De Bruselas a Senegal. Con parada en Almería / From Brussels to Senegal with a stop in Almeria

No hace mucho contactó conmigo una estudiante española, asentada en Bruselas, que está haciendo un doctorado de investigación para la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Lieja (Bélgica), a través del Fondo Nacional de Investigación Científica Belga (FNRS). Su trabajo está dentro de un programa de la Unión Europea dedicado a las migraciones y al cambio climático. La chica se llama Sara Vigil y quería pasar una mañana conmigo hablando de agricultura, de inmigración y de si el ‘modelo Almería’ es o no un ejemplo extrapolable a otras zonas del mundo.

A Spanish female student contacted me not long ago, established in Brussels, who is studying an investigation doctorate at the Political Science School of the University of Liege, through the National Found of the Belgium Scientific Investigation (FNRS). Her work is part of a European Union program devoted to migrations and climate change. Her name is Sara Vigil and she wanted to spend a morning with me talking about agriculture, immigration and wheter the “Almeria’s model” is an extrapolable example to another part of the world or not.

Imagen

Entendí entonces que lo mejor era ser prácticos, dejarnos de teorías y llevar a esta chica por el campo, sobre todo, porque me dijo que no había estado en ningún invernadero. Le presenté a Javier, un gran hombre siempre dispuesto a divulgar el buen quehacer de varias generaciones de agricultores. Estuvimos en una finca de pimiento lamuyo, que sería arrancada un par de días después, y allí le habló del abonado de la tierra y del autocompostaje que hace con los restos vegetales de su propio invernadero. Después fuimos a ver unas sandías, y la temática fue la polinización y la labor de las abejas. Quedó sorprendida.

I understood that the best way to answer her questions was to be practical, leaving aside theories and taking her to the fields, and above all because she told me she has never been in a greenhouse. I introduced her to Javier, a great man who is always willing to divulge the expertise of several generations of growers. We were in plantation of clovis peppers which would be turned out a few days later and he talked to her of the fertilization and auto-manuring which he produce from the vegetables remains in his own greenhouse. After that, we went to see some watermelons and the matter was the tasks of the bees and the pollination. She was surprised.

Imagen

También hicimos parada en el bar Quinto Pino. Un lugar auténtico en mitad de nuestros invernaderos. Y allí mantuvimos una larga conversación sobre el viaje que Sara iniciaría a continuación dirección Senegal. En ese país africano quiere contactar con empresas españolas y de otras nacionalidades europeas, ya que el 20% de las tierras de Senegal están en manos de capital extranjero. Un interesante estudio sociológico sobre el fenómeno de la globalización hoy día y sobre las repercusiones económicas y sociales en terceros países. Por lo que contó Sara, en Senegal no solo hay producciones al aire libre (por ejemplo, de sandía y melón cantaloup o piel de sapo) sino también invernaderos en el norte del país. ¿De quién son esas explotaciones agrícolas, de senegaleses locales o de inversores europeos?

We also made a halt at Quinto Pino bar. An authentic place among our greenhouses. And there we had a long conversation about the trip that Sara would soon undertake to Senegal. In that African country she wants to make contact with Spanish and other nationalities companies, since 20% percent of the land is in the hand of foreign investors. An interesting sociological study of the phenomena of the globalization and the economic and social effects in third world countries. From what Sara told me there are not only open-air plantations ( watermelons and cantaloupe or piel de sapo melons) but there are also greenhouse in the north of the country. Who are the owners of these agriculture exploitations, Senegalese growers or European investors?

Imagen

Por otro lado, también quise llevar a Sara a la casa de una gran amiga mía, Fernanda, una persona dedicada a los demás de una manera totalmente altruista. Fernanda es la madre Teresa de El Ejido porque en todos los lugares hay personas cuyos valores, integridad y coraje nos recuerdan la figura de Teresa de Calcuta. Fernanda en los años 80 estuvo ayudando a la gente del pueblo con menos recursos, todos españoles. Más tarde, en los años 90 y en toda la década pasada quienes llamaban a su puerta en busca de ayuda eran casi todos inmigrantes subsaharianos, muchos senegaleses. En docenas y docenas de libretas (como la que señala Fernanda con su mano) aparecen los nombres de cientos y cientos de personas a los que Fernanda ayudó bien a encontrar trabajo – regularizando así su situación – o bien ayudó a necesidades incluso más urgentes de comida y vestido. Gran parte de ellos ya no están en la comarca, ya que Almería es provincia de paso para la mayoría que buscan después otros destinos en el resto de España y Europa, pero muchas veces cuando cruzan de nuevo por Almería vienen a agradecerle a Fernanda el cariño y la entrega que les prestó cuando arribaron a la Península Ibérica. La mayoría en patera.

On the other hand, I fancied taking Sara to the house of a great friend of mine, Fernanda, a person devoted to the others with a totally altruistic manner. Fernanda is the mother Teresa of El Ejido because there are good people everywhere who have such great values, integrity and courage that remind us of the figure of Teresa of Calcuta. During the eighties Fernanda helped many people, all Spaniards, with fewer resources. Later, during the nineties and the last decade were the sub-Saharan immigrants, mostly Senegalese, who took her door looking for help. In dozens and dozens of notebooks (as Fernanda pointed with her hand) the names of hundreds and hundreds of person appear, who were helped to find work –legalized their situations- or to even more urgent matters such as food and clothing by Fernanda. A large of them are not now in the area, since Almeria is a temporary province for those who look for other destinations in Spain and Europe, but very often when they go through Almeria, they go to Fernanda and thank her for the care and affection that she gave them when they came to Spain. Most of them in canoe.

Anuncios

Si una casa de semillas cierra, ¿qué pasa con sus variedades?

Imagen

¿Qué ha ocurrido con las variedades de Zeta Seeds, algunas de ellas auténticos referentes del campo? Los obtentores varietales, ¿a quiénes las venden? ¿Y con el material de Semillas de Almería, qué ha sucedido? Sobre ésta última y todo el entramado de que aquello que se llamó Iniciativas Económicas de Almería y Agencia IDEA – vía concurso de acreedores – poco he indagado estos meses atrás, pero seguro que entre los lectores hay quienes nos pueden contar en qué ha quedado todo. Sí puedo, sin embargo, aportar algunos datos sobre quién está vendiendo las variedades de Zeta, repartidas principalmente entre Fitó e Intersemillas, la primera catalana y la segunda valenciana.

Imagen

Intersemillas tiene los derechos de explotación (royalties) de ‘Elcabo’, ‘Meyity’, ‘Royalty’, ‘Belmonte’, ‘Bombita’ o ‘Gallito’; mientras que Fitó se ha quedado con ‘Zanetti’, ‘Soberano’, ‘Monarcado’ o ‘Marquesado’. Estuve hace unos días con Daniel Montoro (en la imagen superior), el comercial de Intersemillas en Almería, visitando la finca del agricultor Cecilio Murcia, que aparece en la primera fotografía. Daniel me llevó allí porque también es el comercial de una nueva casa de semillas provincial, radicada en Viator, Agrinature; así que fuimos a ver un tomate larga vida tipo daniela de gran calibre, pero aún no comercial. Agrinature quiere sumarlo a su oferta donde ya está ‘Fangora’, un pera gordo de ciclo corto; ‘Carbonero’, un california rojo de calibre G pensado para las cooperativas; y ‘Osiris’, un pepino holandés para temprano. La colaboración entre Intersemillas y Agrinature es estrecha, y fue visible en la última edición de la feria agrícola de Níjar donde compartieron expositor.

Imagen

Regresando al origen de este artículo, Intersemillas se ha quedado con los siguientes varietales de Zeta Seeds. ‘Royalty’, un pera gordo para ciclo largo, bien conocido en La Cañada y Níjar; ‘Meyity’, otro pera, pero de ciclo corto, con tolerancia a spotted y habitual en Vélez-Málaga y Zafarraya; y ‘Elcabo’, un daniela de ciclo corto y calibre GG-GGG. Eso en cuanto a tomate, en cuanto a pepino Intersemillas tiene, y que era material de Zeta, ‘Belmonte’, un holandés temprano, ‘Bombita’, otro tipo Almería pero en tardío, y ‘Gallito’, más conocido entre los productores canarios. Además un pimiento italiano llamado ‘Carboni’. Por su parte, Semillas Fitó es quien comercializa ahora ‘Zanetti’, un pimiento italiano que se caracteriza por su excelente sabor; también ‘Fonsi’, otro italiano; ‘Soberano’, un lamuyo de calibre mediano, un clásico de zonas como Adra o Balanegra; y otros dos lamuyos como ‘Monarcado’ y ‘Marquesado’.

posdata. Hasta aquí la primera parte del artículo. Y una pregunta en voz alta, ¿por qué el california amarillo es uno de los ejes centrales de la oferta de las últimas casas de semillas que han aterrizado en el sureste peninsular? Cuatro ejemplos: Iberia Seeds, Meridiem SeedsSur Seeds o Llavors Horta. ¿Hay un vacío en ese segmento y quieren cubrirlo o hay otras causas?

Imagen

Novedades en melón

Punto y aparte. Hace poco estuve visitando el nuevo Centro de Ensayos y Demostraciones que Rijk Zwaan construyó recientemente en El Ejido. Jornada de puertas abiertas para ver novedades en melón galia, blanco, piel de sapo, cantaloup y charentais. Entre estos últimos vi algunas variedades que se cultivan en otras zonas, como Murcia, y en otros países y continentes. Por ejemplo, en el tipo cantalupo un larga vida como ‘Signol’ funciona bien en Senegal y Marruecos. Para Centroamérica y Brasil está ‘Agustino’, un larga vida con un color naranja muy intenso. En los galias me llamó la atención que cada vez prima más la textura crujiente, sin lugar a dudas pensando en la poscosecha y el transporte.

Imagen

Y acabo con un ensayo. Lo denominan rockmelon o cantaloup americano. Por fuera tiene una apariencia similar al galia, pero por dentro en lugar de ser de carne amarilla lo es de color naranja. Una mezcla de dos tipologías. Creo que la llaman línea Caribbean. Desde luego pinta exótica tiene.

Imagen

Barfoots, producciones en Inglaterra y Senegal

María José Almendros y Francisco del Cura, logistics manager y technical manager de Barfoots España, – en la imagen – participaron como ponentes en la sesión organizada por la Fruit Logística de Berlín este martes en la ciudad de Almería. Barfoots es el ejemplo del mundo global de hoy día: producciones todo el año en varios continentes con el objetivo de satisfacer la demanda de verdura de los consumidores, sea o no fuera de temporada.

Imagen

Me pareció especialmente interesante la exposición de estos dos representantes de Barfoots España, firma creada en 2002, y con sede en El Ejido (Almería). Según explicaron esta oficina nació con la idea de estar más cerca de los proveedores españoles. Así, Sevilla les suministra maíz dulce; Cádiz boniatos; Almería calabacín convencional y ecológico, más chilis; y Murcia, tanto brócoli como calabacín ecológicos.

Barfoots, la empresa matriz, posee 2.000 hectáreas de cultivos en cinco zonas distintas de producción del sur de Inglaterra. Destaca el espárrago y el calabacín (2.500 toneladas), aunque también cultivan maíz o judía (1.000 toneladas) entre los meses de marzo y octubre.

La compañía dio el salto a Senegal en 2007 para poder cubrir el invierno, período muy complicado para producir en el Reino Unido. Así que desde diciembre a marzo Barfoots saca la producción de 1.000 hectáreas en Senegal, superficie que próximamente ampliará con otras 600 hectáreas más. En este país africano Barfoots cultiva sobre todo calabacín, boniatos, chilis y maíz dulce.

¡Ah, importante! Los clientes finales de Barfoots son los supermercados ingleses.

En 2005 Barfoots España amplió su radio de acción para cubrir también Portugal y Marruecos. Al país alauí le compran calabacín ecológico.