El mercado suizo y su modelo proteccionista. Cuotas y aranceles a golpe de calor o frío

1 cadena Coop

Suiza juega a muchas cartas. Bandera de la neutralidad bélica, cobijo de los capitales que no quieren declararse, europea unas veces e independiente de sus vecinos otras muchas. En lo agrícola proteccionista como ninguna otra nación del continente.

2 supermercado CoopEn verano pone cupos y aranceles a la entrada de frutas y hortalizas de otros países para favorecer la producción propia. Cuando acaban los meses de calor y llega el frío elimina dichas barreras para abastecer a su mercado con producto foráneo, ya que con el otoño-invierno su huerta se hace minúscula. Los exportadores españoles de contraestación apenas sufren estas restricciones, no así los que cultivan en este momento. En realidad, Suiza practica el agronacionalismo puro y duro. Compra de fuera porque no le queda más remedio y en la medida que no tiene oferta.

3 suizos    4 lineal Coop    8 IMG_7218

Las imágenes con las que ilustro esta reseña me las enviaban hace unos días los amigos de Andorreando. Una pareja de Santa Mª del Águila (El Ejido) que está ahora en la zona de Ginebra. Los precios que aparecen son en francos suizos. Fotografías de Coop, la firma que domina el mercado suizo junto a Migros, incluso con más cuota de mercado. Coop apuesta por la variedad en frutas y hortalizas, y es reseñable su sección de ecológicos.

5 pepinos de La Región

El ecológico es notable en este mercado. El 35% de los suizos reconocen comprar orgánicos varias veces a la semana frente al 27% que lo hacía hace pocos años atrás. En hortícolas la cuota de consumo ‘bio’ supera el 15%.

En este país de cantones está de moda el ecológico y el producto de proximidad. Se promociona lo regional y el orgánico casi como sinónimos, casi en un mismo paquete. Evidentemente la similitud no es tal, pero lo cierto es que forma parte de la actual política de marketing de las cadenas suizas.

9 IMG_7219

Por otro lado, Suiza tiene unos pocos invernaderos, algo más de 400 hectáreas, principalmente de tomate y pepino; aunque también hay otros cultivos como rábano, lechuga, repollo o rúcula. Explotaciones tanto de cristal como de plástico.

Un producto que no cultiva Suiza es el pimiento, de ahí que su importación haya crecido en los últimos años a un ritmo del 6%. Los exportadores españoles están bien situados, sobre todo en lechuga y tomate. La mitad de este último es español, por delante del tomate marroquí, el italiano o el holandés.

6 FullSizeRender    7 IMG_7215

Anuncios

Tendencias de los consumidores ingleses. Desmontando mercados/ Trends among the British consumers. Unraveling the markets

Consumidora inglesa

Este verano me he propuesto contaros en pequeños fascículos lo más granado de los mercados europeos. Esos mismos a los que exportamos nuestras frutas y hortalizas. Conocer más a fondo a nuestros compradores. Una lectura apropiada para los meses de julio y agosto. Empiezo con el Reino Unido. Y agradecer a Francisco, un seguidor almeriense afincado desde hace una década en Inglaterra, que me haya enviado estas fotografías tomadas recientemente en Londres.

Los británicos, a diferencia de los europeos continentales, son muy dados a las encuestas. De lo más variopinto. Desde preguntarse las razones por las que un británico estaría dispuesto a pagar más, los motivos por los que demanda ecológico o en qué criterios se basa para comprar frutas y hortalizas.

Leyendo estas encuestas, por ejemplo, ‘The global food &consumer goods experts’, ‘Food Statistics Pocketbook’ o la ‘Food and You Survey’, se pueden extraer datos muy jugosos que arrojan luz sobre las preferencias de estos clientes.

Factor precio

Para casi el 90% de los consumidores británicos el precio es el principal elemento que justifica su cesta de la compra hortofrutícola. Es lo que primero miran. El segundo factor, para un 65% de consumidores, son las promociones, frutas y hortalizas que estén en oferta. A continuación la calidad, 64%; olor y sabor, 53%; y salud, 49%.

No sé si esto romperá algún mito, pero deja en evidencia que para un británico es mucho más importante comprar barato que comprar salud.

Lechuga británica

Modas, producción local

Hay conceptos en este mercado de consumo que están de moda. Por ejemplo, la producción local. Si os fijáis en las fotos, se ven lechugas con la bandera británica y carteles publicitando los productos regionales. Sin embargo, la dependencia del exterior es absoluta, por mucho que se prime el Kilómetro Cero, la proximidad o el consumo de productos regionales los británicos tienen que importar casi todo, si quieren tener las estanterías repletas de perecederos. Ya que he mencionado la lechuga, de este cultivo apenas hay 8.000 hectáreas en todo el país. A todas luces insuficiente.  Así que en hortícolas España se consolida como el primer proveedor con casi el 40% de la cuota, seguido de Holanda con el 31%.

En el orgánico hay un nicho muy interesante. La producción británica en ecológico está estancada, son apenas 12.000 hectáreas, la mayoría de patata. Sin embargo, pese a esta reducida producción local, todas las encuestas de consumo apuntan a que la demanda por las verduras ‘bio’ se multiplicará en los próximos años. La mitad de los británicos confiesa que el próximo año llenarán su cesta con más ecológico. Así que atención a los exportadores españoles. Aquí hay oportunidades.

Productos de conveniencia

Quiero acabar esta fotografía sobre el mercado británico refiriéndome a los artículos de conveniencia. Es la tendencia futura que se vislumbra para las frutas y verduras, productos de bajo precio unitario que la gente conoce y compra de manera rutinaria.

La compra de estos productos de conveniencia es muy rápida, casi de manera automática y está basada en el conocimiento que se tiene de esos artículos.

Tesco Express

Trends among the British consumers. Unraveling the markets

This summer I intend to acquaint you with some fascinating facts about the European markets in a series of short articles. We´re going to explore together the target markets of our fruits and vegetables, getting to know what makes the end consumers tick. These articles are meant as a light reading for the months of July and August. I shall start with the United Kingdom. First of all, I would like to express my gratitude to Francisco, (a follower originally from Almería, who´d lived already for a decade in England) for these photographs, taken recently in London.

The British, unlike the European continentals, are used to all types of surveys. I mean literally all types of surveys. They ask about everything: what would make a British pay more for a certain product, the reasons behind the demand of organic foods or simply list the criteria for the purchase of fruit and vegetable.

By studying surveys of ‘The global food & consumer goods experts’, the ‘Food Statistics Pocketbook’ or ‘Food and You Survey’, one could make conclusions that throw light upon the preferences of the British end consumer.

Sainsbury's

Price factor

For almost 90% of the British consumers price is the main factor for choosing which product enters their shopping basket. It is also the first thing they check. As a second most important factor, for 65% of the consumers, special offers/discounts are listed, followed closely by quality- 64%; smell and taste-53%; and health awareness- 49%.

I don´t know whether these results break a myth, but they certainly prove that for the British people buying cheaply is much more important than buying healthy fruit and vegetable.

Tesco

Trends, local and regional products

There are several trends on the consumer market in UK right now. One of them is the local/regional production. If you take a closer look at the pictures, you could see the Union Jack on the plastic wrap of the lettuce. There are also posters to be seen, advertising for regional products. Nevertheless, the dependency of the UK food sector on the import is absolute, so even if the less food miles and the regional products are promoted, the British have to import almost everything on the fruit and vegetables shelves if they want to keep them filled with perishable goods. Of the above mentioned lettuce only 8000 hectares are being grown in the whole of the UK. A clearly insufficient quantity. And Spain has firmly established itself a leading supplier of horticultural products with a market share of almost 40%, followed by the Netherlands, with 31%.

The field of organic foods there is another interesting market niche.  The UK production of organic foods is stagnant, counting with only 12.000 hectares, in their majority potatoes. Nevertheless, and despite the limited local production, all the consumption surveys point out that the demand for “bio” vegetables will increase rapidly in the near future. Half of the UK consumers plan including more organic products in their shopping basket during the following year. So, pay attention, Spanish exporters. Opportunity in sight!

Convenience goods

I would like to put the final touch on this landscape of the UK market, making a reference to the convenience goods. The new tendency in sight on the market of fruit and vegetable is the low unit price and the purchase of already known products as a part of a routine.

Such purchase of convenience goods is fast; it is being executed in an almost automatic manner and is based on a previously obtained knowledge of the products.

Reclamos al producto local británico

Visitando al nuevo socio de Única Group: la cooperativa murciana Cota 120

Única Group desde que nació ha hecho muchas cosas nuevas, algunas le han salido bien, otras mal y otras regular; pero nadie negará el interés de esta cooperativa almeriense de segundo grado por innnovar, por dar pasitos en direcciones no exploradas por nadie antes y por arriesgarse. ¿No dice el refrán que quien no arriesga no gana? El último impulso de Única ha sido incorporar como socio de pleno derecho a una entidad murciana, Cota 120, situada en Torre Pacheco. Así que como andaba por el campo de Cartagena, decidí pararme en esta cooperativa. Amablemente me atendieron tanto su presidente, Juan Marín (creo que es el presidente más joven que he conocido hasta ahora) como su gerente, Javier Pardo.

Juan y Javier

La última normativa del Ministerio de Agricultura en pro de la concentración de la oferta, lleva por nombre la ley ‘Fomento de la integración de cooperativas y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario’, favorecerá aquellas uniones de empresas que estén ubicadas en distintas regiones. Así que Única, a través de Cota 120, logra ese objetivo transregional. Es de suponer que el Ministerio premiará este tipo de acuerdos con ayudas y subvenciones.

Entre las ventajas de tener un socio murciano está el ampliar el abanico de artículos a ofrecer a los clientes, al igual que prolongar el calendario de producción. Para Cota 120 también se abre una buena oportunidad, a través de la comercialización con Única. Nuevos mercados y clientes y la esperanza de un mejor precio, después de un año de cotizaciones muy bajas, según me comentaron los responsables de Cota 120.

trabajadora Cota 120

Los pillé en mitad de la faena del melón, como se aprecia en las fotos. Por orden de importancia tienen galia, piel de sapo, cantaloup y amarillo. En el campo de Cartagena siembran melón en marzo y se recolecta desde junio hasta mediados de agosto. De este modo, Única Group puede ofrecer a sus clientes melón durante más meses.

Una pizarra más variada

Cota 120 cultiva más productos. Lechuga en invierno. Iceberg, entre octubre y mayo, y además miniromana. En ese mismo período de recolección esta cooperativa murciana tiene brócoli. Recoge coliflor entre noviembre y diciembre; apio, desde finales de noviembre hasta mayo; alcachofas, a partir de mitad de noviembre hasta abril-mayo; también tienen patatas de mayo a julio; y habas.

cantaloup cota 120

El número de agricultores de la cooperativa es de medio centenar, pero a diferencia de Almería y Granada la superficie media es muy superior a la de los agricultores del sureste andaluz. Esperemos que el matrimonio entre murcianos y andaluces dure mucho tiempo. Tal vez sea el germen de futuros movimientos asociativos en esta dirección supraautonómica.

Las casas de semillas llenan el calendario con presentaciones y jornadas de puertas abiertas, incluso varias en un mismo día

Me comentaba hace unos días un amigo que las semillas son el segmento más activo del sector hortofrutícola, y voy a tener que darle la razón a tenor de lo que veo en el calendario. Ya sean empresas más pequeñas o más grandes, todas tienen por lo menos un acto en estos meses de campaña. Sobra añadir que las multinacionales tienen una presencia aún mayor, incluso me atrevo a decir que una o incluso dos citas al mes. Y como muestra un pequeño botón, de estos días atrás.

Imagen

Empezaré por Murcia. Toda esta semana Rijk Zwaan ha desarrollado Jornadas de Puertas Abiertas en su centro de investigación ‘La Marina’ en Cartagena para mostrar cultivos de hoja; y cerca de allí en Torre Pacheco Syngenta congregó este jueves a unos 180 profesionales del sector en una Jornada Internacional de Lechuga, a la que asistí y a la que pertenecen las dos primeras fotos.

Había productores, supermercados (Mercadona o Asda) y técnicos de la Administración murciana. Franceses, alemanes, holandeses, suizos, turcos, hasta japoneses e incluso australianos queriendo conocer las nuevas variedades de hoja de Syngenta y las tendencias del mercado. Porque hubo durante la primera parte de la jornada ponencias que pivotaron en torno a la idea de cómo hacer sostenible un modelo agrícola que alimente a tantos millones de criaturas sin paralizar el ecosistema del planeta. Es como dar en la tecla. Difícil. ¿Imposible?

Imagen

Para un ejidense, acostumbrado al mar de plástico omnipresente, es muy llamativo recorrer un campo como el de Cartagena con tanta biodiversidad, donde conviven tantos cultivos distintos, desde los frutos secos (almendros) pasando por los cítricos (limones y naranjas) hasta llegar a campos llenos de brócolis, lechugas o alcachofas, y donde en poco tiempo todo se llenará de melones al aire libre. Detuve a la vuelta el coche para fotografiar esta finca protegida con árboles. Muy inusual para lo que estoy acostumbrado y – por eso mismo – fascinante.

Imagen

Volviendo al tema de la actividad creciente de las casas de semillas, y ahora ya en la provincia almeriense, este jueves y viernes Monsanto organizó un recorrido para que los agricultores pudieran conocer su variedad de pepino tardío, tipo Almería, ‘091’. Este pepino se caracteriza por su productividad, por su elevado porcentaje de frutos de alta calidad y por su paquete de resistencias: CYSDV, CVYV y oidio.

Imagen

Pero la semana que viene también habrá más actos. Del 18 al 21 de febrero en El Ejido Jornada de Puertas Abiertas de Zeraim para mostrar novedades en pimiento. Pero que es que la semana pasada Syngenta desarrolló también en el Poniente almeriense varias jornadas para enseñar sus variedades de california. Aquí no nos aburrimos, je,je.