Holanda pide matrimonio a Almería. Países Bajos. III parte

Día de Holanda (1)

Día de Holanda (2)

El Día de Holanda en Almería tradicionalmente ha dado muchos titulares a la prensa. Me viene a la cabeza el año que vinieron a vender su modelo energético y poco después se intentó importar la cogeneración a nuestra tierra, resultando el mayor de los fracasos. También fue notoria la edición en la que pusieron sobre la mesa sus altísimos rendimientos por metro cuadrado y a partir de entonces más de uno en Almería pensó que lo único importante era sacar kilos y más kilos. Y aún seguimos con esa idea. Por tanto, habría que reconocer la influencia de este evento anual, ya que por ejemplo la fiebre de las productividades – como la quimera del oro –  sigue hoy día pululando en el debate hortofrutícola almeriense como el reto a superar lo antes posible. Pero en esta ocasión la delegación empresarial e institucional de los Países Bajos no ha venido a Almería a dar lecciones, sino a ofrecerse en matrimonio.

La dosis de humildad que requiere tan evidente cambio de actitud es enorme. Los representantes del vecino del norte presentes en Almería estos días ya no miraban por encima del hombro, sino que observaban a los ojos, ya que la perspectiva de tener enfrente a un igual se traduce en esa inclinación horizontal de la mirada.

Y se puede edulcorar de mil formas: colaboración, búsqueda de sinergias, aliados, nuevos socios… se puede llamar como cada uno quiera, pero detrás del lema “juntos podemos” o de frases tipo “unidos somos más fuertes” (traducción al español) lanzadas desde la tribuna por los oradores holandeses se evidencia un deseo de unirse en matrimonio empresarial. Y a tenor de la respuesta del presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano, que clausuró la jornada asegurando que es mejor ser socios que competidores está claro que la petición de mano fue aceptada.

agricultores holandeses

Esta declaración de intenciones de unir como aliados a quienes son competidores vino justificada por la situación de crisis que vive en la actualidad el agricultor de invernadero holandés. Distintos intervinientes neerlandeses lo reconocieron. Una muestra – entiendo – de poner sobre la mesa parte de la baraja al descubierto, en un ejercicio de honestidad. Reconocieron estar en una situación complicada, incluso de peligro de caída. Y antes de hincar la rodilla, propusieron intercambiar alianzas porque el enemigo no es el productor de otro país europeo, sino la cadena de distribución. Fue la conclusión final que se expresó con palabras muy similares a las descritas por mí ahora. Así que la pelota estaría en este momento en el tejado de los empresarios españoles, en general, y los almerienses, en particular.

primera fila

público   Fernando Gómez   mesa final

Nuevas entidades

El evento fue intenso en lo informativo. Se presentó una nueva organización creada este pasado mes de agosto y que en los próximos días será presentada ante el Ministerio holandés de Agricultura. La Branche Organisation (BO) conformada por varios miembros (FPC, LTO y NFO) y que tendrá por objetivo cooperar en la cadena agroalimentaria.

Esta nueva organización se suma a Fresh Produce Center, fundada el pasado año para reactivar al sector, y que reúne a la comercialización a través de Frugi Venta y a la producción holandesa, a través de DPA. Fresh Produce Center recoge el testigo de la anterior entidad que representaba al sector, la Horticultural Board, que desapareció hace dos años.

Fresh Produce Center aborda cuestiones de seguridad alimentaria, marketing y estadísticas, alimentación, logística y nuevas tecnologías. A partir del 1 de enero de 2016 se plantea ser interlocutor ante Bruselas de cuestiones hortofrutícolas.

representantes de la embajada comercial

Henny Endenburg

 ¿Hablamos de barcos?

El último ponente tuvo la deferencia de hablar en español, ya que tiene un contacto próximo con la lengua de Cervantes. Henny Endenburg, propietario de la naviera Alveïs-Shipping Ibérica adelantó que el próximo 12 de noviembre saldrá el primer barco de una nueva línea marítima que unirá Almería con el norte de Europa.

Contenedores con hortalizas frescas desde el puerto almeriense rumbo a otros puertos de Holanda e Inglaterra. ¿Cuántas veces hemos leído y escuchado algo similar? Demasiadas veces, así que la experiencia vivida hasta ahora aconseja dejar en suspenso cualquier proyecto de transporte de perecederos por barco. El hundimiento del mercante que ha ocurrido siempre, metafóricamente hablando, obliga a usar la prudencia, salvo que se quiera caer en la tentación de vender humo. Algo por desgracia muy habitual cuando se pretende un buen titular.

pin

Anuncios

Los amos del comercio de frutas y hortalizas. Países Bajos. II parte

A las puertas de Albert HeijnLos españoles seremos muy buenos produciendo calidad, pero sabiendo vender no. Ese puesto lo ocupan los holandeses que, pese a tener tan solo una pequeña superficie dedicada a hortícolas (como se describió en el artículo anterior), dominan el comercio internacional. Y al fin y al cabo es en la venta donde mayores ingresos se pueden obtener.

Son los reyes del mambo también en frutales. Grandes volúmenes que importan de cualquier parte del globo terráqueo no solo para abastecer a su mercado doméstico, sino y sobre todo para vender al resto de Europa. Los ejemplos sobran. Holanda compra naranjas y pomelos a Sudáfrica; mandarinas a España; uvas a Sudáfrica, Chile e incluso India; manzanas a Chile y Nueva Zelanda; bananas a Costa Rica; y un largo etcétera por los cinco continentes con otros productos como piñas, peras, melones, frutos rojos, aguacates, guayabas, mangos, higos, dátiles y frutas de hueso (éstas últimas en menor medida).

pepino holandés en Holanda

En hortícolas su negocio es exactamente igual. Reexpediciones de verduras que se adquieren de otros países. Aunque son productores de tomate, compran fuera más de 250.000 toneladas anuales traídas de las siguientes zonas por orden de importancia: España, Bélgica, Francia y Marruecos. O siendo como ya son productores de patatas y cebollas también las compran de vecinos como Francia o de países del hemisferio sur como la lejana Nueva Zelanda para luego revenderlas. El mismo parámetro se repite con las otras verduras.

Jumbo

supermercado holandés desde fuera

El holandés es todo un paradigma. Pequeñas superficies de producción a nivel local, tecnificadas y con altos rendimientos. Esos mismos productores se internacionalizan produciendo directamente en otros países, como en Portugal; o llegando a alianzas con productores de otras nacionalidades, como en España. Su posición estratégica en el corazón de Europa, su logística, sus excelentes conexiones de transporte y su consolidada clientela comunitaria sitúan al empresario holandés siempre un pasito por delante del empresario mediterráneo, ya sea español o italiano. Holanda domina la cadena, los flujos y tiene una capacidad y experiencia en la bisagra de la reexpedición que no tiene nadie.

tricolor a granel

‘Clientes pudientes’

Holanda es la antítesis de Grecia, país que vende a mercados complicados y de bajo nivel adquisitivo. Holanda envía el grueso del tomate y pimiento que despacha a Alemania, Reino Unido y Suecia. Países ricos. Su pepino tiene esos mismos mercados, más Bélgica.

En fruta dulce ocurre igual, ya sean tropicales, pepita, hueso o cítricos. La lista de los principales compradores de las frutas y hortalizas que factura Holanda son Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia, Suecia, Italia, Noruega, Dinamarca, Polonia e Irlanda.

sección de hortalizas de un supermercado holandés

Posdata: Las imágenes me las han enviado los amigos de Andorreando por el mundo, agricultores ejidenses que viajan por todo el planeta; y también algunas son del mismo amigo lector que me facilitó las fotos del post anterior.

Westland

Invernaderos holandeses a vista de pájaro. Países Bajos. I parte

invernaderos holandeses a vista de pájaro

A petición de algunos lectores, que sugerían un pequeño relax en agosto con artículos más distendidos, he dedicado un intenso serial a otras actividades agropecuarias que se desarrollan en zonas del interior y de la serranía almeriense. Pero llegado ya septiembre es momento de retomar la esencia de este blog: las claves del sector hortofrutícola. Recuerdo hace meses un seguidor que en privado se dirigió a mí en reiteradas ocasiones pidiéndome que escribiese más de Holanda, algo que ya he hecho en diferentes artículos, pero ahora lo voy a realizar de forma más pormenorizada respondiendo así al deseo del susodicho lector. Decir, por otro lado, que las imágenes me las ha enviado un amigo que reside en el país de los tulipanes. Muy espectaculares las que son a vista de pájaro.

invernaderos holandeses desde el avión

A Holanda hay que dedicarle dos capítulos, aunque habría para inundar el ordenador con informaciones y cifras de este gigante de la distribución mundial. En esta primera sesión me voy a centrar en su sector productor. Su área de invernaderos es ligeramente inferior a las 5.000 hectáreas y no parece que vaya a crecer más, ya que la tendencia de los últimos años indica una tímida bajada interanual. Solo con este dato se comprende que Holanda no puede ser la despensa de Europa y que gran parte de su negocio reside en la reexpedición de producciones de otros países, europeos y de otros continentes.

De tomate son 1.780 hectáreas, de pimiento unas 1.160, de pepino 600 y de berenjena apenas un centenar. El profesor de la UAL, Pérez Mesa, maneja variopintos datos al respecto. El tomate es el que mejor tendencia presenta en superficie. También hay que decir que las explotaciones más grandes son de este hortícola y las más pequeñas las de berenjena. Significativa también es la reducción a la mitad del número de explotaciones en el presente milenio, de 3.419 fincas a 1.442. Entre sus consecuencias está que las que han quedado son más grandes.

cultivo de tomate holandés

ornamentales holandesasSin embargo, los principales cultivos hortícolas holandeses por superficie no son los de invernadero, sino que habría que hablar de la patata, la cebolla, la zanahoria, las brásicas o el guisante. Algo más atrás lechugas, achicorias y puerros. Cualquiera de ellos poseen más superficie de cultivo que el tomate, el pimiento o el pepino. Creo que esto puede romper algunos falsos mitos.

El próximo día abordaré la comercialización, que es el meollo del negocio neerlandés, pero antes un breve apunte sobre su consumo. El tomate que prefieren es el larga vida, tomate redondo; no tanto así el pera, el racimo o el cherry, según las encuestas hechas a los consumidores. Y el pepino es muy demandado entre todos los grupos de edad, lo comen como aperitivo a cualquier hora del día. De ahí que el pepino mini tenga gran aceptación. En ese comer sano también está el segmento ecológico, cuyo gasto familiar estos últimos ejercicios registra repuntes de hasta el 10%.

invernadero holandés

Perspectivas de los consumidores germanos. Rosalía Gómez desde Alemania

Rosalia GómezDespués de volver de bañarme en las cálidas aguas del Mediterráneo, de ponerme morenita (todo lo que pude) y de atiborrarme de tapitas, cervecitas y tintos de verano, vuelvo a la razón y al juicio de mi pueblo adoptivo, a las bratwurst y las pommes, y a los bosques y los lagos.

También tuve la oportunidad este mes de julio, entre tapa y tapa, de recibir la visita de José Antonio, una ocasión para intercambiar ideas acerca del interés de sus lectores en conocer cómo se mueve el público y la oferta a la que se ve sometido fuera de las fronteras españolas.

Zucchini gelb

MelonenTras una escueta visita a una de las grandes superficies comerciales que suministran al consumidor del norte alemán os hago un resumen. A estas alturas del verano, todavía sigue habiendo bastante verdura de producción regional. Los mercados se abastecen de productos regionales, muy queridos por el consumidor, no solo porque son productos procedentes de sus campos, sino porque eso significa producto más fresco y natural, carente de horas de frío y transporte además de sabor. También es sinónimo de menor contaminación atmosférica y ahorro energético, factores valorados sobre todo por el consumidor más joven.

Auberginen

Zwiebeln GemüseTomates, calabacines, pepinos, berenjenas, judías y sobre todo hortaliza de hoja son producidos durante el verano por productores regionales alemanes. He visto, con nostalgia además, un tipo de tirabeque. Supongo que muchos seguís consumiendo y produciendo tirabeques, un tipo de leguminosa con un sabor dulce, exquisito.

El mercado holandés y belga, a pesar del público proteccionista alemán del medio ambiente y de la preferencia por la producción fresca, continúan en Alemania en los stands de los departamentos de fruta y verdura de los super con sus tomates de verano y calabacines. No es fácil desprenderse de los vínculos comerciales holandeses que habrán de mantenerse con vistas al otoño.

Paraguayos   Finca El Encinal

Knoblauch weissSiempre nos saca una sonrisa a los españoles encontrar nuestros productos y – a pesar de que nuestras verduras no dan la talla en estos momentos en los que la feria del mediodía en la capital almeriense alegra a turistas y residentes – hay ajos, cebollas,  cerezas, melones, sandías, paraguayos, jamón serrano y como no nuestros vinos, aceitunas y otros encurtidos, de procedencia genuinamente española.

Es una pena que no pueda mencionar al expositor de los aceites, que nuestros vecinos italianos con tanto arte comercializan en nuestro nombre y con sus nombres y apellidos. No es de criticar esto, ya que el italiano hace bien su trabajo, pero muchos esperamos ver algún día en las botellas de aceite, que se etiquete adecuadamente y se nombre, no solo al agente exportador, sino además al productor, aunque todavía habrá que esperar una legislación europea que normalice ese aspecto del etiquetado.  Siguiendo la tónica de los refranillos de José Antonio, diremos que a cada cerdo le llega su San Martín.

Gratis   Knackerbsen

Mientras tanto me recreo en el vocabulario español que encuentro por aquí y por allá y que deja huella por todo el mundo de la idiosincrasia española; los hogares alemanes esperan la llegada del otoño que llena de color las calles: amarillos, rojos y anaranjados, y de sabor sus mesas, con los productos de nuestra huerta, que a pesar de la distancia y del consumo energético que supone, no deja de ser un aporte de energía para niños y mayores, que por supuesto no rima con el “gratis” de una de las fotos que os envío. Los estándares de calidad que estamos ofreciendo en los últimos años son, por supuesto bienvenidos.

Paprika Mix

meinLand

Otro país afectado por las primas de riesgo. Portugal y su sector hortofrutícola

Portugal visibleearth.nasa.gov

Grecia, Irlanda y Portugal han sido los países UE más castigados por la recesión económica. Así que acabo con el vecino luso, tras analizar en los post precedentes a los otros dos países. Luego han sido España e Italia otros dos Estados vulnerables a la dichosa prima de riesgo, ese elemento alejado de la economía real que ha diezmado los bolsillos y la microeconomía de millones de europeos. Ya nombrados los siguientes dos post, me detengo ahora a desarrollar más en detalle algunos aspectos de la debilitada economía portuguesa, ligados a su sector de frutas y hortalizas.

Lo primero afectado ha sido el consumo. La cesta de la compra de los portugueses se ha apretado, eliminando piezas de fruta y verdura en su dieta, en porcentajes que van del 10 al 17%. Esto se ha traducido en la distribución en una guerra de precios (con el consiguiente cierre de muchos supermercados) de la que ha salido bien parada la cadena low cost Lidl, que ha ganado cuota de mercado.

Donde también se pueden observar las estrecheces por las que atraviesa el país vecino es en la proliferación de marcas blancas en el segmento ecológico. Todos sabemos que el producto orgánico se vende más caro, que es un producto marquista, en el sentido en el que la marca en sí misma tiene valor. Así que la marca blanca en las frutas y hortalizas ecológicas es algo casi antinatura, pero que evidencia bien a las claras la demanda de un producto que no puede pagarse al precio habitual.

Melón branco portugués

La recesión ha llevado a Portugal a producir mucha patata, un alimento básico que producen las naciones cuando giran al autoabastecimiento. Es tal el auge de este tubérculo, que hoy día es el cultivo que ocupa mayor superficie de terreno. Luego están por este orden las naranjas, los tomates y las frutas de pepita (manzana y pera).

Pero mucho de su tomate es para industria, que luego se vende a España. Alrededor de 15.000 hectáreas de tomate, tanto para fresco como para procesado. Y con esto hilo la gran dependencia portuguesa de su vecino del este, España. Aunque países diferentes en lo político, ambos conforman un solo mercado en lo económico. Los flujos entre ambos lados de la Península son permanentes y crecientes, cada año Portugal depende más de España como cliente, y no tanto al revés.

Prácticamente la totalidad del pepino y la lechuga que adquiere Portugal la compra en España, en tomate los volúmenes son también sobresalientes; mientras que en frutas somos proveedores casi únicos en sandía, melón, fresa y mandarina.

Pero también les compramos, principalmente tomate, naranja, kiwi, manzana y melón, el famoso ‘branco’ de Oporto.

Debido a la crisis los operadores portugueses están buscando nuevos mercados en los que colocar sus principales productos de exportación (tomate, pera, naranja, manzana y kiwi). Más allá de su antigua colonia brasileña, también están tocando a la puerta de países hispanohablantes, como Colombia. Y en el otro extremo del mundo, dan pasitos en los Emiratos Árabes y demás países del Golfo Pérsico.

2 Coimbra www.panoramio.com

Posdata: Foto 1: Portugal desde lo más alto. http://visibleearth.nasa.gov/ Foto 2. Melón ‘branco’ de Oporto. Fuente: propia. Foto 3: mercado municipal de la zona portuguesa de Coimbra. Fuente: http://www.panoramio.com/

Irlanda. La crisis financiera afecta a los hábitos de consumo de frutas y hortalizas/ Ireland. The financial crisis of 2008 affects the consumption habits of fruits and vegetables

Californias de cuatro coloresLa gran crisis financiera que ha asolado a Europa a raíz del ‘pinchazo del ladrillo’ ha tenido también consecuencias sobre los mercados de consumo hortofrutícolas. Ejemplos como el irlandés. La recesión ha provocado que el ama de casa irlandesa, que antes compraba sin preocuparle el origen de los frescos, ahora se fije como nunca en la procedencia. Pero volvemos a la misma situación que la radiografiada en Inglaterra, su dependencia del exterior es absoluta para poder llenar la cesta de la compra con frutas y hortalizas frescas (que no congeladas).

Así que los productores locales irlandeses son los grandes beneficiados de este nuevo torbellino agronacionalista. Pocos, y lo que producen, se lo quitan de las manos. Casi literalmente.

Las encuestas de Kantar Fresh Produce Ireland reflejan que existe una corriente de opinión según la cual muchos irlandeses creen que comprando producto nacional apoyan a la economía del país. Es en realidad un argumento político, ya que la producción irlandesa se limita casi a las patatas, 10.700 hectáreas, y a un poquito de brásicas, un millar de hectáreas por todo el país. Lo demás es residual. Apenas 20 hectáreas de tomate, menos de una docena de hectáreas de calabacín y tan solo 7 hectáreas de pepino. Con estos números queda todo dicho.   Mayes en Irlanda

Hay otro paralelismo con el Reino Unido vinculado al segmento ecológico. Se trata de la percepción de una demanda ‘bio’ que es creciente ahora y en el futuro en ambas islas, según las encuestas de consumo. Se abre así una oportunidad de negocio en ambos mercados para los exportadores españoles, ya que los productores locales no abastecen esa pujante demanda doméstica. Es más, la superficie de hortalizas orgánicas irlandesas ha descendido un 44% en los últimos años.

Sobre Irlanda también hay que decir, principalmente en algunas frutas y cítricos, que Londres sigue sirviéndoles mucha mercancía, a través de la reexportación. Intermediarios que podrían saltarse los exportadores para vender directamente a Dublín.

Donde está más justificado que Irlanda defienda su producto patrio es en la cerveza, la Guinness es inigualable y la tostada irrepetible. Pero en hortícolas y frutales, el continente es su huerta natural. E insustituible.

Posdata: Las fotos pertenecen a un supermercado Lidl en Irlanda. Me las han cedido los amigos de Andorreando por el mundo, una pareja de jóvenes ejidenses que viaja por todo el planeta.

Pimientos en un Lidl irlandésIreland. The financial crisis of 2008 affects the consumption habits of fruits and vegetables

The great financial crisis that swept through the European markets, caused to some extend by the “explosion” of the real estate bubble, has also brought consequences on the consumer markets of horticultural products. That is exactly what happened to Ireland. The recession has caused the Irish housewife to pay more attention to the origin of the perishable goods, a thing she never used to do before. We are facing basically the same picture as in the UK: the Irish depend on the import in order to be able to fill the shopping basket with fresh fruit and vegetable (not frozen).

As a consequence the local producers are the ones to obtain benefits of this new agricultural-patriotic wave. Not only there are just a few of them, but whatever they produce is being sold almost literally in a fraction of a second.

The surveys of Kantar Fresh Produce Ireland point out that there is a trending opinion among the Irish that if they buy national products, they back up the economy of the country. It is more of a political argument, since the production of Ireland is limited to potatoes (10.700 hectares) and winter vegetables, almost 1.000 hectares all over the country. All other production is irrelevant. There are less than 20 hectares of tomato, less than a dozen of hectares of zucchini and only 7 hectares of cucumber. The numbers speak for themselves.

There is another similarity with the UK related to the ecological sector. I´m talking about the perception of the growing demand for “bio” products, which is also one of the future trends on the British Isles, according to the latest consumers surveys. A business opportunity for the Spanish exporters is created both on the market of Ireland and the UK, taking into account that the local producers cannot satisfy the thriving domestic demand. What is more, the surface dedicated to horticultural production in Ireland shows a decrease of 44% during the last couple of years.

I have to mention too, that, mostly in the case of some of the fruits and citruses, London still supplies a relevant portion to Ireland through re-exportation. By avoiding the middleman the Spanish exporters could sell directly to Dublin.

The only Irish national product whose preservation is well founded is beer, Guinness is unparalleled and stout is simply unique. But when it comes to fruits and vegetables, the continent is its natural garden and orchard. And it is irreplaceable.

Murgiverde en Irlanda

Explicación de la crisis griega a través de su agricultura

AGRICULTURE IN ANCIENT GREECE - factsanddetails.comA todo perro flaco le salen pulgas. Sirva el símil para visualizar lo que está ocurriendo en el país germen de la cultura occidental. Su crisis económica, conocida en la vertiente financiera por el arreón de los telediarios, tiene otras muchas micro-crisis que afectan a sus distintos estratos, entre ellos el agrícola. Me he acercado al sector hortofrutícola, que es el que más interés despierta en este blog, para comprender lo que sucede en la tierra de los primeros filósofos.

Buceando en la estadística de comercio exterior se comprende casi todo. Un país que tiene entre sus principales compradores de frutas y hortalizas a países como Rumanía, Serbia, Bulgaria o Ucrania no puede ir bien. Si a eso se le suma a su lista de primeros clientes Rusia, se entienden muchas cosas. Ojo, porque si saliese del euro está claro que no habría veto ruso y todo el mercado de Putin sería para Grecia. Lo que ocurre es que la agricultura en la cuna de la democracia no es un sector estratégico. Así que la moneda de cambio de Rusia no aparece en las quinielas de Atenas por la cuestión agrícola, otra cosa es la energía o el papel geopolítico.

Siguiendo por el tema de sus exportaciones, a este perro flaco se le suman varias campañas adversas en lo meteorológico que han reducido su volumen productor y por tanto exportador. Cítricos, fruta de hueso y pepita son sus nichos, en hortícolas Grecia no pinta nada; aunque acompañe este artículo con una fotografía de un invernadero de alta tecnología (la instantánea pertenece a una web centrada en la cogeneración: http://www.code2-project.eu/).

Invernadero de alta tecnología en Greecia www.code2-project.eu

La mayor superficie griega la representan cultivos como el melocotón y la nectarina, la uva, la manzana o el kiwi. También hay tomate – mercado interno – y sandía – exportada a países de segundo nivel -. Realmente Grecia produce sobre todo para el autoconsumo y lo que vende fuera va a Europa del Este, no a la Europa más rica y que mejor paga.

Orthodox News - myocn.net

Alarmante es la caída de sus importaciones, lo que refleja la autarquía hacia la que camina Grecia. Bajan todas sus compras al exterior, por ejemplo, de tomate apenas adquieren de otros países 4.000 toneladas anuales, es decir, nada. Tonelajes similares tiene la zanahoria, la piña, la naranja o la cebolla. Paupérrimo. Solo sube la patata, alimento básico cuyo mayor consumo es sintomático del bajo nivel adquisitivo de los griegos para completar su cesta de la compra.

www.workaway.infoDe puertas hacia dentro los griegos cada vez procuran comprar más producto patrio, lo que es normal. Un modo de levantar al país, aunque el sector agrícola no es un pilar que pueda servir de catapulta. Ese orgullo nacionalista hace que estén en auge los llamados laikís, pequeñas tiendas locales en las que el productor vende con un mínimo de intermediarios a los consumidores. Los laikís son la nueva competencia de los supermercados y en las encuestas de preferencia está como la primera opción en la que piensa el consumidor heleno.

Las empresas españolas venden a Grecia fruta, pero casi nada de verdura. Y a tenor de las circunstancias esta radiografía no sufrirá grandes cambios en los próximos años. ¡Suerte a los griegos!

Posdata: La fotografía del jarrón recrea la agricultura en la Grecia clásica, extraída de http://factsanddetails.com/; la de la bandera aparece en la web http://www.workaway.info/, página sobre posibilidades de empleo en distintos países; la imagen del supermercado pertenece a la web de Orthodox News http://myocn.net/; y finalmente la foto del teatro de Delphi está en la Official Website of Luciana Cavallaro: http://luccav.com/).

Theatre at Delphi - Official Website of Luciana Cavallaro

El mercado suizo y su modelo proteccionista. Cuotas y aranceles a golpe de calor o frío

1 cadena Coop

Suiza juega a muchas cartas. Bandera de la neutralidad bélica, cobijo de los capitales que no quieren declararse, europea unas veces e independiente de sus vecinos otras muchas. En lo agrícola proteccionista como ninguna otra nación del continente.

2 supermercado CoopEn verano pone cupos y aranceles a la entrada de frutas y hortalizas de otros países para favorecer la producción propia. Cuando acaban los meses de calor y llega el frío elimina dichas barreras para abastecer a su mercado con producto foráneo, ya que con el otoño-invierno su huerta se hace minúscula. Los exportadores españoles de contraestación apenas sufren estas restricciones, no así los que cultivan en este momento. En realidad, Suiza practica el agronacionalismo puro y duro. Compra de fuera porque no le queda más remedio y en la medida que no tiene oferta.

3 suizos    4 lineal Coop    8 IMG_7218

Las imágenes con las que ilustro esta reseña me las enviaban hace unos días los amigos de Andorreando. Una pareja de Santa Mª del Águila (El Ejido) que está ahora en la zona de Ginebra. Los precios que aparecen son en francos suizos. Fotografías de Coop, la firma que domina el mercado suizo junto a Migros, incluso con más cuota de mercado. Coop apuesta por la variedad en frutas y hortalizas, y es reseñable su sección de ecológicos.

5 pepinos de La Región

El ecológico es notable en este mercado. El 35% de los suizos reconocen comprar orgánicos varias veces a la semana frente al 27% que lo hacía hace pocos años atrás. En hortícolas la cuota de consumo ‘bio’ supera el 15%.

En este país de cantones está de moda el ecológico y el producto de proximidad. Se promociona lo regional y el orgánico casi como sinónimos, casi en un mismo paquete. Evidentemente la similitud no es tal, pero lo cierto es que forma parte de la actual política de marketing de las cadenas suizas.

9 IMG_7219

Por otro lado, Suiza tiene unos pocos invernaderos, algo más de 400 hectáreas, principalmente de tomate y pepino; aunque también hay otros cultivos como rábano, lechuga, repollo o rúcula. Explotaciones tanto de cristal como de plástico.

Un producto que no cultiva Suiza es el pimiento, de ahí que su importación haya crecido en los últimos años a un ritmo del 6%. Los exportadores españoles están bien situados, sobre todo en lechuga y tomate. La mitad de este último es español, por delante del tomate marroquí, el italiano o el holandés.

6 FullSizeRender    7 IMG_7215

Húngara, la sandía que compite con la española en verano

budapest_hungria_5224_650xtraveler.es

Entra el calor en Europa y a las producciones españolas les salen competidores en la zona del mediterráneo oriental y en Europa del Este, sobre todo en Hungría. Éste es un país de sandías, principalmente crimson y con semillas, aunque su oferta cada vez es más rica y variada. A partir de ahora comenzarán a abarrotar los mercados de la Europa más rica con la bandera del low cost. Sandías más baratas que inundan las plazas austriacas, alemanas y centroeuropeas.

En Hungría hay casi 6.000 hectáreas de sandía al aire libre en los meses de verano. Sus exportaciones a los países europeos se calculan en unas 70.000 toneladas, a un ritmo de crecimiento en los últimos años del 20%. ¡Así que ojo a la sandía húngara!

Sandía tipo crimson

Hungría cada vez produce más sandía. Se estiman 190.000 toneladas. Si hacemos número la mayor cuantía es para consumo interno, ya que la población de este país de Europa del Este elige la sandía como su fruta favorita en los meses de más calor. Pero lo que no se come dentro, se vende fuera, hasta el punto de que la sandía es el principal artículo en la exportación hortofrutícola húngara, por delante de la manzana, el pimiento y la cereza.

Junto a sandía, el otro gran cultivo en este país es el pimiento, tanto dulce como pimentón. Son casi 5.000 hectáreas repartidas por sus diferentes regiones.

nationalgeographicMe llama la atención de Hungría su propensión a los congelados. Dos terceras partes de sus habitantes reconocen comprar verduras congeladas durante el invierno. Suelen adquirirlas frescas cuando llega el verano y son de temporada. Así que nuestras producciones de contraestación se enfrentan aquí a este obstáculo de tipo cultural, ¿habrá que promocionar las ventajas saludables del consumo en fresco durante los meses fríos?

posdata. La primera imagen pertenece a traveler.es y esta última al National Geographic. La de las sandías tipo crimson es propia.

Vicasol, Hermanos Daza, Agro San Isidro, Zoi, Biotomate y La Ñeca se asoman a los mercados de Austria y Eslovaquia

parlamento-austria

Media docena de comercializadoras almerienses exploraban la semana pasada dos mercados de la mano de Extenda, como son Austria y Eslovaquia. Así que he cogido los apuntes de mi temario de mercados internacionales para desbrozar algunas claves de estas plazas. Las firmas almerienses que han hecho este viaje prospectivo han sido Hermanos Daza Palmero, Vicasol, Agro San Isidro, Biotomate, Zoi Agrícola y La Ñeca. Las tres compañías restantes apadrinadas por la Agencia de Promoción Exterior de Andalucía (Extenda) han sido Sigfrido, de la provincia de Málaga; la sevillana, Cítricos Andaluces; y la onubense, Río Tinto Fruit.

moving_to_austria

De Austria nos interesa el aumento de la demanda de tomate. En solo dos años los austriacos han incrementado su consumo en casi tres kilos per cápita, muy similar a lo ocurrido con la lechuga. La iceberg es su preferida. También mejora el pimiento, que por primera vez entra en la lista de los diez hortícolas más consumidos en este país.

mapaAustria importa casi 47.000 toneladas anuales de tomate, algo menos de 33.000 tn. de pimiento y poco más de 24.000 toneladas de sandía. Las importaciones más importantes en volumen son de patatas, bananas, manzanas y naranjas.

En el segmento orgánico, casi el 12% de la cuota total de verduras que se consumen en Austria son de origen ecológico.

vista-de-la-ciudad-de-kosice-eslovaquiaIlustro esta breve radiografía con seis imágenes de contenido no agrícola. Con la ola de calor que estamos sufriendo en España he buscado instantáneas sugerentess en las que evadirnos, mientras conocemos un poco mejor los mercados del entorno. Las tres fotos de Austria pertenecen a la web Mudanzas Loffler, Operation World y disfrutadeviena.com Las tres instantáneas de Eslovaquia aparecen en touristforum.net, mundofotos.net y en el diarioya.es (la foto del monumento eslovaco del niño por nacer – a continuación -).

eslovaquia monumento del niño por nacer

Eslovaquia es un país de cereales. Así que su producción de frutas y hortalizas es residual, destacando coles y tomates, por este orden. La cesta hortofrutícola la componen mayoritariamente productos foráneos, la importación de tomate es estable en el tiempo, en torno a las 28.000 toneladas. Es la sandía el artículo que más sube en compras en las últimas campañas hasta superar las 31.000 toneladas, en orden a un 11% anual.

Eslovaquia es interesante porque es un mercado en el que ha aumentado bastante en pocos años el consumo de hortalizas. Sus inviernos fríos favorecen que ciertas verduras, como las brásicas, llenen cada vez más sus cazuelas. De un consumo en hortícolas de 94,6 kilos por persona y año en 2010 a 106,2 kilos en 2013. ¡¡Casi 12 kilos más!!

Está claro que muchos de los problemas de nuestros agricultores se resolverían con algo tan sencillo (y a la vez complicado) como un ascenso del consumo. De ahí que muchas veces enfatice en el blog la importancia del marketing como vía para hacer atractiva la ingesta de nuestros frescos. Hay que comer más frutas y verduras y menos carne. Nuestra tarea consiste en hacer más pesada la cesta de las verduras. Y saber explicar que esos artículos son sinónimo de salud y bienestar.

spis-castlegoogle-imagenes