Los productores de Granada buscan el nicho del tomate de sabor como alternativa al pepino

Agricultores El Grupo de Castell de Ferro

Esta semana un grupo de 70 agricultores de la cooperativa El Grupo de Castell de Ferro, socio de Única Group, visitaban El Ejido. A nadie escapa la pésima campaña de pepino tipo Almería que hemos sufrido este año. Así que los productores de la costa granadina están buscando alternativas para salir del monocultivo. Visitaron primero la finca de ensayos que Única tiene junto a la Estación Experimental de Las Palmerillas. Multitud de variedades de pimiento y tomate. Allí me estuvo contando Fulgencio Torres, presidente del Grupo, cómo quieren tener un abanico más amplio de hortícolas para garantizar la rentabilidad de sus invernaderos. Le eché una foto con un grupo de sus agricultores (imagen superior).

Luego nos fuimos a un invernadero de Las Norias (El Ejido, Almería) a conocer una variedad de cherry pera de la casa Gautier.

con el tractor

Gautier es una firma francesa que destina casi todos sus esfuerzos al tomate y al calabacín. Y dentro del tomate busca el sabor. Uno de sus estandarte es ‘Piccolo’, un cherry rama redondo, que trabaja con pocos clientes. ¿Os acordáis de Natural Growers, la mejor finca de Europa, situada en Retamar? Pues es la empresa que en España trabaja la exclusiva de ‘Piccolo’. Pero la visita no era para hablar de este cherry, sino de ‘Bellacio’, que es un cherry pera suelto, con perfil acostillado. De sabor, increíble.

Comiendo cherry

Hablé con agricultores que tenían sus invernaderos en Albuñol y Castell de Ferro, principalmente. Me contaron que hace unos años el cherry dejó de ser atractivo, por el coste de mano de obra, y que muchos migraron hacia el pepino largo; pero que ahora la situación ha cambiado justo a la inversa, de forma que es el tomate el que deja mejores expectativas.

Grupo de agricultoresPero el nicho no es el tomate, sin más; sino que ese hueco está en las especialidades. Tomates que ofrecen otras cosas, un plusvalor, ya sea con el color (rojo intenso, naranja o amarillo limón), el aroma, el sabor o la forma (la silueta acostillada es muy singular). Tomates tipo snack que tienen una demanda europea de mayor poder adquisitivo.

Bellacio

La tendencia de los mercados de consumo en Europa es tratar cada vez más a las hortalizas como alimentos básicos, por los cuales no quieren pagar mucho. Es triste el poco valor que muchos seres humanos dan a las verduras, que son la base de cualquier pirámide, pero es cierto. De ahí que haya que buscar una y otra vez nuevos cultivares o nuevos rasgos en los cultivos que ya hay para que el consumidor se rasgue más el bolsillo, si quiere comer algo bueno.

Por cierto, en ese objetivo de rastrear otras alternativas ha trabajado en la fresa durante un par de años El Grupo. Puedo decir que estaban buenísimas porque tuve la suerte de poder comerlas. Y hablo en pasado porque Fulgencio me dijo que han tenido que dejar de producir fresas. Se pagaban bien las tempranas, pero cuando llegaba la temporada en la que entraba Huelva esos mercados que siempre tenemos en la cabeza pedían precios ‘low cost’. Y así, evidentemente, no se pueden mantener ni los costes. Y yo me pregunto, ¿acaso los mercados europeos quieren ponerle a las frutas y hortalizas la etiqueta de ‘low cost’ como norma? Si es así, mal vamos los del sur.

El agricultor y el cherry

Quiero acabar con otra visita que hice recientemente a un invernadero también de Las Norias, pero de calabacín. El fruto de primer plano es ‘Cassiopée’, un calabacín para plantaciones desde finales de septiembre hasta mitad de diciembre. Es el más precoz de Gautier, ya que entra en producción muy rápido.

Cassiopée

En esa jornada había muchos agricultores de Roquetas, aunque también algunos de El Ejido, entre ellos, uno que me contó un suceso preocupante. El día anterior le habían entrado en el invernadero a robarle calabacinos, pero algo debió asustar a los cacos porque dejaron la caja en mitad del pasillo.

Es de reflexión. Cuando era niño había que cuidar las sandías la noche antes a su recolección. El padre se quedaba durmiendo en el coche con el hijo para evitar que rompiesen cualquier banda y se llevasen lo que tanto trabajo les costaba criar. Y ahora ya es cualquier hortaliza. Menuda indefensión. Por eso, creo que los consumidores cuando vean puestos en la calle vendiendo sandías baratas o cualquier otra verdura deberían de no comprarlas. Posiblemente tengan un origen más que dudoso.

Finca de calabacín en Las Norias

Anuncios