimos años son, por supuesto bienvenidos.

Paprika Mix

meinLand

Anuncios

España es en cítricos lo que Holanda en tomate: los reyes del comercio mundial

mandarinas con hoja

Es tal el aluvión de información que nos bombardea a diario, que a veces lo más interesante nos pasa por alto. En cierto modo con el blog procuro ser selectivo y hacer de filtro para contaros historias con enjundia que no se cuentan. Recientemente llegaba a mi correo un análisis del sector citrícola español, un estudio de más de 100 páginas, promovido por Cajamar y el CeiA3, y firmado por tres profesores asiduos lectores del blog: José Ángel Aznar, Juan Carlos Pérez Mesa y Emilio Galdeano. Los tres han sido nombrados en más de una ocasión en el blog, siendo incluso protagonistas de algunas entradas.

La pena es que un trabajo tan exhaustivo del sector de los cítricos quede tan desapercibido. De hecho, no me he tropezado con ningún artículo que lo refiera. Así que haré labor de transferencia y en unos pocos párrafos os resumiré las líneas maestras del estudio para adentraremos un poco más en un sector con un gran peso económico en España, pero al que creo que apenas se le presta atención: los cítricos.

campos citrícolas

España pese a la competencia creciente, ahí están China, India, Brasil, Turquía, Sudáfrica o Egipto, lidera las exportaciones mundiales de cítricos (3,2 millones de toneladas exportadas por campaña), lo que supone el 28% del total planetario. Estamos entre las seis principales zonas productoras mundiales, pero somos la número 1 en el comercio de cítricos. Similar a lo que ocurre con Holanda, que no dominan la producción de tomate, pero sí su comercio.

Hay bastantes paralelismos con los hortícolas. Al igual que el acuerdo con Marruecos perjudica a los invernaderos españoles, dicho tratado también afecta a los productores de naranjas y clementinas. La apertura de Bruselas a Turquía, Egipto y Marruecos preocupa a los empresarios del color naranja, ya que ocurre igual que con el tomate, menores costes de producción en la clementina alauita y coincidencia de calendarios.

Cargando naranjas

Naranja. Los principales mercados de la naranja española son Alemania, Italia y países del Este, como Polonia, República Checa o Eslovaquia. Inglaterra compra cada vez más a Marruecos.

El comercio de la naranja nacional la dominan los exportadores valencianos con más de la mitad de las operaciones. Se ve enseguida porque son ellos los que venden gran parte de la naranja sevillana, que es una zona productora en auge, pero que aún no controla los canales de comercialización.

Mandarina. Valencia y Castellón suponen el 81% del total exportado por España. Alemania, Francia, Polonia y Reino Unido son los principales clientes. También son reseñables las ventas a Norteamérica, tanto a EEUU como a Canadá.

Limón y pomelo. Aquí hay que hablar de Murcia que controla el 65% de las ventas al exterior de limón. Con el pomelo el pastel se lo reparten casi a partes iguales murcianos y valencianos. Entre los mercados, destacar Alemania, Francia, Polonia y República Checa.

comarca de Los Valles

Distribución. A diferencia de Europa, en España el canal tradicional tiene un gran peso. Tiendas de barrio, mercados (ambulantes y tradicionales) acaparan la mitad de las ventas. El supermercado, el hiper y las tiendas low cost están por detrás. En definitiva, la frutería gana la batalla.

Consumo. Datos interesantes que desconocía: cada español compra anualmente 2,3 kilos de limones, casi 7 kilos de mandarinas y 20 kilos de naranjas. Las mandarinas son las que más crecen, a costa de las naranjas, que aún así suponen un consumo total en nuestro país de un millón de toneladas.

Posdata: las fotografías que acompaño las hice esta campaña en la Comunidad Valenciana. Las de campo son de la comarca de Los Valles, al norte de la provincia de Valencia, y las de almacén fueron hechas más al sur en la comarca de La Safor.

bolsitas de cítricos

El grupo Tribelli: Agroiris, Murgiverde y Fruca

Producto de Almería

Esta mañana he estado en la SAT Agroiris, acompañado por Mª Carmen Manjón y Beatriz López, de Enza Zaden. He podido saludar a Juan Antonio Díaz Planelles al que llevaba tiempo sin ver y su hijo, Javier, nos ha mostrado la línea de trabajo que desde el año 2010 llevan con el pimiento mini cónico (el extradulce conocido coloquialmente como ‘sweet bite) y con el nuevo XL, también dentro del mismo concepto de pimiento dulce, pero en este segundo caso tipo italiano. Ambos conforman la marca Tribelli, de Enza Zaden. Decía bromeando Planelles que por culpa de este pimiento tienen el almacén abierto en verano.

Mª Carmen Manjón, Javier Planelles y Beatriz López

Agroiris es la empresa que ha catapultado la marca Tribelli, pero recientemente se han adherido a este grupo la también ejidense Murgiverde y la murciana Fruca. Agroiris incluso ha diseñado su propia caja, como podéis ver en algunas imágenes, para atender a su segmento Premium. Clientes reconocidos en Alemania, como Rewe y otras cadenas; y en Reino Unido, como Tesco.

Javier PlanellesEsta SAT, situada en la carretera de Almerimar de El Ejido (Almería), ha equipado sus instalaciones para agilizar la confección de este producto, separando de manera automatizada los tres colores del Tribelli mini. El resultado final son bolsitas generalmente de 200 gramos con pimiento mini cónico rojo, naranja y amarillo, destinado a la exportación.

sellado XLEsta campaña como novedad Enza Zaden ha lanzado el Tribelli XL (el tipo dulce italiano rojo). Agroiris tiene alrededor de 30 hectáreas de este otro pimiento de mayor calibre, dentro de la marca Tribelli, más otras 70-80 del mini.

El grupo Tribelli trabaja por programa, es decir, suministrando a sus clientes en destino los doce meses del año. Es un producto fresco que se demanda en Europa, como muchos ya sabéis los pimientos mini cónicos se consumen como golosinas, en crudo. Son una alternativa a la bollería industrial y a las galletas. Comer hortalizas como aperitivo.

Naranja, rojo y amarilloMe contó Javier Planelles que se hacen tres siembras para completar el ciclo de doce meses. La más conocida y habitual de junio-julio, otra en septiembre y otra en abril-mayo. El pimiento que ahora se envasa en estos lineales de Agroiris es de plantaciones de primavera.

Y muy importante. Hay variedades de la marca Tribelli para invierno y otras para verano. Todos estos pimientos que veis en las fotografías se están recolectando ahora en pleno verano en invernaderos del Poniente almeriense. Otra manera más de romper el mito de que en Almería no se puede cultivar en julio y agosto.

XL Tribelli

Carta de una lectora española desde Alemania

Rosalia Gómez

Buenos días José Antonio,

hace varias noches, mientras zapeaba por la tv, me encontré con un debate entre la exministra de Agricultura, Alimentación y Protección de los consumidores (RENATE KÜNAST, por los Verdes, 2001-2005), un experto en empresas de descuento (que se refieren a las grandes cadenas) y asesor de ALDI ( THOMAS ROEB ), un gran empresario del sector de la carne (JÜRGEN ABRAHAN ), una periodista dedicada al sector de la agricultura y que ha publicado libros sobre agricultura (TANJA BUNSEE ) y por último a un agricultor y bloguero que actuaba como representante de los productores agrícolas (BAUER WILLI ), que en Alemania, no solo son agricultores, sino además ganaderos.

Este agricultor ha creado un blog en donde ha publicado un escrito dirigido al consumidor, y le pide consejo  sobre qué hacer con su empresa, porque ellos reciben muy pocos beneficios de sus productos, mientras que los consumidores pagan lo que las grandes superficies le imponen… el eterno problema. Es por eso, porque es un eterno problema en nuestra tierra también, me ha gustado ver un debate de televisión solo dedicado a este asunto que parece pulular por todos los rincones del mundo ¿por qué el agricultor recibe tan poco por sus productos, mientras que el consumidor paga lo que le piden?, ¿son las grandes superficies responsables?, ¿por qué el productor tiene que atenerse a producir cada día mayor calidad, mientras que recibe los mismos precios de siempre? Teniendo en cuenta que estamos ya en un mundo globalizado, y que las situaciones de unos lugares no son tan diferentes a la de otros, es importante que sepamos qué hacen unos y otros.

Algunos productores que intervinieron preguntaron a los expertos “¿por qué no recibimos un precio medio?”. Otra gran duda al respecto ¿es esa una solución?. Muchos productores han pactado precios medios y todavía esa política no ha prosperado. Se tocó el tema de la agricultura ecológica, que con el tiempo no parece ser tan rentable debido a los elevados costes y a la baja rentabilidad, producción de leche, huevos y carne.

No deja de ser interesante ver las intervenciones por parte de los expertos en economía e industria,  expolíticos, periodistas y empresarios agrícolas.

farmer-657343_1920

Al escribirte este correo he visto que ya hay algunos comentarios en SPIEGEL, que como sabrás es una revista bastante importante en este País. Para terminar, el título del debate era algo así. ‘La rabia o el rencor del agricultor’, yo en nuestro lenguaje diría ‘El cabreo del agricultor’.

Para aquellos curiosos que quieran informarse sobre cómo se mueven en otros lugares, el programa fue en la primera de la tv alemana (Das Erste ), el nombre del periodista que modera el debate es GÜNTER JAUCH. El SPIEGEL, ya ha hecho algunos comentarios que podreis encontrar en internet con ‘traducción de la página’. Te adjunto el enlace del blog  start – Bauer Willi, en donde se publica la ‘petición de consejo al consumidor’.

Espero que te sea de interés. Un saludo, Rosalía Gómez

http://www.bauerwilli.com/

Aclaración. La fotografía que acompaño a la carta de esta almeriense residente en Alemania pertenece al enlace de la página que me envía, en la que podéis encontrar información sobre el debate que nos describe.

Hortalizas de Almería, a precio de oro en Alemania

FullSizeRender Soy Alberto García, periodista y director del programa ‘Agricultura en la Onda’ de Onda Cero El Ejido, que realizamos todos los días de 3 a 4 de la tarde. Quiero, antes de nada, agradecer a José Antonio Arcos la oportunidad que me ofrece para poder expresar mi opinión y felicitarle por su maravilloso y único blog.

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar la región de Renania, en Alemania. Colonia, Dusseldorf, Essen, Leverkusen, Dortmund, Wuppertal, Aquisgran o Coblenza, entre otras.

IMG_7166

Tengo la (buena) costumbre de que cada vez que visito un país extranjero, (será por deformación profesional o amor a mi provincia), me doy una vuelta por los supermercados de la zona, principalmente para ver si hay hortalizas de la provincia de Almería. Ya sea supermercados grandes o pequeños, de cadenas de distribución conocidas o no, pero tengo esa manía y no puedo remediarlo.
IMG_7169 En este caso, en la ciudad de Remscheid, muy cerca de Colonia, visité el supermercado ‘Kaufpark’. Pues bien, aún estoy impresionado y alucinado de los precios de nuestras hortalizas en Alemania. Como se aprecia en las siguientes fotografías, en algunos casos, los precios son prohibitivos para una familia media alemana. No llego a comprender cómo estando la berenjena en Almería a unos 30 céntimos (o menos) el kilo hace 10 días, en este supermercado alemán se vendían a 2,99 euros. El calabacín, por debajo ya del euro en Almería, a 3,49 euros el kilo.  Y ya a 3,99 euros el kilo de pimiento, ya fuese rojo, verde o amarillo. En el caso del pimiento puede ser más normal, ya que hace 10 días obtuvieron los mejores precios de la campaña, pero el resto, es vender hortalizas a precio de oro. Lo único bueno es la calidad de las hortalizas almerienses en ese supermercado. De primera.

IMG_7154

Tengo familiares viviendo en esa zona de Alemania. Llevan casi 30 años en Remscheid y no entienden cómo las hortalizas almerienses se venden a esos precios. Y no sé cómo explicarles los motivos. Ni yo mismo los llego a entender. Me dicen que a esos precios no pueden comprar a diario nuestras hortalizas. Normal. A partir de esta época ya empiezan a llegar a los supermercados alemanes hortalizas producidas allí, más baratas, aunque desconozco la calidad. Lo que no es de recibo es que la diferencia entre el precio que se le paga al agricultor y lo que paga el consumidor final sea tan abismal. Está claro que en este mundo, todos tienen que ganar dinero. Pero ¿con qué márgenes comerciales? Las cadenas de distribución europeas, y si nos centramos en Alemania también, son quienes ‘parten el bacalao’. La provincia de Almería tiene un serio problema comercial. Al igual que en su día se produjo (bienvenida sea) la famosa ‘revolución verde’, Almería necesita una nueva revolución: ‘la revolución comercial’.

IMG_7168

No podemos ser competitivos ofertando desde 200 empresas productos agrícolas almerienses. La provincia y el sector están en manos de las grandes cadenas de distribución y los agricultores también. De qué sirve ser los mejores en calidad, producción integrada y lucha biológica, innovación o utilización de los recursos hídricos, cuando lo que verdaderamente importa, que es la materia prima y nuestras hortalizas, se paguen en origen a precios irrisorios, en muchos casos, en comparación con los precios en destino.

IMG_7155

Esta es una de las cosas que el sector hortofrutícola almeriense debe mejorar, entre otras claro. Yo para esto no tengo respuestas y si lo intento explicar, me faltan claves. Quizás las tengan quienes, todos los días, descuelgan sus teléfonos para ofertar producto almeriense. Insisto, urge una ‘revolución comercial’ en el campo almeriense….

 

Si no, seguiremos siendo los más ricos del cementerio. Yo no lo entiendo.

IMG_7167

Yo no he estado en la feria de Berlín. Pero os voy a hablar de Alemania

¿Saben nuestros comerciales y todos los empresarios españoles que acudieron la semana pasada a Berlín cuánto se gastan los consumidores alemanes en verduras? Lo digo porque son cifras esenciales para saber si un mercado está maduro o no. Quizá los datos que voy a dar a continuación sirvan a más de uno para su trabajo diario. Yo no estuve en Fruit Logística, pero sí me he preocupado de buscar esta información “estratégica”.

calabacín español en Berlín

Los alemanes afrontan un gasto medio anual de casi 150 euros per cápita, lo que se traduce en un consumo de 69,2 kilos de verduras al año. El tomate va en aumento, ya que ha pasado de un consumo que rondaba los 10 kilos campañas atrás hasta alcanzar los 11,4 kilos actuales; el segundo hortícola que más come un germano, la zanahoria, también va subiendo desde los 7 kilos hasta los 8,4 kg. En una proporción similar asciende la demanda del resto de los diez primeros hortícolas de la cesta de la compra germana, como la cebolla, el pepino, el pimiento, la lechuga iceberg, el espárrago, la coliflor, el puerro y el calabacín.

Berlín a vista de pájaro

Voy a afilar un poco más el lápiz. Un alemán se come de media al año 7,2 kilos de pepinos, 5,7 kilos de pimientos, 3,1 kilos de lechugas iceberg o 1,5 kilos de calabacinos. Y quiero subrayar que según las estadísticas oficiales la progresión de los últimos cinco años indica que los teutones cada vez comen más verduras. Subrayo esto para silenciar los argumentos de quienes dicen que se vende más barato en Alemania porque hay menos demanda de hortícolas. Simplemente es mentira. No lo digo yo, sino los números. Esos que nunca mienten.

También he estado consultando bibliografía sobre la producción hortícola de Alemania. Sus condiciones climáticas dificultan el cultivo de los hortícolas tradicionales de la cuenca mediterránea, eso ya lo sabemos todos. Así que en este país del norte de Europa los tres principales productos son el espárrago, la zanahoria y la cebolla. Hay casi 20.000 hectáreas de espárrago, más de 10.000 ha. de zanahoria y algo menos de cebolla. Bastante por detrás siguen en orden de importancia, en cuanto a superficie se refiere, repollo, guisante, frijol, coliflor, lechuga iceberg (3.400 hectáreas), espinaca y calabaza.

berenjena hispana         pimientos california          Centro comercial berlinés

Visto esto, en el top ten de sus hortícolas, no figura ningún cultivo de la pizarra de los invernaderos almerienses. Significa esto que nos tienen que comprar, significa esto que tenemos que saber venderles.

Algunas estructuras invernadas tienen, pero pocas, donde se cultiva tomate rama. Es tan simbólico que solo aparece en las últimas páginas de las estadísticas.

Posdata: Las fotos son de los propios lectores. He hecho una pequeña selección de las que me habéis enviado en los últimos días. Internautas que evidentemente sí han estado en la feria de la capital alemana.

Torre de Berlín

Dubai sí, Dubai no

La persona que veis en la imagen es Hani Ayloush, gerente de una de las empresas importadoras de frutas y hortalizas más importantes de los Emiratos Árabes, Fruit Line Trading. La instantánea está tomada en el hotel El Edén, El Ejido (Almería), esta misma mañana. Allí este empresario ha explicado algunas claves para exportar al Golfo Pérsico. Ha sido durante la jornada organizada por los responsables de Fruit Logística en España, que han presentado en este enclave la próxima edición de la feria alemana, que se celebrará del 4 al 6 de febrero de 2015 en Berlín.

Hani Ayloush

Hani Ayloush comentaba que el principal obstáculo para los envíos de perecederos hasta esta zona del mundo está en los gastos de logística, que hay que ajustarlos. Pese a este inconveniente, son muchos los países europeos que allí envían alimentos.

El mayor exportador agroalimentario a los Emiratos Árabes es Italia, seguido de Francia. Los españoles estamos en tercer lugar, y a continuación los holandeses. Me llama la atención que en este mercado nos situemos por delante de los neerlandeses, cuando hace unos años era justo lo contrario. Era fácil encontrar entonces pimientos de Almería enviados desde Rotterdam.

Holanda en perecederos sigue usando el avión, como primer medio de transporte. Sin embargo, España para exportar a Dubai y al resto de Emiratos opta mayoritariamente por el barco.

Desde nuestro país sobre todo se exportan al Golfo Pérsico, según Ayloush, por este orden cítricos, frutas de hueso, manzanas, uvas, bananas y en último lugar hortícolas. Verduras también se fletan, pero en menor volumen que otros frescos. Así que la pregunta es una obviedad, pero no se la hago a él, sino a nuestros comerciales: ¿Mandamos a Dubai? ¿Sí o no? ¿Por qué?

Sobre los Emiratos Árabes, se suele pensar que es una zona ostentosa, donde el petróleo ha hecho que el nivel adquisitivo sea muy superior al que se disfruta en España. Sin embargo, llama la atención que lo primero que miran estos ricos consumidores a la hora de comprar frutas y hortalizas sea el precio (…). Otro detalle que observan mucho, más incluso que el sabor, es el aspecto de las verduras y frutas.

Posdata. Sobre la feria de Berlín, decir que este próximo año prevé un incremento del 10% de participación de países hispanohablantes, lo que incluye una destacada presencia de empresas españolas. Habrá también jornadas de industria auxiliar, que tratarán temáticas relacionadas con los invernaderos o la poscosecha, por ejemplo.

¡Ojo a Turquía! El mayor productor de tomate y el país más beneficiado por el veto ruso

En demasiadas ocasiones se nos va la mirada hacia el sur, para cruzar el Estrecho y debatir sobre la competencia del vecino marroquí; pero muy pocas veces centramos la atención en oriente, donde hay un coloso llamado Turquía, que es el mayor productor de tomate de esta parte del mundo.

tomate en caja de madera

Además, Turquía – junto a Israel – es el gran beneficiado del veto ruso. Puesta la barrera a las producciones comunitarias, turcos e israelitas tienen mucho que vender a Rusia. Sin embargo, puede haber otra lectura, ya que si ambos países se centran en el mercado de Moscú, en cierto modo descongestionarían los mercados europeos – ya maduros – para beneficio de los productores españoles. Países como Alemania o Francia durante esta campaña podrían tener más volúmenes de perecederos hispanos, con un previsible repunte para la media de nuestros agricultores. Pero eso habrá que verlo.

Igual que habrá que ver en el futuro – y es esto en lo que quiero detenerme – qué ocurre con el tomate español, si algún día Turquía ingresa en la Unión Europea. Algunos datos para la reflexión, extraídos de la estadística oficial de la UE, Eurostat.

Superficie. España tiene casi 26.000 hectáreas de tomate para el consumo en fresco; Turquía entre 124.000 y 128.000 hectáreas. ¿Impresionados? Yo también lo estoy. Habría que matizar que la mayoría de esa superficie es al aire libre, ya que Eurostat cifra en 24.000 las hectáreas de invernadero con cultivo de tomate que hay en Turquía, mientras que en España ese guarismo está en casi 20.000 hectáreas. En resumen en este último aspecto, son 4.000 hectáreas en cultivo intensivo de tomate a favor de los productores turcos. Un número nada desdeñable.

Producción. Si se suma el cultivo al aire libre, más el protegido, más el tomate de industria, Turquía tiene una capacidad productiva de 11.000 millones de toneladas de tomate. ¡¡Bárbaro!! Le sigue muy por detrás Italia con más de 5.000 millones de toneladas de tomate (insisto que en todas las categorías), mientras que España está en el tercer lugar con algo más de 4.000 millones de toneladas. A continuación Portugal, ya por debajo de la barrera de los 1.000 millones de toneladas, después Grecia, seguida de Holanda, Francia y Polonia.

Llama a la confusión el poco tomate que produce Holanda, y los ríos de tinta que se escriben sobre el tomate holandés; y lo mucho que produce Turquía, y lo poquísimo que se escribe al respecto.

verde ensalada

Lidl hace el trabajo de los comerciales de cooperativas y alhóndigas

¿Os imagináis a las distribuidoras haciendo de exportadoras? Pues parece que ya lo hacen, al menos fue el argumento con el que la prestigiosa publicación económica Alimarket presentó la primera ponencia de su ya tradicional jornada técnica durante Fruit Attraction. Con este tema voy cerrando el periplo de artículos emanados del salón madrileño de las frutas y hortalizas 2014. En la imagen inferior, el conferenciante Oscar Moreno, según la presentadora es la persona de la revista que más sabe de agroalimentario. Pues si lo dijo la jefa de Alimarket, pues así será. Pero si ahora alguien me dice que la presentadora no era la que mandaba, pues me caigo para atrás. Todas las veces que la he visto estos años atrás sobre el escenario ha sido quien ha puesto firme a todo el personal. Siempre. ¡Pena que no tenga una imagen de ella! Para el próximo año.

Oscar Moreno

¡Vayamos al grano! Bajo el título ‘La distribución como vehículo de internacionalización para el proveedor hortofrutícola’ Oscar Moreno defendió que una tendencia creciente de las cadenas hoy día consiste en introducir a sus proveedores de frescos en los países en los que dichos supermercados se encuentran. El ejemplo paradigmático es la firma alemana Lidl. Me imagino al pequeño exportador granadino, almeriense o murciano agarrándose a Lild para poder entrar en Berlín. Por eso he querido rescatar esta imagen de mi último viaje a la capital alemana. Ese ángel dorado dando la bienvenida a los productores españoles.

My beautiful picture

Para que el comentario no parezca que está hecho con sorna, daré algunos datos que así avalan el papel de la cadena como nuevo agente comercial. Lidl compró en España el pasado año productos agroalimentarios por valor de 3.000 millones de euros. 1.500 de esos millones se destinaron después a la exportación.

Concretamente en frutas y hortalizas durante el último ejercicio adquirió más de un millón de toneladas en nuestro país. De este volumen una parte muy importante Lidl la mandó fuera de Alemania, a los supermercados de los 26 países en los que la firma tiene presencia. He ahí la labor comercial que desempeña la multinacional, ya que lleva esos tomates, pimientos, lechugas o cualquier otro hortofrutícola a países a los que quizá no exporten algunos de sus proveedores, ya sean cooperativas, centrales de exportación de las subastas o almacenes privados. De ese modo, esos perecederos entran en nuevos mercados de la mano de la cadena.

exportación

Es el mismo camino que podría haber seguido Mercadona si hubiese desembarcado en Italia, pero no ocurrió así. Covirán en Portugal ya lo hace con muchos pequeños  proveedores locales, incluso DÍA y Carrefour (ahora separados). La descentralización de las compras de las cadenas ha llevado a esta situación, pero aún es temprano para saber si es una tendencia de futuro o solo el título de una sugerente conferencia.

Acabo con una foto de tomates españoles en un supermercado alemán. No es Lidl, pero me ha parecido interesante porque se ve con claridad la caja de una empresa almeriense, Agromullor.

super 'Real' tomate Agromullor

Alemania abre una línea de tren de mercancías hasta China

Quiero acabar el domingo e iniciar la semana contando una de esas noticias que meten el dedo en la llaga en uno de los retos históricos del campo, que aún sigue pendiente: el transporte de larga distancia. Si sobrevivimos gracias a la exportación, mejorarla es garantía de mayor supervivencia. Y la exportación se mejora llegando más lejos, en menos tiempo, a un menor coste y abriendo nuevos mercados. ¿Es posible exportar al este del este?

transporte ferroviario de hortalizas

En su momento, a principios de julio, narré cómo holandeses y franceses exportan hortícolas por avión al lejano Singapur. Pero hoy me voy a detener en el tren, ya que hace unos días ‘Vía Libre. La revista del ferrocarril’ publicaba una información en la que se anunciaba que desde principios de este mes de septiembre se ha abierto una línea ferroviaria directa entre Alemania y China. Recorre 10.000 kilómetros en 17 días, 20 días menos que por barco. El tren atraviesa Polonia, Rusia y Kazajastán. Y ahora me pregunto yo, ¿qué pasa con el famoso corredor Mediterráneo? ¿Para cuándo realmente? Y tanto que se habla del AVE de pasajeros hasta Almería, ¿por qué no lo hacemos también de mercancías? Os paso el enlace al artículo de ‘La revista del ferrocarril’ donde hay un mapa donde se aprecia con detalle todo el itinerario. Las primeras mercancías que han empezado a mandarse no son productos frescos, pero son solo las primeras. Seguro que más adelante esos trenes exportarán todo lo que se demande desde el gigante asiático: “Más de 10.000 kilómetros que separan Hamburgo y Henan”.

estación de tren

Iustro esta breve reflexión con unas viejas fotografías que hace un par de años me pasó el que fuera director de Renfe en Almería en los años que se envió un convoy piloto con verduras frescas precisamente hasta Hamburgo. Aquello duró lo que se tarda en leer este post. En fin, que ahora el ayuntamiento de Almería piensa en darle otra utilidad bien distinta, y más inmobiliaria, al lugar en el que están tomadas estas fotos. Imágenes que por sí mismas tienen un gran valor. Reflejan que en el transporte por tren hemos ido como las tortugas, para atrás.

transporte por tren

Lo llamativo es que en Almería no funcionan ni aviones, ni barcos ni trenes. No voy a criticar al camión, ya que es el sustento de muchas familias, pero lo cierto es que estoy cansado de leer proyectos y más proyectos de intermodalidad que luego terminan siendo siempre cortinas de humo.

A modo de recordatorio de lo que sí hace Holanda y Francia os dejo los enlaces a los artículos de sus exportaciones de frescos al continente asiático: “El Marco Polo de la agricultura es holandés” y “Desmontando mitos. Envíos de perecederos a Asia. II parte”.