Lo que se esconde tras el oro rojo: el fresón de Huelva

Os saludo a todos desde un pueblecito de Huelva escondido en su comarca del Andévalo donde el paisaje se viste de ganaderos y agricultores desde que se despiertan de sus sueños y hasta que el cansancio de sus largas jornadas los duerme. Me llamo Alicia Cienfuegos, tengo 27 años y soy graduada en Ingeniería Agrícola.

PicsArt_1383047548993-001

Hace un par de meses tuve que hacer un trabajo para la Universidad de Huelva sobre minihortalizas y navegando por twitter encontré un nombre, un nombre del que con tan un sólo click observé más información sobre minihortalizas de la que mi profesor de cierta asignatura podría darme. Ese nombre es José Antonio Arcos, y hoy por hoy tengo que agradecer la oportunidad de escribir en su blog, gracias.

Vivo en Villanueva de los Castillejos, cercano a la localidad de Lepe, donde cada año más de mil familias viven del cultivo de la fresa, pero este año ha sido muy diferente.

Su inicio, la plantación, fue esperada por muchos agricultores y familias, próspera por el buen tiempo pudiéndose adelantar hasta en una semana. Pero, conforme fue avanzando el tiempo sólo se escucha que su precio bajaría…

Se sucedieron titulares como ‘Cae el 20% el precio de la fresa por competencia debido a la climatología benigna’ o ‘Se resiente la rentabilidad de las explotaciones freseras por bajada de precios del 20%’.

2014-05-14 19.15.18

Y, como yo, muchos de los agricultores y jornaleros, se preguntaban qué era lo que había pasado, ¿La climatología benigna había permitido adelantar la plantación en países como Holanda, Alemania, Italia y Reino Unido, así como en Polonia y Rusia? ¿Abrir la puerta a Marruecos había sido una buena opción señor Arias Cañete?

Nos advirtieron del peligro de la fresa marroquí y de sus bajos costes de producción, y por ello me puse en contacto con un compañero de profesión que actualmente trabaja allí y me dijo, que para Huelva, esto no supondría ni un riesgo en cuanto a nuestra calidad fresera, puesto que allí se tiene mucho que mejorar.

Mi búsqueda siguió hasta leer: Los cultivos de fresa, junto con el resto de frutas y hortalizas frescas no percibirán en España ayudas directas de la PAC, mientras que en países como Francia o Alemania sí lo harán. Los agricultores creen que esto es “una discriminación más” que dificultará la viabilidad del sector en los próximos años” (Marta García, 13/05/2014).

¿No será cuestión de las políticas? ¿Nos han engañado advirtiéndonos del cuidado de Marruecos cuando nuestra mayor competencia viene de Europa? ¿Es casualidad que este mismo año el sr. Arias Cañete ascendió a Europa y no sea esto en gancho para ello? ¿éstos artículos están envolviendo una rosa con espinas?

Los hechos son que hoy por hoy el fresero cobra 0,30 €/Kg de fresa, y que sus costes de producción ascienden a 0,90 €/Kg, que nos encontramos ante la peor campaña de la fresa de la historia reciente (Antonio Luis Martín, portavoz de la UPA), y que nuestro 70% de la producción se destina a Alemania, Holanda, Italia y Reino Unido, los mismos países beneficiados de la buena climatología.

Anuncios

El Nueva Delhi sí ataca al tomate, solo y con el virus de la cuchara. Comprobado

Imagen

Es la principal conclusión de la intensa jornada sobre virosis celebrada hoy en el Ifapa de La Mojonera. Es un notable avance, ya que en la primera charla del Ifapa – a principios de diciembre en las instalaciones de SUCA – aún no se sabía la incidencia del Nueva Delhi en tomate, solo se había detectado en laboratorio, pero no en un invernadero. Pero ahora todas esas preguntas que entonces se hacían los agricultores de si el Nueva Delhi podía afectar al tomate, si iba o no enmascarado con el virus de la cuchara… ¡ya tienen respuesta! El Nueva Delhi que tenemos en Almería ataca al tomate, puede ir solo o acompañado del virus de la cuchara, tal y como ha constatado el Ifapa en las muestras recogidas en las fincas de su propio centro, como en las llevadas por los propios agricultores. ¿Os acordáis en el campo de Níjar, por la zona del 21, las decenas de hectáreas de tomate que fueron arrancadas este invierno y que no se sabía si era el virus de la cuchara más virulento que nunca o qué demonios era? La respuesta ya sabemos cuál puede ser. Sin embargo, aún hay mucho trabajo por delante y hay que ser precavidos en las conclusiones. Por ejemplo, parece (y uso el verbo parecer, no otro) que el Nueva Delhi en tomate no deteriora el fruto, como sí lo hace en calabacín, que deja de ser comercial.

Almudena Simón fue la ponente de la sesión que despertó más interés, la del ToLCNDV. ¿Puede transmitir una mosca blanca adulta infectada de Nueva Delhi el virus a su descendencia y que ésta a su vez la pase a una planta sana? No, así que la mosca no es el reservorio; sino más bien las plantas afectadas, de ahí la importancia de que sean retiradas con control.

También explicó que en sandía con las altas temperaturas es más fácil observar la incidencia del ToLCNDV sobre la planta. Y la pregunta, ¿cómo afecta al fruto? Pues aún no hay una respuesta determinante, sencillamente porque las sandías que hay en el Ifapa aún están en un estadio temprano.

Imagen

Pero hubo más cosas. Por ejemplo, el nuevo virus del amarilleo en judía. Leticia Ruiz explicó que el más reciente LCV-SP (lettuce chlorosis) habría desplazado al más antiguo BnYDV (bean yellow), que habría desaparecido debido a su estrecho rango de huéspedes. De hecho, desde hace varios años el Ifapa no ha encontrado muestras del BnYDV. Ambos se transmiten por mosca blanca y provocan acartonamiento de la hoja, torsión del fruto y amarilleo. La solución en cualquier caso es la misma: prevención y manejo integrado de plagas.

Imagen

Hubo dos ponencias más. Ana Pérez abordó el control de la podredumbre de la base del tallo de calabacín causada por Fusarium solani. Describió un ensayo con tres alternativas. Se probaron catorce cultivares susceptibles a la enfermedad (sin buenos resultados); se usaron ocho productos fungicidas (tres de ellos fueron eficaces) y dos biológicos; y se incidió en la solarización y la biosolarización, que fue la mejor opción, ya que así se reduce el inóculo del Fusarium solani en el suelo.

Y finalmente la última intervención fue la de David Navarro, centrada en el swirskii en pepino temprano y en el modo de fomentar su uso. Propuso hacer las sueltas en el propio semillero, lo que abarataría el coste para el agricultor, serían necesarios menos individuos y se adaptarían mejor. Para mantener las poblaciones con frío se las alimentaría con polen, que ya no sería necesario en pepino de primavera.

Futuros proyectos del Ifapa. Uno de los próximos ensayos, relacionados con el Nueva Delhi, será estudiar la instalación temprana de swirskii en calabacín de otoño. Pero sin lugar a dudas el proyecto más ambicioso se  determinará este próximo viernes. Entonces se sabrá si el Ministerio otorga los dineros necesarios para que empresas privadas y centros de investigación públicos de distintas regiones puedan investigar las herramientas con las que combatir al Nueva Delhi. Será la primera gran decisión relacionada con nuestra agricultura de la sucesora de Cañete, Isabel García Tejerina. Os dejo el artículo en el que ya adelanté este proyecto: “El sector público se pone las pilas con el Nueva Delhi y crea una plataforma de investigadores”.

Imagen

La campaña de tomate más corta

Los tomates en Almería llevan desde Semana Santa vendiéndose en una horquilla de entre 8 y 10 céntimos. Cualquiera que conozca el funcionamiento de las pizarras agrícolas sabe que los tres o cuatro primeros cortes son puro maquillaje, así que para calcular la verdadera fiebre que se sufre en el principal cultivo del campo almeriense hay que mirar los cortes posteriores. Esos ínfimos precios obligan a que la campaña esté ya finiquitada en la principal zona productora de tomate del país.

Imagen

Hay algunas comercializadoras que les han dicho estos días a sus agricultores que no lleven más género al almacén “por problemas de comercialización”, ¡vamos, que no se venden! Sería importante que esto lo supieran las asociaciones de consumidores y amas de casa de España porque sobra tanto tomate en el campo que se tira o no se recoge, ¿a qué precios están en los lineales de los supermercados? Es injustificable que en este momento el consumidor pueda pagar un precio alto por sus tomates. Lo normal es que el precio sea tan barato y asequible como para que en todos los hogares españoles se pueda tomar gazpacho a diario. Lo digo con sorna, pero también lanzando un globo sonda, valga la redundancia (al más puro estilo de Magán).

Las explicaciones que dan los comerciales son las de siempre. Nada nuevo bajo el sol. Que hace calor, que el buen tiempo ha adelantado las producciones de otras zonas de Europa y que se ha producido una avalancha de producto. Cierto o no, yo me hago algunas reflexiones, ¿para qué tantas novedades en variedades de semillas con nuevas tolerancias o resistencias, con mejor comportamiento poscosecha, con más sabor o con un color más intenso? ¿para qué todo el circo de la innovación, de la formación, de la apertura de nuevos segmentos de mercado, nuevos envases, control biológico, fusión de empresas…? ¿para qué sirve todo un sector hiper-profesionalizado como el del tomate, si se descubre que es un gigante con los pies de barro?

Imagen

Quiero ilustrar esta reflexión con un par de fotos de Expolevante, un magnífico escaparate para promocionar el cultivo de tomate. Los había de todos los colores, calibres, con nuevos formatos y peculiaridades, pero la buena intención de esa feria agrícola recién concluida contrasta con la realidad que hay a pie de campo.

Los precios lo son todo. El tomate de invernadero no va a levantar ya cabeza esta campaña y lo más lógico es que en breve empiecen a arrancarse las plantaciones. El verano se antoja largo, muy largo porque los agricultores no tienen nóminas. Cuando el invernadero quede baldío, habrá que esperar a que el verano pase sin contratiempos y llegue el otoño lo antes posible.

Y una última observación, ¿para qué levantar nuevas estructuras y aumentar la superficie invernada? ¿y qué objetivo tiene mejorar la productividad por metro cuadrado? ¿quién se beneficia por sacar más kilos? ¿quién se va a comer esos tomates? Otra vez como respuesta la fiebre y la gallina que se quedó sin huevos de oro. Hablando de circos, en unos días tendremos el de las elecciones europeas. ¡¡El lunes ya estaremos todos salvados!!

Nos toman el pelo. Elecciones europeas. ¿A quiénes defienden?

Me llamaron ayer de Antena 3 porque en breve van a emitir un programa sobre alimentación. Al compañero periodista que me echó el teléfono le había tocado la patata y empezó a preguntarme sobre este tubérculo, pero rápidamente le contesté que yo no era la persona más indicada para hablar de este cultivo. Entonces me dijo que había otro chico al que le habían encargado el tomate. Así que más tarde recibí la llamada de otro periodista interesándose sobre el cultivo del que más hemos hablado en este blog. Amén del calabacín, claro, traído casi siempre a colación por el virus Nueva Delhi.

Comparto esto con vosotros porque me gustaría saber qué le habríais respondido vosotros a Eduardo, que es como se llama la persona encargada de preparar los contenidos referidos al tomate en ese próximo programa de alimentación que pronto veremos en Antena 3 o la Sexta (como ahora van de la mano, supongo que se emitirá en ambas cadenas en distintos momentos). Me preguntó por qué los consumidores siempre pagan un precio parecido por el tomate, es decir, aunque el agricultor reciba cuatro perras por sus tomates sin embargo en destino la ama de casa siempre tiene que rascarse el bolsillo. ¡Qué largo de contestar, verdad!! También quiso saber qué pasa con el tomate de Marruecos, cómo afecta a nuestras producciones. Y cómo es el tomate holandés. ¿Cómo se lo habríais explicado? Apenas le pude hacer un pequeño esbozo del poder de negociación de la distribución; de la competencia desleal de Marruecos que se salta a la torera los cupos de entrada y los precios mínimos del acuerdo del tomate que tiene firmado con la UE (sin olvidar el diferencial de salarios); le subrayé que los holandeses tienen una productividad inversamente proporcional al sabor de sus tomates; o también le argumenté que la “calidad no es barata”, que hay que aprender a pagar un precio justo por saborear un buen tomate, pero que por desgracia los consumidores solo buscan barato y más barato sin preocuparse ni por el origen de lo que se comen ni por la seguridad alimentaria de unas zonas u otras.

Imagen

Estaba en Águilas (Murcia), visitando a un amigo, Fermín, cuando recibí la llamada de Eduardo, de Antena 3. Desde esta zona de Murcia hasta las cercanías de Vera toda la calle está poblada de cultivos, aunque os pongo una foto (imagen superior) en la que el marrón del primer plano recuerda que ahí había hasta hace poco lechuga. En esta comarca murciana, limítrofe con Andalucía, vi sandía negra y rayada (como la de la fotografía inferior) también melón, de distintas tipologías, cantaloup y piel de sapo principalmente, galia y algo de amarillo. Luego en el Levante almeriense vi que predominaba como cultivo la sandía. Al menos eso es lo que encontré.

Imagen

Conocí ayer por la tarde en Águilas a un empresario francés que definió perfectamente lo que por la noche no supieron explicar ni Cañete ni Valenciano en el teatrillo que hicieron en televisión. Explicaba este francés que los precios del melón y la sandía son ruinosos porque la Unión Europea es un coladero de esos productos venidos de Latinoamérica, Senegal y Marruecos. Los alauitas en este momento están enviando melón a mansalva a los mercados europeos y él se preguntaba por qué la Unión Europea no da prioridad a las producciones de Grecia, Italia, España, Portugal o Francia. Así de sencillo. No tiene sentido que los agricultores europeos tengan que competir en desventaja con otros países para malvender sus melones y sandías.

Imagen

Luego por la noche veo a la señora Elena Valenciano pronunciar desde la lejanía las palabras “sector agroalimentario” y a Arias Cañete autofelicitándose por lo que no hizo en el Ministerio de Agricultura y me doy cuenta, una vez más, que “en el país de los ciegos el tuerto es el rey”. Y me viene al recuerdo la conversación mantenida unas horas antes con Fermín en la que me explicaba lo rica y variada que es la huerta murciana y lo poco que los políticos hablan de ella: en Murcia hay cítricos, cereal, vid, olivar, fruta de hueso y de pepita, y hortícolas de todo tipo al aire libre y en invernaderos de plástico y de malla. Es para sentirse orgullosos. Pero no. Nuestros políticos siguen a distancia planetaria lo que pasa en el campo español y, sin embargo, quieren que vayamos a votar en breve para nombrar a los euroburócratas. ¿Sabían estos políticos que quieren irse a Bruselas que fruto del acuerdo del tomate con Marruecos han cerrado en el pueblo murciano de Mazarrón más de una docena de comercializadoras, entre ellas Coara, Rodríguez, Pataleta, Agrícola Méndez, Agrícola Pinilla o Durán, entre otras que ahora no recuerdo?

Cuando en sus inicios a la Unión Europea se llamaba Comunidad Económica Europea uno de sus principios fundamentales era la política agrícola que tenía como fundamento el sostenimiento de los agricultores comunitarios. Pasaron los años, siguieron nuevos tratados, cambios de todo tipo y a los señores que viven en Bruselas y Estrasburgo se les olvidó uno de los pilares (la protección de los agricultores de la Unión) por los que se creó este club europeo en Roma allá por 1957. Ahora los productores no son importantes, salvo para asuntos que afecten a los empresarios agrícolas del norte de Europa, y vivimos en un mundo salvaje, deslocalizado, donde todo vale y solo reina el capital. Y además quieren que nos tomemos en serio las próximas elecciones para seguir legitimando su juego hipócrita.

Posdata.  Acabo con una fotografía que ayer tomé en Cuevas del Almanzora (Almería). Detuve el coche ante una plantación de calabacín al aire libre. Desde luego que no es usual, sobre todo después de una campaña llena de virus venidos de nadie sabe dónde.

Imagen

La feria del agricultor está en Níjar

Esta tarde la nueva ministra de Agricultura visitará Expolevante, la feria del campo de Níjar, que tras el silencio de Expo Agro se ha convertido en el referente del sector hortofrutícola almeriense en su conjunto, aunque eso sí, prima el tomate, mucho tomate. Almería quizá sea la primera escala oficial de la sustituta de Cañete. Me comentaban que no ha habido antes ninguna agrónoma que se sentase en el sillón del Ministerio. Ojalá se note. Un día antes, ayer estuvo la consejera andaluza de Agricultura, y en la inauguración todos los políticos locales. Las elecciones europeas de mayo reactivan el interés político por el agro, je,je.

Pero como no he compartido con ningún político en Campohermoso, me referiré a otros menesteres. Pidiendo un café en el expositor del semillero El Plantel conocí a un matrimonio de agricultores de la CASI, Antonio y Mari Carmen. El marido me contó que ha vendido esta semana sus tomates entre 6 y 10 céntimos. Tanto calor parece que ha adelantado las producciones europeas y ya aquí tenemos que olvidarnos de la campaña de tomate por este año. La señora Mari Carmen, muy orgullosa de su cooperativa, me mostró el carné. Son muchos, muchos lustros ya en la cooperativa de San Isidro. Buena gente.

socia CASI

Por Expolevante han pasado ya en estos primeros días de feria los últimos tres presidentes de CASI: Belmonte, Andújar y Vargas. Muy pronto creo yo ha coincidido esta feria, después del terremoto del fin de semana pasado. Ojalá la tranquilidad vuelva a esta empresa, y todos hagan como en Fuente Ovejuna, todos a una. Hablando de empresas que han tenido mucho traqueteo esta campaña, también pasé por el expositor de SAT Costa de Níjar. No vi al dimitido Esteban Caballero, pero sí a su expresidente y actual en la presidencia, Antonio Rodríguez Morante (último por la izquierda), que se dejó fotografiar con algunos de sus agricultores.

Imagen

También me tropecé con Juan Garrido, expresidente de la comunidad de regantes Rambla Morales. Menudo agujero le dejaron los políticos y las Administraciones a cientos de decenas de familias de esta comunidad. Aquello fue un sálvese quien pueda, empezando por los políticos de turno, ¡qué triste! Lo que pasa es que ya nadie estudia las hemerotecas. Pero Garrido y yo no hablamos de agua, sino de tomates. Juan ha montado su propia empresa, Doña Carmen, y es uno de esos agricultores que venden directamente. ¡Suerte!

Imagen

Este año Expolevante se ha quedado pequeña. Una docena de expositores no han entrado porque no había suficiente suelo para albergar tanta demanda de stand. Los pasillos de la feria transformados en un hervidero de profesionales que con su presencia han consolidado este evento. En esos pasillos estuve con Agustín López, ex de Savia Biotech, que ha creado con otro socio su propio proyecto, SP Laboratorios, ubicado en la capital almeriense. Usan marcadores de resistencia para la selección de nuevas variedades de semillas. Un tipo serio, formado y con una cabeza muy bien amueblada. Un verdadero emprendedor.

Imagen

Quiero acabar con dos datos significativos. La feria acaba a las 9 de la noche. Hasta el sábado. No son detalles menores. Mientras que la mayoría de las ferias para las 6 de la tarde han terminado y en fin de semana no hay nada, en Níjar es a partir de esa hora cuando los agricultores hacen pequeño el pabellón y los que no pueden ir entre semana pueden acercarse mañana sábado, ¿será porque Expolevante sí piensa en el agricultor?

posdata: Al final la noticia ha estado esta tarde en que no ha ido a la feria la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, sino su compañera de Empleo, la ministra Fátima Báñez, que posa (imagen inferior) en el expositor del Grupo Agroponiente, junto a Fresneda (Agroponiente-Níjar) y López (Vegacañada), amén del alcalde y el presidente provincial. Ayer tarde el ayuntamiento de Níjar iba a lanzar una nota de prensa confirmando la visita de la nueva titular de Agricultura, pero desconozco lo que haya podido pasar para que el relevo de Cañete no se haya dejado ver por Campohermoso.

090514 Agroponiente Vegacañada. Visita ministra Báñez

La renta agraria sube un 9%, ¿quién lo dice? Soraya Sáenz de Santamaría

Estaba a las cuatro de esta tarde almorzándome una berenjena rellena, por aquello de en la casa del herrero cuchillo de herrero, cuando las señoras Sorayas (una ninfa para cada bando, PP y PSOE) han empezado a comportarse como si estuvieran en un corral o en un establo. Lo daban en directo en el canal 24 Horas de TVE. Para ilustrarlo no he encontrado las fotos del corral de un amigo cabrero de San Nicolás (El Ejido), pero sí las de la vaquería La Goleta (La Cañada, Almería). Creo que en ambos casos, cabras y vacas muestran más civismo que el no mostrado hoy por Soraya Sáenz de Santamaría (PP) y Soraya Rodríguez (PSOE) en el Congreso de los Diputados. Ya lo siento por los animales de cuatro patas y lo mal que quedan en esta comparativa entre especies.

Imagen

Ambas señoras se miraban con odio, con prepotencia la una hacia la otra, reclamándole una Soraya a la otra que solo ella y nadie más que ella tenía razón, la otra respondía voz en grito como si estuviese en una verdulería diciendo que la otra y los suyos eran mucho peores. Una vergüenza. Desde luego que no me referiría en mi blog a este espectáculo circense de no ser porque empezaron a hablar del señor Cañete. Y como derivada surgió la palabra “agricultura” en la algarada, entonces agudicé los sentidos presto y seguro a escuchar alguna barbaridad y… zasssss. Llegó. En menos de 30 segundos la Soraya del PP soltó una de esas afirmaciones de otro mundo que tambalean la sensatez de quien las escucha y tiene los pies en el suelo. La señora número 2 del gobierno de España dijo que en tiempos de Cañete la renta agraria ha aumentado un 9%.

(…) Y se quedó tan feliz. Me da igual lo que supuestamente pueda decir cualquier estadística maquillada y manipulada, como siempre en estos casos. Nadie le rebatió porque a nadie le importa, o por lo menos ese hemiciclo al completo de políticos de la urbe más urbanita estaba pensando en otra cosa. Pero da lo mismo porque si hubiesen estado prestando atención a esa frase también daría absolutamente igual. No saben. Como si les dicen que las berenjenas son una fruta caribeña. Lo creerán y hablarán de Bárcenas y primas de riesgo. Puff, ¡qué pena más grande!

Asaja, una de cal y otra de arena. Cañete y su Trío Zapatista y la nueva campaña de antipromoción de melón y sandía

Tienen más razón que un santo los agricultores de Asaja que han puesto el grito en el cielo cuando han conocido la campaña de antipromoción de melón y sandía que han lanzado hace unos días Hortyfruta y la Junta de Andalucía. No sé si desde la Interprofesional y desde la Consejería de Agricultura no entienden aquello del boomerang de la comunicación, esto es, que haces una campaña buscando un propósito y lo único que creas es un problema. Porque vamos a ver, ¿para qué se hacen esos cartelitos que comparan la pesca de peces inmaduros con el corte de melones y sandías en verde? El símil es especialmente desafortunado, sobre todo, si queremos que nos paguen por nuestros productos un precio razonable.

Imagen

No puedo poner la mano en el fuego por todo el mundo, evidencia aparte tengo que decir que de los muchísimos agricultores que conozco ninguno corta en verde. Todos sabemos que antes de la recolección se mide el azúcar del cultivo, los días que sean necesarios, y que los cortadores no llegan allí como Pedro por su casa. Este campo es serio, los productores con sus técnicos planifican el corte del melón o de la sandía y no se improvisa, sino que está perfectamente calculado. Así que la campaña  no refleja la realidad actual del campo.

Comprendo perfectamente la crítica hecha ayer por la patronal agraria Asaja-Almería a susodicha campaña ‘Inmaduros, no’. Creo que Hortyfruta debería de gastarse el poco dinero que tiene en otras cosas, y la Junta dedicar su preciado tiempo a otros menesteres más acuciantes. El presidente de Asaja en Almería, Francisco Vargas, dice lo siguiente: “En lugar de potenciar un mensaje positivo y una imagen de nuestros productos como sanos y saludables, informando a los consumidores de sus beneficios, sus propiedades y su excelente sabor, se lanza un mensaje incorrecto y que compara una actividad delictiva como es la pesca de inmaduros con la recolección de melón y sandía supuestamente antes de tiempo; con amigos así no necesitamos enemigos. Hubiera resultado mucho más apropiada la puesta en marcha de una campaña que fomente el consumo de estas frutas, potenciando sus propiedades”. Suscribo sus palabras.

Además, Asaja ha pedido la retirada de la campaña porque “este tipo de campañas sólo traen una imagen negativa de lo que no es una realidad en el campo almeriense, lanzando un mensaje erróneo añadiendo un eslogan tan conocido, que es lo que queda en la mente del consumidor, y que además puede servir de arma arrojadiza para que los intermediarios hundan nuestros precios, favoreciendo de paso las importaciones de otros países como Senegal,Marruecos o Brasil”. Todo lo anterior a favor.

En contra

Sin embargo, no estoy nada de acuerdo con la valoración positiva que ha  hecho estos días atrás Asaja del señor ministro Miguel Arias Cañete. Está claro que cualquier argumento se puede defender, en el hipotético de que haya sido bueno en temas de agua, en algunas iniciativas legislativas (aún muy verdes) o en asuntos de la PAC (esto último lo pongo en entredicho); sin embargo, por desgracia es muy superior la balanza que contrapesa lo poco que ha hecho y lo muchísimo que ha dejado en el tintero. Concretamente en frutas y hortalizas Cañete ha pasado con más pena que gloria. Solo un ejemplo, ahora que quiere ser eurodiputado podía haber incluido en el régimen de pagos directos de la PAC a las frutas y hortalizas y no lo ha hecho. Si desde Madrid no ayuda al sector hortofrutícola, ¿qué nos hace pensar que vaya a dar un giro de 180 grados desde Bruselas? Pedro Barato, presidente nacional de Asaja, tendrá mucho que agradecerle cuando dijo hace unos días que “el campo español pierde por segunda vez un gran ministro de Agricultura”, ignoro los motivos de la supuesta deuda de Barato con el ministro terrateniente (parafraseando el post que le dediqué hace unos meses con aquel titular, ‘El ministro terrateniente’), pero está claro que los invernaderos no le deben nada a Cañete. Absolutamente nada.

La última persona que recuerdo con coraje y capacidad que se sentó en el Ministerio de Agricultura se llamaba Loyola de Palacio. Allá por los años 90, a finales. Aquella sí que batalló y dio más de una vez un golpe en la mesa. Una persona luchadora es lo que necesita el campo español. Que reivindique, que proteja, pero que también se sienta orgullosa de ocupar el sillón ministerial más importante del Consejo de Ministros.

Posdata: Acabo con una foto para enmarcar. En la isla canaria de La Palma hay un grupo musical muy popular, llamado El Trío Zapatista, que suelen poner en el programa despertador de Europa FM (os aconsejo que los busquéis por Youtube y prestéis atención a sus letras humorísticas, como la del paracetamol). Pues bien, hace dos semanas Cañete, Elena Espinosa y Rosa Aguilar se juntaban para inmortalizar un retrato de la anterior ministra, su particular trío zapatista. Me da igual que el color sea pepero, socialista o comunista, para el caso es lo mismo. Esta instantánea es la viva constatación del teatrillo de los políticos, en el escenario hacen como que se pelean, pero luego se ponen medallitas los unos a los otros. O habría que decir cuadros. Y como el tiempo lo cura todo, saben que más pronto que tarde nadie recordará lo desastrosos que fueron.

Imagen

Carta de un periodista hijo de agricultores dirigida a la persona que nombre al próximo ministro, sustituto de Cañete

Imagen

Estimado señor político del PP en el gobierno de la nación,

Me dirijo a usted sin saber su nombre, no sé si usted es Rajoy, Cospedal u otro político en la sombra que mueve los hilos. Me han asegurado que es usted quien manda y quien pone y quita a la persona que se sienta en el sillón del Ministerio de Agricultura, por eso le remito esta carta, aunque también me han dicho que no espere respuesta. De todas formas se la envío y la publico en mi blog, como si esto fuese un registro de entrada, y ¡quién sabe! Quizá en el futuro atienda a contestarme a través de alguno de sus subordinados o por fin se atreva a decirnos cuál es su nombre. De momento, solo sé que su identidad atiende al apelativo de “poder”.

Le escribo con cierta urgencia porque hoy usted y sus compañeros del PP al fin han deshojado la margarita y han anunciado públicamente que el señor Miguel Arias Cañete será su candidato en las próximas elecciones europeas. En este blog un servidor ya lo dijo el pasado 10 de julio, eso mismito, que Cañete era su hombre y que saldría del Ministerio rumbo a Bruselas (aquí le dejo aquel artículo en el que ya lo adelanté: “Cañete no seguirá como ministro de Agricultura. Ya le han buscado acomodo para ser eurodiputado”). Pero claro, no todo el mundo me lee, por eso se ha vendido como si fuese un secreto. A mí me lo contó mi amigo “el pájaro loco”, que me lo chivatea todo todito, pero su identidad es aún más inalcanzable que la suya. Con todos mis respetos.

Pues bien, ya que usted tendrá que nombrar de un modo inminente a un sustituto para el puesto de ministro de Agricultura, me permito hacerle alguna sugerencia, ya que para eso me paso todo el día rodeado de gentes del campo y conozco de sus fatigas y de su desafección hacia los políticos. Soy periodista, hijo de agricultores, y le pediría por favor que el próximo al que usted ponga con el dedo sepa de agricultura. Si cumple eso, ya me doy por satisfecho. Y tenga usted en cuenta que para muchos españoles el Ministerio de Agricultura es el más importante, aunque la señorita Soraya Sáenz de Santamaría se ría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cuando se habla del mundo agrario. No le pido que sus ministros dejen de ser de Marte, que no se distraigan con temas banales o que no sean como niños que se pelean en el patio de los colegios, eso forma parte de su teatrillo político y no me interesa en absoluto, pero sí me preocupa su decisión, ya que usted es el señor “poder”. Solo le pido que recuerde lo malos e incompetentes que han sido los últimos titulares de este Ministerio para que por fin ponga a alguien bueno después de tantos años sufriendo a ministros y ministras que no diferencian el terruño de una sardina. Creo que es de justicia que tengamos a buen ministro o ministra de Agricultura. Nos lo debe. Ya es hora.

El amigo Andrés Góngora, que es un agricultor del campo de Níjar, lo resume muy bien: “Cañete solo se ha dignado a venir una vez, de forma relámpago, a Almería. A todo esto hay que sumar que ha dejado fuera de los pagos directos de la PAC al sector de frutas y hortalizas; ha creado el Comité Mixto Hispano-Marroquí que le ha dado alas a nuestro mayor y más desleal competidor, y para colmo ha redondeado su gesta concediéndole la medalla del Gran Mérito Agrario a su homólogo marroquí”.

No le estoy pidiendo que venga mucho a Almería, como comenta Andrés Góngora, aunque si lo hace, tampoco estaría mal. Así conocería que ésta es una agricultura que lucha contra el cambio climático, que produce cultivos de primor de máxima calidad, que tenemos el campo lleno de bichos buenos que se comen a los malos, que damos trabajo a miles de personas y que somos una lucecita en mitad de la crisis. Aunque esto mismo también es aplicable a los hombres y mujeres del campo de Murcia, de Alicante, Valencia, Cataluña, ribera de Navarra, Galicia, Albacete, Ciudad Real, costa de Granada, Axarquía de Málaga, Sevilla, Cádiz, Huelva, Canarias y otros tantos y tantos lugares de España donde se crían alimentos sanos y de calidad. Por eso, lo importante no es de donde sea el próximo ministro, ni tampoco adonde viaje, lo fundamental es que sepa lo que tiene delante. Hubo cierta ocasión en la que una persona de un alto rango-cargo no supo diferenciar delante de mí un pimiento lamuyo de una berenjena. ¿Entiende por dónde voy? Que sepa de agricultura, por favooooooooooorrrr.

Firmado: José Antonio Arcos

Posdata. Si se acerca a la provincia de Almería, contacte conmigo. Y le llevaré a conocer la realidad a pie de invernadero. Sin tantas corbatas ni trajes le presentaré a hombres y mujeres de este campo que son ejemplo de sacrificio y trabajo bien hecho. ¿Acepta mi invitación?

Posdata bis. Quizá sea la primera vez que entra en mi blog. Le dejo los artículos que he escrito en el último año sobre su amigo y futuro eurodiputado, el señor Cañete. No tienen desperdicio. Le animo a que haga campaña con ellos en las próximas semanas, je, je. (Empiezo por los más antiguos. Los más recientes son los últimos).

El ministro terrateniente (13 de junio de 2013)

La PAC es una política gris diseñada en un edificio gris de una ciudad gris llamada Bruselas (6 de julio de 2013)

Cañete no seguirá como ministro de Agricultura. Ya le han buscado acomodo para ser eurodiputado (10 de julio de 2013)

Venta a pérdidas, frutas y hortalizas como artículos reclamo en los super (22 de julio de 2013)

El ministro Arias Cañete escurre el bulto y manda a los agricultores a reunirse con los empresarios marroquíes en Casablanca (14 de septiembre de 2013)

La PAC, la Política Agraria del Capital o cómo recaudar fondos para las fincas de terratenientes con domicilio social en la calle Serrano (16 de septiembre de 2013)

Cañete, un astronauta en el invernadero (17 de septiembre de 2013)

Casablanca: mucho tomate para repartir (29 de septiembre de 2013)

El alma de un líder, Paco Casero. Tres semanas en huelga de hambre (“en mi hambre mando yo”) (5 de marzo de 2014)

PP y PSOE siempre estuvieron a favor del acuerdo agrícola con Marruecos (11 de marzo de 2014)

PP y PSOE siempre estuvieron a favor del acuerdo agrícola con Marruecos

Abro mi Facebook hoy y me encuentro comentarios de gente del PSOE indignada porque el ministro popular Arias Cañete haya concedido la Gran Cruz del Mérito Agrario a su homólogo marroquí, Aziz Akhannouch. Me froto los ojos, pensando que estoy soñoliento y me falla la vista; subo un poco más la persiana, creyendo que puedo haberlo leído mal, pero no, es correcto. Ni estoy dormido ni en penumbra, ahora resulta que los socialistas que durante tantos años han estado a favor del acuerdo de asociación agrícola con Marruecos se ponen de repente en contra. O más bien habría que puntualizar que se han puesto en contra desde que están en la oposición.

Imagen

Voy  hacer memoria. Desde Zapatero; ex ministros como el canario Juan Fernando López Aguilar (al que poco le importa el futuro de los tomates de su archipiélago) que más tarde sería eurodiputado; pasando por la ministra experta en pesca, Elena Espinosa, a la que también pusieron para desgracia del sector al frente de Agricultura – y que se afanó una y otra vez en afirmar que Marruecos no incumplía el tratado comercial en ningún aspecto – ; más tarde su sucesora Rosa Aguilar cambió un poco el discurso, pero sin contundencia y usó un lenguaje propio de malabaristas para estar a bien con todo el mundo; hasta llegar a delegados y demás políticos localistas y de menor rango, a los que les importaba un carajo el lío del tomate, y a los que solo les preocupaba que su sillón estuviese en peligro cuando miles de agricultores – convocados por los sindicatos agrarios – salían a la calle.

¿Y qué hacían los del PP cuando ocurría todo esto? Pues intentaban sacar rédito político, al ver que sus oponentes los socialistas no se ponían al lado de los agricultores. Así que era fácil ver entonces a muchísimos políticos populares en las manifestaciones organizadas por Coag, Asaja, Upa e incluso Coexphal. ¡Y les gustaba salir en las fotos!

Los dirigentes populares en aquella época se iban a las Cortes Generales a presentar mociones de todo tipo para frenar o detener el nuevo acuerdo agrícola con Marruecos, que ampliaba las concesiones que Bruselas hacía al principal competidor de la huerta española. En el Senado se escuchaban voces de senadores y senadoras del PP criticando a todos los gobiernos socialistas (sobre todo al regional de la Junta de Andalucía) por no hacer nada para detener la competencia desleal que suponía Marruecos, ya que hacía y hace dumping social, económico y medioambiental.

Imagen

Pero el PSOE no se quedó quieto y contrarrestó. Los socialistas se pusieron las pilas y sacaron a relucir la hemeroteca. Rebuscaron en los periódicos de casi una década atrás y encontraron abundante bibliografía en la que Miguel Arias Cañete se posicionaba a favor de Marruecos, durante sus primeros años como ministro español de Agricultura. Cañete tenía la lección aprendida de quien había sido su jefe, el expresidente José María Aznar, que fue quien bendijo el germen de estos acuerdos en la década de los 90 durante la ronda euromediterránea de Barcelona. ¿A qué estamos jugando, señores del PP y del PSOE? ¿A engañar y confundir al ciudadano? Por eso, cuando se volvió a nombrar en la última legislatura a Cañete como ministro de Agricultura, me sorprendió hasta decir basta oír a sus compañeros de partido ensalzándolo diciendo que era un gran defensor del campo español. ¡¡Ver para creer!! Así que ahora no me extraña lo más mínimo que Arias Cañete le dé una medallita al ministro de Agricultura de Rabat. Son colegas y defienden lo mismo. Y otra cosa, ahora que a Cañete los comentaristas políticos lo posicionan para las próximas elecciones europeas, yo me pregunto: Si Miguel Arias ha defendido de este modo a los productores españoles desde Madrid, ¿qué cabe esperar de él desde Bruselas?

Moraleja. Tanto PP como PSOE han defendido a lo largo de estos años el Acuerdo de Asociación Comercial con Marruecos. El partido que estaba en ese momento en la oposición hacía el papel de poli bueno (o poli malo, según se mire) y se echaba las manos a la cabeza criticando el libre comercio con Marruecos, pero luego cuando subía al poder ese mismo partido defendía la postura contraria argumentando razones de geopolítica. En resumen, intereses de Estado que no son los mismos que los intereses de los agricultores.

Posdata. Almería es la que más se opone a este tratado comercial porque es donde hay más masa crítica de agricultores y donde el lobby hortofrutícola es mayor; sin embargo, hay otras zonas del país más gravemente afectadas por el acuerdo. Por ejemplo, en Canarias, donde se han abandonado gran parte de los invernaderos de tomate; la costa de Granada o la Axarquía malagueña, donde el tomate cherry ya no puede competir con el marroquí, y se buscan cultivos alternativos; o Murcia, que ha pasado en pocos años de ser una potencia tomatera a ver como este cultivo se hace minoritario, tras la desaparición de la mayoría de las empresas que se dedicaban al tomate.

El alma de un líder, Paco Casero. Tres semanas en huelga de hambre (“en mi hambre mando yo”)

Solo hay que mirarlo a la cara en esta fotografía tomada este lunes con una familia de ganaderos en La Carolina (Jaén, Andalucía) para darse cuenta de que es buena gente. Ayer hablaba por teléfono con Francisco Casero, el presidente del CAAE y de la fundación Valor Ecológico, después de que sus colaboradores en los últimos días se pusiesen en contacto conmigo para que a través de este blog muchos pudieran saber de su lucha (ignorada por otros medios afines al poder). Casero estaba ayer en Jaén, el día 8 hará parada en Priego de Córdoba y así continuará su periplo por Andalucía con la bandera que siempre ha defendido, la de la producción ecológica, en peligro de muerte por lo que me contaba.

Imagen

Resulta que los reinos de taifas de España, es en lo que se ha convertido este país después de que cada comunidad autónoma luche solo por sus intereses y no por los del conjunto, se han olvidado de la agricultura ecológica en sus peticiones para la nueva PAC (Política Agrícola Común) hasta el punto de que no aparece ni mencionada en el reciente articulado. Dicho con otras palabras: que nuestros políticos se llenan la boca a la hora de hablar de sostenibilidad, medio ambiente, agricultura verde y todo lo demás, pero a la hora de la verdad todos sufren una repentina amnesia. Olvidadizos en sus promesas, la cantinela de siempre. Así que Paco Casero lleva ya tres semanas en huelga de hambre para darle un toque de atención a esos representantes políticos. Un SOS para advertir que los productores ecológicos se han quedado en mitad del desierto.

¡Qué pena que a sus 65 años tenga que llevar a cabo una medida tan extrema! Eso me decía, “¡qué triste tener que llegar a esto para que me hagan caso!”. Pues sí, es lo que tenemos, los elefantes de las Administraciones solo se mueven cuando el alma de un líder como Paco Casero tiene que adoptar una decisión extrema, al límite. Y el elefante se movió, por lo menos un poco, esa es la buena noticia. Está previsto que mañana jueves por fin el ministro Miguel Arias Cañete reúna a los agentes del sector ecológico para anunciarles que después de mucho pensárselo ha decidido poner en marcha el tan demandado plan estratégico de actuación para la agricultura ecológica. Supongo que Cañete estará más pensando en Bruselas, y en las próximas elecciones europeas, que en lo que pida un agricultor que se ha tirado al monte y que solo bebe agua desde hace 22 días.

Casero quiere que los señores políticos que en breve se repartirán los dineros venidos de Europa, a través de los Programas de Desarrollo Rural, se acuerden de los agricultores ecológicos a la hora de asignar las ayudas y subvenciones. Si no se acuerdan y mantienen su amnesia, los agricultores y ganaderos ecológicos tendrán que cerrar y tendrán que ser los señores de los trajes y corbatas los que se conviertan en hombres de campo. Esas tenemos.

Blog de Paco Casero: http://compromisoyvalores.blogspot.com.es/

Imagen

The soul of a leader. Three weeks in hunger strike

You only have to look at his face in this photo, taken this monday with a farming family at La Carolina, Jaen, and you will realise that he is a good man. I talked to Francisco Casero by the phone, president of CAAE and of the Valor Ecologico foundation. After his contributors got in touch with me so that my followers and visitors to this blog could learn of his fight (ignored by others media which are closer to powers that be). Casero was in Jaen yesterday, he will make a halt in Priego de Córdoba on the 8th of March and he will continue his trek around Andalucia to defend the ecological production which is at serious risk of extinction.
 
Spain has converted into Taifa Kingdoms and each autonomous community defends its interests and not to look for the common good. So, the ecological agriculture has been forgotten in the new CAP and there is no mention of it even in the new law. In other words, our politicians ussually talk to us proudly about sostenibility, enviromment, green agriculture and everthing else, but at the moment of the truth they suffer from memory loss. And so, Paco Casero has been going on his hunger strike for 3 weeks to make a trumpet call to those politicians. It’s a S.O.S to warn them about the desert where the ecological producers have been pushed.
 
What a pity is that man 65 years old has to take an extreme action like this one!! and he also told me, how sadly it’s to have to do this in order to draw attention. That is what we have, the administration elephants only move when a leader like Paco has to take an extreme choice. And the elephant has moved, at least a bit, that’s the good news. it’s foreseeable that tomorrow the minister Miguel Arias Cañete will get together all the agents of the ecological sector to announce to them that he’s going to implement the highly demanded action strategic plan for the ecological agriculture. I supposse that Cañete will be thinking more in Bruselas and in the next European election, than the demands of a grower who has been alone in the mountains and drinking only water for the last 22 days.
 
Casero wants the responsible politicians who will be dividing the european money through the rural development programmes to remeber the ecological growers when they share the financial assistances and grants. And if they do not remember and maintain their amnesia, the ecological growers and farmers will close shop and the suited and tied gentlemen will transform themselves into farmers. That’s the top and the bottom of it.
Imagen