Nos toman el pelo. Elecciones europeas. ¿A quiénes defienden?

Me llamaron ayer de Antena 3 porque en breve van a emitir un programa sobre alimentación. Al compañero periodista que me echó el teléfono le había tocado la patata y empezó a preguntarme sobre este tubérculo, pero rápidamente le contesté que yo no era la persona más indicada para hablar de este cultivo. Entonces me dijo que había otro chico al que le habían encargado el tomate. Así que más tarde recibí la llamada de otro periodista interesándose sobre el cultivo del que más hemos hablado en este blog. Amén del calabacín, claro, traído casi siempre a colación por el virus Nueva Delhi.

Comparto esto con vosotros porque me gustaría saber qué le habríais respondido vosotros a Eduardo, que es como se llama la persona encargada de preparar los contenidos referidos al tomate en ese próximo programa de alimentación que pronto veremos en Antena 3 o la Sexta (como ahora van de la mano, supongo que se emitirá en ambas cadenas en distintos momentos). Me preguntó por qué los consumidores siempre pagan un precio parecido por el tomate, es decir, aunque el agricultor reciba cuatro perras por sus tomates sin embargo en destino la ama de casa siempre tiene que rascarse el bolsillo. ¡Qué largo de contestar, verdad!! También quiso saber qué pasa con el tomate de Marruecos, cómo afecta a nuestras producciones. Y cómo es el tomate holandés. ¿Cómo se lo habríais explicado? Apenas le pude hacer un pequeño esbozo del poder de negociación de la distribución; de la competencia desleal de Marruecos que se salta a la torera los cupos de entrada y los precios mínimos del acuerdo del tomate que tiene firmado con la UE (sin olvidar el diferencial de salarios); le subrayé que los holandeses tienen una productividad inversamente proporcional al sabor de sus tomates; o también le argumenté que la “calidad no es barata”, que hay que aprender a pagar un precio justo por saborear un buen tomate, pero que por desgracia los consumidores solo buscan barato y más barato sin preocuparse ni por el origen de lo que se comen ni por la seguridad alimentaria de unas zonas u otras.

Imagen

Estaba en Águilas (Murcia), visitando a un amigo, Fermín, cuando recibí la llamada de Eduardo, de Antena 3. Desde esta zona de Murcia hasta las cercanías de Vera toda la calle está poblada de cultivos, aunque os pongo una foto (imagen superior) en la que el marrón del primer plano recuerda que ahí había hasta hace poco lechuga. En esta comarca murciana, limítrofe con Andalucía, vi sandía negra y rayada (como la de la fotografía inferior) también melón, de distintas tipologías, cantaloup y piel de sapo principalmente, galia y algo de amarillo. Luego en el Levante almeriense vi que predominaba como cultivo la sandía. Al menos eso es lo que encontré.

Imagen

Conocí ayer por la tarde en Águilas a un empresario francés que definió perfectamente lo que por la noche no supieron explicar ni Cañete ni Valenciano en el teatrillo que hicieron en televisión. Explicaba este francés que los precios del melón y la sandía son ruinosos porque la Unión Europea es un coladero de esos productos venidos de Latinoamérica, Senegal y Marruecos. Los alauitas en este momento están enviando melón a mansalva a los mercados europeos y él se preguntaba por qué la Unión Europea no da prioridad a las producciones de Grecia, Italia, España, Portugal o Francia. Así de sencillo. No tiene sentido que los agricultores europeos tengan que competir en desventaja con otros países para malvender sus melones y sandías.

Imagen

Luego por la noche veo a la señora Elena Valenciano pronunciar desde la lejanía las palabras “sector agroalimentario” y a Arias Cañete autofelicitándose por lo que no hizo en el Ministerio de Agricultura y me doy cuenta, una vez más, que “en el país de los ciegos el tuerto es el rey”. Y me viene al recuerdo la conversación mantenida unas horas antes con Fermín en la que me explicaba lo rica y variada que es la huerta murciana y lo poco que los políticos hablan de ella: en Murcia hay cítricos, cereal, vid, olivar, fruta de hueso y de pepita, y hortícolas de todo tipo al aire libre y en invernaderos de plástico y de malla. Es para sentirse orgullosos. Pero no. Nuestros políticos siguen a distancia planetaria lo que pasa en el campo español y, sin embargo, quieren que vayamos a votar en breve para nombrar a los euroburócratas. ¿Sabían estos políticos que quieren irse a Bruselas que fruto del acuerdo del tomate con Marruecos han cerrado en el pueblo murciano de Mazarrón más de una docena de comercializadoras, entre ellas Coara, Rodríguez, Pataleta, Agrícola Méndez, Agrícola Pinilla o Durán, entre otras que ahora no recuerdo?

Cuando en sus inicios a la Unión Europea se llamaba Comunidad Económica Europea uno de sus principios fundamentales era la política agrícola que tenía como fundamento el sostenimiento de los agricultores comunitarios. Pasaron los años, siguieron nuevos tratados, cambios de todo tipo y a los señores que viven en Bruselas y Estrasburgo se les olvidó uno de los pilares (la protección de los agricultores de la Unión) por los que se creó este club europeo en Roma allá por 1957. Ahora los productores no son importantes, salvo para asuntos que afecten a los empresarios agrícolas del norte de Europa, y vivimos en un mundo salvaje, deslocalizado, donde todo vale y solo reina el capital. Y además quieren que nos tomemos en serio las próximas elecciones para seguir legitimando su juego hipócrita.

Posdata.  Acabo con una fotografía que ayer tomé en Cuevas del Almanzora (Almería). Detuve el coche ante una plantación de calabacín al aire libre. Desde luego que no es usual, sobre todo después de una campaña llena de virus venidos de nadie sabe dónde.

Imagen

PP y PSOE siempre estuvieron a favor del acuerdo agrícola con Marruecos

Abro mi Facebook hoy y me encuentro comentarios de gente del PSOE indignada porque el ministro popular Arias Cañete haya concedido la Gran Cruz del Mérito Agrario a su homólogo marroquí, Aziz Akhannouch. Me froto los ojos, pensando que estoy soñoliento y me falla la vista; subo un poco más la persiana, creyendo que puedo haberlo leído mal, pero no, es correcto. Ni estoy dormido ni en penumbra, ahora resulta que los socialistas que durante tantos años han estado a favor del acuerdo de asociación agrícola con Marruecos se ponen de repente en contra. O más bien habría que puntualizar que se han puesto en contra desde que están en la oposición.

Imagen

Voy  hacer memoria. Desde Zapatero; ex ministros como el canario Juan Fernando López Aguilar (al que poco le importa el futuro de los tomates de su archipiélago) que más tarde sería eurodiputado; pasando por la ministra experta en pesca, Elena Espinosa, a la que también pusieron para desgracia del sector al frente de Agricultura – y que se afanó una y otra vez en afirmar que Marruecos no incumplía el tratado comercial en ningún aspecto – ; más tarde su sucesora Rosa Aguilar cambió un poco el discurso, pero sin contundencia y usó un lenguaje propio de malabaristas para estar a bien con todo el mundo; hasta llegar a delegados y demás políticos localistas y de menor rango, a los que les importaba un carajo el lío del tomate, y a los que solo les preocupaba que su sillón estuviese en peligro cuando miles de agricultores – convocados por los sindicatos agrarios – salían a la calle.

¿Y qué hacían los del PP cuando ocurría todo esto? Pues intentaban sacar rédito político, al ver que sus oponentes los socialistas no se ponían al lado de los agricultores. Así que era fácil ver entonces a muchísimos políticos populares en las manifestaciones organizadas por Coag, Asaja, Upa e incluso Coexphal. ¡Y les gustaba salir en las fotos!

Los dirigentes populares en aquella época se iban a las Cortes Generales a presentar mociones de todo tipo para frenar o detener el nuevo acuerdo agrícola con Marruecos, que ampliaba las concesiones que Bruselas hacía al principal competidor de la huerta española. En el Senado se escuchaban voces de senadores y senadoras del PP criticando a todos los gobiernos socialistas (sobre todo al regional de la Junta de Andalucía) por no hacer nada para detener la competencia desleal que suponía Marruecos, ya que hacía y hace dumping social, económico y medioambiental.

Imagen

Pero el PSOE no se quedó quieto y contrarrestó. Los socialistas se pusieron las pilas y sacaron a relucir la hemeroteca. Rebuscaron en los periódicos de casi una década atrás y encontraron abundante bibliografía en la que Miguel Arias Cañete se posicionaba a favor de Marruecos, durante sus primeros años como ministro español de Agricultura. Cañete tenía la lección aprendida de quien había sido su jefe, el expresidente José María Aznar, que fue quien bendijo el germen de estos acuerdos en la década de los 90 durante la ronda euromediterránea de Barcelona. ¿A qué estamos jugando, señores del PP y del PSOE? ¿A engañar y confundir al ciudadano? Por eso, cuando se volvió a nombrar en la última legislatura a Cañete como ministro de Agricultura, me sorprendió hasta decir basta oír a sus compañeros de partido ensalzándolo diciendo que era un gran defensor del campo español. ¡¡Ver para creer!! Así que ahora no me extraña lo más mínimo que Arias Cañete le dé una medallita al ministro de Agricultura de Rabat. Son colegas y defienden lo mismo. Y otra cosa, ahora que a Cañete los comentaristas políticos lo posicionan para las próximas elecciones europeas, yo me pregunto: Si Miguel Arias ha defendido de este modo a los productores españoles desde Madrid, ¿qué cabe esperar de él desde Bruselas?

Moraleja. Tanto PP como PSOE han defendido a lo largo de estos años el Acuerdo de Asociación Comercial con Marruecos. El partido que estaba en ese momento en la oposición hacía el papel de poli bueno (o poli malo, según se mire) y se echaba las manos a la cabeza criticando el libre comercio con Marruecos, pero luego cuando subía al poder ese mismo partido defendía la postura contraria argumentando razones de geopolítica. En resumen, intereses de Estado que no son los mismos que los intereses de los agricultores.

Posdata. Almería es la que más se opone a este tratado comercial porque es donde hay más masa crítica de agricultores y donde el lobby hortofrutícola es mayor; sin embargo, hay otras zonas del país más gravemente afectadas por el acuerdo. Por ejemplo, en Canarias, donde se han abandonado gran parte de los invernaderos de tomate; la costa de Granada o la Axarquía malagueña, donde el tomate cherry ya no puede competir con el marroquí, y se buscan cultivos alternativos; o Murcia, que ha pasado en pocos años de ser una potencia tomatera a ver como este cultivo se hace minoritario, tras la desaparición de la mayoría de las empresas que se dedicaban al tomate.

Los alimentos sanos no son “low cost”

Imagen

La agricultura de calidad hay que pagarla. No existe lo bonito, bueno y barato. Los contenedores están llenos de comida en mal estado, tan barata como gratis, ¿por qué los especuladores centroeuropeos no se abastecen de esos contenedores, si no están dispuestos a pagar un precio justo por un alimento de calidad? Quieren seguir apretando al eslabón más débil. ¡Ahí está el precio del calabacín y el tomate que no levanta cabeza! Dicen los distribuidores europeos que desean las hortalizas y frutas más sanas del mundo, que están en España, pero no quieren rasgarse el bolsillo y pagar por ellas. Por lo visto pretenden que el agricultor trabaje gratis y que reciba un precio por su cultivo inferior a lo que le cuesta producirlo. ¡Ya está bien de hacerse rico a costa del pobre!

Un tomate, un pimiento, una manzana o una pera no surgen por generación espontánea encima del lineal de un supermercado. Detrás de ellas hay mucha gente anónima que hace posible llenar la despensa. Y esos productores y todo el círculo que les rodea necesitan cobrar por sus artículos un precio justo para seguir cultivando. Le decía un holandés estos días a un familiar mío que estuvo en la feria de Berlín que Almería es muy cara y que prefiere irse a Marruecos a comprar porque allí es más barato. ¡¡Pues claro, hombre, Marruecos es más barato, pero cuando allí se paguen sueldos más caros dentro de unos pocos años, Marruecos también te resultará caro y tendrás que irte con tu chaqueta y corbata a comprar tomates al centro y sur de África donde sustituirán los elefantes por tomateras cuando los Borbones y compañía se cansen de las cacerías!!

Imagen

Eso por un lado, pero es que mi amigo Jesús Hernández, no confundir con Jesús Fernández (un entusiasta comentarista de este blog), me contaba que un ruso que conoció la semana pasada en Fruit Logística le dijo también que prefiere comprar el pimiento en Marruecos porque es más barato, aunque el pepino que se lleva sí es español. Me decía hoy Jesús que además conoció a un holandés en la feria que le reconoció que el 90% de los cítricos que compra su país a España son a resultas, es decir, sin precio. ¡Aleluya! Otra más en la frente. Entiende Jesús que la ‘marca España’ no está consolidada o al menos no es un extra a la hora de comprarnos. Lo tengo clarísimo, los clientes europeos prefieren comprar barato, antes que bueno y seguro. ¡Acabarán marchándose al cuerno de África a aprovisionarse en fresco cuando las multinacionales lleguen allí! ¡Menudo mundo loco lleno de hipócritas!

Llevaba tiempo sin teclear de forma tan pasional, pero es que muchos me habéis escrito y otros me habéis llamado por teléfono para hablarme de la feria y la conclusión que saco es la que estoy narrando. Por ejemplo, hoy también me contaba Curro, un amigo, que otro holandés (nada tiene que ver con los dos anteriores) se mosqueó con él porque su empresa productora le estaba suministrando a un cliente que era a su vez cliente de ese señor holandés. ¿Acaso el que produce no tiene derecho a vender su propio producto? ¡Sorprendente! Quieren los holandeses ser los reyes de la distribución agroalimentaria mundial y que nadie les haga sombra. Defienden el liberalismo, pero solo si les beneficia a ellos. Por favor.

Imagen

Jesús me contaba que se pateó todos los pabellones. Menuda paliza. Lleva muchos años asistiendo a la feria, pero es la primera vez que la recorre entera. Me explicaba que la innovación de este año está en hacerlo todo snack y orientado al segmento infantil de consumidores, vio envases de comida de conveniencia, mallas de envasado de celulosa o nuevas variedades, por ejemplo, de coliflor.

Precisamente esta tarde la organización ha emitido una nota oficial con el balance. Recojo algunos datos interesantes. Más de 62.000 visitantes profesionales de 141 países se dieron cita en Berlín. En cuanto a expositores fueron 2.600 stand de 84 países. La mayoría se desplazó hasta Alemania desde otros países de Europa (71%) y de América (11,5%), seguido de África (8,4%), Oriente Medio (4,6), Asia (2,6%) y Oceanía (1,9%).  La próxima edición de Fruit Logística será del 4 al 6 de febrero de 2015.

Imagen

La CASI anuncia en Berlín que exportará a China, ¿será posible? Fruit Logística 2014

Imagen

Hoy día con las nuevas tecnologías e Internet es posible contar lo que sucede en Fruit Logística sin estar en la Messe de Berlín. Para los que nos hemos quedado en casa comparto el programa de conferencias, algunas muy interesantes. Hoy miércoles, primer día, ha habido dos ponencias: ‘La competencia en el comercio – cómo impresionar a tus consumidores’; y el ‘Agua – escasa, valiosa, indispensable’.

Para los que me leen desde Berlín decir que las conferencias se llevarán a cabo en el Hall Forum (“Kleiner Stern”, entre el Hall 18 y 11.2). Mañana miércoles de 11:00 a 12:00: ‘Tomates –producción y consumo internacional’; 13:00 – 14:00: ‘Argentina, un socio en el que confiar con historia, tradición y experiencia en el negocio frutícola’; de 15:00 – 16:00: ‘Rusia –el impacto de socios de OMC’; y de 16:30 a 18:30: ‘IFS Standards – Noticias en la rama de frutas y verduras’. El viernes durante la última jornada de 11:00 a 12:00: ‘Sostenibilidad – apariencia y realidad’; 13:00 – 14:00: ‘Innovación y el comercio de fruta – añadiendo valor a la cadena de suministro’.

Imagen

Por cierto, lo más sorprendente es la nota de prensa que he recibido de la CASI que este año ha viajado a Alemania sin expositor. ¿Van a exportar los de la CASI a China y a los Emiratos Árabes? Lo de Dubai tengo que recordar que ya ha habido algunos intentos por parte del sector hortofrutícola español, pero lo del gigante chino… (?) Ojalá, pero de lo único que he tenido conocimiento estos últimos años de las exportaciones a Asia ha sido de algún palé suelto de tomate. “Más que piloto, por probar”, como diría el comercial de turno. Si José María Andújar logra vender a China en volúmenes importantes, le daré la enhorabuena. De momento, seré escéptico con este anuncio hecho hoy.

Imagen

Entre gazpachos y Bretones anda el juego

El personal se tensiona mucho cuando está en casa. Que si el vecino me vende dos céntimos más caro, que si el cliente me habla de que el otro vecino le ofrece mejor precio y tengo que igualárselo o qué sé yo. El sector hortofrutícola es tan competitivo que casi todo el mundo sufre de estrés, aunque casi nadie sea tan valiente que quiera reconocerlo. Por eso, llegan las ferias y la gente se relaja. Al menos los que tienen la suerte de ir a alguna de ellas. Las más importantes son la de Madrid (Fruit Attraction) y la de Berlín (Fruit Logística), esta última se celebra esta misma semana y es por la que escribo estas líneas.

Imagen

¿Qué se verá este año en la Messe de Berlín? Muchos productos, alguna nueva línea y variopintas innovaciones – aunque muchas repetirán lo que ya hay y tendrán poco de novedosas -. Hace un par de años llevar a cualquier feria gazpacho era muy llamativo. Por ejemplo, Única Group en una de las primeras ediciones de Madrid, cuando se alió con Solfrío (fábrica de Fondón, en la Alpujarra almeriense); poco tiempo después también daría el salto Biosabor (con su gazpacho cordobés, ocurrió en la última muestra de Expo Agro); y más recientemente el brinco lo dio Primaflor, que en la última edición de Fruit Attraction este pasado otoño presentó el gazpacho que aparece en la imagen superior. Tanto el gazpacho de Primaflor como el de Única Group están procesados en Murcia, ya que la compañía de Pepe Martínez Portero (Única) se desligó hace ya tiempo de Solfrío para ennoviarse con una empresa de la vecina región murciana.

Más cosas. En las ferias también es habitual encontrarse con gente, con mucha masa humana, incluso con algunos a los que hace tiempo se les perdió la pista. Por ejemplo, Francisco Bretones, el que fuera durante años gerente de la CASI y que ahora trabaja para una joven empresa llamada Frutas Hortisol, situada en Aguadulce (Almería). Pero al igual que con él te puedes tropezar con genetistas, que despedidos de la casa de semillas en la que desempeñaban su labor desde hace años ahora han montado su propia compañía, ya que para ellos no había sitio tras la fusión que vivió la multinacional de la que provenían. Así que es posible cruzarse en un largo pasillo de lona a muchos científicos transformados ahora en empresarios. Los que estéis desde el miércoles en Berlín abrid los ojos. En definitiva, compartiréis escenario con comerciales y variopintos profesionales que han creado su propia pyme al abrigo de la incipiente demanda de la agroalimentación planetaria.

Imagen

Pero no me cabe duda de que también habrá espacio para nuevos productos de V gama, se seguirán abriendo camino las especialidades (tanto de pimiento como de tomate, además de pepino), los deshidratados que están de moda ofrecerán al paladar curiosas texturas de tomate, pimiento, guindilla o incluso de algas (¡el último grito!), se mostrarán algunos envases, se hablará de atmósfera y logística para alargar la vida útil de las hortalizas y, por supuesto, habrá quien lleve alguna que otra aplicación móvil. Las nuevas tecnologías, siempre haciendo hueco.

Desde Agadir a San Petersburgo en una semana. Marruecos adelanta a España en barco (…)

A veces es difícil ponerle cara a la exportación de tomates de Marruecos a Europa, pero el empresario que aparece en la imagen es el comercial español que utilizan una docena de cooperativas marroquíes para poder llegar al mercado europeo. Se llama Rafael Martínez Pellicer, y es asesor comercial de la firma alauita Agri-Souss Group. Esta mañana lo he conocido en Almerimar (El Ejido, Almería) durante la segunda sesión del evento internacional de Syngenta titulado “Tendencias e innovación en el negocio del tomate para snack”.

Imagen

Como no es habitual coincidir con una persona con la actividad de Rafael, le he robado unos minutos y le he pedido que posara con el principal producto que exporta Agri-Souss Group: el tomate. Le he preguntado cómo lleva la campaña el vecino del sur y me ha dicho que “bien”, sin grandes novedades. Me ha explicado que al igual que hacen muchas comercializadoras españolas, en Marruecos también hay bastantes productores que cierran programas con las cadenas de supermercados europeas. Dato interesante, y no el único, motivo por el que dedico este post a la entrevista con Rafael.

Bajo la plataforma de Agri-Souss Group se aglutinan una doce de cooperativas de la región de Agadir, al sur de Marruecos. Agri-Souss realiza, entre otras labores y gestiones, temas de aduanas, transporte o facturas de los socios. Como he apuntado más arriba el tomate es el principal producto, aunque también hacen calabacín y se acaban de introducir en el pepino (novedad). También dato a tener en cuenta.

Finalmente, y creo que es lo que más me ha sorprendido, está la cuestión de la logística. Por ejemplo, en Almería cada cierto tiempo botamos un barco que siempre acaba hundiéndose. Es la eterna leyenda de la exportación marítima hispana en fresco. Mientras que el sector hortofrutícola almeriense es incapaz de armar un proyecto real, las llamadas por Bruselas ‘autopistas del mar’; sin embargo, Marruecos nos lleva años de ventaja. Digo bien, años. Según me relataba Rafael Martínez existe desde hace unos cinco años una línea marítima entre el Puerto de Agadir y el ruso de San Petersburgo. El tránsito dura una semana. Y cada vez es más importante. Aunque Francia sigue siendo un mercado notable para Marruecos, cada vez logra exportar más a Rusia por vía marítima.

Creo que más de uno debería detenerse y tirarse diez minutos pensando para intentar sacar algo en claro de esto. Hay que ser humildes y reconocer que nos dormimos en los laureles. Marruecos en este caso va a velocidad de crucero. Ilustro esta reflexión con una fotografía reciente del puerto de Agadir.

Imagen

El día que Estrasburgo da la espalda a los invernaderos, el granizo echa al suelo 300 hectáreas y lleva a la ruina a cientos de familias

Imagen

Las desgracias nunca vienen solas. Hoy en la sede de Estrasburgo (Francia) del Parlamento Europeo los euroburócratas aprobaban su nueva ley agrícola comunitaria (PAC) que da la espalda, como siempre, a los agricultores que se ganan la vida con un invernadero. La fatalidad ha querido que coincidiendo con esta fecha esta misma tarde cientos de familias del Poniente almeriense se hayan quedado sin su sustento de vida. Alrededor de 300 hectáreas al suelo y daños valorados inicialmente en 32 millones de euros.

Imagen

Euroburócratas como los que aparecen en la fotografía de más arriba aseguran que el sector hortofrutícola no necesita ayudas directas, pero sí las requieren el resto de sectores. ¿Por qué los productores de tomate, pepino o calabacín no son merecedores de ellas?, me pregunto yo. ¿Por qué son los únicos excluidos? Dicen desde Bruselas y Estrasburgo que nuestra agricultura es hiper-mega-competitiva, y que se rige por las leyes del mercado, lo que hace innecesario que se nos ayude. ¡Qué vergüenza! Lo único que hacen desde allí es asignar fondos operativos paupérrimos (ayudas indirectas) que llegan solo a los agricultores que están en OPFH, el resto (la mitad) no existen. Solo se les nombra cuando hay que maquillar estadísticas de exportaciones y de balanzas comerciales, ¡pura política!

Imagen

La primera fotografía es de esta noche y el resto de esta tarde. Se comentan por sí solas. Esta noche muchos hombres y mujeres del campo no dormirán, pensarán que la tromba de granizo ha sido una pesadilla, pero no es cierto. Tan real como el futuro negro que se les avecina. ¡Qué pena más grande! La ruina siempre toca a la puerta del que no sale en las fotos.

Imagen

¿Habrá suficiente calabacín en las próximas semanas? ¿Está rota la planificación de la siguiente campaña? ¿Y la de primavera?

Las Norias de Daza, una pedanía de El Ejido, Almería, es el lugar de Europa con mayor concentración de calabacín bajo abrigo. ¿Cómo están las comercializadoras de esta zona? Preocupadas. Visitaba una de ellas estos días, especializada en esta hortaliza, y me aseguraba su máximo responsable que el momento clave llegará a partir del 20 de noviembre, fecha en la que se comprobará el efecto del virus ‘Nueva Delhi’ sobre el suministro de calabacín a los mercados. Me reconoció que ha habido un descenso del volumen en lo que llevamos de campaña, pero que el golpe fuerte podría venir en los próximos días. Incertidumbre, en resumidas cuentas, y miedo, por supuesto.

Imagen

Hay productores que han arrancado y han vuelto a sembrar calabacín, pero también hay otros que se han lanzado a otros cultivos, pepino, pimiento italiano o judía, por ejemplo. Esto supone romper el ya de por sí frágil equilibrio de la pizarra hortofrutícola almeriense, con previsibles picos de producción en los artículos a los que han ido a parar los agricultores que huyen del calabacín. Consecuencia previsible, caída de precios en esas verduras y ruptura de la planificación de la actual campaña 2013/14.

Más consecuencias: la campaña de primavera, sobre todo el melón. Se rumorea que las casas de semillas invertirán en las próximas semanas en publicitar y promocionar sus variedades de melón, ante el temor de que los agricultores rehusen plantar este año esta fruta. Ya en otoño se ha detectado en Santa María del Águila (El Ejido) alguna finca de melón cantaloup atacada por el ‘Nueva Delhi’. Pero el temor se alarga hasta el campo de Cartagena, muy preocupados por los estragos de este virus en Almería y temorosos de que esté en jaque su campaña de melón. En realidad, en el aire estaría todo el ciclo de este cultivo en el conjunto de España.

Y para rematar la película escuché hace un par de días que ya hay alguna casa de semillas con variedades resistentes de calabacín. Es un rumor, un rumor a pie de campo, que seguro se irá propagando como la pólvora. Cierto o no, ya se comenta.

Imagen

Climatic simulation further demonstrates that greenhouse horticulture in SE Spain can offset global warming at local scale in Almeria (Spain)

El post ‘El modelo informático de Pablo Campra confirma por segunda vez que los invernaderos contrarrestan el calentamiento global en Almería‘ ha recibido 3.200 visitas en las últimas 48 horas. Así que el profesor Campra me ha enviado una traducción en inglés, de su propio puño y letra, para que su investigación se pueda divulgar entre aquellos lectores que no tengan el español como lengua madre. El texto anglosajón va acompañado de dos fotografías de este científico español tomadas en San Francisco, durante alguna de sus estancias en la Universidad de Berkeley. También aprovecho para compartir el enlace a su página web, actualizada con los nuevos datos, con mapas y gráficos donde poder ampliar este estudio tan relevante y ‘sorprendente’ para muchos. El enlace a su página en español: http://www.ual.es/~pcampra/index.htm y el mismo link en su versión inglesa: http://www.ual.es/~pcampra/index_archivos/Page334.htm

Imagen

A new study has been recently published at the prestigious American scientific magazine Environmental Science & Technology (ES&T) where scientists Pablo Campra from the University of Almeria in Spain and Dev Millstein, from Lawrence Berkeley National Laboratory in California (LBNL) demonstrate through a complex climatic simulation that flat plastic greenhouses in Almeria, SE Spain, the biggest concentration of greenhouses in the planet, are able to cool local temperatures in the farming area by reflection of solar light from their clear coloured roofs. The model shows an average reduction in summer maximum temperatures of 0.4 ºC, that can reach further 1.3 ºC cooling on very hot days. The cooling effect of this particular type of farming surface, highly reflective, was discovered by Pablo Campra on 2008, who called it “the albedo effect”. The analyses of historic temperature trends in the farming area for the last 30 years does not only show a warming trend (regionally of about +0.4 ºC per decade), but even a cooling trend of -0.3ºC per decade.

The new study confirms the maintenance of this cooling trend, and offers a geophysicla mechanism that explains this phenomenon. In order to ruin this simulation, powerful supercomputers of the National Energy Research Center (NERSC) at Berkeley, adding a computing power of 10,000 PCs together, needed to run simulation experiments within the complex climatic system of the Earth. This research has been supported by the US Department of Energy as the albedo effect is a fesible geoengineering strategy that has great interest to offset urban heat islands in summer. Simply by painting in white or lighter colours the roofs and paviments of big cities, maximum noon temperatures can be decreased by 1 to 2 ºC, creating a cooler microclimate and thus improving quality of life, reducing AC energy use and the formation of pollutants such as ozone.

Environmental Science & Technology(ES&T) is an authoritative source of information for professionals in a wide range of environmental disciplines. ES&T reported 92,385 total citations, ranking it #1 once again in total citations in the EnvironmentalEngineering and Environmental Sciences categories and a high Impact Factor of 5.257, as reported by the 2012 Journal Citation Reports® (Thomson Reuters, 2013). The magacine is edited by the American Chemical Society.

This scientific research further supports the efforts towards sustainability of the Almeria greenhouses horticulture model. In recent years, farmers have improved practices to react to the demand of European consumers for more healthy products, that respect the environment in general, and the Earth climate in particular.

Imagen

Link to the study at ES&T: “Mesoscale Climatic Simulation of Surface Air Temperature Cooling by Highly Reflective Greenhouses in SE Spain”

Puerto de Algeciras, puerta de entrada de América y África. Puerto de Almería, aspirante

Los responsables del Puerto de Algeciras (Cádiz, España) sacan pecho porque pueden. En lo que va de año ha crecido su tráfico de contenedores y de vehículos industriales (mercancías con Marruecos), y ya están pensando en duplicar sus infraestructuras para ser vértice fundamental irremplazable para la entrada en Europa de productos de América y África. De hecho la mayoría de las frutas del continente americano pasan por el puerto gaditano, destacando por volumen melón, sandía y papaya, más un listado interminable de frutales. Al igual que la procedencia, muchos países, pero entre los que destacan Brasil, Costa Rica, Perú, Panamá, Argentina, Senegal o Chile.

Imagen

Además, el Puerto de Algeciras quiere potenciar el tráfico hortofrutícola con Marruecos. Un tránsito que se lleva a cabo desde hace años, pero que desea relanzarse. Pero en este pastel no solo compite el Puerto de Algeciras, también lo quiere hacer el Puerto de Almería (sur de España), que tiene sobre la mesa un proyecto para estudiar la viabilidad de ser puerta de entrada a las verduras y frutas marroquíes. El tema de que la entidad portuaria almeriense se convierta en bisagra para el competidor del sur despierta susceptibilidades y encendidos debates. Argumentos hay en ambas direcciones, lo cierto es que este estudio lo llevará a cabo la Universidad de Almería, se ha solicitado también una subvención comunitaria para realizar el trabajo, con la idea de ver si hay terreno (hueco de mercado) para que Almería reexporte lo que produce el campo marroquí. Un estudio de costes, de oportunidad, de posibles inversiones o dotación de infraestructuras. En cualquier caso, llevará bastante tiempo conocer el resultado de este trabajo de investigación, un tiempo que ya aprovecha el puerto de Algeciras para consolidarse como nexo entre ambos continentes.

Por cierto, ahora que se habla mucho en Almería de la línea marítima que se va a abrir con Southampton (sur de Inglaterra), quiero ampliar el debate recordando, o dando a conocer para quien no lo sepa, que Marruecos lleva gran ventaja en tráfico de productos frescos a los comercializadores españoles. Solo un dato. Marruecos tiene en funcionamiento una activa línea marítima con Estados Unidos principalmente para exportar cítricos, como clementinas.

Port of Algeciras, entrance door of America and Africa. Port of Almeria, candidate

Imagen

Those responsible for the Port of Algeciras (Cadiz, Spain) put a brave face because they can. So far this year its container traffic and vehicles (goods with Morocco) has grown, and they are already thinking of doubling their infrastructure to be a fundamental vertex irreplaceable for the entry of American and African products in Europe. In fact, most of the fruits of the American continent passes through the port of Cadiz, highlighting by volume melon, watermelon and papaya, as well as an endless list of fruit trees. Much like the origin, many countries, but above all Brazil, Costa Rica, Peru, Panama, Argentina, Senegal or Chile.

In addition, the Port of Algeciras wants to promote fruit and vegetable traffic with Morocco. A transit that is being carried out for years, but that they want to relaunch. But in this cake not only the Port of Algeciras competes, so want to make the Port of Almeria (South of Spain), which has on the table a project to study the feasibility of being an entrance door to Moroccan vegetables and fruits. The issue that the port entity of Almeria becomes a hinge for the southern competitor wakes susceptibilities and enraged debates. There are arguments in both ways. The truth is that this study will be conducted by the University of Almeria. It has also being requested a Community grant to do the job, with the idea to see if there is ground (market gap) for Almeria to re-export what the Moroccan countryside produces. A cost, opportunity, possible investments or infrastructure provision study. In any case, it will take a lot of time to know the result of this research work, a time that the port of Algeciras is taken advantage of to establish itself as a bridge between the two continents.

Of course, now that they speak a lot in Almeria about the shipping line that will be opened with Southampton (southern England), I want to expand the debate remembering, or making known to those who do not know it, that Morocco is in a greater advantage in traffic fresh than Spanish produce marketers. Just a datum. Morocco operates an active shipping line with the United States primarily to export citrus like clementines.