La multinacional estadounidense Alltech Crop Science aterriza en Almería / The U.S. multinational Alltech Crop Science lands in Almeria

En la última semana tres grandes firmas multinacionales han hecho acto de presencia en la provincia de Almería para dar a conocer sus nuevos productos, como es el caso de la alemana Bayer o la belga Belchim. La última en sumarse ha sido la estadounidense Alltech Crop Science que por primera vez ha organizado un acto público en esta provincia, concretamente en El Ejido, ante varias decenas de agricultores y técnicos.

Alltech Crop Science se presentó bajo el lema ‘Soluciones naturales para la agricultura moderna’. Es una compañía con un volumen de negocio de mil millones de dólares, presente en 128 países, con fábricas en numerosos países y con tres grandes centros de investigación. ¡Lo raro es que con este currículum no hubiesen venido antes al lugar del mundo con una mayor concentración de invernaderos por metro cuadrado: Almería!

Joaquín Martínez, gerente de Solbiosur, es su distribuidor en España; Trinidad Reyes es la asesora para Europa de la compañía; Pedro Palazón es uno de los responsables de la consultora independiente Ideagro, que colabora con Alltech; y Jomi Bernard es el director en la Península Ibérica de la multinacional norteamericana (de izquierda a derecha).

Estos responsables estuvieron describiendo alternativas naturales a los químicos como sus soluciones de nutrición vegetal, derivadas de la fermentación de la levadura, por ejemplo. Su gama de productos está dirigida a la salud del suelo, al rendimiento/productividad y a la protección. Se mostraron los resultados de algunos ensayos, en concreto en uno de ellos se lograron altas producciones de tomate racimo en mayo y junio en una finca de La Cañada (Almería, España), meses en los que la producción cae en esta comarca de Almería por el fin de campaña.

Imagen

The U.S. multinational Alltech Crop Science lands in Almeria

In the last week three large multinational firms have been present in the province of Almeria to make public their new products, as in the case of the German Bayer or the Belgian Belchim. The latest one in joining them has been the US Alltech Crop Science American that for the first time has organized a public meeting in this province, particularly in El Ejido, with several dozen of farmers and technicians.

Alltech Crop Science was presented under the slogan ‘Natural Solutions for modern agriculture’. It is a company with a turnover of one billion dollars, present in 128 countries, with factories in many countries and three major research centers. The strange thing is that with this curriculum they had not come before to the site of the world with a higher concentration of greenhouses per square meter: Almeria!

Joaquin Martinez, manager of Solbiosur, is its dealer in Spain, Trinidad Reyes is the advisor for the company in Europe; Peter Palazón is one of those persons responsible of the IDEAGRO independent consultant, working with Alltech; and Jomi Bernard is the director in the Iberian Peninsula of the U.S. multinational (from left to right).

These persons responsible were describing natural alternatives to chemists such as their plant nutrition solutions derived from the fermentation of yeast, for example. Its product range is aimed at soil health, performance/productivity and protection. They showed the results of some tests, particularly in one of them they achieved high productions of truss tomatoes in May and June on a farm of La Cañada (Almeria, Spain), months in which production falls in this region of Almeria due to the end of the campaign.

Anuncios

Entrada de capital francés y alemán en los laboratorios almerienses: Reactiva y LAB

Imagen

El patio se mueve y de manera vertiginosa en el segmento de los laboratorios relacionados con la agricultura, que se han convertido en objeto de deseo de importantes compañías europeas. El laboratorio almeriense Reactiva, ubicado en Campohermoso (Níjar, sureste español) tiene nuevos socios. Se trata del poderoso Groupe Carso. Esta notable corporación francesa cimentada a través de un complejo paquete accionarial en el que aparece – entre otros – el propio Estado galo, ha hecho una decidida apuesta con su entrada en Reactiva, que mantiene a varios socios almerienses – como socios locales – pero abriendo la puerta a estos nuevos compañeros de viaje.

El Groupe Carso permitirá a Reactiva llegar a más clientes de toda España y, sobre todo, de otros países. Reactiva podrá ofrecer servicios avanzados de muy variada naturaleza. El Groupe Carso, creado en 1992, tiene una extensa red de laboratorios analíticos acreditados (25 sucursales en Francia) y competentes en agua y medio ambiente, seguridad alimentaria, higiene industrial e identificación genética. Reactiva podrá sumarse además a los proyectos de investigación y normalización en los que participa el Groupe Carso.

Mientras que el aterrizaje del capital francés en Reactiva es ya una realidad, en el caso de LAB (Laboratorio Analítico Bioclínico) aún no han culminado las conversaciones mantenidas con el grupo alemán Tentamus (bajo la firma de Bilacon). Eso me cuenta mi amigo, el ‘pájaro loco’, a modo de confidencial, parece ser que tanto LAB como el grupo alemán están de acuerdo en la mayoría de los temas, pero hay algunos detalles que generan discrepancias. Por ejemplo, el nombre de la compañía tras la supuesta llegada de Tentamus. Los propietarios de LAB no quieren variar el nombre, pero si pasase a nuevas manos la marca cambiaría. Tampoco me deja claro el ‘pájaro loco’ si se trata de la entrada de nuevos socios capitalistas o estaríamos ante una compra-venta de LAB por parte de los alemanes. En cualquier caso, esta compañía de laboratorios germana lleva años manifestando abiertamente que su expansión internacional es un objetivo estratégico.

LAB es una seña de identidad del ‘modelo Almería’ en cuanto a investigación analítica de vanguardia. Este laboratorio está asentado en el PITA, el Parque Científico-Tecnológico de Almería, en un moderno edificio perfectamente equipado. Fue una de las primeras compañías almerienses que entró en el tecnoparque. Así que el posible aterrizaje de los alemanes es un tema de envergadura, no solo para LAB, sino para el propio PITA. Habrá que estar atentos. Y yo me pregunto: ¿qué lectura podemos hacer del interés creciente que han adoptado compañías europeas de primer orden por los laboratorios de esta provincia española?

Imagen

Entrée de capital français et allemand dans les laboratoires d’Almeria: Reactiva et LAB

Les choses changent vertigineusement dans le segment des laboratoires liés à l’agriculture, qui sont devenus l’objet de désir d’importantes entreprises européennes. Le laboratoire Reactiva à Almeria, situé dans Campohermoso (Nijar, au sud-est espagnol) a de nouveaux partenaires. C’est le puissant Groupe Carso. Cette remarquable société française fondée par une complexe participation actionnaire dans laquelle il apparaît – entre autres – l’Etat français lui-même, a pris un engagement fort pour son entrée en Reactiva, qui maintient plusieurs partenaires d’Almeria – comme partenaires locaux – mais en ouvrant la porte à ces nouveaux compagnons de voyage.

Le Groupe Carso permettra que Reactiva atteigne davantage de clients dans toute l’Espagne et, surtout, d’autres pays. Reactiva pourra offrir services avancés de nature très variée. Le Groupe Carso, créé en 1992, possède un vaste réseau de laboratoires agréés d’analyse (25 agences en France) et compétentes dans l’eau et de l’environnement, la sécurité alimentaire, l’hygiène industrielle et de l’identification génétique. Reactiva peut également rejoindre les projets de normalisation et recherche auxquels le Groupe Carso participe.

Alors que l’atterrissage du capital français en Reactiva est une réalité, dans le cas de LAB (Laboratoire d’analyses Biocliniques) n’ont pas encore terminé les conversations tenues avec le groupe allemand Tentamus (sous la signature de Bilacon). Cela me dit mon ami, ‘Woody Woodpecker’ (Pico le pivert), en confidence. Il semble que LAB et le groupe allemand sont d’accord sur la plupart des questions, mais il ya quelques détails qui créent des écarts. Par exemple, le nom de l’entreprise après la supposée arrivée de Tentamus. Les propriétaires de LAB ne veulent pas changer le nom, mais s’il passe dans des nouvelles mains la marque changerait. “Woody Woodpecker” ne me laisse plus clair s’il s’agit de l’entrée de nouveaux partenaires financiers ou il est un achat de LAB par les Allemands. En tout cas, cette société allemande de  laboratoires a passé des années déclarant ouvertement que son expansion internationale est un objectif stratégique.

LAB est une marque d’identité du ‘modèle Almería’ en termes des recherches analytiques de pointe. Ce laboratoire est basé dans la PITA, le Parc scientifique et technologique d’Almería, dans un cadre moderne bien équipé. C’était l’une des premières enterprises d’Almeria qui sont entrés dans le Technopark. Donc le possible atterrissage des Allemands est une question d’envergure, non seulement pour LAB, mais pour le propre PITA. On dovra etre attentifs. Et je me demande, quelle lecture pouvons-nous faire de l’intérêt grandissant qui ont adopté des principales sociétés européennes par les laboratoires de cette province espagnole?

Aparece un nuevo brote de ‘E.Coli’ en Reino Unido / A new outbreak of ‘E. coli’ appears in the UK

Imagen

Contrastado. Hay un laboratorio en el sureste asiático, el mismo que hace un par de años investigó los casos de ‘E.Coli’ surgidos en Alemania, que en este momento está analizando las muestras de un nuevo brote de ‘E.Coli O157’ detectado en Inglaterra hace solo unos días. Algunas cepas de ‘E.Coli’ producen calambres severos y diarrea. La infección puede causar daño renal grave y en algunos casos puede ser mortal. En las últimas horas me he puesto en contacto con dicho laboratorio, una multinacional de la biotecnología, y me han confirmado la noticia que aparece en la web de la BBC y que comparto con vosotros.

En el primero de los enlaces que os dejo (http://www.bbc.co.uk/news/business-24073022) se explica que la Food Standards Agency (FSA), una especie de agencia inglesa que vigila las normas de seguridad alimentaria,  ha informado de la aparición de un brote de ‘E.Coli’ que ha hecho enfermar a casi una veintena de personas en el Reino Unido. Se está investigando como posible origen el berro (un vegetal cuyas hojas se comen en ensalada) que se vendía en bolsas en los supermercados de la cadena Sainsbury, producto que ya se ha retirado de estas tiendas como medida preventiva.

El segundo enlace, también de la BBC, amplía la información y señala que las muestras de berro que están siendo examinadas provienen de granjas del Reino Unido, de la empresa Vitacress, con sede cerca de Andover: http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-hampshire-24082128

Antes de publicar este post he consultado con algunos expertos, que están estudiando este asunto y uno de ellos me ha transmitido lo siguiente: “La forma de proceder es la misma que ya se siguió en Alemania. Recogida de muestras sospechosas, identificación de la bacteria mediante secuenciación genética y diseño de un método de diagnóstico (Real time PCR). Lo más difícil en estas situaciones es localizar el producto hospedador del microorganismo y mientras tanto conseguir la prudencia necesaria por parte de los políticos con responsabilidades en el tema”.

Imagen

A new outbreak of ‘E. coli’ appears in the UK

Verified. There is a lab in Southeast Asia, the same that a few years ago investigated the cases of ‘E.Coli’ emerged in Germany, which is currently analyzing the samples of a new ‘E. coli O157’ outbreak detected in England just a few days ago. Some ‘E.Coli’ strains cause severe cramps and diarrhoea. The infection can cause severe kidney damage and, in some cases, it can be fatal. In the last hours I have been in contact with the laboratory, a biotechnology multinational, and they have confirmed me the news which appears on the BBC website and that I am sharing with you.

In the first link that I am leaving to you (http://www.bbc.co.uk/news/business-24073022) they explain that the Food Standards Agency (FSA), a kind of English agency which monitors food safety standards, has reported an ‘E.Coli’ outbreak that has made about twenty persons get sick in the UK. They are investigating watercress as a possible origin (a vegetable whose leaves are eaten in salads) that was sold in bags at the supermarkets of the Sainsbury chain, a product that has already been removed from these stores as a preventive measure.

The second link, also from the BBC, expands the information and notes that the watercress samples which are being examined came from farms in the UK, from the Vitacress company, based near Andover: http://www.bbc.co.uk/news/uk-england-hampshire-24082128

Before publishing this post I have consulted with some experts, who are studying this issue and one of them has told me the following: “The procedure is the same as the one followed in Germany. They are collecting suspected samples, identifying the bacterium through gene sequencing and designing a diagnostic method (Real time PCR). The hardest thing in these situations is to locate the product which hosts the microorganism and, in the meanwhile, get the necessary prudence on the part of politicians with responsibilities in this area.”

El verde de Femago desaparece bajo el rojo tomatero de Agrupalmería

Imagen

Aunque la comercialización de tomate en Almería es de 12 meses, cerrando así ciclo y calendario, lo cierto es que si hubiera que poner una fecha de inicio de campaña tomatera esa sería el mes de octubre. Motivo por el que muchas empresas del tomate están dando los últimos remates a sus almacenes, poniéndolos bonitos y arreglándolos.

Como es bien sabido Agupalmería pertenece al Grupo Femago. Un lector me mandaba hace unos días esta fotografía que tomaba a la salida de El Solanillo (Roquetas de Mar), dirección La Mojonera, muy cerca de Los Llanos de Vícar en el corazón del Poniente almeriense. Se puede apreciar cómo se han descolgado los carteles de Femago para poner uno muy grande de Agrupalmería, y cómo el color verde de Femago desaparece bajo el rojo de la ‘Agrupa’. Teniendo en cuenta que Agrupalmería ha vendido sus instalaciones del aeropuerto a CASI y que hay un flamante y nuevo director general, no es de extrañar que se empiecen a hacer ‘cositas’ novedosas en esta alhóndiga de las familias Góngora y Quero.

¿Imagen de marca rotular este almacén con el cartel de Agrupalmería? Su ubicación es estratégica, ya que en el triángulo que forman Vícar, La Mojonera y Roquetas se concentra la mayor parte del tomate del Poniente, una nave idónea para atraer a nuevos agricultores y más kilos de este cultivo y reforzar la posición en este producto. Por un lado, Agrupalmería ha recuperado sus viejas instalaciones de La Cañada de cara a la nueva campaña y, por otro lado, se implanta también en esta otra comarca almeriense. Señal de que el Grupo Femago y su fichaje directivo ambicionan dar un salto cualitativo en el nuevo ejercicio 2013/14.

Posdata 1: Por cierto, mañana jueves la CASI celebra una Jornada de Puertas Abiertas, de 12 horas a 18 horas, en las naves de El Alquián compradas recientemente a Agrupalmería. El presi José María Andújar parece que ha bautizado los nuevos almacenes como ‘CASI-Aeropuerto’.

Posdata 2: Es una suerte tener lectores que me tengan tan bien informado, como el amigo que me ha enviado esta fotografía. Si tú también quieres mandarme cualquier comentario sobre algún tema de agricultura que te interese, puedes hacerlo a través del buzón de sugerencias de este blog, que es mi correo personal: j.a.arcossanchez@gmail.com ¡Muchas gracias! No importa en qué parte de España o del mundo estés. Todo lo que tenga repercusión hortofrutícola es del interés de este blog.

Publicidad absurda: decir que el tomate ha perdido su sabor tradicional para vender más jamón cocido

Hay un anuncio de televisión que esconde un debate absurdo. Os dejo el enlace: http://www.youtube.com/watch?v=RePYK9uyNqk ¿Cómo se puede decir subliminalmente que el tomate es un alimento que el consumidor ya no recuerda a qué sabe, mientras que en el lado opuesto está el jamón cocido de “x” marca que conserva todo el sabor que otros han perdido? Me ha mandado un lector indignado este anuncio para que lo pueda compartir en mi blog con muchos amigos amantes del tomate y así hago.ImagenDespués de ver el spot televisivo que me han pasado por e-mail, he ido a la web de la empresa cárnica en cuestión y me he dado cuenta de que efectivamente estos señores creen que el tomate es un alimento sin sabor, ya que tienen colgado en su página web el anuncio bajo el título “¿Recuerdas a qué sabe un tomate?”. Quizá crean que todos padecemos amnesia… ¿o acaso quieren lanzar el mensaje de que los únicos tomates sabrosos son los de su huerto, como si tuvieran una varita mágica? No solo se han metido en camisa de once varas, enfrentándose al sector del tomate español, sino que además no hacen honor a la verdad. Salvo que los tomates que estos señores hayan probado provengan de terceros países y sean insípidos (en un post anterior describí las condiciones que influyen en el sabor del tomate: https://joseantonioarcos.wordpress.com/2013/05/19/el-sabor-del-tomate-de-que-depende/), en España gozamos de muy buena salud en cuestión de sabores tomateros, aspecto que conoce perfectamente cualquier profesional del sector.

Quizá el sabor no sería mala bandera para Interprofesionales y organizaciones empresariales sectoriales. Vender dicha cualidad, unida a la de la salud. Hortyfruta, la Interprofesional Andaluza de las Frutas y Hortalizas, bien podría dedicarse a recordar una y otra vez que nuestros tomates son de un magnífico sabor. Al menos como norma (siempre hay excepciones). Pero algo me dice que ahora mismo dicha organización está preocupada en otros menesteres. Es lo que deduzco del lector que me ha enviado este spot publicitario. Primero se lo mandó a Hortyfruta, pero cansado de ver que no le contestaban ha pensado en mi blog, aunque ya sea un poco tarde para pedir una rectificación (o al menos explicaciones) porque ha transcurrido excesivo tiempo desde la emisión del anuncio. La protesta llega, pues, fuera de plazo. Triste que un profesional del tomate tenga que acudir a un bloguero para que se defienda la imagen de este producto porque quien lo tiene que hacer, la Interprofesional, anda ocupada en tratar otros asuntos, quizá incluso de promoción. ¿Continúa Hortyfruta con su política de no hacer ruido, lo que incluye no molestar a nadie, ni siquiera a los que perjudican la imagen del tomate o tal vez está de gira con la actriz alemana que se pasea por el norte de Europa explicando a los ingleses y a sus conciudadanos germanos los motivos para comer verduras españolas?

En cualquier caso, el patio sin barrer, como siempre. Pero ahora que hay nueva consejera de Agricultura en Andalucía, ya hay tema para escribir y llenar muchas páginas agrícolas. Otros asuntos más empresariales, como el que yo dejo aquí, no se contemplan ni están en ninguna agenda. ¡Olé! ¡Aquí sí que hay mucho tomate!Imagen

Una cadena suiza crea una marca para vender las hortalizas feas y deformes

Curso avanzado de ética profesional. Cuando un periodista encuentra en Internet una información interesante para sus lectores puede compartirla con ellos, siempre y cuando nombre la fuente original y ponga un enlace a la misma. Es lo que hago a continuación con una noticia relevante sobre una cadena de supermercados suiza que ha creado una marca para vender las hortalizas feas y deformes. Voy a dejar un link en alemán http://www.nzz.ch/aktuell/wirtschaft/wirtschaftsnachrichten/coop-label-obst-gemuese-1.18124884 donde se puede seguir esta información y otro en inglés https://openminds.swissre.com/stories/371/ en el que se hace una reflexión sobre esta iniciativa. Habrá que estar atento a si esta idea la secundan más cadenas o no, y de qué modo.

Imagen

Cuando se habla de normas de calidad nos encontramos con que la legislación europea dice una cosa, la nacional otra y la regional pues a veces coincide con alguna de las anteriores o con ninguna. Es un pequeño circo que los consumidores nunca entienden, que habitualmente agobia a los productores y solo beneficia a algunos especuladores.

Más allá de este politiqueo, la cadena suiza de supermercados Coop ha creado una nueva marca, ‘Únicos’, para etiquetar esas frutas y hortalizas frescas que son feas a la vista, pero que conservan todas sus propiedades organolépticas en perfecto estado.

El único imperativo para poder comprar productos en fresco en estos lineales será que sean alimentos sanos, sin importar que el pepino largo esté curvo o que el pimiento lamuyo no sea homogéneo, tampoco importará que los albaricoques tengan pintitas, que las zanahorias sean raras o que las manzanas y peras no sean estéticamente impecables. Cierto es que comemos por la vista, pero en un mundo donde se pasa tanta hambre, ¿no es inmoral que el supermercado solo ponga en sus estanterías las verduras y frutales que son bonitos?

Sin embargo, si hago de abogado del diablo, me topo con Decretos de Tipificación u otras normativas que defienden esa calidad basada en la estética y, sobre todo, me topo con el argumento de quienes se oponen a este tipo de planteamientos porque aseguran que la comercialización de esos productos ‘feos’ provocaría sobreproducción en el mercado y un hundimiento de precios. Una cuestión con muchas aristas. Complicado el debate.

La sección de ecológico, una moda en auge entre las comercializadoras convencionales

La caída en desgracia de una importantísima comercializadora almeriense poseedora de una destacada sección de cultivos ecológicos, ha provocado un seísmo en el segmento de los productos orgánicos con dos consecuencias visibles: por un lado, las empresas de convencional o bien han abierto una sección de ecológicos, como Agrupaejido, o han reforzado esa sección que conservaban casi de modo simbólico, como Murgiverde; y, por otro lado, firmas exclusivamente de producción orgánica, como Campojoyma, han extendido su radio de acción desde el Levante almeriense al Poniente, donde ya operan en El Ejido, mientras que otras también cien por cien de ecológico – como MJ Agroasesores – han experimentado una llegada masiva de antiguos agricultores venidos de la empresa que ha levantado esta humareda en el segmento de la agricultura intensiva más verde.

Imagen

Dicho esto, podría acabar el post aquí, puesto que en este primer párrafo hay más información que en muchas páginas de periódicos (tanto de papel como digitales) que siguen dedicándose a cortar y pegar y al uso masivo de notas de prensa. Por eso cada día se parecen más unos medios a otros, igual que los Telediarios, que ves uno y es como si hubieses visto todos, ya sea TVE, Antena3 o Telecinco, todos cuentan lo mismo. Y el ir contra esa corriente es lo que justifica este blog.

Adornaremos la información con alguna cosita más. Y es el cabreo que tienen los agricultores de ecológico con los precios, algo que tampoco se cuenta mucho. Si hablas con los empresarios que les venden el género, te dicen que el negocio se mantiene más o menos estable, sin muchos cambios; pero como la conversación sea con el agricultor, tienes que calmarlo para que no mande todo al garete. Doy buena fe de ello. Incluso la preocupación que late en ellos de que sus productos no se venden bien, en comparación con los de convencional, esconde un mensaje subliminal muy preocupante. “Como no me vaya bien la cosa este año, me paso a convencional”, me ha dicho más de un productor de ecológico este verano. Así que subyace una contradicción más en esto de la agricultura intensiva: las comercializadoras cada vez valoran más dotarse de una sección de producción ecológica, ya que sus clientes les piden una oferta más amplia; pero sin embargo, hay muchos agricultores que han estado tres años para conseguir convertirse en ecológicos y ahora los números no les salen. Así que el panorama es incierto. El mercado europeo (hacia donde se dirige casi la totalidad de esta producción) reclama más y más productos frescos orgánicos, pero cada vez está menos dispuesto a pagar por ellos.

Los estómagos de los consumidores europeos son sibaritas, delicados y caprichosos, pero sus bolsillos son sumamente rácanos y desagradecidos.

Imagen

The ecological section, a booming fashion among conventional sales companies

The failure of an important sales company from Almeria with an outstanding organic farming section, caused an earthquake in the segment of the organic products with two visible consequences: on one hand, conventional companies have either opened an ecological section, like Agrupaejido, or they have reinforced this section that retained almost symbolically, like Murgiverde and, on the other hand, exclusively organic production firms, like Campojoyma, have extended their radius of action from the East to the Western of Almeria, where already operate in El Ejido, while others which are also hundred percent organic – like MJ Agroasesores – have experienced an ex farmers’ massive arrival coming from the company that “raised this smoke” in the segment of the greener intensive agriculture.

That said the post could finish here, since in this first paragraph there is more information than on many pages of newspapers (both paper and digital ones) that go on cutting and pasting and using massively press releases. For this reason every day all the media are more similar one to another, like the news programs, you see one and it is as if you would have seen them all, either TVE, Antena3 or Telecinco, all of them tell the same. And the fact of going against this trend is what justifies this blog.

We will adorn the information with something more. And it is the anger that organic farmers feel about prices, something that we are neither told often. If you talk to the entrepreneurs who sell them the goods, they tell you that business remains more or less stable, without many changes. But if you speak with farmers, you have to calm him/her for them not to send everything to hell. I do witness to this. Even the concern that they have thinking that their products are not selling well, compared with those conventional ones, hides a subliminal message very disturbing. “If things do not go well this year, I will change to conventional production” several organic producers told me this summer. So there is another contradiction in the intensive agriculture: traders increasingly give a higher value to having an organic production section because their customers ask them for a wider offer, but however there are many producers who spent three years on becoming organic farmers and now it does not add up. So the situation is uncertain. The European market (to where almost all of this production goes) demands more and more organic fresh products, but every time it is less willing to pay for them.

European consumers have sybaritic, delicate and whimsical stomachs, but their pockets are really stingy and ungrateful.

Nace el agropatriotismo, la ‘política de kilómetro cero’ o consumo de productos locales

Imagen

Hablaba hace unos días con un amigo italiano, Valentino, sobre la política de ‘kilómetro cero’, que se defiende en todos los países europeos; pero con distintas denominaciones. Valentino me ponía el ejemplo del tomate San Marzano, producido en el sur de Italia. Se trata en definitiva de promocionar el consumo de los productos que se cultivan en el propio territorio. Detrás de esta política teóricamente se busca la supervivencia de los agricultores locales, sostener en lo posible la idea del autoabastecimiento para no depender tanto de las importaciones y, de camino, ayudar al medio ambiente con aquello de la huella del carbono (transporte, logística, asfalto).

Pero eso es la teoría, sin embargo, la realidad de los hechos, la práctica, suscita varias dudas. En primer lugar el precio. ¿Cómo se explica que siendo productos próximos no sean más baratos? Nos podemos encontrar excepciones en las que sí son más económicos, pero generalmente su precio no es menor que el producto que viene importado. Si no se repercute ni el transporte ni muchas veces el envasado, entonces, ¿con qué márgenes juegan esos productores que viven bajo el amparo del ‘kilómetro cero’? En Alemania, por ejemplo, en este momento todos los productos frescos locales de temporada se cobran mucho más caros que los que son importados de otros países europeos, como España. Los consumidores alemanes pagan en verano por los tomates de su país el doble de lo que les cuesta los que son enviados en camión desde España.

Luego está el argumento tergiversado de la agricultura ecológica, como si fuese incompatible este tipo de técnicas con la exportación. Se confunde al ama de casa y vemos en esos mercadillos locales de media Europa a los comerciantes asegurando que sus tomates, pimientos o pepinos sí son ecológicos, no usan fitosanitarios y respetan la naturaleza. Vale, es posible, pero eso mismo ocurre con las producciones que se crían a varios miles de kilómetros de distancia. La ignorancia del consumidor aquí juega a favor de los comerciantes interesados.

Quiero rescatar a modo de conclusión un mensaje que me ha enviado Pedro, un lector de este blog, que sirve como reflexión sobre el agropatriotismo, que es lo que late como trasfondo en este nuevo escenario: “El año pasado estuve un largo periodo en el Reino Unido en verano y observe algo similar, productos origen España en promoción todo el período y origen Reino Unido con su bandera puesta en los envases, a su precio habitual. Era curioso el tema del melón a 1£ la pieza y los 250 gramos de fresa origen Reino Unido a 5£. ¿¿¿Esto es ‘marca España’???”.

Imagen

Nasce l’agropatriottismo, la ‘politica del chilometro zero’ o ​​consumo di prodotti locali

Parlavo pochi giorni fa con un amico italiano, Valentino, sulla politica del ‘chilometro zero’, che è sostenuta in tutti i paesi europei, ma con diverse denominazioni. Valentino mi ha fatto l’esempio dei pomodori San Marzano, prodotti nell’Italia meridionale (Zona denominata Agro Nocerino-Sarnese; San Marzano è infatti un paese sito nelle vicinanze sia di Sarno che di Nocera). Si tratta in pratica di promuovere il consumo dei prodotti coltivati ​​nel proprio territorio. In teoria, alla base di questa politica si cerca la sopravvivenza degli agricoltori locali, appoggiando l’idea di autosufficienza ove possibile per non dipendere cosi tanto dalle importazioni e allo stesso tempo aiutare l’ambiente con minori emissioni di carbonio (trasporti, logistica, asfalto).

Ma questa è la teoria. Comunque, la realtà dei fatti, la pratica, solleva parecchi dubbi. Prima di tutto il prezzo. Come si spiega che essendo prodotti prossimi non costino di meno? Possiamo trovare delle eccezioni in cui sono più economici, ma di solito il loro prezzo non è inferiore a quello del prodotto che viene importato. Se non devono preoccuparsi del trasporto e spesso nenmeno del’imballaggio, allora, che margini hanno quei produttori che vivono sotto l’appoggio del ‘chilometro zero’? In Germania, ad esempio, in questo momento tutti i prodotti freschi locali di carattere stagionale sono molto più costosi di quelli che vengono importati da altri paesi europei come la Spagna. I consumatori tedeschi pagano in estate per i pomodori del loro paese il doppio di quello che costano quelli che vengono inviati in camion dalla Spagna.

Poi c’è l’argomento travisato dell’agricoltura biologica, come se questo tipo di tecniche fosse incompatibile con l’esportazione. Si confonde la casalinga e vediamo in questi mercati locali di mezza Europa i commercianti che garantiscono  i loro pomodori, peperoni o cetrioli come ecologici, coltivati senza usare fitosanitari e rispettando la natura. Certo, è possibile, ma succede lo stesso con le produzioni che si coltivano a più chilometri di distanza. L’ignoranza dei consumatori va a vantaggio dei commercianti interessati.

Voglio recuperare in conclusione un messaggio che mi ha mandato Pedro, un lettore di questo blog, che serve come una riflessione sul agropatriottismo, che è quello che batte come sfondo in questo nuovo scenario: “L’anno scorso sono stato un lungo periodo nel Regno Unito e ho osservato qualcosa di simile, dei prodotti origine Spagna in promozione per tutto il periodo e origine Regno Unito con la sua bandiera nei pacchetti, al suo prezzo normale. Era curioso il tema del melone a £ 1 il pezzo ed i 250 grammi di fragole origine Regno Unito a £ 5. Questo è ‘marchio Spagna’???”.

Exportar salud, no solo kilos / Exporting health, not only kilos

La frase se la he cogido a Ana Molina Jiménez, investigadora de Coexphal, de su interesantísima charla sobre la salud en los alimentos, que impartió en el marco de unas jornadas técnicas celebradas por Cajamar en la Casa de las Mariposas (Almería, España). Es puro marketing lo que defiende Ana (en la imagen, en la Puerta Purchena de la capital almeriense), ya que el exportador español, ya sea almeriense, murciano, granadino, alicantino o de cualquier otra zona tiene que tomar conciencia de que su mayor herramienta diferenciadora ha de ser la calidad de sus frutas y hortalizas. Y esa calidad, ese valor añadido, se mide en términos de salud para los consumidores. Quizá sea la única vía para competir con esos otros países de bajos salarios.

Cuando ingerimos un tomate estamos asimilando licopeno y vitamina C, entre otras propiedades; cuando degustamos un pimiento verde, luteína y muchísima vitamina C (131 miligramos por cada 100 gramos de pimiento); la sandía también es riquísima en licopeno (antioxidante, previene de cataratas y reduce el colesterol); en la berenjena se estudian sus posibles características anticancerígenas; en el calabacín sobresalen sus mínimas kilocalorías; o en el melón cantaloup, su alto contenido en Beta-carotenos, es decir, provitamina A. Y esto solo de un modo simplificado porque enumerar las propiedades en detalle de cada una de las frutas y hortalizas del campo español llevaría muchas horas de lectura.

Ahora bien, una manera de poner en valor todas estas virtudes de los alimentos frescos pasa por su etiquetado o bien por su certificación. Llegar a un “etiquetado nutricional” como hacen otros países más allá de los Pirineos. Si hoy día los alimentos procesados de la agroindustria están atiborrados de conceptos como nutracéutico o funcional, el sector productor de la materia prima debe seguir esos pasos para elevar el consumo en fresco. Llama mucho la atención que la publicidad de un zumo de piña destaque en su etiqueta su contenido en vitamina C, cuando su proporción es infinitamente menor a la que contiene un pimiento. O que la publicidad de la mantequilla venda propiedades que la sandía tiene en un porcentaje mucho mayor. Así que está bien sacada la frase “exportar salud, no solo kilos”.

Imagen

Exporting health, not only kilos

This phrase was said by Ana Molina Jimenez, researcher of Coexphal, at her interesting talk about food health, who taught in the context of a technical conference held by Cajamar in the Casa de las Mariposas (Almeria, Spain). What Ana defends is pure marketing (in the picture, at the Puerta Purchena of the capital, Almeria), since the Spanish exporter either from Almeria, Murcia, Granada, Alicante or any other area has to realize that the most differentiating tool must be the quality of their fruits and vegetables. And that quality, this added value, is measured in health terms for consumers. It may be the only way to compete with those other low-wage countries.

When we eat a tomato we are assimilating lycopene and vitamin C, among other properties; when we taste a green pepper, lutein and lots of vitamin C (131 milligrams per 100 grams of pepper); watermelon is also rich in lycopene (antioxidant, it prevents cataract and reduces cholesterol); in eggplant they study potential anticancer properties; zucchini have a minimum quantity of kilocalories; or the cantaloupe melon, with high content of beta-carotene, namely provitamin A. And this is only in a simplified way because enumerating in detail the properties of each fruit and vegetable of the Spanish field would take many hours of reading.

Now, a way to value all these virtues of fresh food passes by its labelling or its certification. Reaching a “nutritional labelling” as other countries beyond the Pyrenees make. If nowadays processed foods are crammed of concepts like nutraceutical or functional, the producing sector of raw material must follow these steps to increase the consumption of fresh product. It is striking that the advertising of a pineapple juice stand on its label its vitamin C content when it contains is infinitely less than a pepper. Or that butter advertising sells properties that watermelon has in a much higher percentage. So the phrase “exporting health, not only kilos” is well taken.