Escobar & Castañeda abre la campaña de calabacín con una jornada sobre Nueva Delhi

Público charla Gautier

Mis disculpas a los ponentes de Novedades Agrícolas, pero llegué tarde a su charla sobre la desinfección de agua a través de ozono. Sí pude asistir a la presentación del catálogo de calabacín de Gautier, que derivó posteriormente en un intenso debate sobre el virus Nueva Delhi. Algunos de los agricultores presentes le preguntaron a Manuel Martínez que para cuándo estaría la variedad resistente al renombrado en este blog virus ToLCNDV. El bueno de Manuel recordó que se han encontrado algunas fuentes de resistencia, pero que llevar ese material a una nueva variedad comercial llevará aún varios años. ¡Siendo optimistas! (esto último lo añado yo). ¿Cuántos años se tardó en lanzar al mercado una variedad comercial de tomate resistente al virus de la cuchara? Yo escuché en la sala que catorce años (…). Así que tranquilidad y mucha paciencia.

Escobar & Castañeda

sala

Anualmente la comercializadora ejidense Escobar & Castañeda celebra una jornada técnica sobre temas de actualidad. Y con la de este martes ya van tres ediciones. La empresa está situada en el paraje de La Loma del Viento (nombre épico donde los haya), en Las Norias de Daza, donde confluyen diferentes compañías especializadas en calabacín. De hecho este núcleo es el epicentro de este cultivo en España.

almacén por fuera

Se trata de un almacén familiar, construido hace cinco años. La última campaña movió 18 millones de kilos, un 15% de berenjena y el restante 85% calabacín, sobre todo verde, aunque también amarillo, redondo e incluso pequeñas cantidades de redondo amarillo.

familia Escobar & Castañeda

En la imagen adjunta retraté al padre y director, José Luis Escobar Jiménez, y a su hijo José Luis Escobar Castañeda, que lleva labores de marketing, y a su hija Rocío.

almacén por dentro

Me comentaron que sus principales mercados son Holanda, Irlanda e Inglaterra. Un 30% de su producto se lo lleva la globalizada firma holandesa Van der Staay, de Staay Food Group, que tiene a Escobar & Castañeda como su proveedor especializado en calabacín.

En cuanto a empleo, entre 60 y 80 personas trabajan en la nave. Escobar Castañeda me destacó “el envasado manual que aquí hacemos, de modo tradicional de caja a caja para no dañar el fruto”. Me añadió que esto se conoce como “valor en tienda”, de lo que se deduce que tiene que suponer un mejor precio.

líneas de mejora

Líneas de mejora hoy día en calabacín

Durante su exposición Manuel Martínez describió el amplio y diversificado catálogo que Gautier posee en calabacín, deteniéndose en algunas variedades como Cassiopée y Perseo (ambos para invierno), Pulsar (otoño), Amalthée (calabacín blanco que se puede cultivar todo el año) o Satélite, variedad de fruto redondo.

Juan Montes

Mostró también los resultados de un interesante ensayo sobre rendimientos, una misma variedad puesta en el campo de Níjar y en el Poniente almeriense. La productividad en kilos de la finca del Poniente duplicaba a la obtenida en la comarca nijareña. Las diferencias climáticas explicarían estos resultados.

El representante de Gautier también describió algunas de las líneas de mejora que hoy día se llevan a cabo en calabacín, en general. Valga la siguiente enumeración: conservación del fruto junto con brillo y color (manchas de poscosecha); facilidad de manejo agronómico; resistencia a enfermedades y plagas (material vegetal repelente a insectos, ToLCNDV, Oídio).

Sobre las plantas partenocárpicas apuntó que son poco productivas a corto plazo, ciclos más largos pero que implican más costes y riesgos. De ahí que el cuaje directo a la flor sea la tendencia actual.

almuerzo

camión Escobar & Castañeda

Anuncios

La huerta más tradicional. Al aire libre y en verano

Rosa

Caprino y viñedos ecológicos y ahora algunas instantáneas de las pequeñas huertas en la calle que jalonan las serranías en el mes de agosto. En la Alpujarra abundan las de tomate cherry, pero las fotos pertenecen a la misma sierra de los artículos del vino y las cabras: los Filabres.

Rosa con el calabacínLo que más he visto ha sido tomate gordo de ensalada, pero justamente es lo único que no retraté con la cámara. La dejé a un lado para ayudar a esta familia a coger los frutos antes de que se hiciese de noche.

En los valles de esta sierra se aprovecha en verano cualquier pequeña terraza (llanuras de pocos metros de largo y ancho) para sembrar de todos los hortícolas. Son para el autoconsumo y se lleva haciendo así desde generaciones y generaciones. En la zona que visité había brásicas, pepinos, berenjenas negras y rayadas, judías verdes, cebollas blancas y moradas, calabacín, rábanos e incluso ajos. Y por supuesto patatas. Rojas. ¡Ah, también me topé con algunos melones piel de sapo!

Un rato muy entrañable el que pasé con Rosa y Pepe. Gracias.

Pepe trabajando

Pepe   cebolla morada   pepino

brásicas   judías verdes

cebollas

patatas rojas   melones   calabacín

patatas rojas en la tierra

pimientos

Hortalizas de Almería, a precio de oro en Alemania

FullSizeRender Soy Alberto García, periodista y director del programa ‘Agricultura en la Onda’ de Onda Cero El Ejido, que realizamos todos los días de 3 a 4 de la tarde. Quiero, antes de nada, agradecer a José Antonio Arcos la oportunidad que me ofrece para poder expresar mi opinión y felicitarle por su maravilloso y único blog.

Hace unos días tuve la oportunidad de visitar la región de Renania, en Alemania. Colonia, Dusseldorf, Essen, Leverkusen, Dortmund, Wuppertal, Aquisgran o Coblenza, entre otras.

IMG_7166

Tengo la (buena) costumbre de que cada vez que visito un país extranjero, (será por deformación profesional o amor a mi provincia), me doy una vuelta por los supermercados de la zona, principalmente para ver si hay hortalizas de la provincia de Almería. Ya sea supermercados grandes o pequeños, de cadenas de distribución conocidas o no, pero tengo esa manía y no puedo remediarlo.
IMG_7169 En este caso, en la ciudad de Remscheid, muy cerca de Colonia, visité el supermercado ‘Kaufpark’. Pues bien, aún estoy impresionado y alucinado de los precios de nuestras hortalizas en Alemania. Como se aprecia en las siguientes fotografías, en algunos casos, los precios son prohibitivos para una familia media alemana. No llego a comprender cómo estando la berenjena en Almería a unos 30 céntimos (o menos) el kilo hace 10 días, en este supermercado alemán se vendían a 2,99 euros. El calabacín, por debajo ya del euro en Almería, a 3,49 euros el kilo.  Y ya a 3,99 euros el kilo de pimiento, ya fuese rojo, verde o amarillo. En el caso del pimiento puede ser más normal, ya que hace 10 días obtuvieron los mejores precios de la campaña, pero el resto, es vender hortalizas a precio de oro. Lo único bueno es la calidad de las hortalizas almerienses en ese supermercado. De primera.

IMG_7154

Tengo familiares viviendo en esa zona de Alemania. Llevan casi 30 años en Remscheid y no entienden cómo las hortalizas almerienses se venden a esos precios. Y no sé cómo explicarles los motivos. Ni yo mismo los llego a entender. Me dicen que a esos precios no pueden comprar a diario nuestras hortalizas. Normal. A partir de esta época ya empiezan a llegar a los supermercados alemanes hortalizas producidas allí, más baratas, aunque desconozco la calidad. Lo que no es de recibo es que la diferencia entre el precio que se le paga al agricultor y lo que paga el consumidor final sea tan abismal. Está claro que en este mundo, todos tienen que ganar dinero. Pero ¿con qué márgenes comerciales? Las cadenas de distribución europeas, y si nos centramos en Alemania también, son quienes ‘parten el bacalao’. La provincia de Almería tiene un serio problema comercial. Al igual que en su día se produjo (bienvenida sea) la famosa ‘revolución verde’, Almería necesita una nueva revolución: ‘la revolución comercial’.

IMG_7168

No podemos ser competitivos ofertando desde 200 empresas productos agrícolas almerienses. La provincia y el sector están en manos de las grandes cadenas de distribución y los agricultores también. De qué sirve ser los mejores en calidad, producción integrada y lucha biológica, innovación o utilización de los recursos hídricos, cuando lo que verdaderamente importa, que es la materia prima y nuestras hortalizas, se paguen en origen a precios irrisorios, en muchos casos, en comparación con los precios en destino.

IMG_7155

Esta es una de las cosas que el sector hortofrutícola almeriense debe mejorar, entre otras claro. Yo para esto no tengo respuestas y si lo intento explicar, me faltan claves. Quizás las tengan quienes, todos los días, descuelgan sus teléfonos para ofertar producto almeriense. Insisto, urge una ‘revolución comercial’ en el campo almeriense….

 

Si no, seguiremos siendo los más ricos del cementerio. Yo no lo entiendo.

IMG_7167

De profesión cocinero. La materia prima está en el invernadero

salmorejo

A veces se nos olvida, y me pongo el primero en ese debe, dedicarle un poco de tiempo (y también de promoción) al mundo de la cocina. Al fin y al cabo los productos de la tierra son alimentos. Les dedicamos ríos de tinta en sus aspectos agronómicos y de comercialización, pero nada en el arte culinario. Así que para aprobar esta asignatura pendiente hoy os voy a hablar de una nueva escuela de restauración que se ha ubicado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Aguadulce.

responsables de la escuela

Allí conocí hace unos días a sus promotores. Mar de Pablo, Óscar Palomino, Julián Aguirre y Antonio Carvajal. Me contaron que en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Almería se puede aprender a cocinar, como un profesional, o bien como un aficionado que quiere introducirse en este mundillo apasionante de la gastronomía. Un mundillo que con esto del ‘master chef’ de la tele está de moda.

Hacen cursos casi cada fin de semana. De cocina vegana, asiática, mexicana, internacional, para deportistas, para aprender a hacer pan, incluso hubo uno reciente sobre cafés. ¡Cómo hacer el café perfecto! Los conocí en el aperitivo que hubo a la finalización de una reciente jornada sobre el futuro de los fertilizantes y los fitosanitarios. De eso os hablaré en el siguiente post, en éste me quedó con los tres platos de degustación que pusieron al término de dicha jornada técnica: salmorejo de tomate y remolacha al aroma de albahaca, cuscús con verduras almerienses y tataki de pepino.

Vi que utilizaban como materia prima muchos productos de la tierra. Y eso me gustó. Y por eso escribo estas líneas.

buen provecho

En el uso de hortalizas del país me llamó la atención el empleo de la berenjena. Una mettze, un puré de berenjenas asadas con aceite de oliva, ajo, sal y pimiento. Sorprendente. También fascinantes la tartaleta de berenjenas y la crema de berenjena con queso feta y cherry.

Más apuestas a base de nuestras hortalizas. Bellini de tomate. Zumo de tomate con su jugo. También tartaleta con revuelto de verduras de Almería, pepino con ensalada almeriense al horno, láminas de pepino con gazpacho o canelone de ensalada de pepino.

En estos casos habría que decir aquello de que lo mejor está por descubrir…

3 apuestas culinarias

Primer estudio que aborda la renta real de los agricultores. Números rojos en la última campaña

Llevo muchos años asistiendo a ruedas de prensa maquilladas sobre la rentabilidad de los invernaderos, la mayoría por parte de la Administración competente. Estadísticas y ruedas de prensa que se dan cuando se han juntado varios meses buenos y es políticamente conveniente decir todo lo que ganan los agricultores. Estadísticas cojas porque nunca hacen la necesaria resta entre ingresos y gastos. Solo se habla de ingresos brutos, como si el agricultor no tuviese cuantiosos gastos corrientes y amortizaciones por doquier.

Esas ruedas de prensa y comunicados desaparecen cuando hilamos varios meses desastrosos. Mala la campaña 2013/14 y peor el otoño 2014/15.

Sin embargo, por fin he dado con el primer estudio completo que aborda esta cuestión sin prejuicios políticos ni intereses empresariales. El profesor de la Universidad de Almería, Juan Carlos Pérez Mesa, al que desde aquí felicito públicamente por su valentía ha sido el primero en hacerlo. Enhorabuena, Juan Carlos, por tu honradez. Os dejo la siguiente imagen, que recomiendo sea apreciada con sumo detenimiento.

gráfico actualizado

En el eje vertical de la tabla observamos los euros/kilo y en el eje horizontal las campañas. Las medias euros/kilo han ido paulatinamente descendiendo, aunque ese problema se ha ido solventando con más kilos por metro cuadrado. Por ejemplo, si la media de precios por kilo en la campaña 2003/4 estaba en 0,60 euros y los rendimientos en 70 toneladas por hectárea, en la campaña 2013/14 solo se llegó a los 0,53 euros/kilo aunque se subió a una productividad mayor de 76 toneladas por hectárea.

Sin embargo, la luz roja se enciende cuando el capítulo de los costes totales es superior al de los ingresos. Podemos ver que en la campaña 2002/03 hubo un margen de ganancias para el agricultor de 0,14 euros, en la campaña 2003/4 se bajó a 0,11 euros/kilo, un año después en el ejercicio de 2004/5 se ascendió hasta los 0,13 euros, en 2005/06 hubo una gran caída del margen hasta quedar únicamente en 0,02 euros, mejoró en 2006/07 hasta los 0,07 euros, volvió a caer en 2007/08 hasta situarse en un beneficio de 0,05, una campaña más tarde se repitió otro desplome hasta los 0,04 euros, en 2009/10 el descenso colocó el margen para el productor en 0,03 euros, en 2010/11 el descalabró se tradujo en 0,01 euros, la siguiente campaña 2011/12 dejó el bolsillo del agricultor tal y como lo tenía (ingresando lo mismo que gastaba, quedando a cero), en 2012/13 el agricultor logró un paupérrimo céntimo y finalmente la campaña 2013/14 ha sido la peor para la renta de los agricultores almerienses. La media ha quedado por debajo del umbral de color rojo, de tal forma que ha dado pérdidas de 1 céntimo por kilo. Incluso tengo que decir que la primera estimación elevaba las pérdidas en varios céntimos más.

judías

Aunque aumenta la productividad por metro cuadrado y los costes (corrientes más amortizaciones) se han estabilizado en las últimas dos campañas; sin embargo, la tendencia a la baja de los precios de las hortalizas rompe todos los esquemas. El agricultor no solo no gana dinero, sino que tiene que poner dinero encima.

Este blog cumple estos días dos años de vida y creo que éste es el artículo más importante que he escrito hasta ahora porque debiera ser una cura de humildad para muchos, un jarro de agua fría para los insensatos y un toque de atención para todos.

Esta agricultura nuestra dejó hace mucho tiempo de ser una gallina con los huevos de oro. Es una gallina raquítica a la que hay que alimentar con cuidado. Con cierto mimo. Quizá haga falta un poco más de cabeza y corazón, y menos frivolidad y pillería. Las piezas de este rompecabezas están puestas de tal manera que todos somos imprescindibles. Si no se cuida la gallina del agricultor, llegarán tiempos de cambios y un tsunami que hará las veces de tabla rasa.

pimientos

Finalizo con la media de las campañas 2002-2008, donde hubo un margen de beneficios de 9 céntimos por kilo; y a su derecha, en la tabla superior, se observa el rascacielos de la media de las campañas que van desde 2008 a 2014, que es lo más importante por ser lo actual. De todo esto se concluye que en los últimos seis años el margen que le ha quedado al agricultor de media es de tan solo 2 céntimos. ¡Y ojo! En el trabajo inicial de Juan Carlos Pérez Mesa el margen era de 1 céntimo. Hace unos días le comenté mi interés por publicar estos datos, entonces los volvió a actualizar cotejando distintas fuentes, y aumentó el baremo de 1 a 2 céntimos finales.

En resumen. Las dos cifras para no olvidar.

  • 0,02 euros kilo resultado (beneficio) medio en las últimas seis campañas, 2008/14.
  • -0,01 euros/kilo resultado (pérdidas) medio de la última campaña 2013/14.

Jornada de Genética y presentación del Libro Gordo de las Semillas Hortícolas, el Portagrano

Presentación Portagrano

Los de mi generación recordarán el Libro Gordo de Petete. Era la enciclopedia del conocimiento. Al menos era como la veíamos los niños de principios de los 80. Allí estaba todo. Nada escapaba al Libro Gordo de Petete. Algo similar ocurre con el Portagrano, pero en versión semillas, donde están todas las hortícolas que se comercializan en la actualidad en España. Recogidas en este vademécum que se presentaba el viernes en la Casa de Las Mariposas de la capital almeriense hay 5.157 variedades distintas.

Desde 1991 que se editó el primer vademécum han pasado varias décadas. El que se acaba de presentar es la XV edición, actualizada. José Marín, su autor, es un ingeniero agrícola almeriense que prosigue su labor de recopilar en un solo volumen todo el material genético con el que operan en el país 44 casas de semillas. Para próximas ediciones se plantea la internacionalización del Portagrano, describiendo las variedades de Europa y América, amén de textos en inglés para abarcar la gran Aldea global.

José Marín en la presentaciónEse Libro Gordo de las Semillas viene acompañado de una aplicación (App) para llevar en el bolsillo el Portagrano, descargable desde la propia página web del vademécum. “En la aplicación se irán incorporando las variedades que vayan surgiendo, así el agricultor o el técnico podrá consultar en su teléfono móvil (desde el invernadero, el almacén o desde cualquier lugar en el que esté) las características de todo el nuevo material de semillas que se incorpore al mercado”, dijo José Marín.

El Portagrano cerró un acto que arrancó con otras ponencias. No es habitual una jornada técnica dedica a la genética, así que fueron de sumo interés algunas de las cosas que allí se contaron. Julián Arnedo, propietario de la española Ramiro Arnedo, habló como portavoz de Anove, la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales, que aglutina a 43 empresas que representan el 95% del mercado de las semillas hortícolas. Comentó que hoy día lo que más preocupa a las casas de semillas es la multiplicación ilegal de tomates. Digo tomates porque es el cultivo en el que se estaría dando esta situación, con el temor enunciado por Arnedo de que se pudiera extrapolar a otros cultivos. Dicha práctica ilegal coparía en la actualidad un 30% del mercado tomatero.

Julián Arnedo

Las empresas de semillas son las compañías, según Anove, que mayor porcentaje de sus ventas reinvierten en I+D, un 25%. Explicó Arnedo que esa investigación se dedica a búsqueda de resistencias a enfermedades, a mejorar la adaptación a zonas y condiciones de cultivo, a elevar la productividad o la precocidad. “Se invierte en investigación porque se esperan retornos; pero si las casas de semillas se encuentran con menos márgenes, lo que podría pasar con la multiplicación ilegal de tomates, invertirán menos y el perjudicado será el sector productor”, concluyó.

público

Julián Arnedo dio datos significativos, como el coste en tiempo y en dinero que supone abrir una línea de investigación para sacar al mercado una nueva gama de variedades. Un proceso que dura una media de diez años y requiere una inversión de un millón a un millón y medio de euros.

En nuestro país 25 firmas de semillas copan el 95% del mercado nacional, cuyo valor está en 300 millones de euros.

Manuel Jamilena

Otra de las ponencias fue la de Manuel Jamilena, que describió con más detalle la información que ya adelanté en el blog el pasado 8 de febrero, referida a las primeras resistencias halladas al virus Nueva Delhi (ToLCNDV). Solo tenéis que pincharlo.

Otro profesor de la Universidad de Almería, Rafael Lozano, ofreció otra charla con apuntes interesantes. Por ejemplo, el primer documento en España del cultivo de tomate está fechado en 1608. Rafael LozanoExplicó el significado de las mutaciones
espontáneas y sobre todo lo fundamentales que son para poder dar con futuras variedades. En tomate un solo gen es el responsable de que existan – como grandes familias diferenciadas – variedades para procesado industrial y para consumo en fresco.

Mutaciones de genes que afectan a la larga vida (revolución en los años 80) e incluso la combinación de dos mutaciones que pueden derivar en un híbrido con un 70% más de producción. “Pero a veces la variación natural no es suficiente para la mejora vegetal”, expresó Lozano, “entonces el mejorador induce esas mutaciones a través de los cruzamientos y los cultivos in vitro”.

Además, mencionó algunas líneas de investigación abiertas en tomate dedicadas a la búsqueda de tolerancias a la sequía. Un proceso, en cualquier caso, largo y laborioso.

panorámica

Novedades de Clause en pimiento y calabacín. Y algún paraguas y trovero bajo el invernadero

Desde el bus

Voy a hacer un artículo miscelánea con varios temas que tengo en cartera. Ya sabéis que es temporada de jornadas de puertas abiertas en las casas de semillas, días atrás asistí a dos eventos de Clause (ahora se llama HM Clause) marcados en momentos distintos del calendario, novedades en california primero y en calabacín más tarde. Este próximo jueves y viernes Zeraim reunirá en El Ejido a cientos de agricultores para hacer la ya tradicional ‘ruta del Melchor’ (más las nuevas variedades y números), aunque a esa jornada no podré asistir. También recientemente ha habido una sesión de lamuyos de Seminis y de pepinos de Nunhems. Esta última además este jueves 19 ha organizado en una finca entre Las Norias y San Agustín una visita de campo para ver ‘Olimpiakos’, su nuevo california rojo. Todo esto en Almería, pero en Murcia tampoco se aburren. La semana pasada Rijk Zwaan abrió su estación experimental en el campo de Cartagena para presentar cultivos de invierno al aire libre. Y para completar el ramillete este próximo viernes en la Casa de las Mariposas de la capital almeriense la Fundación Cajamar organiza una jornada bajo el título ‘Contribución de la mejora genética a la competitividad del sector hortofrutícola’. En ella estará Manuel Jamilena, ahí le podréis preguntar sobre las resistencias al Nueva Delhi que relaté en un artículo anterior.

Jornada 'Musa'

También se presentará Biovegen, que es una Plataforma Tecnológica de Biotecnología Vegetal; se darán a conocer los avances de la finca valenciana experimental de Paiporta; se hablará de Anove, que es la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales; y acabará la sesión con la presentación de la edición número 15 del Portagrano, que es la enciclopedia de las semillas hortícolas. Pepe Marín, su autor, dará los códigos gratuitos para que los presentes puedan descargarse en su móvil la aplicación (App) que es de pago. Menos ese día.

Paraguas y móviles

Y ahora a hablar de las jornadas de HM Clause. Empezaré por la última, que debido a la lluvia arrastró al doble de personal del que estaba previsto. Ya se sabe que el aguacero no es un buen aliado para trabajar bajo el plástico. Esperaban entre uno y dos autobuses y llenaron cuatro para ver el nuevo calabacín de invierno de esta casa, ‘Musa’. Es – para que nos entendamos – como el ‘Sinatra’, quiere decir esto que es muy productivo, pero mejorando su postcosecha. También es más precoz en su entrada en producción. En la siguiente fotografía el agricultor que abre la planta de calabacín es Dionisio Martínez, a quien conocí en la jornada. Además me dijo que es fiel seguidor del blog.

Dionisio Martínez        Paraguas

Allí me encontré además a José Sevilla, agricultor y trovero bien conocido en este campo. Llevaba años sin verlo, demasiados. Hace casi dos lustros conducía un magazine de tarde en la radio pública de mi pueblo. Me gustaba juntar allí al maestro José Sevilla con el grande de Miguel ‘El Candiota’. Cada mes, mes y medio, venían a la radio y debatíamos sobre lo humano y lo divino. Yo hablando, en prosa, ellos en verso, trovando. ¡Qué buena gente! En alguna ocasión también vino acompañando otro trovero, Callejón. ¡Buenos recuerdos, sí señor! También me viene a la memoria Ana Arqueros, que sin ser trovera era una poetisa muy entrañable. Siempre que la llamaba acudía a recitarnos en las ondas de la radio manuscritos llenos de humanidad.

A Sevilla lo estampé con una foto en mitad de una de las explotaciones de ‘Musa’.

José Sevilla

Acabo con los pimientos.

Fuera del tiempo (Aitana)Pero voy a hacer una continuidad con la radio. Estaba en mitad de un líneo de la variedad ‘Aitana’, un california rojo tardío de Clause, con buen aguante y un gran calibre (pimiento grande pensado más para el mercado doméstico), cuando tropecé con José Manuel Martínez, de El Ejido. Es el agricultor que está en primer plano en la siguiente instantánea. El de atrás es su amigo Miguel. Pues bien, José Manuel me reconoció por la voz. Evidentemente el blog no tiene mi audio, así que se refiere a otros tiempos, también radiofónicos, pero no del magazine ‘La 5ª planta’, frecuentado por los troveros, sino de un programa anterior que se emitía en Radio Ejido, de 3 a 4 de la tarde. Me estoy refiriendo al espacio diario ‘Fuera del tiempo’, que tengo que reconocer que es con lo que más he disfrutado en mi vida profesional como periodista. No me había sucedido nunca que hubiese conocido en un invernadero a un oyente, que recordase este programa que se emitía hace una década. Me produjo mucho gusto, como dicen los mexicanos; vamos, ¡qué me hizo mucha ilusión!

Amarillos

HM Clause mostró en amarillo ‘Aristeo’, un pimiento muy duro (aguante) para tardío, y como novedad ‘Egeo’, para temprano, con buen cuaje con calor y calibre G homogéneo. En rojo, la novedad era ‘Amatista’, trasplantes de media estación en Almería, un pimiento muy parejo, que cuaja bien y tiene buen rebrote. También vimos ‘Azahar’, para temprano, calibre G uniforme; el mencionado ‘Aitana’; y ‘Anabel’, otro tardío dirigido – sobre todo por su calibre – a las cooperativas.

Os puedo asegurar que la imagen con la que termino fue improvisada. Un agricultor sorprendido por el pimiento que estaba viendo. Es una foto simpática. Graciosa, incluso.

Agricultor sorprendido

Yo no he estado en la feria de Berlín. Pero os voy a hablar de Alemania

¿Saben nuestros comerciales y todos los empresarios españoles que acudieron la semana pasada a Berlín cuánto se gastan los consumidores alemanes en verduras? Lo digo porque son cifras esenciales para saber si un mercado está maduro o no. Quizá los datos que voy a dar a continuación sirvan a más de uno para su trabajo diario. Yo no estuve en Fruit Logística, pero sí me he preocupado de buscar esta información “estratégica”.

calabacín español en Berlín

Los alemanes afrontan un gasto medio anual de casi 150 euros per cápita, lo que se traduce en un consumo de 69,2 kilos de verduras al año. El tomate va en aumento, ya que ha pasado de un consumo que rondaba los 10 kilos campañas atrás hasta alcanzar los 11,4 kilos actuales; el segundo hortícola que más come un germano, la zanahoria, también va subiendo desde los 7 kilos hasta los 8,4 kg. En una proporción similar asciende la demanda del resto de los diez primeros hortícolas de la cesta de la compra germana, como la cebolla, el pepino, el pimiento, la lechuga iceberg, el espárrago, la coliflor, el puerro y el calabacín.

Berlín a vista de pájaro

Voy a afilar un poco más el lápiz. Un alemán se come de media al año 7,2 kilos de pepinos, 5,7 kilos de pimientos, 3,1 kilos de lechugas iceberg o 1,5 kilos de calabacinos. Y quiero subrayar que según las estadísticas oficiales la progresión de los últimos cinco años indica que los teutones cada vez comen más verduras. Subrayo esto para silenciar los argumentos de quienes dicen que se vende más barato en Alemania porque hay menos demanda de hortícolas. Simplemente es mentira. No lo digo yo, sino los números. Esos que nunca mienten.

También he estado consultando bibliografía sobre la producción hortícola de Alemania. Sus condiciones climáticas dificultan el cultivo de los hortícolas tradicionales de la cuenca mediterránea, eso ya lo sabemos todos. Así que en este país del norte de Europa los tres principales productos son el espárrago, la zanahoria y la cebolla. Hay casi 20.000 hectáreas de espárrago, más de 10.000 ha. de zanahoria y algo menos de cebolla. Bastante por detrás siguen en orden de importancia, en cuanto a superficie se refiere, repollo, guisante, frijol, coliflor, lechuga iceberg (3.400 hectáreas), espinaca y calabaza.

berenjena hispana         pimientos california          Centro comercial berlinés

Visto esto, en el top ten de sus hortícolas, no figura ningún cultivo de la pizarra de los invernaderos almerienses. Significa esto que nos tienen que comprar, significa esto que tenemos que saber venderles.

Algunas estructuras invernadas tienen, pero pocas, donde se cultiva tomate rama. Es tan simbólico que solo aparece en las últimas páginas de las estadísticas.

Posdata: Las fotos son de los propios lectores. He hecho una pequeña selección de las que me habéis enviado en los últimos días. Internautas que evidentemente sí han estado en la feria de la capital alemana.

Torre de Berlín

El equipo de investigadores de Jamilena halla las primeras resistencias al Nueva Delhi

Manuel Jamilena

¡Chapó y enhorabuena a los investigadores almerienses! Ya era hora de poder contar una buena noticia, después de tantas calamidades caídas del cielo y de las pizarras de precios. El grupo de investigación de Genética de Hortícolas de la Universidad de Almería, dirigido por el profesor Manuel Jamilena, ha detectado hasta cinco fuentes distintas de resistencia al virus Nueva Delhi entre el material del que dispone en su banco de germoplasma.

Jamilena me invitaba hace unos días a visitar este Banco de Semillas Tradicionales de la Universidad de Almería, que está ubicado en la Finca Experimental UAL-Anecoop y del que se ha extraído el material genético con el que se han hecho numerosos ensayos en explotaciones de El Ejido durante todo el pasado 2014. Las resistencias fueron testadas a finales de primavera, principios de verano, es decir hace más de seis meses; pero Manuel Jamilena y su equipo han querido ser especialmente prudentes y todo este tiempo lo han dedicado a confirmar los resultados. Así que Jamilena no me ha llamado hasta que no estaba seguro del material con el que contaba. De ahí que sea científico. Así que lo que aquí leéis es toda una primicia.

secado de semillas

En este banco de germoplasma hay material de pepino, pimiento, sandía, lechuga, maíz, rábajo, ajo, tomate y un largo etcétera; pero sobre todo lo que más abunda son semillas de calabacín. En concreto, hay más de 500 variedades tradicionales (ni híbridos ni mutantes) de calabacín. Muchas son españolas, pero también las hay de la India, Israel, China o Guatemala o incluso de los países que ha ido recorriendo este profesor en la última década. Por ejemplo, las semillas de calabacín de México que hay en este banco las trajo el propio Jamilena en uno de sus viajes.

Pues bien, hace ahora un año se hizo en un invernadero de El Ejido un ensayo con 300 de esas variedades de calabacín para ver su comportamiento ante el ToLCNDV, Tomato Leaf Curl New Delhi Virus. Se probaron variedades de las especies cucurbita pepo, cucurbita moscata, cucurbita máxima y cucurbita ficifolia. Y se detectaron resistencias (lo que las casas de semillas denominan en sus catálogos como resistencias intermedias) tanto en variedades de las especies pepo como moscata.

bandeja con semillas de calabacín

Lo más difícil ya se ha conseguido, es decir, hallar resistencias en calabacín al virus que trae de cabeza al campo desde la campaña pasada. Sin embargo, al ser variedades tradicionales no servirían para el invernadero. Hay que introducirlas en los híbridos que se plantan. Así que el siguiente paso es hacer los cruces. En cualquier caso es cuestión de tiempo. Este último proceso, según Jamilena, puede tardar hasta tres años. Así que ése sería el período que habría que esperar, con un poco de paciencia, para que el agricultor pueda disponer de una semilla de calabacín con las resistencias halladas ya incorporadas.

A mí me parece una noticia esperanzadora. Todos sabéis que en este blog se han contado muchas charlas sobre el virus Nueva Delhi y en ninguna de ellas se concluía que la solución pudiese venir de la genética. Todo eran medidas preventivas. Pero ahora además aparece esa lucecita de una semilla tan necesaria para superar algún día al ToLCNDV…

Posdata: En la imagen algunos de los miembros del grupo de investigación Genética de Hortícolas. De izquierda a derecha, Tarek Wardeh, Alicia García y Manuel Jamilena. Tarek es sirio, doctor en Producción de Frutas y Postcosecha por la Universidad de Alepo. Toda una historia la que tiene detrás. La guerra en su país le pilló en España, y su familia también pudo salir a tiempo. Reflexionando sobre esa realidad es cuando uno se da cuenta que el Nueva Delhi es peccata minuta. Un problema de patio de colegio en comparación…

Tarek, Manuel y Alicia

Un nuevo virus, que se transmite por semilla, acecha al tomate

Ayer por la mañana quedé en El Ejido a tomar un café con mi amigo José Manuel Guerra, quien fuera durante años director del laboratorio de biotecnología del Ifapa y que ahora está muy metido en el apasionante mundo de las papayas. De hecho, me narró que acaba de recibir venidas del continente africano semillas de papayas resistentes al frío, paso previo y fundamental para que algún día la papaya se pueda cultivar en Almería, del mismo modo que se cría el calabacín o el tomate.

Me contó también que el jueves había estado en Aguadulce en una jornada técnica organizada por Coexphal sobre virosis hortícolas, a la que yo no pude asistir. Me refirió un nuevo virus que esta campaña ha llegado a Granada y Almería y que afecta al tomate. Un virus que no se transmite por mosca blanca, sino por semilla. Os podéis imaginar que lo siguiente que le dije es que hiciera una nota para el blog. Reseña que os dejo a continuación:

José Manuel Guerra 24 de enero

“El pasado día veintidós tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce (Almería) una jornada técnica sobre la situación de las enfermedades ocasionadas por virus en los cultivos hortícolas del campo almeriense. La jornada se llevó a cabo mediante una serie de charlas, a cargo de especialistas en virus vegetales y que han llevado a cabo estudios sobre las virosis que afectan a las principales hortalizas de los invernaderos.

Es de reseñar la importancia de los virus últimamente en el caso del cultivo del calabacín, por la aparición del virus New Dheli, del que se habló en la jornada sobre todo para subrayar que es transmitido por la mosca blanca Bemisia tabaci,  y que es tan eficaz como vector de transmisión del virus, que basta con una mosca en un invernadero donde haya una planta infectada por el virus para que lo transmita al resto del cultivo. Esta eficacia ya se demostró con el virus de la cuchara del tomate, que tanto daño hizo hace años.

Se habló también del nuevo virus que se ha visto que ha aparecido en el tomate, y que es el Southern Tomato Virus (Virus sureño del tomate) y que al parecer no tiene un vector de transmisión, sino que se transmite por las semillas; de manera que no hay forma de luchar contra esta virosis con estrategias de control integrado, sino que parece que la solución estaría en buscar genes de resistencia al virus. Esto puede lograrse, pero siempre es un método largo y difícil. Este virus se detecta en la planta por ocasionar manchas cloróticas en las hojas, lo que es un síntoma común a muchos otros virus, y porque ocasiona una falta de crecimiento en la planta y por tanto una disminución en la producción.

La asistencia a este evento fue muy numerosa, sobre todo por parte de técnicos y agricultores interesados en este tema. En la organización de la jornada intervinieron el IFAPA, la Fundación Cajamar y Coexphal.

José M. Guerra Sanz”

Palacio de Congresos de Aguadulce