El sabor de la marcona

José Manuel GuerraCuando empecé a pensar sobre la jornada que hemos tenido en la malagueña Antequera, junto con más de doscientas personas, no pude por menos que acudir a Internet y escribir algunas frases que me venían a la cabeza, como los almendros en flor, la nieve de los almendros, y algunas más. Pero recordé una frase que citó uno de los ponentes en la jornada y es el título que le he dejado a este artículo, el sabor de la Marcona. La Marcona es una variedad de almendro de las tradicionales, de las de toda la vida, de las que se hielan con las heladas de principios de primavera, como por desgracia ha sucedido tan a menudo en el cultivo tradicional del almendro. Como decía el ponente, el sabor de la Marcona es una de las mejores almendras en cuanto sabor, pero por desgracia su producción es baja y además como florece a principios de primavera, corre el riesgo de perderse la cosecha por las heladas.

Antequera, jornada almendro

En la jornada se habló de muchos aspectos importantes para el cultivo moderno del almendro, como son las variedades tardías y extratardías, que permiten una floración a salvo de heladas. También se habló  de nuevos marcos de plantación para cultivo intensivo y super-intensivo del almendro así como las nuevas variedades que son autocompatibles, es decir, que no necesitan sembrar un polinizador cada tres o cuatro almendros, porque todas las flores se autopolinizan. Lo que no quiere decir que no haga falta un insecto polinizador, porque con las abejas o los abejorros, el cuajado del fruto es mucho mejor y la producción mejora.

Como resumen de la jornada, puedo decir que en opinión de los ponentes, el almendro aparece actualmente como un cultivo interesante desde el punto de vista económico para el agricultor porque la demanda sigue siendo superior a la oferta y esto  parece que seguirá siendo así a medio plazo por lo que de la reunión de Antequera salió mucha gente con la intención de empezar un cultivo de almendro o de continuar con él. Eso sí, la opinión generalizada de la jornada es que el almendro marginal o cultivado  en terrenos marginales, no merece la pena porque solo ocasiona gastos y en definitiva pérdidas al agricultor.

José Manuel Guerra Sanz

almendro marginal

Anuncios

Agricultores de primera y de segunda. PAC para unos y sin pan para otros

sandías al aire libreEn el seno de una familia bien avenida solo hace falta meter la cizaña del dinero para que la armonía salte por los aires. Y nada mejor para dividir a los agricultores que subvencionar a unos y no a otros. Es lo que ocurre con la PAC que viene de Bruselas, pero no estoy hablando de que haya subvenciones para el olivar y no para las frutas y hortalizas ¡no, no! sino que estoy diciendo que dentro del sector hortofrutícola hay quienes reciben ayudas y otros que no. De tal manera que hay producciones de pimiento lamuyo en la zona del Guadalquivir que reciben dinero de Bruselas, de modo que ese agricultor no está agobiado pensando por cuánto va a vender sus pimientos; mientras que sus vecinos, los productores de ese mismo tipo de pimiento en Murcia o en Almería, están compitiendo en el mercado sin que nadie les dé una palmadita en forma de ayuda.

Esto significa que hay agricultores de primera y otros de segunda.

Hace un par de tardes estuve varias horas hablando con Andrés Góngora sobre esta cuestión. Ya en su día también lo hice con Roque García, en esto, la Coag y la Upa se entienden muy bien. No puede haber agricultores en la zona occidental de Andalucía que pongan sandías sin importarles por cuánto las van a vender, ya que tienen una paguilla de la UE que les saca de los aprietos; mientras que hay otros en el Levante español que las están pasando canutas para no malvender sus sandías. Como siempre. Divide y vencerás.

VisitaMinistra7JPG

Esto que estoy comentando se lo refirieron los de la Coag a la ministra Isabel García Tejerina la semana pasada en su visita a El Ejido. No hubo mucho tiempo, pero sí el suficiente para recordarle que aquí todos los que vivimos de la horticultura tenemos que tener todos las mismas reglas de juego. Y he puesto una foto de la ministra en el ayuntamiento ejidense, rodeada de empresarios y también de políticos, pero que ningún avezado lector vea en ello carga política alguna. Este es un blog que huye de cualquier atisbo de tufo político, tan sencillo como que lo que aquí suscribo también lo podría decir de Cañete o de sus predecesoras socialistas.

Y habrá quien se pregunte por qué unos sí y otros no. La explicación es sencilla. En la otra zona de Andalucía productores de maíz, girasol o remolacha, entre otros cultivos, tienen derechos históricos adquiridos que les permiten recibir ayudas de la Política Agraria Común (PAC) desde hace años. Lo que ocurre es que han dejado esos cultivos y se han pasado a los hortícolas, y como las ayudas están sujetas a la tierra (y no a la producción) pues pueden cultivar pimiento, calabacín, sandía, melón o brócoli – por poner ejemplos – y recibir dinero tanto de su venta como de su derecho de Pago Único.

Esto a todas luces es injusto. Es legal, pero injusto, como ocurre muchas veces con la ley. La ética camina por un lado y las normas que nos imponemos por otro.

sandía en Murcia

Un euro de ayudas a las frutas y hortalizas genera 10 veces más empleo que si se destina al olivar

olivos e invernaderos

¿Qué ocurre cuando un tópico no es un tópico? Decir que sectores que generan mucho menos empleo que otros viven subvencionados desde que existen las ayudas de la Unión Europea y que otros que crean más riqueza sobreviven prácticamente al margen de las ayudas, bien pudiera parecer uno de esos tópicos manidos y no creíbles. Pero me temo que no es así, me refiero a la comparativa entre el sector hortofrutícola y otros como el del olivar, que son lo que son a la sombra de la PAC, la Política Agraria Comunitaria.

En la columna izquierda de esta página, en el apartado de ‘Blogs amigos’ se encuentra recomendado el blog de Coexphal. Hace solo unos días publicaba este blog amigo una interesante entrada titulada ‘El sector hortofrutícola de Almería agraviado frente a otros sectores agrícolas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR)’. No es que sea nada nuevo, afirmaciones como la anterior las llevo escuchando desde que era niño. Lo que sí me pareció más impactante fueron algunos de los datos que se recogen en dicho artículo y que han originado estas reflexiones que comparto con vosotros.

“Cada euro de ayuda al olivar retorna 3,5 euros del mercado, mientras que cada euro de ayuda a las frutas y hortalizas retorna 91 euros desde el mercado, o sea que cada euro de ayuda al olivar genera un 4% del valor de mercado del que podría generar ese euro destinado a la venta de frutas y hortalizas.

Cada millón de euros de ayuda al olivar genera 254 puestos de trabajo, mientras que un millón de euros de ayuda a las frutas y hortalizas crea 2.560 empleos, o sea que un euro destinado a frutas y hortalizas genera 10 veces más empleos que ese mismo euro destinado al olivar”.

olivar joven

A los amantes del mundo rural nos despiertan simpatía todas las agriculturas. Así al menos lo creo. Es mi caso. Por eso, no quiero que se malinterpreten estas líneas. No se trata de enfrentar a distintos sectores agrarios, sino de buscar una mayor ecuanimidad en las ayudas que provienen de la Unión Europea.

Prosigue el artículo de Coexphal argumentando lo siguiente: Hace unos meses que el Gobierno de España a través del anterior ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, decidió excluir de las ayudas a las frutas y hortalizas que fueron defendidas “con pocas ganas” por un Gobierno Andaluz que prefirió insistir en otras producciones y sobre todo en el olivar. Ahora empieza la batalla por la otra cuarta parte restante y quien tiene la decisión esta vez es la Consejería de Agricultura de Elena Víboras. Necesitamos que esta consejera que proviene de Jaén ejerza de lo que realmente debe ser, o sea Consejera del Gobierno de Andalucía. Si así lo hace deberá intentar reducir el enorme desequilibrio en el reparto provincial del dinero público. Además estará realizando una política de apoyo a la inversión productiva en el sector más inversor y productivo y a las provincias más inversoras y productivas de Andalucía”.

cogiendo pimientos

El sector hortofrutícola pone una pica en Flandes

Hace solo unos días, tras la última asamblea de Fepex (donde está como miembro Coexphal), los exportadores españoles de frutas y hortalizas anunciaron que el sector tendrá una oficina en Bruselas para la defensa de los intereses hortofrutícolas. Creo que esta noticia viene muy al hilo de la anterior, ya que la mejor manera de defender lo tuyo es teniendo una interlocución directa. En resumen, que los exportadores se plantean como una necesidad perentoria la creación de un lobby en el corazón de Europa (donde se corta el bacalao), que luche por los intereses del sector hortofrutícola español.

Algunos llevan años pidiendo esto. Nunca es tarde cuando se aprende a caminar. No será fácil en el mundo de los euroburócratas. Pero no queda otra. De los políticos, sean del color que sean, solo se pueden esperar promesas. Y fotos en las ferias. Recalco lo de ‘sean del partido que sean’.

Mar de plástico de El Ejido

Lo que se esconde tras el oro rojo: el fresón de Huelva

Os saludo a todos desde un pueblecito de Huelva escondido en su comarca del Andévalo donde el paisaje se viste de ganaderos y agricultores desde que se despiertan de sus sueños y hasta que el cansancio de sus largas jornadas los duerme. Me llamo Alicia Cienfuegos, tengo 27 años y soy graduada en Ingeniería Agrícola.

PicsArt_1383047548993-001

Hace un par de meses tuve que hacer un trabajo para la Universidad de Huelva sobre minihortalizas y navegando por twitter encontré un nombre, un nombre del que con tan un sólo click observé más información sobre minihortalizas de la que mi profesor de cierta asignatura podría darme. Ese nombre es José Antonio Arcos, y hoy por hoy tengo que agradecer la oportunidad de escribir en su blog, gracias.

Vivo en Villanueva de los Castillejos, cercano a la localidad de Lepe, donde cada año más de mil familias viven del cultivo de la fresa, pero este año ha sido muy diferente.

Su inicio, la plantación, fue esperada por muchos agricultores y familias, próspera por el buen tiempo pudiéndose adelantar hasta en una semana. Pero, conforme fue avanzando el tiempo sólo se escucha que su precio bajaría…

Se sucedieron titulares como ‘Cae el 20% el precio de la fresa por competencia debido a la climatología benigna’ o ‘Se resiente la rentabilidad de las explotaciones freseras por bajada de precios del 20%’.

2014-05-14 19.15.18

Y, como yo, muchos de los agricultores y jornaleros, se preguntaban qué era lo que había pasado, ¿La climatología benigna había permitido adelantar la plantación en países como Holanda, Alemania, Italia y Reino Unido, así como en Polonia y Rusia? ¿Abrir la puerta a Marruecos había sido una buena opción señor Arias Cañete?

Nos advirtieron del peligro de la fresa marroquí y de sus bajos costes de producción, y por ello me puse en contacto con un compañero de profesión que actualmente trabaja allí y me dijo, que para Huelva, esto no supondría ni un riesgo en cuanto a nuestra calidad fresera, puesto que allí se tiene mucho que mejorar.

Mi búsqueda siguió hasta leer: Los cultivos de fresa, junto con el resto de frutas y hortalizas frescas no percibirán en España ayudas directas de la PAC, mientras que en países como Francia o Alemania sí lo harán. Los agricultores creen que esto es “una discriminación más” que dificultará la viabilidad del sector en los próximos años” (Marta García, 13/05/2014).

¿No será cuestión de las políticas? ¿Nos han engañado advirtiéndonos del cuidado de Marruecos cuando nuestra mayor competencia viene de Europa? ¿Es casualidad que este mismo año el sr. Arias Cañete ascendió a Europa y no sea esto en gancho para ello? ¿éstos artículos están envolviendo una rosa con espinas?

Los hechos son que hoy por hoy el fresero cobra 0,30 €/Kg de fresa, y que sus costes de producción ascienden a 0,90 €/Kg, que nos encontramos ante la peor campaña de la fresa de la historia reciente (Antonio Luis Martín, portavoz de la UPA), y que nuestro 70% de la producción se destina a Alemania, Holanda, Italia y Reino Unido, los mismos países beneficiados de la buena climatología.

Cientos de nuevas plantaciones de olivar en el desierto de Tabernas

Imagen

Este blog es hortofrutícola, sin embargo, creo que es pertinente y cuando menos interesante publicar un par de fotos, hechas este invierno, en una visita que hice al desierto de Tabernas y a la zona de Sorbas. Imágenes que son un complemento al anterior post en el que hablo de un nuevo auge en la construcción de invernaderos; pero ese ‘boom’ agrícola en la provincia de Almeríano solo consiste en levantar nuevos multitúneles y ‘raspas y amagaos’, sino también en crear nuevos olivares a un ritmo vertiginoso.

En la carretera que hay junto al Circuito de Tabernas, a derecha e izquierda, se ven estas imágenes. Muchas de estas hectáreas pertenecen a la empresa del vicepresidente de la Cámara de Comercio de Almería, Rafael Úbeda, me refiero a Castillo de Tabernas, una firma muy bien posicionada en el segmento del aceite gourmet, no solo en España sino también en otros mercados como el norteamericano.

He intentado quedar en un par de ocasiones con Rafael Úbeda, un empresario accesible, pero muy ocupado. Y como en realidad este blog no está dirigido al mundo del olivar, creo que es suficiente con publicar las fotos y comentar que las nuevas plantaciones son 235 hectáreas. Pero quiero subrayar que Rafael Úbeda es solo uno de los empresarios promotores, quizá el más conocido en Almería, pero no el único. De hecho, Úbeda se dedica a este sector desde hace ya bastantes años, pero hay otros que han invertido en fincas de olivar, a lo largo de la geografía almeriense, que son recién llegados.

Imagen

Si hacéis un domingueo por el interior de la provincia, veréis que hay nuevas zonas de olivar por todos sitios, muchas explotaciones también en dirección a Lubrín. Hay cientos de hectáreas puestas este año, cientos de hectáreas plantadas hace dos años, cientos de hectáreas… y así durante el último lustro. También hay movimientos de tierras preparando terrenos para en breve ser poblados.

En uno de esos domingueos me explicaron los amigos de una almazara de pequeños productores que los nuevos en este negocio nada tienen que ver con la agricultura. Me hablaron de inversores españoles y de otros países. ¿Grupos de inversión y gente del entorno de la banca? Me dieron hasta los nombres.

posdata: Por cierto, ¿qué pensarán de todo esto los olivareros de Jaén? La consejera andaluza proviene de ese sector. ¿Habrá debate sobre el aumento de superficie dedicada al aceite? ¿O es que acaso los precios son buenos y hay mercado para todos? Eso sí, no olvidemos que el aceite no es un perecedero y el mundo es más accesible (sin el problema insalvable del transporte) cuando lo que exportamos es aceite y no tomate.

Carta de un periodista hijo de agricultores dirigida a la persona que nombre al próximo ministro, sustituto de Cañete

Imagen

Estimado señor político del PP en el gobierno de la nación,

Me dirijo a usted sin saber su nombre, no sé si usted es Rajoy, Cospedal u otro político en la sombra que mueve los hilos. Me han asegurado que es usted quien manda y quien pone y quita a la persona que se sienta en el sillón del Ministerio de Agricultura, por eso le remito esta carta, aunque también me han dicho que no espere respuesta. De todas formas se la envío y la publico en mi blog, como si esto fuese un registro de entrada, y ¡quién sabe! Quizá en el futuro atienda a contestarme a través de alguno de sus subordinados o por fin se atreva a decirnos cuál es su nombre. De momento, solo sé que su identidad atiende al apelativo de “poder”.

Le escribo con cierta urgencia porque hoy usted y sus compañeros del PP al fin han deshojado la margarita y han anunciado públicamente que el señor Miguel Arias Cañete será su candidato en las próximas elecciones europeas. En este blog un servidor ya lo dijo el pasado 10 de julio, eso mismito, que Cañete era su hombre y que saldría del Ministerio rumbo a Bruselas (aquí le dejo aquel artículo en el que ya lo adelanté: “Cañete no seguirá como ministro de Agricultura. Ya le han buscado acomodo para ser eurodiputado”). Pero claro, no todo el mundo me lee, por eso se ha vendido como si fuese un secreto. A mí me lo contó mi amigo “el pájaro loco”, que me lo chivatea todo todito, pero su identidad es aún más inalcanzable que la suya. Con todos mis respetos.

Pues bien, ya que usted tendrá que nombrar de un modo inminente a un sustituto para el puesto de ministro de Agricultura, me permito hacerle alguna sugerencia, ya que para eso me paso todo el día rodeado de gentes del campo y conozco de sus fatigas y de su desafección hacia los políticos. Soy periodista, hijo de agricultores, y le pediría por favor que el próximo al que usted ponga con el dedo sepa de agricultura. Si cumple eso, ya me doy por satisfecho. Y tenga usted en cuenta que para muchos españoles el Ministerio de Agricultura es el más importante, aunque la señorita Soraya Sáenz de Santamaría se ría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros cuando se habla del mundo agrario. No le pido que sus ministros dejen de ser de Marte, que no se distraigan con temas banales o que no sean como niños que se pelean en el patio de los colegios, eso forma parte de su teatrillo político y no me interesa en absoluto, pero sí me preocupa su decisión, ya que usted es el señor “poder”. Solo le pido que recuerde lo malos e incompetentes que han sido los últimos titulares de este Ministerio para que por fin ponga a alguien bueno después de tantos años sufriendo a ministros y ministras que no diferencian el terruño de una sardina. Creo que es de justicia que tengamos a buen ministro o ministra de Agricultura. Nos lo debe. Ya es hora.

El amigo Andrés Góngora, que es un agricultor del campo de Níjar, lo resume muy bien: “Cañete solo se ha dignado a venir una vez, de forma relámpago, a Almería. A todo esto hay que sumar que ha dejado fuera de los pagos directos de la PAC al sector de frutas y hortalizas; ha creado el Comité Mixto Hispano-Marroquí que le ha dado alas a nuestro mayor y más desleal competidor, y para colmo ha redondeado su gesta concediéndole la medalla del Gran Mérito Agrario a su homólogo marroquí”.

No le estoy pidiendo que venga mucho a Almería, como comenta Andrés Góngora, aunque si lo hace, tampoco estaría mal. Así conocería que ésta es una agricultura que lucha contra el cambio climático, que produce cultivos de primor de máxima calidad, que tenemos el campo lleno de bichos buenos que se comen a los malos, que damos trabajo a miles de personas y que somos una lucecita en mitad de la crisis. Aunque esto mismo también es aplicable a los hombres y mujeres del campo de Murcia, de Alicante, Valencia, Cataluña, ribera de Navarra, Galicia, Albacete, Ciudad Real, costa de Granada, Axarquía de Málaga, Sevilla, Cádiz, Huelva, Canarias y otros tantos y tantos lugares de España donde se crían alimentos sanos y de calidad. Por eso, lo importante no es de donde sea el próximo ministro, ni tampoco adonde viaje, lo fundamental es que sepa lo que tiene delante. Hubo cierta ocasión en la que una persona de un alto rango-cargo no supo diferenciar delante de mí un pimiento lamuyo de una berenjena. ¿Entiende por dónde voy? Que sepa de agricultura, por favooooooooooorrrr.

Firmado: José Antonio Arcos

Posdata. Si se acerca a la provincia de Almería, contacte conmigo. Y le llevaré a conocer la realidad a pie de invernadero. Sin tantas corbatas ni trajes le presentaré a hombres y mujeres de este campo que son ejemplo de sacrificio y trabajo bien hecho. ¿Acepta mi invitación?

Posdata bis. Quizá sea la primera vez que entra en mi blog. Le dejo los artículos que he escrito en el último año sobre su amigo y futuro eurodiputado, el señor Cañete. No tienen desperdicio. Le animo a que haga campaña con ellos en las próximas semanas, je, je. (Empiezo por los más antiguos. Los más recientes son los últimos).

El ministro terrateniente (13 de junio de 2013)

La PAC es una política gris diseñada en un edificio gris de una ciudad gris llamada Bruselas (6 de julio de 2013)

Cañete no seguirá como ministro de Agricultura. Ya le han buscado acomodo para ser eurodiputado (10 de julio de 2013)

Venta a pérdidas, frutas y hortalizas como artículos reclamo en los super (22 de julio de 2013)

El ministro Arias Cañete escurre el bulto y manda a los agricultores a reunirse con los empresarios marroquíes en Casablanca (14 de septiembre de 2013)

La PAC, la Política Agraria del Capital o cómo recaudar fondos para las fincas de terratenientes con domicilio social en la calle Serrano (16 de septiembre de 2013)

Cañete, un astronauta en el invernadero (17 de septiembre de 2013)

Casablanca: mucho tomate para repartir (29 de septiembre de 2013)

El alma de un líder, Paco Casero. Tres semanas en huelga de hambre (“en mi hambre mando yo”) (5 de marzo de 2014)

PP y PSOE siempre estuvieron a favor del acuerdo agrícola con Marruecos (11 de marzo de 2014)

¡Reconstrucción ya!

Imagen

La mirada de este agricultor lo dice todo. Parco en palabras, hábil con las manos e incombustible de espíritu. Así son las gentes del campo, personas nobles, silenciosas y muy capaces de recomponerse una y otra vez de las adversidades. Los golpes vienen por todas partes, pizarras de precios en números rojos, virus salidos de la nada y el cielo en contra. Sin embargo, decía esta mañana uno de estos agricultores: “Hay que levantarse, y seguir pa’ lante, otra vez”. Como siempre se ha hecho en esta tierra, labrada por hombres y mujeres de una pasta muy especial.

Imagen

Hasta ahora siempre que ha acaecido una catástrofe similar los políticos han hecho la guerra por su cuenta. Pero esta mañana por primera vez las tres Administraciones se han sentado juntas, local (Ayuntamiento de El Ejido), regional (Junta de Andalucía) y central (Subdelegación del Gobierno) en el consistorio ejidense, junto a las organizaciones agrarias (Asaja, Coag y Upa), para dar una respuesta lo más inmediata posible a las más de 500 familias que se han visto golpeadas por la fatalidad.

Propuestas muchas, por ejemplo, el Ayuntamiento ha dispuesto una oficina técnica para la declaración de daños (en algo similar trabajan los sindicatos agrarios en sus delegaciones comarcales) y solicitará una línea de créditos blandos. La Junta quiere hacer una declaración de zona catastrófica; pero me surgen dudas de su conveniencia: por un lado nunca llegan ayudas por esta vía, y por otro lado puede crear suspicacias en los mercados, en la zona de Huércal-Overa y Pulpí tuvieron que hacer grandes esfuerzos para explicarles a sus clientes que tenían lechugas y podían suministrárselas, pese a las lluvias sufridas en su día en la zona norte del Levante almeriense. La Administración central prometió hoy una rebaja fiscal para los damnificados de esta zona, pero también me brota este interrogante: si al agricultor se le cae el invernadero, su facturación se le hunde en el suelo, ¿no habrá otras medidas más eficaces e inmediatas para ayudar a los agricultores que estaban en plena producción y que ahora se han quedado con una mano delante y otra detrás?

Imagen

Asaja ya ha iniciado una ronda de contactos con bancos y cajas para que aplacen los créditos que tienen contraídos los agricultores afectados y que se habiliten nuevos préstamos a bajo interés. También se pide al Gobierno de la nación que se acuerde de Almería y que en el próximo Consejo de Ministros se ponga sobre la mesa el Agroseguro. Es necesario que se amplíen sus garantías para que se puedan cubrir los daños por el granizo y la tromba de agua de ayer. Así que habrá que estar pendientes al Consejo de Ministros de mañana viernes. ¿Atenderán el SOS de los agricultores almerienses?

Imagen

Coag y Upa hacen especial énfasis en el Decreto de Modernización de Explotaciones Agrarias, que tiene un artículo llamado “modernización express” y que está redactado para situaciones de emergencia como la actual. Solo hay que ponerlo en marcha. Y no vale la excusa de la crisis, porque hay mucho dinero rescatable de las políticas de desarrollo rural, solo hay que tener voluntad política de destinarlo a ayudar a estas familias que se han quedado sin nada. Estos hombres y mujeres solo quieren volver a trabajar de lo suyo, tienen brazos y espíritu para salir de este bache, pero necesitan la ayuda de quienes toman las decisiones políticas para levantar esos invernaderos.

¡Reconstrucción ya!

El día que Estrasburgo da la espalda a los invernaderos, el granizo echa al suelo 300 hectáreas y lleva a la ruina a cientos de familias

Imagen

Las desgracias nunca vienen solas. Hoy en la sede de Estrasburgo (Francia) del Parlamento Europeo los euroburócratas aprobaban su nueva ley agrícola comunitaria (PAC) que da la espalda, como siempre, a los agricultores que se ganan la vida con un invernadero. La fatalidad ha querido que coincidiendo con esta fecha esta misma tarde cientos de familias del Poniente almeriense se hayan quedado sin su sustento de vida. Alrededor de 300 hectáreas al suelo y daños valorados inicialmente en 32 millones de euros.

Imagen

Euroburócratas como los que aparecen en la fotografía de más arriba aseguran que el sector hortofrutícola no necesita ayudas directas, pero sí las requieren el resto de sectores. ¿Por qué los productores de tomate, pepino o calabacín no son merecedores de ellas?, me pregunto yo. ¿Por qué son los únicos excluidos? Dicen desde Bruselas y Estrasburgo que nuestra agricultura es hiper-mega-competitiva, y que se rige por las leyes del mercado, lo que hace innecesario que se nos ayude. ¡Qué vergüenza! Lo único que hacen desde allí es asignar fondos operativos paupérrimos (ayudas indirectas) que llegan solo a los agricultores que están en OPFH, el resto (la mitad) no existen. Solo se les nombra cuando hay que maquillar estadísticas de exportaciones y de balanzas comerciales, ¡pura política!

Imagen

La primera fotografía es de esta noche y el resto de esta tarde. Se comentan por sí solas. Esta noche muchos hombres y mujeres del campo no dormirán, pensarán que la tromba de granizo ha sido una pesadilla, pero no es cierto. Tan real como el futuro negro que se les avecina. ¡Qué pena más grande! La ruina siempre toca a la puerta del que no sale en las fotos.

Imagen

Cañete, un astronauta en el invernadero

¿Qué parece el señor ministro Arias Cañete en esta fotografía tomada hoy mismo en un invernadero de Pulpí? ¿Es un astronauta o un aventurero en tierra ignota para él? Se le pierde la vista hacia el infinito de la finca, al descubrir todo un mundo nuevo y verde: el de la agricultura bajo plástico, ¡y eso que es ministro de Agricultura!

Imagen

Este hombre está acostumbrado a que todos los medios le rían la gracia y le publican sus notas de prensa y sus declaraciones vacías de contenido. Él no hace ningún tipo de autocrítica de su gestión, pero tampoco encuentra a nadie que le haga preguntas incómodas o le cuestione su acción de gobierno. Lo pusieron al frente de Agricultura porque ya había estado en el Ministerio un par de veces y porque sus compañeros políticos no tenían ni idea de lo que es esto del campo y lo metieron de comodín. Y ahora toda la panda de personajes de la política se pasa el día comentando las cifras de las exportaciones agroalimentarias españolas, como argumento anticrisis que nos salva los muebles, pero esos que hablan de la balanza comercial lo hacen como si las exportaciones tuvieran vida propia o fuesen de otra galaxia, ignorando su naturaleza. Quizá por eso la cara de asombro de Cañete al entrar hoy en un invernadero de la empresa Primaflor en la esquinita norte de la provincia de Almería. Ha comprendido que detrás de esas exportaciones, de las que saca pecho, hay mucho trabajo y esfuerzo. Incluso agricultores.

Esta mañana se ha referido a las críticas de ayer de Francisca Iglesias, secretaria general de la Unión de Pequeños Agricultores, UPA-Almería, en las que recordaba que una vez más la Política Agraria del Capital, la PAC, se ha olvidado del sector de las frutas y hortalizas, marginándolo con respecto a otras actividades del agro. Y a Cañete no se le ha ocurrido otra cosa que decir que los productores hortofrutícolas son un ejemplo de agricultores de mercado que no necesitan ayudas. ¡Olé!

Y va y añade que precisamente los sectores que no obtienen subvenciones, como el hortofrutícola, “están ganando la batalla de la rentabilidad y el valor añadido”. Dicho con mis palabras, Cañete viene a decir lo siguiente: ¡Agricultores, no es preocupéis por las nuevas virosis, ni por el aumento de los costes de producción, ni por la presión a la baja de los precios de los supermercados europeos, ni por los terceros países! Estad tranquilos porque lo dice el jefe Cañete, ¡Estáis ganando dinero, vuestras explotaciones son rentables y competitivas!

Y de fondo escucho esa cancioncilla popular que dice… “ahora que estamos reunidos, vamos a contar mentiras, tralara, vamos a contar mentiras”. ¡Y a vender humo! No solo se excluye a las frutas y hortalizas de las ayudas directas, no solo se mantiene el mismo presupuesto para las OPFH, Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas, pese a que el sector ha exigido que se mejore; sino que además el ministro asegura que el camino de los productores de verduras es un ejemplo que deberán seguir el resto de actividades agrarias. Nada de ayudas y a matarse en el libre mercado. Solo sobrevivirá el mejor. Amén.

La PAC, la Política Agraria del Capital o cómo recaudar fondos para las fincas de terratenientes con domicilio social en la calle Serrano

¡Qué poco serios son nuestros políticos! Y me quedo corto. Resulta que el Ministerio que dirige el señor Cañete ha creado un ‘comité de sabios’ para pulir la próxima PAC, Política Agraria Comunitaria, que a tenor de lo explicado hoy en rueda de prensa por la Unión de Pequeños Agricultores bien podría llamarse Política Agraria del Capital. La secretaria provincial de UPA-Almería, Paqui Iglesias, lo dice bien claro: “Esta PAC beneficia en exclusiva a las grandes fortunas, como la Casa de Alba que solo de sus tierras en Andalucía recibe 2,5 millones de euros, o a señores como Mario Conde, o a las constructoras que han hecho blanqueo del dinero de la burbuja inmobiliaria con la adquisición de tierras, en definitiva a empresas que tienen su domicilio social en la calle Serrano de Madrid. Eso no es vertebrar ningún medio rural”.

PaquiUPA

Y es que la PAC está basada en un contrasentido: pagar por derechos históricos, al margen de la productividad de las tierras. No se cobra en función de lo que se produce ahora, sino según lo que se tuvo en el pasado.

En España hay 910.000 beneficiarios de la PAC, de ellos 400.000 perciben menos de 5.000 euros. Sin embargo, el señor ministro Miguel Arias Cañete, conocido latifundista de Andalucía Occidental, baraja la idea descabellada de eliminar las ayudas inferiores a 1.000-1.500 euros; aún tiene que concretar el techo por abajo, pero ya ha dicho a los interlocuotres del sector que es poco dinero y que con esas cantidades no se va a ninguna parte. Me ahorro los descalificativos, le quita una migaja de pan al pobre para dársela al rico porque resulta que sí quiere poner un límite por abajo, pero no un límite por arriba. Las organizaciones agrarias propusieron que se eliminasen las ayudas superiores a 300.000 euros para hacer un reparto más equitativo de los fondos, pero el señor Cañete dijo que no. Eso sí, a los pequeños agricultores que reciban por debajo de 1.000 euros les va a hacer un drástico recorte. Los va a dejar sin nada, salvo que recule él y la propuesta que tiene puesta sobre la mesa.

¿Y para que servirá ese ‘comité de sabios’?, me preguntó. ¡Qué ridículo nombre! Dice Paqui Iglesias, aparece en la fotografía acompañada de una vaca como guiño a los sectores norteños de la PAC, que en ese grupo de amigos del ministro solo hay políticos, y ni un solo representante de cooperativas ni de organizaciones agrarias. Añade Paqui que ninguno de esos ‘sabios’ tiene idea del sector agrario.

Posdata: Otro día hablaré de la enésima patada que la Política Agraria del Capital le ha dado al segmento de las frutas y hortalizas. Después del fiasco se habla otra vez de la OCM única de fyh. ¡Amén!