Lluvia. En Valencia como agua de mayo y en Almería y Granada como un castigo

Valencia.- camino real de Xativa

Se te queda cara de tonto cuando entras en el Poniente almeriense por la autovía del Mediterráneo, después de dos días fuera, y te encuentras de frente un sol que pica. Sabes que es la calma después de la tormenta. Y tienes un blog que habla de agricultura intensiva, sabes que tu último post ha sido sobre la producción de Holanda y que el siguiente que vas a lanzar es sobre la comercialización holandesa. Pero lo paras. Por decencia y respeto con las familias de agricultores que han perdido su invernadero o su cosecha en las últimas horas. Por los afectados a los que la tromba de agua ha puesto contra las cuerdas antes incluso de empezar la campaña en Almería. Personas a las que les toca sufrir y de las que nadie se acordará cuando pasen unos pocos días y las noticias hablen de otras cosas.

Valencia.- valle de Alfauir

Valencia.- caserón en Rótova   Valencia.- pequeños naranjos

Valencia.- caquis

Valencia.- Monasterio de San Jerónimo

Vengo de Valencia, me he perdido un par de días por sus caminos rurales, todos asfaltados y limpios, al menos aquellos por los que he cruzado en pueblos como Alfauir o Rótova, rondando la comarca de la Safor. Allí me he tropezado y perdido por auténticos vergeles de naranjos y más naranjos, aunque en los últimos años ha proliferado mucho el caqui, como cultivo alternativo al cítrico. Y me gustaría contaros cómo se afronta ya el inicio de campaña citrícola, a un mes de recoger las primeras naranjas. En el sur de la provincia de Alicante observé algunos frutos con color, pero en la vecina Valencia solo vi verdeo. Hileras de árboles esperando el arranque de su año agrícola. Pero solo os dejará algunas fotos de esta escapada agrícola. Y postergaré a otro momento un análisis más en detalle. Solo añadir que mientras en la Comunidad Valenciana el agua ha contribuido a un mayor engorde de los frutos (de ahí la referencia en el titular al agua de mayo), en cambio en Almería y Granada ha provocado grandes daños materiales e incluso personales por desgracia en la granadina localidad de Albuñol.Valencia.- naranjas

Asaja AlmeríaY es que tras ver las fotos de Coag y Asaja de los destrozos ocurridos, sobre todo en Adra y en menor medida en algunos núcleos de El Ejido, como Balerma, el cuerpo me pide escribir poco. Ante la desgracia ajena a veces pienso que las palabras se convierten en clichés y que todo se transforma en un circo, ejemplo es el vecino que sale a la calle con su móvil para grabar cómo el agua se lleva calle abajo a una docena de coches (y a tres camioncillos de agricultores). Queremos grabar esa desgracia para luego compartirla en redes sociales, Facebook o YouTube. Incluso vi a ese vecino cómo ponía su vida en peligro para hacer la grabación con su móvil. Y lo vi porque a su vez había una vecina grabando la escena desde el balcón de su casa. Y todo eso después se ha volcado en Internet para convertirse en un contenido viral que se replica una y otra vez entre miles de curiosos. ¿Es la sociedad de la información o algo más pernicioso?

mujer

pepino     pepino bis

finca destrozada

inverndero en el suelo

muro     pimientos

plantitas

Instantáneas que también me han llegado por whatsApp o a través del Facebook firmadas por algunos lectores. Uno de ellos me ha enviado las siguientes dos imágenes de su finca de pimiento california, totalmente inundada. Este mismo agricultor ya sufrió hace unos meses los efectos del granizo. Su explotación está en San Agustín (El Ejido), una zona doblemente castigada.

california en San Agustín      california inundado

Y a continuación otra fotografía de la violencia del agua en la costa de Granada.

costa de Granada

No voy a poner más fotos. Se me queda mal cuerpo con todo esto. Solo desear, de corazón, que los afectados en la costa almeriense y granadina puedan tener la ayuda necesaria de las autoridades para recobrar su vida lo antes posible. El asunto toca ahora a la puerta de los políticos y de las Administraciones, incluso la europea. Un abrazo fraternal a los que se han llevado la peor parte.

Anuncios

Después del desastre del granizo. El silencio y el olvido entre los invernaderos caídos

Juan Vidal

De puertas para adentro queda el sufrimiento. La ya de por sí dura vida del agricultor es aún más dura cuando aquello de lo que vive queda tirado por los suelos. Sus manos partidas, llenas de grietas por el esfuerzo diario, se encuentran de pronto – por el efecto de una nube negra – huérfanas de tierra a la que agarrarse. El universo se ha esfumado. Un amasijo de alambres, plásticos rotos y frutos destrozados quedan en silencio ocupando lo que antes tenía vida. Es su herencia marchita. Como su economía.

Pimientos entre alambres

De puertas para adentro queda el sufrimiento. Cuando el agricultor cierra la puerta de su casa, ahí, en ese momento la cruda realidad se hace presente. Callada y fría. El invernadero se ha venido abajo, justo en el mes de enero, que es cuando la finca de cualquier productor está a pleno rendimiento. Pero esos hierros no han soportado el peso del granizo. Con ellos se ha derrumbado todo.

Rafael Martos, Juan Manuel Montalbán y Paco Vidal

El sábado por la tarde estuve con un grupo de estos agricultores en San Agustín. Son los mismos que organizaron el invierno pasado la charla sobre el Nueva Delhi, de la que ya hablamos en el blog. Entonces el enemigo venía de ninguna parte y ahora caído del cielo viene sin razón ninguna.

Virus y granizos azotan a los más débiles. Los agricultores están en el primer eslabón de la cadena. Se les aprieta por todas partes. Pero quien aprieta no es consciente de que si caen ellos, todos los eslabones superiores hincarán la rodilla inmediatamente después. Como un dominó.

Lo que ha quedado de una finca

Los políticos se pelean entre sí, acusándose y señalándose con el dedo. “¡Tú, más!”. Las Administraciones siguen el juego de siempre, las desinformaciones se cruzan en todas direcciones y la burocracia ya va llamando a la puerta.

Los técnicos municipales de El Ejido, con nombre, polígono, parcela y metros reales caídos, habían contabilizado hasta este pasado fin de semana 64 hectáreas desplomadas en Tierras de Almería. Sin embargo, hay otra Administración que se empeña en reducir la ruina a un tercio de lo cuantificado por el ayuntamiento ejidense. ¿Por qué, si el dinero de posibles ayudas viene de Bruselas?

Y subrayo lo de supuestas ayudas porque los agricultores de Santa María del Águila que ya pasaron por esto en noviembre de 2013, y que incluso recibieron la confirmación de resolución, aún están esperando. El precedente no es para ser optimistas.

Rafael Martos, Jorge Martín, Ricardo Martín, Rafael Martos y Juan Manuel Montalbán

Rafael, Juan, Paco, Juan Manuel, Francis, Ricardo, Jorge y Juanjo me hablan con templanza. La procesión va por dentro. Hombres curtidos, azotados por los sin sabores de la vida, pero con una entereza digna de elogio. Alguno de ellos me comenta que está planteándose, si se seguir o no en la actividad. “Es un trabajo duro, que te consume, es muy sacrificado y ahora ver esto…”.

Invernadero destrozado

Poca confianza tienen en las ayudas. Por no decir ninguna. Este campo ha vivido 50 años huérfano de subvenciones. Y no hay signos de que vaya a cambiar el escenario.

Por eso digo que de puertas para adentro queda el sufrimiento. En pocos días dejará de hablarse de este asunto en los medios. Incluso la mayoría ya han dejado de hacerlo. Y poco a poco esta desgracia que ha afectado a unas 400 familias (no solo a las que se les ha caído el invernadero, sino también hay que contar todas aquellas que han perdido sus cosechas por las inundaciones) irá olvidándose en una sociedad que vive inmersa en la vorágine del instante. El interés es efímero.

Juanjo García

Y luego los hombres de negro. Las aseguradoras que ahora sacan la letra pequeña para pagar lo menos posible o para pagar a regañadientes. ¡Benditos hombres de negro, pensarán algunos! Aquellos agricultores que no tenían seguro no tienen ni siquiera este clavo ardiendo al que agarrarse.

Pepino, necrosis

Buitres por todos sitios. También me he topado con quienes ya quieren sacar lucro, dejando presupuestos para levantar los nuevos invernaderos. Cuadrillas por doquier. Pero para eso el agricultor tiene que tener algún ahorro y fuerzas suficientes para aguantar la espalda. De lo contrario, ni los buitres podrán manchar el pico.

invernadero levantado

Además está el guirigay de la burocracia. Fiel a su cita. Históricamente España ha sido un país de burócratas. Desde siempre. Las leyes por delante de los principios morales.

Juan Vidal, Fran Pérez, Juanjo García, Juan Manuel Montalbán y Rafael Martos

El acta de no inicio. Al agricultor que se le ocurra empezar a construir el invernadero sin que haya recibido el ‘acta de no inicio’ por parte de un técnico de la Administración autonómica, que se olvide de recibir ayudas. Que el productor quiere empezar lo antes posible para intentar llegar a la primavera con un melón o una sandía, que se olvide. Salvo que quiera negociarlo todo con el banco, al margen de las ‘soñadas’ subvenciones.

En la Administración todo va despacio. El mundo real es otro cantar. Y es ese mundo de los que pisan el suelo el que debe de adaptarse a ese otro planeta irreal de funcionarios y estómagos agraciados. El mundo gira al revés.

De puertas para adentro queda el sufrimiento. Una vez más.

IMG-20150125-WA0003IMG-20150125-WA0021IMG-20150125-WA0029IMG-20150125-WA0004IMG-20150125-WA0040IMG-20150125-WA0039IMG-20150125-WA0009IMG-20150125-WA0028IMG-20150125-WA0026IMG-20150125-WA0036IMG-20150125-WA0038IMG-20150125-WA0027IMG-20150125-WA0007IMG-20150125-WA0017

¿Pasarán los agricultores de San Agustín por la odisea burocrática que sufrieron los de Santa Mª del Águila hace más de un año?

Camino y finca inundados

“buenos dias Jose Antonio, hoy el granizo vuelve con su cara mas triste para todas las familias que con el perdieron sus fincas, sus cosechas… en fin… y un monton de ilusiones que costara volver a tener.

Me gustaria que en un dia como hoy tambien os acordeis de agricultores que el 20 de Noviembre del 2013 perdieron tambien sus fincas y sus cosechas, decirte que la delegada o no se que cargo tiene en la junta de andalucia visito la provincia hace unos meses; todos los medios os hicisteis eco de que esta señora venia a Almeria a repartir unos cuantos millones de euros para los afectados, en definitiva traia las resoluciones para muchos agricultores que habian cumplido los requisitos exigidos… bien pues te informo de que de ese dinero los pobres agricultores no han recibido aun nada y van a la oficina de la junta en San Nicolas y tampoco les dicen nada… que facil es venir a hacerse la foto y que los medios os hagais eco.

Te pido un ultimo favor, me gustaria hablar en el programa de Alberto Garcia esta tarde para explicar la situacion, te pido que se lo hagas saber para que decida si es posible en un dia como el de hoy. Mi tlf es… si lo ve oportuno podria entrar en directo hoy. Gracias, saludos!!!!”

No he querido cambiar ni una coma ni poner las tildes sobre los acentos. Es un testimonio de esta misma mañana. La agricultora que me escribía quizá no leyó el artículo publicado en este blog el pasado 8 de noviembre, con 46 comentarios de los lectores: “El paseíllo. Te doy una resolución a cambio de que aparezcas en la foto, ¿trato hecho?”. En ese artículo se describe lo que reitera ahora esta agricultora de El Ejido casi tres meses después. El continuo papeleo y la burocracia de siempre redujo el número de finales beneficiarios a tan solo 35. Y a día de hoy ninguno de ellos ha recibido las prometidas ayudas.

Puerta por el suelo

¿Qué pasará con los afectados de San Agustín (El Ejido)? ¿Se les prometerá lo mismo que se hizo a los que vieron sus invernaderos dañados en Santa Mª del Águila (El Ejido) en noviembre de 2013? Las nueve fotografías que acompaño en este post están tomadas hoy mismo. El día después del granizo de anoche.

Hay fincas en el suelo, otras en las que solo se sostienen las bandas y otras inundadas por dentro con los cultivos afectados. En la siguiente foto el agua impide la entrada por la puerta principal.

puerta inundada

Finca derrumbada

Según comentaba el concejal ejidense de Agricultura este mediodía en el programa Agricultura en la Onda (Onda Cero), la tromba de agua y granizo de anoche cayó sobre unas 2.500 hectáreas, de las que 400 hectáreas sufrieron inundaciones (quiere esto decir que se perderán esos cultivos) y unas 50 fueron derrumbadas. Eso en El Ejido, en La Mojonera – por donde además he pasado – también hay numerosos invernaderos en el suelo. Quizá por eso desde Asaja elevan la cifra hasta las 60 hectáreas derruidas. En Roquetas de Mar han sufrido las explotaciones, pero parece ser que los daños han sido más en el cultivo que en las estructuras.

Finca de calabacín

Esta mañana recorriendo Tierras de Almería me he topado con las televisiones. Tele 5 (Atlas), la Sexta, Antena 3 y no recuerdo si habría alguna más.

medios

La desgracia habría sido menor si la zona dañada hubiese sido de plantaciones tempranas, que estarían llegando ahora a la última parte del ciclo de otoño-invierno; pero no.  Esos parajes afectados son de producciones tardías, pimiento y pepino, por ejemplo. Esto significa que las pérdidas han sido absolutas.

Me comentaba un agricultor que a sus pimientos solo les había hecho un corte.

Los seguros agrarios son la tarea pendiente. Año tras año se suceden las desgracias meteorológicas. Así que de una forma u otra el agricultor debe de asegurar su modo de vida. ¿Cómo? No es tarea de un bloguero, pero ahí están todos los “agentes” de este campo. Entre sus cometidos debiera estar el favorecer que el agricultor pueda asegurar su invernadero.

agricultor entrevistado por Tele 5

En cuanto a las 400 familias afectadas, deseo que no se frivolice su situación (algo habitual siempre en estos casos entre los ajenos a la agricultura) y que se prime la eficacia solucionando sus problemas y no el marketing político. Sea de quien sea.

Agricultores afectados

Posdata. Leía esta mañana en el Diario de Almería, antes de recorrer la zona afectada, una información que me ha dado que pensar. Titular: “Gavà Grup prevé cultivar 4,5 millones de kilos de tomate en su macroinvernadero” Primer párrafo: “La compañía catalana pone en producción su explotación, la más grande de la provincia, con 32 hectáreas en El Barranquete (Níjar) Ha invertido alrededor de 5 millones de euros”.

Y yo me pregunto: ¿es ése el modelo hacia el que vamos? ¿Pasaremos de una agricultura familiar, que redistribuye la riqueza, a una agricultura de grandes compañías, incluso foráneas, que sustituye el minifundio por el latifundio?

Finca de La Mojonera

El sector público se pone las pilas con el virus y crea una plataforma de investigadores

El Ifapa, Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria de la Junta de Andalucía, ha presentado recientemente un proyecto al INIA, (Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias) en el cual se aúnan los grupos de investigación de cuatro centros públicos: Ifapa, liderado por el virólogo Dirk Janssen; Cebas-Cesic, de Murcia, dirigido por Miguel Aranda; Universidad Miguel Hernández, de Alicante, por Miguel Juárez; y Comav, de Valencia, por Belén Picó. También participan dos empresas privadas, la almeriense Labcolor (Coexphal) y la murciana Abiopep.

Imagen

Esta plataforma de investigadores creada para buscar soluciones al virus Nueva Delhi realizará un estudio de la epidemiología de la enfermedad en diferentes niveles (características de la transmisión por el vector, plantas-especies huésped, epidemiología molecular), dará pautas a disposición del sector agrario productor para un mejor manejo de cultivos y así minimizar el impacto del virus. Un segundo objetivo será desarrollar una metodología para hacer posible el control del vector en cultivos de cucurbitáceas, utilizando enemigos naturales. Y en tercer lugar, una búsqueda extensiva para resistencia a ToLCNDV en bancos de germoplasma de cucurbita, de sandía y de melón, y de una colección de mutantes de calabacín. Para asegurar su sostenibilidad se incluirá un estudio de la durabilidad de las resistencias encontradas.

Según me explicaba Dirk Janssen, coordinador del Área de Protección de Cultivos del Ifapa, “el proyecto – que coordina grupos de investigación de las principales comunidades autónomas productoras de hortalizas de España, donde también afecta más el ToLCNDV – no solo empleará nuevas herramientas como una plataforma TILLING para encontrar resistencias en calabacín y donde también se buscará la resistencia similar del cultivar DSG-6 de Luffa cylindrica Roem, sino que, además, promoverá la instalación del control biológico en cucurbitáceas, muy demandada pero poco desarrollada hasta la fecha”.

Algunos lectores me habéis enviado abundante documentación sobre el virus Nueva Delhi, sobre todo relacionada con el lugar del que proviene, la India y el continente asiático. Para los que estéis interesados en conocer los estudios hechos hasta la fecha os dejo por aquí algunos enlaces de interés:

http://www.virologyj.com/content/7/1/281
http://tgc.ifas.ufl.edu/2013/2013/09%20-%20Malathi.pdf
http://www.jnu.ac.in/Faculty/schakraborty/
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23306645
http://es.wikipedia.org/wiki/Luffa
http://www.jhortscib.org/Vol86/86_6/18.htm
http://www.virologyj.com/search/results?terms=+ToLCNDV
http://www.isid.org/
http://www.seedquest.com/
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0885576512000756
http://www.researchgate.net/publication/256762656_Screening_of_Luffa_cylindrica_Roem._for_resistance_against_Tomato_Leaf_Curl_New_Delhi_Virus_inheritance_of_resistance_and_identification_of_SRAP_markers_linked_to_the_single_dominant_resistance_gene_S_Islam_A_Das_Munshi_M_Verma_L_Arya_B_Mandal_TK_Behera_R_Kumar_S_…_Journal_of_Horticultural_Science_and_Biotechnology_86_(6)_661

Imagen

posdata:
el virus Nueva Delhi está siendo un grave problema para los agricultores calabacineros. Algunos de ellos han sufrido en esta campaña un doble golpe, el susodicho virus por un lado, y también la granizada de noviembre que destruyó decenas de invernaderos en El Ejido. La imagen superior es la de una agricultora de Santa Mª del Águila que recoge calabacín en su finca con una estructura dañada por el granizo, tal y como se observa en la fotografía.

El cielo se desploma sobre la costa de Granada

La tormenta circuló de oeste a este, viajando desde la Axarquía malagueña hasta la costa de Granada, donde se hizo más intensa. Ayer tarde y esta pasada madrugada el cielo se ha desplomado en Carchuna, afectando la tromba de agua a los invernaderos de esta zona productora.

Imagen

El campo ha sido afectado en puntos como Motril, Torrenueva, Carchuna o Calahonda. En la imagen se observa cómo el granizo ha afectado a las plantaciones de pepino largo de esta zona.

Imagen

El temor ahora son las heladas y sus enfermedades derivadas.

Los agricultores del granizo pasarán la Navidad rellenando papeles

Imagen

Mañana lunes, 23 de diciembre, los agricultores almerienses afectados por el granizo de noviembre empezarán a rellenar todo el papeleo necesario para poder optar a una subvención, de hasta el 40% como máximo de la inversión, con la cual levantar sus explotaciones agrícolas derruidas. El plazo es hasta el próximo 10 de enero, así que los productores no pueden dormirse en los laureles, si quieren que 5 millones de fondos comunitarios – principalmente – y gestionados por la Junta de Andalucía lleguen al sureste peninsular.

Es subvencionable la estructura y los riegos por goteo, la ayuda llega a un tope máximo de 15 euros por metro cuadrado de invernadero. Los posibles beneficiarios tienen que comprometerse a continuar siendo agricultores durante los próximos cinco años, y a tener seguro durante ese tiempo. Este pasado viernes por la noche, la COAG volvió a organizar una asamblea informativa en los salones de Campoejido, donde el responsable de la OCA de La Mojonera, José Vicente, explicó a los asistentes qué hay que hacer para presentar correctamente la documentación con la que optar a esta línea de ayudas bajo concurrencia competitiva, que es el baremo que se usa desde hace años para evaluar las subvenciones públicas.

Para que no haya problemas se recordó a los agricultores que hasta que no se haya aprobado el expediente no se pueden iniciar las inversiones. “Tiene que estar expresamente autorizada la inversión”, corroboraron desde la mesa. Andrés Góngora, secretario provincial de la COAG, remarcó que la ayuda comprometida por la Junta es fruto de la presión efectuada por los agricultores a las Administraciones, y recordó la protesta de hace unos días en la que COAG convocó a los productores, junto a la UPA y Asaja.

Góngora también dijo que si con los 5 millones de euros falta presupuesto para arreglar los invernaderos, se peleará porque se aumente la partida; también comentó que se ha pedido a Madrid una ayuda para la replantación de los cultivos; que se ha reclamado y a su vez el Ministerio ha prometido una línea de créditos ICO (con la que poder afrontar el 60% de la inversión restante necesaria para reconstruir los invernaderos destruidos); también hay comprometida una rebaja fiscal y una rebaja del IBI rústico (éste último aspecto fue referido por Manolo Gómez, concejal ejidense de agricultura).

Imagen

La burocracia y los festivos de diciembre se alían contra los agricultores afectados por el granizo

Imagen

Vengo del salón de actos de Campoejido, donde la COAG ha reunido esta noche a los agricultores afectados por el granizo para explicarles que la burocracia de la Junta de Andalucía va despacio y que Sevilla sigue estando muy lejos de Almería. Por lo visto, según comentan, si hubiese voluntad política se podría resolver el papeleo en 24 horas; pero da la impresión de que la provincia almeriense sigue siendo la gran olvidada, a lo que hay que sumar que el dichoso puente festivo de diciembre va a hacer aún más difícil que la lenta maquinaria administrativa funcione con alguna eficacia.

Hoy mismo, según contaba esta noche Andrés Góngora a los asistentes, las tres organizaciones agrarias, Asaja, Upa y Coag se han puesto de acuerdo para concentrarse juntas el próximo jueves 12 de diciembre ante las puertas de la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería y ante la Subdelegación de Gobierno. Parece ser que la Administración autonómica necesita que le recuerden que hay varios cientos de familias a expensas de que la Junta tramite un informe para poder recibir las ayudas de la Unión Europea, con las que reconstruir los invernaderos caídos por la lluvia y el granizo.

Imagen

COAG ha pedido a la Junta que duplique la cuantía del dinero que la Administración tiene previsto gestionar para que llegue a estos agricultores, que inicialmente está en 3 millones de euros y que a todas luces queda corta. En realidad esos 6 millones de euros demandados por la organización agraria provienen de fondos Feder, es decir, de Bruselas, así que las arcas de Sevilla no van a sufrir. Lo único que tienen que hacer desde la capital andaluza es redactar a través de sus servicios jurídicos el informe que posibilite destinar esos fondos comunitarios a la reconstrucción de los invernaderos caídos. Mientras no esté ese papel, el agricultor tiene que esperar antes de arreglar su invernadero. Si se pone ahora a reconstruirlo, no podrá optar a los 6 euros por metro cuadrado que COAG solicita como ayuda. Por tanto, hace falta el acta de no inicio. En realidad la subvención costeará hasta un 50% máximo de la reparación del invernadero, el resto lo pondrá el productor de su bolsillo. En una tierra como la almeriense, desacostumbrada a las ayudas públicas, se agradece como agua de mayo cualquier tipo de porcentaje que ayude a sobrevivir en momentos tan difíciles.

Si la maquinaria de la Junta de Andalucía no se da prisa, estas familias no solo perderán la campaña de otoño/invierno, sino también la de primavera. “Cada día, es un día”, como dice el agricultor Javi ‘El Diablo’, que se sentaba esta noche a mi lado.