Israel. Tan lejos, tan cerca

Greenhouse_Israel_wikipedia

Hace diez años estuve en Israel. Y espero volver. Su paisaje es almeriense, mediterráneo en la costa, semidesértico más al interior y casi lunar en el Mar Muerto. Posee la tonalidad de la luz con la que se dilatan las pupilas y los ojos y la mirada se hacen más ávidas. Más despiertas. Tan similar allí como aquí. Y luego esa atmósfera, pesada a mediodía, más liviana por la tarde y casi divina en el atardecer. Ya dijo el escritor e hispanista Gerald Brenan el siglo pasado que lo más parecido que había visto a la Península del Sinaí era el Poniente almeriense.

Pero cuando Brenan recorrió ambas latitudes aún no había invernaderos. Hoy día sí. A ambos lados del Mediterráneo. Las fotos que tengo de las fincas israelíes son muy parecidas a las estampas de un invernadero ‘raspa y amagao’, incluso de madera. Y la silueta del cultivo también se asemeja, ya sea un pimiento california o un tomate Daniela.

Hago esta introducción para abordar el potencial productivo de Israel, que ya mencioné en el primero de los artículos sobre Turquía. Los datos son del profesor Juan Carlos Pérez Mesa, aportados durante la última ponencia del ciclo de charlas ‘Modelo Almería’, organizado por Coexphal.

Juan Carlos Pérez Mesa

Sus exportaciones de tomate a la Unión Europea son cada vez menores, siendo Holanda el mayor receptor. La última campaña la cerró con tan solo 4.527 toneladas, lejos de las 26.761 toneladas de tomate exportadas en 2007/08 a la UE-28. Su superficie de tomate en invernadero apenas alcanza las 649 hectáreas, frente a las 10.232 de Almería. En realidad, la mayor parte del tomate israelí no se cultiva bajo plástico. 5.960 hectáreas totales de tomate en Israel, la mayoría al aire libre.

Donde sí marca un mayor potencial es en pimiento. 1.148 hectáreas en invernadero y 5.700 en total. En este producto sus exportaciones a los mercados de la Unión Europea también han decrecido en los últimos tres años hasta el nivel actual de 61.884 toneladas. Lejos de las 109.336 toneladas de la campaña 2009/10.

Oded Balilty Associated Press

¿A dónde han viajado todas esas toneladas que antes se vendían en Europa y ahora no aparecen en las estadísticas? La respuesta hay que buscarla rumbo a Moscú. En tomate las cantidades son modestas, en torno a las 10.000 toneladas exportadas. Hace poco más de una década no había rastro de ellas. Y en pimiento sí que son sobresalientes y en continuo ascenso. En el año 2000 Israel exportaba a Rusia 516 toneladas de pimiento. En cambio durante la campaña pasada la cifra ya había ascendido a las 80.260 toneladas.

Coral Sapphire_empresa Azrom

Acabo con una breve comparativa sobre costes, elaborada por Pérez Mesa. El coste de producción, euros/kilo, de un pimiento israelí está en torno a los 52 céntimos; y el de un pimiento almeriense ronda los 60 céntimos. En tomate el coste israelí se situaría en 36 céntimos y el almeriense en 41 céntimos. Y finalmente los rendimientos. La producción por metro cuadrado en pimiento en Israel está en 9 kilos y en Almería entre los 6 y los 8 kilos. En tomate serían 18 kilos en el lado oriental del Mediterráneo y 14 a este otro lado oriental donde el mismo mar baña a Almería.

Posdata. Espero que haya un segundo viaje a Israel en el que poder hacer buenas fotos. Las que tengo son de mala calidad. Así que os comento la autoría de las tres que he seleccionado, pero que no son mías. La primera es de la Wikipedia, la segunda es de Associated Press (un retrato del fotógrafo Oded Balilty, nacido en Jerusalén) y la última es de la empresa constructora de invernaderos, Azrom.

Anuncios

Explorando mercados: Rusia / Exploring markets: Russia

Recuerdo cuando en mi pueblo, meses antes de las elecciones de hace varias legislaturas, el alcalde juntó a un grupo de empresarios para prometerles que el oro y el moro estaba en Rusia. Era algo así como la gran quimera del nuevo mundo, pero en lugar de mirar hacia el Atlántico había que levantar la vista hacia la lejana estepa rusa, hacia oriente. Aquel proyecto fracasó, como toda la parafernalia política que lo acompañaba. ¿Pero qué pasa con Rusia? ¿Es un mercado inaccesible o es interesante? Habida cuenta de que ya hay varios operadores de Almería y de otras zonas del levante peninsular que exportan regularmente allí, se puede decir a priori que es un mercado accesible y con potencial. En Rusia viven 142 millones de personas.

Imagen

Lo más acertado para explorar este mercado es hacerlo con un agente eslavo o caucásico, así que decidí pasar parte de una mañana con una chica de Azerbaiyán, afincada en la provincia almeriense y que trabaja con distintos bróker y clientes rusos. Los azerbaiyanos controlan el 90% de las exportaciones en fresco a Moscú y San Petersburgo, ya que en este país del mar Caspio hay producción hortofrutícola y una dilatada experiencia en el negocio de los frescos.

Lo primero que tengo que decir es que el conflicto con Ucrania no está afectando en absoluto al comercio internacional con Rusia. Importante dato porque son muchos los españoles que actualmente operan con aquel país, en este momento sobre todo con envíos de cítricos, tomates y pimientos. Pero Rusia come de casi todo lo que hay en la huerta española: berenjena en flow pack, pepino Almería y pepino corto, calabacín, sandía rayada, melón galia, lechuga iceberg, coliflor, brócoli, limón, clementina, ciruela, paraguayo, melocotón, nectarina, pera, etc.

Los cítricos se pueden enviar por barco, dos semanas, pero la fruta y la verdura va por camión y tarda una semana. La aduana la pueden pasar en Almería, Alicante, Gerona o también es habitual que se pase en Lituania.

La figura del bróker, que es el intermediario que hace las labores de una gestoría, es inviolable. No se puede contactar con el cliente final, primero hay que hacerlo con el bróker. Para evitar posibles reclamaciones los comerciales tienen que tener una cartera de clientes fiables, tanto en origen como en destino. En la zona de Alicante hay instalado algún operador ruso, pero es una excepción. Finalmente, los pagos. El prepago es lo más fiable, otra fórmula usada es pagar una parte por anticipado (la más importante) y otra (la más pequeña) al final de la operación, y una tercera opción es el pago a crédito, que supone cerrar la transacción 30 días después. Sea como fuere, Rusia es un mercado estratégico. Marruecos por ejemplo exporta en barco desde Agadir hasta San Petersburgo. España no se puede quedar atrás.

Imagen

Exploring markets: Russia

I can remember when the major of my village got a group of people together to promise them this world and the next was located in Russia months before the elections. It was something like the great mirage of the new world, but instead of looking towards the West, you had to raise your sight to the far Russian steppes, in the East. That project failed and so did the whole political paraphernalia which accompanied it. But what is happening with Russia? Is it an unreachable or is it interesting? Given that there are already many operators from Almeria and from others sides of the Levant which export to Russia regularly, you can notice that it is an accessible market and with potential. One hundred and forty two million people live in Russia.

The most appropriate way to explore the market is to do it with a slav or Caucasian agent, so I decided to spend almost a morning with a girl from Azerbaijan, established in Almeria and she works with differents brokers and Russian customers. The Azerbaijanis control the 90% of the fresh exports to Moscow and St.Petersburg, so that there is fresh production in this country of the Caspian Sea and they have wide experience of the vegetables industry.

Firstly I have to say that the Ukrainian’s conflict doesn’t affect the international trade with Russia at all. That’s important information because many Spaniards are currently selling to Russia, at this moment above all with shipments of citric, tomatoes and peppers. But Russia consumes practically everything that the Spanish agriculture can produce: flow pack aubergine, cucumber Almeria and Spanish cucumber, courgette, watermelon, galia melon, iceberg lettuce, cauliflower, broccoli, lemon, tangerines, plums…

The citric can be sent by ship, two weeks but fruits and vegetables are sent by lorry and the trip lasts a week. The Customs can be cleared in Almeria, Alicante, Gerona or it’s also usual in Lithuania.

The broker’s role is inviolable and he is the intermediary who carries out the administrative work. You cannot contact the final customer. Firstly you have to deal with the broker. To avoid possible claims, the sales men must have a good reliable customers, so at origin and at destination. There are some Russian operators based on Alicante but it’s an exception.

Finally the payments, the prepayment is the most trustworthy manner, another formula is to pay an anticipated part-the biggest- and another at the end of the sale-the smaller-, and the third option is credit, which means to close the transaction 30 days after. Be that as it may, Russia is a strategic market. For example, Morocco exports from Agadir to St.Petersburg by ship. Spain should not fall behind.

Desde Agadir a San Petersburgo en una semana. Marruecos adelanta a España en barco (…)

A veces es difícil ponerle cara a la exportación de tomates de Marruecos a Europa, pero el empresario que aparece en la imagen es el comercial español que utilizan una docena de cooperativas marroquíes para poder llegar al mercado europeo. Se llama Rafael Martínez Pellicer, y es asesor comercial de la firma alauita Agri-Souss Group. Esta mañana lo he conocido en Almerimar (El Ejido, Almería) durante la segunda sesión del evento internacional de Syngenta titulado “Tendencias e innovación en el negocio del tomate para snack”.

Imagen

Como no es habitual coincidir con una persona con la actividad de Rafael, le he robado unos minutos y le he pedido que posara con el principal producto que exporta Agri-Souss Group: el tomate. Le he preguntado cómo lleva la campaña el vecino del sur y me ha dicho que “bien”, sin grandes novedades. Me ha explicado que al igual que hacen muchas comercializadoras españolas, en Marruecos también hay bastantes productores que cierran programas con las cadenas de supermercados europeas. Dato interesante, y no el único, motivo por el que dedico este post a la entrevista con Rafael.

Bajo la plataforma de Agri-Souss Group se aglutinan una doce de cooperativas de la región de Agadir, al sur de Marruecos. Agri-Souss realiza, entre otras labores y gestiones, temas de aduanas, transporte o facturas de los socios. Como he apuntado más arriba el tomate es el principal producto, aunque también hacen calabacín y se acaban de introducir en el pepino (novedad). También dato a tener en cuenta.

Finalmente, y creo que es lo que más me ha sorprendido, está la cuestión de la logística. Por ejemplo, en Almería cada cierto tiempo botamos un barco que siempre acaba hundiéndose. Es la eterna leyenda de la exportación marítima hispana en fresco. Mientras que el sector hortofrutícola almeriense es incapaz de armar un proyecto real, las llamadas por Bruselas ‘autopistas del mar’; sin embargo, Marruecos nos lleva años de ventaja. Digo bien, años. Según me relataba Rafael Martínez existe desde hace unos cinco años una línea marítima entre el Puerto de Agadir y el ruso de San Petersburgo. El tránsito dura una semana. Y cada vez es más importante. Aunque Francia sigue siendo un mercado notable para Marruecos, cada vez logra exportar más a Rusia por vía marítima.

Creo que más de uno debería detenerse y tirarse diez minutos pensando para intentar sacar algo en claro de esto. Hay que ser humildes y reconocer que nos dormimos en los laureles. Marruecos en este caso va a velocidad de crucero. Ilustro esta reflexión con una fotografía reciente del puerto de Agadir.

Imagen