‘Hambre oculta tras el milagro británico’. Dedicado a los periodistas ingleses

“Murmura la vecina de la casa ajena, y no murmura de la suya que se quema…

El diario El País publicaba hace unos días un artículo bajo el título ‘Hambre oculta tras el milagro británico‘, firmado por Pablo Guimón. Os dejo el enlace para que leáis este artículo:

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/04/24/actualidad/1429900297_849087.html

También podéis ver un vídeo en el que sale a relucir toda aquella miseria que ocultan las televisiones británicas. Pero antes de que lo pinchéis, solo algunos datos que aporta desde Londres el periodista Pablo Guimón.

Solo Portugal y Grecia, entre los 15 miembros iniciales de la UE, tienen sueldos medios más bajos que Reino Unido.

Los bancos de alimentos de Trussell Trust (445 repartidos por todo el país, frente a 29 en 2009) distribuyeron en los últimos 12 meses 1.084.604 paquetes de ayuda alimentaria, un 19% más que el ejercicio pasado y 27 veces más que hace cinco años.

2,3 millones de niños en Reino Unido están clasificados en la pobreza relativa: viven en hogares con ingresos más bajos que el 60% de la media nacional.

Para encontrar estos datos, y artículos como éste del periódico El País, solo tenéis que poner en google términos como los siguientes: desigualdad económica, Londres, desigualdad social, Inglaterra, pobreza, Reino Unido, alimentos, problemas sociales, bienes de consumo. Lo que no podéis poner es Channel Four (Canal 4) porque esta cadena de televisión británica no trata estos asuntos. “Murmura la vecina de la casa ajena, y no murmura de la suya que se quema…

Si os vais a YouTube, esta semana también hay algunos vídeos sobre esa pobreza que sufren muchos británicos y que se oculta.

Y si queréis leer más, otro artículo de Pablo Guimón con un titular muy gráfico: ‘Las dos caras del milagro británico‘.

Solo un dato.

Los que recurren a bancos de alimentos han pasado de 20.000 a un millón.

Anuncios

Pasarán 5 años hasta que haya variedades de calabacín con resistencias al Nueva Delhi

A principios de año la única resistencia encontrada al ToLCNDV estaba en la Luffa, estropajo o esponja natural perteneciente a la familia de las cucurbitáceas. Entonces se estimaba que podría derivarse esa resistencia en el calabacín en un plazo de entre 7 y 9 años; pero hace pocos meses se halló también una resistencia en un tipo de calabaza. Por su mayor semejanza con el calabacín, ahora los expertos prevén que pueda obtenerse una variedad de calabacín resistente al Nueva Delhi en un plazo de entre 4 y 5 años. Así que la noticia, dentro de lo que cabe, no es tan mala, como podrían pensar aquellos que creían que en solo un ejercicio ya habría una variedad con resistencia y puesta a la venta en el mercado.

técnicos

La pregunta la formuló uno de los técnicos que hace unos pocos días asistió a la jornada sobre calabacín desarrollada por HM Clause en las instalaciones de Tecnova, en el PITA. Allí la multinacional de origen francés presentó en una charla sus novedades en este cultivo y posteriormente ofreció un showcooking en la cocina experimental de Tecnova.

Si HM Clause es la primera firma mundial en venta de semillas de calabacín y pronostica que deberá de pasar casi un lustro para tener una solución genética al Nueva Delhi, pues no hay que ser muy avispado para entender que tenemos que acostumbrarnos a convivir con este virus. La Junta de Andalucía editó la pasada campaña un manual describiendo las medidas preventivas y culturales que hay que llevar a cabo. Aunque pueda parecer manido, dejo por aquí el enlace a un antiguo artículo para los nuevos lectores y posibles despistados: Medidas de control.

Andrés

HM Clause llega al curso agrícola 2014/15 con una nueva variedad para temprano y otra para tardío. ‘Gloria’, que estaría en el mismo segmento que ‘Victoria’, gran precocidad y un porcentaje mínimo de frutos chupados; y ‘Musa’, que competiría con ‘Sinatra’, pero que entraría un poco antes en producción.

Además se habló de ‘Espada’, de ciclo intermedio; de ‘Capea’, también para invierno, como ‘Sinatra’; y de ‘Óptima’, una variedad pensada para la calle.

Tras la presentación, bajamos las escaleras rumbo a la cocina experimental donde estaba esperando José Torrente, profesor de la Escuela de Hostelería de Almería.

José Torrente

Original desde luego que fue la jornada de HM Clause. El chef presentó dos platos. Unos farditos de calabacín con gamba roja, rulo de queso de cabra y culis de pimientos rojos; y unos cubitos de calabacín con níscalos. La sala estaba llena. Ningún técnico quiso perderse el showcooking. Después dimos buena cuenta de estos manjares. Pero ya es otro relato que excede los contenidos agrícolas de este blog (…).

receta calabacín

Los consumidores no quieren mancharse las manos. Tampoco comer semillas

Son vagos”. No lo digo yo, lo dice José Chaparro, un investigador estadounidense – de origen puertorriqueño – que durante el Simposio Internacional ‘Fresh & Life’ (centrado en las berries) dio una ponencia magistral sobre los nuevos hábitos que los consumidores tienen hoy día.

investigador

Según Chaparro, la vagancia de las nuevas generaciones explica que en Estados Unidos haya bajado el consumo de naranjas y haya subido el de clementinas. “Las manos quedan secas y sin jugo con las clementinas, pero no sucede igual con las naranjas, por eso cae su consumo”, explica.

Traigo este tema hasta el blog porque así se comprende la demanda creciente de uvas apirenas versus las tradicionales con semillas o las sandías sin pepitas versus las también tradicionales con. Es cierto lo que expone este investigador, los consumidores son cada vez más comodones y quieren un producto cuasi de fábrica, estéticamente impecable y que no moleste a las manos. Por eso todas las mejoras genéticas buscan satisfacer esas demandas, más o menos caprichosas. Más o menos justificables.

En mi país, EEUU, los consumidores son comodones para comer, todo lo quieren sin semillas, no quieren pelar y la pieza de fruta o verdura tiene que tener el tamaño justo porque al consumidor no le gusta que sobre, no quiere generar desperdicios”, argumentaba Chaparro.

simposio

Además de que se huye de los frescos que dejan jugos, me llamó la atención que tampoco quieran pelar los alimentos. Todo directamente a la boca, sin usar las manos y sin dejar rastros. Da que pensar la deriva de una sociedad consumista que, sin embargo, no quiere dejar huellas de su consumo.

Recuerdo este verano en Murcia, en una jornada de sandía de una casa de semillas, cómo el responsable de producto me comentaba que estas tendencias dependen mucho de los países de origen. Mientras que en la Europa comunitaria hay una batalla contra las sandías con pepitas, en el Magreb ocurre lo contrario. La sandía se come con semillas. ¿Diferencia cultural o algo más?

Camiones bielorrusos, manzanas polacas, fresas contra el alzheimer, mejoras en poscosecha y agricultura de proximidad

Acabó la feria. Y no he podido publicar antes porque he aprovechado, para traerme mochilas de información, hasta el último minuto con movimiento en los 800 expositores que se han levantado este año en Fruit Attraction. Me gusta acudir a estos eventos para ver aquello que se sale de mi entorno y actividad diaria. Así que he pisado poco el pabellón de Andalucía y apenas he parado por las delegaciones de empresas de Almería. He centrado mi tiempo en asistir a charlas y conferencias de Fruit Forum, Foro Innova (las más técnicas) y en visitar a buena gente de Huelva, Murcia, Valencia, La Mancha o incluso curiosear un poco por lo que han traído actores de otros países.

En Gruventa

Entre los murcianos hubo tiempo para saludar a Fermín, de Gruventa, y echar una foto con otros compañeros de profesión como Carmen, directora de la revista ARAL; Beni, de Novedades y Noticias; Rafael, director de F&H; o Francisco Seva, consultor de comunicación agraria. Precisamente Seva aprovechaba el marco del Ifema para presentar el primer blog en limón y pomelo que se lanza en España. Lo retraté en la siguiente instantánea, donde se aprecia con claridad la dirección de su nueva página. ¡Suerte, Paco!

blog de pomelo

En la primera imagen, casi en cuclillas mostrando una caja de tomates, hay un productor madrileño. De los poquitos que se dedican a cultivar en malla asurcados en esta región, sino el único. Defiende ese concepto cada vez más extendido de la agricultura de proximidad, que se refiere a consumir los productos locales. Os podéis imaginar cuál es su mercado: Madrid. Su ciclo de producción es la contraestación de Almería.

Azura

A nivel internacional, en esta sexta edición de la feria de Madrid han desembarcado por primera vez empresas de Marruecos, como Casem, Idyl, Delassus o Azura. Sin embargo, casi todas se han presentado con discreción bajo el paraguas de Francia, de tal modo que quien no las conociese pensaría que son compañías galas, cuando en realidad están instaladas al otro lado del Mediterráneo con capital francés y alauí. Estuve ojeando los cherrys de Azura, perfectamente etiquetados con origen Marruecos, y me llamó la atención que usan como marca el segmento gourmet.

peras y manzanas

Del reciente veto ruso se observaron ciertas derivadas en la feria. Por ejemplo, Polonia que es el líder en la producción de manzanas ya no puede mirar a su mercado tradicional, Rusia, sino que ha girado su visión hasta la Península Ibérica. Polonia ha sido el país que con más fuerza ha irrumpido este año en Fruit Attraction con más de 40 empresas. Anuncian que sus manzanas las van a vender en España, lo que asusta a los productores catalanes que ya han tenido un mal año y que ahora no saben dónde meter esta fruta de pepita. Además, en breve se instalarán por vez primera en Mercamadrid varias firmas polacas.

Otra consecuencia del veto está en la logística. La flota de camiones de los países satélite de Rusia, como Bielorrusia, se han quedado sin trabajo. Así que han ofrecido a bajo coste sus servicios por Europa a los exportadores hortofrutícolas españoles. Las perjudicadas son las compañías españolas de transporte que ven emerger un nuevo competidor tipo low cost.

Fruit Fusión

Fruit Fusion es el espacio gastronómico de la feria. En primer plano se observan los pimientos minis extradulces (sweet bite) con los que el chef del restaurante La Costa, de El Ejido, hizo una demostración de sus distintos usos culinarios. También en Fruit Fusion la cooperativa Única Group presentó el primer calabacín que se puede comer en crudo. Además hubo showcooking de ajos, alcachofas o incluso manzanas de los Alpes italianos.

Este año he visto mucha industria auxiliar y dentro de ese sector numerosas empresas dedicadas a la mejora de la vida poscosecha de los frescos. Desde cómo evitar la mancha negra en caquis hasta cómo impedir los podridos en las cámaras frigoríficas de los almacenes hortofrutícolas. Asunto primordial, el de la vida útil, cuando hablamos de exportaciones y de mandar productos perecederos a otros países.

salud

Finalmente el capítulo de las investigaciones. Cada vez está más en boga hablar de la salud de las frutas y hortalizas. En el simposio de frutos rojos la investigadora estadounidense Mary Ann Lisa describió las propiedades bioactivas de los berries y sus efectos preventivos. Comentó un estudio científico, aún no publicado, que concluye que su consumo es muy positivo contra el Alzheimer. He querido publicar la fotografía en la que se lee el rótulo de “salud”, junto a la mencionada ponente.

simposio

En este simposio se habló mucho de fresones, moras, frambuesas y arándanos. La producción mundial de estos últimos se ha multiplicado por once en los últimos 50 años. Las conferencias, organizadas por Freshuelva, las clausuró el expresidente Felipe González. Se atrevió a hablar de comercio internacional y a pronosticar que la salida a esta crisis y a todas las crisis futuras y venideras (por los siglos de los siglos) pasa por venderles a los chinos (…).

González

Ensayos de campo. Laboratorios bajo el plástico

El campo almeriense es un auténtico laboratorio de ensayos. A diario. Y así lo constato a través de este blog, ya que sois muchos los que me invitáis a visitar fincas en las que se hacen pruebas de todo tipo para mejorar nuestro ‘mar de plástico’, en continua ebullición y actividad. Ayer respondí a dos de estas invitaciones.

Imagen

Alfonso, comercial de Bayer y lector de este blog, me escribía hace unos días para asistir a una jornada técnica en un invernadero de Las Norias (El Ejido), donde esta multinacional alemana reunió ayer miércoles a varias decenas de ingenieros y peritos para explicarles cómo usar de un modo seguro en pimiento y pepino sus productos para que se disipen rápido. Diego Hernández fue el encargado de las charlas.

Teniendo en cuenta la política restrictiva de gran parte de las cadenas europeas de supermercados me pareció muy interesante escuchar cómo se degradan esas materias activas.

Imagen

Habría que recordar que los supermercados más exigentes no permiten superar más de 4 materias activas por analítica, tampoco superar 1/3 del LMR de cada materia activa, del mismo modo no superar el 70% de los LMR’s acumulados (suma) o del 70% de la Arfd acumulada.

Imagen

También ayer asistí a otra sesión a pie de campo, en este caso de la firma NutraGreen, en una explotación cercana a la anterior, situada en el vecino pueblo de La Mojonera (Almería). En la imagen superior el agricultor en el que se realiza el ensayo, Francisco Vargas, junto al jefe técnico de Campo Roquetas, Óscar del Blanco, y el presidente de NutraGreen, Jesús Fernández.

Recorrimos varias parcelas, una de judía verde, otra de pimiento italiano y finalmente la más interesante de todas, una de calabacín plantado a principios de noviembre. Técnicos de la alhóndiga La Unión, Mónica y Jorge, de la cooperativa Cohorsan, Andrés, y de El Grupo SCA, Alberto, junto a Juan Manuel, representante de la compañía en Andalucía, quisieron comprobar in situ el comportamiento del cultivo ante el Nueva Delhi. El agricultor Francisco Vargas llevaba dos semanas sin hacer un solo tratamiento. Evidentemente ni este producto ni ninguno conocido va a acabar con el virus, es imposible (no existen los productos milagrosos); pero la premisa es que el cultivo pueda convivir con el virus sin que el agricultor tenga que arrancar toda la plantación. Según Vargas, la plantación tratada es mucho más vigorosa, aunque habrá que esperar varios meses más para llegar a alguna conclusión, sobre todo, cuando haga su aparición el calor en primavera.

Imagen

Compra-venta de laboratorios de análisis agrícolas. II parte. SICA agriQ

Viviendo como vivo en El Ejido, no hay asunto informativo que me ocupe de mayor importancia que atender las consecuencias de la tromba de agua y granizo que asoló buena parte de los invernaderos del norte de Santa María del Águila y de Las Norias la semana pasada. Sin embargo, este problema está en el limbo, en stand by, hasta que las Administraciones públicas muevan ficha, sobre todo la Junta de Andalucía que es quien tiene que poner en marcha al grito de ya el articulado de la modernización exprés; por eso, a la espera de que se inicien o no los trabajos de reconstrucción de los invernaderos caídos, dedico también el blog a tratar otros asuntos. Por ejemplo, el de la compra-venta de laboratorios analíticos (con la crisis han entrado en guerra de precios a la baja), cuyo segmento asiste a un avance espectacular del capital francés.

A la reciente entrada como socios en el laboratorio Reactiva, en el campo de Níjar, del Groupe Carso, hay que sumar también el cambio de propietario del laboratorio de SICA agriQ, asentado en el municipio almeriense de Vícar. Sus nuevos dueños son franceses, Eurofins, que ha adquirido todo el grupo holandés BLGG, al que pertenece SICA agriQ.

Image

BLGG suma un laboratorio principal en Wageningen, Países Bajos, pero también posee otros en Bélgica, Dinamarca, Alemania, Kenya, Marruecos, Rusia, España o Suecia. Como laboratorio de residuos de plaguicidas destaca su centro de los Países Bajos y el de España, en Vícar. De este modo Eurofins da un paso de gigante hacia el sector hortofrutícola.

Con más de 14.000 empleados en más de 180 laboratorios de 35 países, Eurofins ofrece una cartera de más de 100.000 métodos analíticos fiables para evaluar la seguridad, la identidad, la composición, la autenticidad, el origen y la pureza de las sustancias biológicas y sus productos.

Teorías conspiranoicas sobre el virus ‘Nueva Delhi’. Avionetas y casas de semillas

Ayer estuve cinco horas con Jorge. Es un perito agrícola amigo mío que tiene como principal virtud una inusual capacidad de darle la vuelta a los argumentos más consensuados e introducir otros, alternativos, que dejan en entredicho las ideas más intocables. Durante esas cinco horas estuvimos hablando del nuevo virus que asola al campo almeriense, el ‘Nueva Delhi’, que ha aparecido de la nada y lo ha hecho con especial virulencia, sobre todo en calabacín. Jorge me habló de algunos agricultores que asesora, con fincas de pepino en las que también se ha confirmado el ‘Nueva Delhi’. El propio Ifapa lo ha contrastado. Pero también parece que el temido y enigmático virus se ha dejado ver en melón de otoño (cantaloup) en la zona de El Ejido, y en tomate en el campo de Níjar.

Imagen

Pero, ¿de dónde ha salido? Y aquí entra la teoría de la conspiración. Ciertamente este tipo de teorías, que recuerdan de algún modo a los expedientes X, tienen amplía bibliografía y en google es fácil pasar horas y horas leyendo historias de lo más variopinto. Algunas inverosímiles. Jorge recomienda pinchar en google los términos chemical trail, estela química. Hago aquí un pequeño resumen de lo que se puede encontrar: hace unos años un tipo francés – extrañado por la estela que dejaban las avionetas (su dibujo sobre el cielo se prolongaba por largo tiempo, con lo cual no podía ser vapor de agua) – quiso averiguar su composición y descubrió en las estelas analizadas metales pesados, bacterias, virus… “No es normal que la avioneta suelte esas cosas“, me decía Jorge, “CO2 y agua es lo que debe salir de cualquier tubo de escape“.

Y aquí es donde entra la teoría de la conspiración. En estos últimos dos meses he oído a muchos agricultores mantener que el ‘Nueva Delhi’ ha sido arrojado desde avionetas que surcan el cielo sin publicidad, y cuyos vuelos han sido este año mucho más frecuentes que años atrás. No quiero ser un defensor de este argumento, puesto que me declaro agnóstico en este sentido, pero después de estar escuchando lo de las avionetas en tantas conversaciones estas últimas semanas tampoco creo que sea correcto hacer oídos sordos y no hacerle un pequeño hueco en este blog, sobre todo, porque no creo que sea fácil ver publicadas estas ideas. Y siempre me gusta decir que este blog es independiente y alternativo a la información oficial y oficialista.

Para reforzar esa idea paranoico-conspirativa Jorge me puso un ejemplo de hace diez años, cuando los agricultores le decían “pasa la avioneta y se va la nube”. Él pensaba entonces que  “eran locuras de algunos agricultores, pero años después en los Juegos Olímpicos de Pekín el gobierno chino lanzaba a las nubes ioduro de plata para quitar las nubes, evitar la lluvia y controlar así el clima, o sea, lo que los agricultores decían hace una década sobre el control de la meteorología resultó luego ser real, ¿no puede ocurrir lo mismo con las estelas de las avionetas cargadas de virus que infectan el campo?”.

Pero Jorge me dio una segunda versión sobre la supuesta procedencia del virus, una segunda vía que es en la que él cree. Se trata de la importación de semillas contaminadas. Muchas de ellas son producidas en terceros países, por ejemplo en el cono sur de América (Chile, Perú) o en el sur de Asia (India). Ya hay antecedentes en este sentido, como puede ser el virus de las venas amarillas que hace una década, aproximadamente, no existía en Almería. Sin embargo, se hicieron ensayos en una finca de la provincia y empezó así a extenderse. En su trabajo cotidiano las casas de semillas inoculan distintos virus a sus variedades para estudiar resistencias. Semillas que se prueban en tres zonas distintas para comprobar sus propiedades ante nemátodos, virus… y así se pueden registrar después. Jorge cree que Almería es uno de esos lugares donde se ha ensayado con el ‘Nueva Delhi’; o bien otra opción es que se hayan importado semillas contaminadas con el susodicho virus. “Ha podido ser un accidente, o no”, añade el colega. Dentro de la terminología de los que creen en una verdad oculta en las cosas del poder y del dinero se emplea el concepto de teoría conspiranoica. La paranoia de sentirse perseguido, engañado o manipulado (…).

Mercadona cambia el aspecto de su lineal de frutas y hortalizas

Mercadona tiene una política muy particular, consistente en un número reducido y limitado de productos en cada uno de sus segmentos, que le ha dado un gran éxito vistos sus resultados anuales en los últimos ejercicios. Sin embargo, la frutería de esta cadena valenciana de supermercados tendrá un nuevo aspecto a partir del lunes con la llegada de más variedad de frutas y verduras, según me informa el ‘pájaro loco’.

Mercadona daría respuesta así a la demanda de una parte de los consumidores que piden una política diferenciada en el lineal de frescos. Nuevos productos con aspectos y sabores diferentes, que se suman a nuevas estanterías y contenedores. De hecho, la cadena de supermercados hará degustaciones de sus nuevos artículos en todos sus centros para que los clientes se convenzan de la renovada calidad de las frutas y hortalizas de Mercadona. Dichas degustaciones estarían previstas dar inicio la semana que viene, por lo que me cuenta el ‘pájaro loco’.

Imagen

La marca de proveedor vence a la de distribuidor

Recientemente la conocida revista Alimarket presentó un exhaustivo análisis sobre la distribución. Me llamó la atención de este estudio que hay otras cadenas que aprovechan que Mercadona no hace una apuesta diferenciada de su segmento de frutas y hortalizas para hacerla ellas. Es decir hay un hueco de mercado en esa rama; sin embargo, parece ser que Mercadona quiere ocupar dicho espacio a tenor del nuevo cambio que va a implementar en esta sección.

Del trabajo de Alimarket sobre la distribución en su conjunto en el mercado nacional quiero recuperar otro dato cualitativo, muy significativo. Mientras que de modo genérico la marca de proveedor pierde terreno a favor de la marca blanca o de distribuidor, en el caso de frutas y verduras no ocurre así. La marca de proveedor se mantiene bien y aún tiene mucho camino por delante. El consumidor compra sandía fashion, melón de villaconejos o tomate raf, como sinónimos de calidad y garantía. En la mente del cliente-consumidor aún está lejos la idea de que una hortaliza saludable o una buena fruta pueda tener como marca la de un supermercado.

‘Residuo cero’, una nueva marca. Los biopesticidas como resultado / ‘Zero Waste’, a new brand. Biopesticides as a result

Me sentaba el otro día con un perito agrícola, que es agricultor al mismo tiempo y lleva su propia finca, a escuchar una charla. Juan José se llama el amigo y lector. Comenzaron los ponentes a hablar de la marca ‘residuo cero’, creada por ellos mismos hace unos años. Luego presentaban un nuevo biopesticida, creo que la clave está en ponerle ‘bio’ a cualquier producto o servicio, de ese modo parece más respetuoso con el medio ambiente y más apetecible de comprar o usar. Después le pregunté a Juan José cuando hablaban de fitosanitarios biológicos, ¡diantre, Juan José es perito agrícola! Y me decía que todo es un híbrido del lenguaje que se resume en emparentarse de algún modo con la palabra sostenibilidad.

Hecho este curioso apunte, la charla fue muy interesante. Impartida por técnicos de Seipasa y por dos profesores del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas de la Universidad Politécnica de Madrid abordó un estudio internacional para combatir la araña roja (ataca a tomate o judía, entre otros cultivos) con extractos naturales u otros métodos, por ejemplo, con el uso de proteínas que atacan a este ácaro. Un consorcio de empresas norteamericanas y europeas, con investigadores españoles, trabajan en el genoma de la araña roja.

Por lo que entendí la propia política de los mercados (¿habría que decir supermercados europeos?) lleva hacia los llamados ‘productos sostenibles’, algo así como productos naturales con la eficacia de los químicos. En el Centro Experimental que Seipasa posee en L’Alcudia (Valencia, España) aúnan esfuerzos en esta línea. También participan en el proyecto LIFE, con empresas españolas y holandesas para implementar el ‘residuo cero’ en fruta de hueso: melocotón, nectarina, cereza, paraguayo o albaricoque.

Imagen

‘Zero Waste’, a new brand. Biopesticides as a result

I sat the other day with an agricultural expert, who is a farmer and, at the same time, he has his own farm, to hear a talk. Juan Jose is the name of the friend and reader. Speakers began to talk about the brand ‘zero waste’, created by themselves a few years ago. Then they presented a new biopesticide. I think that the key is to put ‘bio’ to any product or service, this way it seems more environmentally friendly and more appealing to buy or use. Later I asked Juan José when they were talking about biological pesticides, heck, Juan José is an agricultural expert! And he said that everything is a hybrid of language that is summarized in linking, in some way, to the word sustainability.

Made this curious point, the talk was very interesting. Given by Seipasa technicians and two teachers of the Biotechnology Center and Plant Genomics of the Polytechnic University of Madrid, it addressed an international study to combat the red spider (it attacks tomatoes or green beans, among other crops) with natural extracts or other methods, for example, with the use of proteins that attack this mite. A consortium of U.S. and European companies with Spanish investigators, is working on the genome of the red spider.

From what I understood the market policy itself (European supermarkets should we say?) leads to the so-called ‘sustainable products’, something like natural products with the effectiveness of chemicals. In the Experimental Center that owns Seipasa in L’Alcudia (Valencia, Spain), they join efforts in this line. They also participate in the LIFE project with Spanish and Dutch companies to implement the ‘zero waste’ in stone fruit: peach, nectarine, cherry, saturn peach or apricot.

Los supermercados, juez y parte / Supermarkets, judge and party

A la distribución se le puede toser, aunque pocos lo hacen. Un blog independiente como éste tiene esa capacidad, lo que no es poco hoy día. No ser vasallo de las multinacionales y de los dioses del dinero es lo que más aplaude el lector de este diario agrícola, así que continuaremos en la brecha.

Acudía recientemente a un acto de una empresa de agroquímicos y llamó mi atención el discurso de uno de los ponentes, Joaquin Nieto, miembro de una compañía japonesa con delegación en Gerona (Cataluña, España), ISK Biosciences Europe N.V. Este señor, que aparece retratado más abajo, no tuvo pelos en la lengua para armar un contundente discurso contra las cadenas de supermercados europeas, que hoy día se han convertido en juez y parte en el negocio hortofrutícola. Decía él, y corroboro yo también, que dichas cadenas marcan sus propias normas en sanidad vegetal y uso de fitosanitarios – mucho más exigentes que las que marca la propia ley -, de tal modo que las empresas que les venden frutas y hortalizas para continuar haciéndolo tienen que seguir esos parámetros. Si la comercializadora cumple con la ley, pero no con el criterio de la cadena, la comercializadora se queda fuera. Quien marca el camino es el supermercado, por tanto es juez (y no la ley comunitaria o nacional) y también parte, ya que es quien adquiere el producto. De ahí, el titular, juez y parte.

Imagen

La norma que dictan dichas cadenas marca como límite la utilización por parte del agricultor de tres o cuatro materias activas, según el criterio de cada supermercado, y un tercio de los LMR (límite máximo de residuos permitidos). Por encima de eso no compran hortalizas al proveedor. Me decía un perito agrícola en dicha jornada que los agricultores se saben amoldar perfectamente a esto, que son profesionales flexibles acostumbrados a lidiar mil batallas. Correcto. No lo pongo en duda. Sin embargo, otro técnico me argumentaba que el mayor problema de la actual política de los supermercados, sobre todo alemanes y británicos, está en que al repetir esas materias activas en los tratamientos, finalmente se podrían crear resistencias. Así que a la larga podría surgir un problema grave de cara a la producción. ¿Alguien le va a explicar esto a los dueños de esos supermercados que poco saben del cultivo agronómico?

El cliente no siempre tiene razón. Hay que enseñarle estas cosas, y decirle que los tomates y los pimientos no germinan en el lineal de su supermercado, que hay que adaptarse al mundo vegetal y que no sea éste el que siempre se adapte al mundo del marketing y de la especulación. Y es que detrás de esa campaña de ‘residuo cero’ hay puro marketing, ya que los supermercados venden como reclamo el limitado uso de materias activas. Y unas y otras cadenas, en competencia cada vez más feroz entre sí, entran en una escalada de bajar cada vez más los límites. Y más, y más. Sin embargo, olvidan al productor. Simplemente le dicen: ¡haces esto o no te compramos!

Imagen

Supermarkets, judge and party

Distribution can be ridiculed, but there are few who do that. An independent blog like this has that ability, and that means a lot today. Not being a vassal of the multinationals and the gods of money is what the reader of this agricultural journal applauds the most so we will continue doing that.

Recently I went to the event of an agrochemical company and the speech of one of the speaker called my attention (Joaquin Nieto, a member of a Japanese company with offices in Girona (Catalonia, Spain), ISK Biosciences Europe N.V.). This man, who is pictured below, did not mince words to make a strong speech against European supermarket chains, which today have become judge and party in the horticultural business. He said, and I also corroborate that these chains set their own standards in plant and use of phytosanitaries – much more demanding than what the own law establishes – so that if companies which sell them fruits and vegetables want to keep doing that they will have to follow those parameters. If the retailer complies with the law, but not with the criterion of the chain, the retailer is left out. The supermarket is which is leading the way, so it is judge (and not the EU or national law) and also party, since it is which acquires the product. Hence, the headline, judge and party.

The standard that such chains establish, mark as a limit the use by farmers of three or four active materials, depending on the criterion of each supermarket, and a third of the MRL (maximum residue limit allowed). Over that they do not buy vegetables to the supplier. I was said by an agricultural expert in that day that farmers know how to adapt to it perfectly, that they are flexible professionals used to dealing thousand battles. Right. I do not doubt it. However, another technician explained to me that the biggest problem with the current supermarket policy, especially German and British ones, is that by repeating those active materials in treatments, eventually they could create resistances. So eventually there could be a serious problem facing production. Is someone going to explain this to the owners of those supermarkets who know little about agronomic cultivation?

Customer is not always right. We must teach him/her these things and say that tomatoes and peppers do not germinate on the shelf of his/her supermarket, that we have to adapt to the plant world instead of being always this one which must adapt to the marketing and speculation world. And the thing is that behind this campaign of ‘zero waste’ there is pure marketing because supermarkets sell as a tactic the limited use of active materials. And one and the other chains in increasingly fierce competition with each other, enter into an escalation of lower and lower limits. And more, and more. However, they forget the producer. They simply say to him/her: do this or we will not buy your products!