Solponiente: una comunidad de regantes que se queda sin agua

camión

Anoche se celebraba una boda en el restaurante El Edén de El Ejido. Entre los invitados, numerosos agricultores; entre los agricultores, muchos miembros de la comunidad de regantes Solponiente, asentada en la costa de El Ejido, y que abastece a casi dos millares de hectáreas de invernaderos entre Balerma y Matagorda. En la boda el tema de conversación entre estos agricultores era el agua.

Habría que tirar de hemeroteca para encontrar una situación tan anómala como la actual, una comunidad de regantes que se queda sin agua. Puede parecer un chiste ácido y sarcástico, pero de broma tiene poco. El problema empezó hace casi una semana y según han ido pasando los días se ha ido agudizando ante el temor de los agricultores de no tener con qué regar sus plantaciones. Y el miedo a perder el cultivo. Su pan.

Balsa-vacia2

Estos días ha habido situaciones en las que ha aflorado la solidaridad entre vecinos. Agricultores con balsa que han dado parte de su agua a otros que no la tenían. Esta mañana he estado con uno de ellos, de los solidarios. Pero también se han vivido otras experiencias menos fraternales, que han dado pie a desencuentros entre vecinos. La guerra del agua a pie de invernadero.

Balsa-vacia

La cosa está caliente. Se habla de falta de previsión, de planificación. Este viernes por la mañana se juntaron a las puertas de la comunidad, en Balerma, un centenar de agricultores pidiendo explicaciones, pero no las hubo. Y aún siguen esperando. Se han recogido firmas para convocar una asamblea, pero el desconocimiento y la confusión reinan en todo ese complejo asunto. Uno de los agricultores afectados con los que he estado hablando estos días me lo resumía muy bien. Literalmente me lanzó el siguiente mensaje: “¿Qué es lo que está pasando? Lo que tú te puedas imaginar es lo que yo me puedo imaginar, es decir, no tenemos ni idea”.

Todo se resume en algo muy sencillo. No hay agua, no la suficiente y la que hay llega con baja presión. Por tanto, la zona más afectada es la de Las Lomas, que está en alto. En ella algunos agricultores han empezado a construir e improvisar balsas a la puerta del invernadero con motores de riego, llamémosles, también ‘improvisados’. Las fotos de las balsas son de esta tarde. La primera fotografía del camión con una cuba de agua es de esta mañana.

Balsa-provisional-provisional2

Balsa-provisional

Sí, los comuneros llevados por la desesperación están comprando cisternas de agua para regar sus cultivos. Y los que no tienen balsas las construyen a toda velocidad. Me han relatado casos en los que agricultores sin balsa han tenido que regar con cubos, planta por planta. Con cazos, me ha explicado un comunero, aunque tengo que puntualizar que ese detalle no lo he visto personalmente.

Tampoco estoy contando nada que no sepan los afectados. Este asunto lleva varios días ardiendo en las redes sociales, Twitter, pero sobre todo Facebook. Este fin de semana ha habido muchos testimonios en el Facebook. Recojo de ellos dos imágenes, una plantación de pepino marchita por la falta de agua y varios productores abasteciendo una finca con el agua de una cisterna.

cisternas

Prosigo. Este mediodía he mantenido en persona una conversación con un agricultor que me ha dejado la siguiente reflexión, en torno a la desaladora de Balerma, esa misma que lleva años de retrasos y que aún está en pruebas. Se quejaba el susodicho agricultor de que el agua de desaladora es muy cara, aspecto bien conocido, y me añadía que él no cree en las casualidades. En conclusión me venía a decir el agricultor que cuando se arregle este asunto y los comuneros de Solponiente vuelvan a tener agua (esperemos así sea y pronto), los promotores de la desaladora se frotarán las manos. Los regantes a gritos la pedirán y estarán dispuestos a pagar por esa agua desalada su sobrecoste, ya que vendrán de haber sufrido estos días un desabastecimiento que los ha llevado cerca del abismo. En fin, no deja de ser la opinión de un agricultor cabreado y afectado. Seamos bien pensados y creamos en la casualidad. Y pidamos que la desaladora esté a pleno rendimiento lo antes posible. ¿Verdad que es mejor ser bien pensados?

pepinos secos

Posdata. Conexión entre pantanos para abastecer a unos y a otros. Una de las soluciones que algunos grupos de comuneros proponen desde hace meses está dirigida a aprovechar parte del agua que el pantano de Rules (Granada) arroja al mar. Entre ese pantano y el de Benínar (Almería) hay 38 kilómetros. Rules arroja al mar 2.000 litros por segundo y el consumo de Solponiente estaría en 800-900 litros/segundo. Así que algunos regantes proponen que se lleve el agua sobrante a Benínar. ¿Quedaría así resuelto el problema?

Anuncios

Los regantes del Andarax se quedan sin agua. Y mientras, las tuberías de la depuradora finalizadas y muertas de risa

Vivimos en un país en el que no se nos puede tomar en serio. ¿Cómo es posible que después de un año de terrorífica sequía haya cientos de comuneros que vean en peligro su medio de vida porque no se les suministra agua desde unas tuberías que llevan años terminadas? En un lugar serio esto no ocurriría, pero en un país de burocracia y administraciones por todos sitios, es fácil encontrar excusas y pasarse la pelota de unos a otros. Sobre todo cuando se trata de políticos.

Mañana lunes los comuneros afectados se concentrarán ante las puertas de la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Almería. Se espera que sean varios cientos de agricultores los que acudan. Los representantes de los comuneros, entre ellos el presidente Diego Andújar y Manuel Sánchez, miembro de la junta de gobierno (de izquierda a derecha en la fotografía en la que ayer los retraté) se entrevistarán con el delegado agrícola de esta provincia. El acuífero del Andarax está sobreexplotado, las fuentes secas y el nivel de los pozos ha bajado hasta la mitad, así que estos productores de la Comunidad General de Regantes del Bajo Andarax pedirán poder regar sus cultivos con el agua de la depuradora ‘El Bobar’, tal y como viene recogido en distintos protocolos de actuación desde hace años. Pero una cosa es lo que viene sobre el papel y otra bien distinta es la agilidad para ejecutar lo impreso. No es que “las cosas de Palacio vayan despacio”, es que esa velocidad de tortuga es incompatible con la supervivencia.

Imagen

Estamos en la primavera de 2014, pues bien, a principios de 2010 se creó la Comunidad General de Usuarios de las aguas depuradas de ‘El Bobar’, constituida de oficio para que los regantes de esta comunidad puedan emplear esta agua y regar en sus fincas agrícolas de Almería, Santa Fe de Mondújar, Gádor, Rioja, Benahadux, Pechina, Huércal de Almería y Viator. Transcurridos más de cuatro años nada se ha hecho. Por eso, Diego Andújar y Manuel Sánchez le pidieron hace unos días al delegado José Manuel Ortiz Bono que agilice todo y que “por favor” encargue a una empresa privada o pública la gestión y tratamiento de las aguas desde la depuradora hasta la planta de ozono en Viator, para que así les pueda llegar a esta comunidad el agua que en un día se les prometió. Esta misma petición se la volverán a hacer mañana.

Imagen

A la Administración autonómica se le presupone la tutela de las comunidades de regantes que hagan uso de los recursos hídricos de la depuradora ‘El Bobar’, situada en la costa de la capital. Y aquí está el meollo, si la red de tuberías para subir el agua desde estas instalaciones a esos pueblos de la cuenca del Andarax lleven concluidas desde hace casi 8 años, ¿por qué no se les suministra? ¿Qué sucede? Y además, ¿no era el agua una cuestión prioritaria y estratégica en toda España?

Imagen

La última imagen pertenece a un informe técnico encargado hace unos años por la Junta de Andalucía y en el que se describen ciertos “errores”, o dicho con otras palabras, se detectan actuaciones que no estaban contempladas en un principio, como la dirección del agua y su suministro (…?). Ya habrá tiempo de contestar a estos otros interrogantes, pero lo primero es lo primero: proporcionar agua a los invernaderos, naranjos, olivos y pequeños huertos tradicionales de toda esta comarca. Vital para su supervivencia.