A vueltas con la campaña 2015/16. Los tempranos de Adra y Berja

Berja. Pimientos

Ya he visto alguna finca cogiendo pimientos. El agricultor me dice que es un cultivo de primavera-verano, pero me fijo en el vecino y ya tiene los pimientos bien cuajados y con frutos que van haciendo tamaño. Estoy en Berja, una de las entradas naturales de la Alpujarra almeriense. Así que en esta zona tempranera ya se pueden ver explotaciones bien adelantadas.

Los pimientos que he visto en recolección son lamuyos. En verde. La primera fotografía. Pero también hay californias rojos, en fase de cuajado (la segunda imagen) y en algún caso de engorde; y bastante dulce italiano. El Palermo.

Berja. Pepe y Antonio

Las últimas uvas de BerjaLuego en Berja me he topado con algunos parrales. Son simbólicos, unas pocas uvas para el autoconsumo. Estamos en la temporada, aunque ya no se puede recoger lo que no hay. Es una pena cómo se ha perdido la que fuera seña de identidad de nuestro campo, ahora casi bajo monopolio murciano. La vecina región de Murcia tiene las variedades sin semilla más productivas y con más resistencias. Más al norte en Alicante también hay varias comarcas uveras.

Adra. El nudoAlbufera de Adra

En el litoral el pimiento también va a buen ritmo. Las imágenes corresponden a varios invernaderos de la antigua Abdera fenicia. Veo algunos california rojos, aunque aquí se siembran todas las tipologías de pimiento. Adra, junto a Berja y Dalías, pueden presumir de ser las zonas más tempranas de pimiento en Almería, una provincia que lidera la superficie de este cultivo en España en una progresión estadística creciente ejercicio tras ejercicio.

Adra. Guita va, guita viene

Es curioso cuando hace un par de años escuché un programa del paisano Carlos Herrera en la radio, en Onda Cero. Llamadas y comentarios de los oyentes y del susodicho locutor alabando las bondades del pimiento. ¿Os podéis creer que no hubo ni un solo comentario referido a los pimientos de Almería? Tremendo. Lo cierto es que gracias al control biológico en Almería (también en Murcia) se cultivan pimientos de una calidad extraordinaria y con unas garantías de salud para el consumidor inigualables. Hecho este desahogo, aporto unos pocos datos del Ministerio de Agricultura, referidos al último año de referencia, 2014. En Almería se alcanzaron el año pasado las 9.378 hectáreas, de un total de 18.000 ha. de pimiento en toda España, es decir, más de la mitad del país. La siguiente es Murcia con 1.233 hectáreas, a continuación Granada con 1.019 hectáreas, 680 en Ciudad Real, 645 en Navarra, 475 en Málaga, 422 en La Coruña o 425 en Pontevedra. Creo que aportando estas cifras está todo dicho. Así que señor Herrera, la próxima vez que tenga la oportunidad de hablar de pimientos acuérdese de los de su tierra.

Adra. Poniendo guitas

El Ejido. Bichos con la lupa

El Ejido. Más guitasBichos

Las sueltas ya se han hecho en muchas fincas. Swirskii (la última fotografía es de un invernadero de Matagorda en la que tres peones están colocando las cajetillas) y orius. Y con esa lupa que llevan los técnicos de campo se puede ver de todo. Otra de las imágenes es de la lupa del amigo Pepe con una hoja de pimiento que esconde huevos de spodoptera.

También he visto estos primeros días de pre-campaña 2015/16 muchos búnker de cebada para dar cobijo al alimento de nuestros bichos buenos cuando la chicha sea escasa.

El Ejido. Sueltas de swirskii

Recorriendo el campo con Ana Rubio

Ana Rubio

¡Hola a todos! Mi nombre es Ana Rubio y, aunque José Antonio me había mencionado, quería presentarme personalmente pues cuando mi tiempo me lo permite le acompaño a los actos agrícolas, bien para hacer fotos (me gusta la fotografía) o bien para aprender de este mundo. ¡Perdón! Mejor digo aprender de este “gran universo agrícola”, lo subrayo porque por fortuna tenemos este rico cosmos en nuestra provincia, gracias principalmente a la labor de los agricultores.

Más agricultores

Estos agricultores, como los de las imágenes, han parido de su esfuerzo un modelo económico muy particular, una realidad a partir de la cual como enormes tentáculos se han abierto camino un gran abanico de empresas de todo tipo que llegan aquí de todas partes del mundo y desde aquí también a todas partes del mundo. ¿No es fascinante? De verdad que lo es, y cuanto más me adentro en este universo agrícola y humano más me engancha. Antes de los invernaderos hace medio siglo ésta era una tierra con un futuro alejado del desarrollo. Hoy día la revolución que ha traído la agricultura intensiva se observa en una transformación de toda una provincia, que ha pasado de los últimos peldaños a la parte más alta de la escalera de la economía.

En blanco y negro

Gracias por supuesto a José Antonio que es el que me lo está mostrando con ese particular rasgo que le caracteriza, y es la pasión con la que vive todo lo que le envuelve, por supuesto, también su trabajo. ¡De verdad que no os podéis hacer una idea de cómo lo vive! Cada vez que lo acompaño a uno de esos actos y aprendo más y más me pregunto siempre acabo con el mismo interrogante: ¿Qué sería Almería sin su mar de plástico? ¿De verdad somos todos los almerienses conscientes del valor que aporta?

Agricultores   Alberto Urea   Alberto Urea, Andrés Góngora y Luis Suanzes

Memoria biológica proyecto tilapiasDe los últimos lugares o actos a los que hemos ido juntos, Sevilla, Fuente Vaqueros, la feria InfoAgro Exhibition, GlobaG.A.P., presentación SandiStar de Agrupaejido o una visita a invernaderos de Fashion en Adra y a uno de sus semilleros. De todos he conocido, aprendido, a veces hasta he quedado sorprendida; pero la última de todas fue en COAG, ¡¡¡Impresionada!!! Producir peces en los invernaderos al mismo tiempo que hortalizas, ¡¡TILAPIAS!! Y allí había agricultores jóvenes, más mayores, todos interesados en este proyecto tan innovador, quizá entre ellos haya atrevidos, tal vez no; pero ver a todos esos espectadores con ese interés significa una cosa: avanzar, querer innovar, seguir trabajando para mejorar y adaptarse. Y allí estaban los alumnos de la escuela agraria Campomar y sus profesores explicándoles a los agricultores de COAG cómo sí es posible y se puede cultivar peces en invernadero.

Preguntas agricultores   Alumnos Campomar   Leyendo la memoria biológica del cultivo de peces

Para terminar quisiera compartir esta última fotografía tomada en La Habana de Adra y que me encanta, ya que representa esa ‘ciudad’ agrícola, la llamo así porque es un paralelismo con las grandes ciudades, aunque es aún más seductora por el espacio donde se encuentra. Y ese momento del día donde todo es apacible, donde los últimos rayos se reflejan en la superficie del mar de plástico vistiéndolo de tonalidades; pero no siempre domina la serenidad, en horas punta los caminos son bulliciosos, transitados por aquellos que acuden a sus puestos de trabajo, un vaivén de aquellos que hacen posible cada día el reflejo de esa gama con exquisitos matices.

camino rural en la zona de La Habana, Adra

Gala de pimientos de Meridiem Seeds. Un lamuyo que supera los 11 kilos

Azules

Anoche tuvo lugar en el teatro de Adra la gala de pimientos 2015 de la casa de semillas española Meridiem Seeds. El acto tuvo bastante de lúdico, coreografías de danza oriental que amenizaron la velada. Alrededor de tres centenares de agricultores se congregaron en esta cita habitual a principios de abril.

Presentadores

Lo más llamativo fue el modo de presentar dos de sus variedades de pimiento, un california amarillo y un lamuyo. Lo hicieron a través de dos agricultores, uno de ellos muy conocido, el Tito Pedro, un polifacético productor amante de las motos. A Pedro ya lo conocía a través de las redes sociales, incluso en una jornada de campo este pasado invierno pude visitar su invernadero, en la zona de Rebeque, en El Ejido.

Pedro anoche estuvo explicando que ‘Alvarado’, nombre mexicano de este pimiento california de color limón, tiene muy buen aguante en planta, lo que le permite al agricultor jugar un poco con el corte. Una planta de porte abierto, que no necesita destalle y, por lo tanto, poca mano de obra. ‘Alvarado’ tiene un cuaje escalonado desde abajo, y es de un color amarillo que no anaranjea. Esto que cuento lo extraigo de las palabras del propio Pedro. Y añadir que bastante productivo, hablaron de en torno a los 10 kilos.

Lamuyo

El siguiente agricultor fue Paco Robles, también abderitano. En su finca ha tenido este año el lamuyo Oaxaca, un pimiento precoz en la maduración, bien adaptado al frío en invierno manteniendo la fructificación hasta el final. Además es de fácil recolección con pedúnculo.

Pues bien, Robles afirmó que le había sacado más de 11 kilos al metro cuadrado. “Y me quedo corto”, dijo. Añadió que los frutos son pesados, de gran calibre, y que muchos de ellos superan los 500 gramos.

Equipo Meridiem

Lo que no sabía yo es que estos lamuyos, además de en España, tienen salida comercial en Alemania. Lo de Italia sí me era más conocido.

público

Luego le pregunté a Miguel García, director de Marketing de Meridiem, si las entrevistas que habían hecho a los dos agricultores en sus propios invernaderos con cámaras de televisión habían sido preparadas o si les habían dicho a los productores lo que tenían que decir. Me aseguró que no, que se habían grabado tal cual y que el agricultor había contado lo que le había parecido oportuno. O dicho con otras palabras, lo que le había dado la gana.

Asociación Gastronómica 'La cocina abderitana'

A continuación en una carpa en el exterior, contigua al Teatro, la asociación gastronómica ‘La cocina abderitana’ deleitó a los presentes con habas, tocino y algunos platos muy típicos de la tierra.

Danza

Del barco al invernadero. Adra. Pescadores hechos agricultores

Esta semana el bueno de Antonio Gómez, en el centro de la imagen, me ha invitado a su tertulia radiofónica ‘A pie de campo’ en Brisa Radio. Allí estaba el infatigable Ángel Salas, a la derecha de la instantánea, agricultor de Matagorda; y el concejal de Agricultura de Adra, Paco López, a la izquierda.

Paco, Antonio y Ángel

Comenzamos analizando el inicio de campaña, a la espera del frío que regule los mercados – como ocurre siempre -; después el edil habló de las familias abderitanas que están pendientes de que la Administración autonómica competente autorice los invernaderos que tienen proyectados sobre 64 hectáreas, explotaciones que pertenecen a pequeños agricultores, minifundistas que quieren estas fincas para vivir, no para especular, a diferencia de lo que ocurre en otras zonas de la provincia donde algunos de los nuevos agrícolas son empresarios venidos de otros sectores o simplemente inversionistas. ¡Vamos, de lo que llevamos tiempo hablando en este blog y asunto que ha centrado el post anterior!

Después, la tertulia nos llevó a otra temática bien distinta. Como sabréis, Adra, la antigua Abdera, ha sido históricamente un pueblo de pescadores. Sin embargo, muchos de esos lobos de mar han cambiado el agua por el secano y desde hace unos años se han convertido en agricultores. Da la casualidad de que hace solo unos días visité en la zona ejidense de Rebeque varias explotaciones en las que tres vecinos eran antiguos pescadores. Habían hecho un trueque para cambiar la fatiga de la lonja por la de la alhóndiga, el frío de una madrugada en la isla de Alborán por el calor de un plástico en el Poniente.

Adra sigue siendo pueblo de pescadores, de hecho tiene una concejalía de Pesca, pero hoy día son mayoría los hombres del campo. Y en Balerma, núcleo costero de El Ejido, y lugar donde se asienta esta emisora, Brisa Radio, se repite la historia de la vecina Abdera. Antaño abundaban los pescadores balermeros. Ahora los que quedan compaginan la faena del invernadero con la tarea pesquera, compatibilizando ambas actividades. Eso contó Antonio Gómez, que tuvo familiares, como su abuelo, dedicados décadas atrás al mar que no es de plástico.

Brisa Radio

IMPORTANTE (a modo de posdata). Ayer tarde publiqué este post, pero olvidé mencionar un asunto que me comentó el edil abderitano Paco López tras finalizar el programa. Como todos sabemos el tratamiento de los desechos del campo es una cuestión siempre de actualidad, sencillamente porque no está resulta. Y en Adra van a dar un pasito en esa dirección. Este ayuntamiento ha aprobado un proyecto, promovido por un empresario local, para constituir una planta de reciclado de restos vegetales. Incluso me aseguró que “ya se están llevando algunas matas”. Además esta planta para tratar los restos verdes se completará con un segundo centro dedicado a plásticos y otros auxiliares. Creo que es una buena noticia. Por eso, aunque con un día de retraso, la subrayo al final de este artículo.

Ambiente festivo en la presentación de Meridiem Seeds en Adra. Entre migas y paella

En el centro de Adra este viernes la nueva casa de semillas Meridiem Seeds levantaba una carpa para celebrar un acto lúdico con varios cientos de agricultores. La semana pasada me escribía Miguel García, lector de este blog, para invitarme. Tengo que reconocer que la motivación y el interés es aún mayor cuando se trata de una compañía española (símil de una isla rodeada de firmas holandesas, americanas e israelíes) de la que no había escrito aún ni media línea. A los periodistas siempre nos gusta publicar cosas nuevas y tratar empresas y personas de las que se hable poco, pero que tengan sustancia. En este caso también tenía curiosidad por asistir a un acto de la casa de semillas que ocupa en Santa María del Águila las instalaciones que pertenecían a la ya desaparecida Zeta Seeds. De hecho, muchos de aquellos trabajadores están ahora en Meridiem.

Pero hoy no voy a profundizar mucho. Tampoco hablaré de las características de los dos californias amarillos que han presentado, más allá de decir que ‘Tolteca’ es para temprano y ‘Alvarado’ para siembras de media estación; eso lo dejaré para otro día que visite la estación experimental que Meridiem Seeds ha levantado en el paraje ejidense de Rebeque, muy cerca de los invernaderos de dos amigos míos. Este artículo no pretende descubrir nada, solo retratar con varias imágenes el ambiente festivo con el que esta compañía se ha presentado entre los agricultores abderitanos.

Imagen

Da gusto ver reír, sobre todo a la buena gente. Trabajadora y luchadora, dos epítetos del campo. Por eso me gusta esta foto y la dejo aquí impresa. Me dijeron que alrededor de 350 agricultores se habían juntado. Una buena manera de acabar la semana, echando una cerveza con los amigos y viéndole las caras a más de un vecino.

Imagen

Había habas y tocino (típico típico) con vino de la Contraviesa, un buen pan, y luego paella y, por supuesto, migas. Algunos amigos salieron retratados dándole a la manivela.

Imagen

Por allí estaban casi todos los concejales de Adra, incluído el alcalde, más los ediles de agricultura de La Mojonera y Roquetas. Se ven al fondo, detrás. Pero he pensado que estas dos chicas, que me dijeron que trabajaban en Meridiem Seeds (?), merecen estar delante de los políticos que salen siempre en las fotos. ¡Qué coincidencia de pensamiento! Después de hacer esta foto, vino una señora a decirles que alguien de su grupo quería hacerse unas fotos con ellas.

En fin, hoy no tenía ganas de hablar de nada serio. Ni abordar ningún tema que me obligase a pensar.

Imagen