Los envases de Sigfito se transforman en conos de carretera, tuberías y macetas

Mónica González

¿Alguna vez os habéis planteado en qué acaban los envases de los fitosanitarios? Ayer en el PITA el grupo Interempresas celebraba su primera jornada en Almería dedicada al sector hortofrutícola. En dicha sesión se abordaron numerosas cuestiones. El uso de los fitosanitarios y la seguridad alimentaria, conceptos como cultivo ‘zero’, temas de nutrición, el papel del SOIVRE (import/export), el control biológico con barreras vegetales autóctonas, la apuesta por las tecnologías poscosecha y también las buenas prácticas medioambientales, entre ellas el reciclado de los envases.

SIGFITOEl 94% de lo que se recoge en los puntos de Sigfito es plástico. Estos envases, una vez transformados, acaban siendo conos de carreteras, tuberías y macetas para plantas ornamentales. El restante 6% es papel (se recicla para convertirse en pellets, es decir, materia para quemar y producir energía) y metal, que se destina a las fundiciones. El producto final pueden ser barandillas, entre otros.

pregunta olivarero

Un paso más en el control biológico

Hace ya bastante tiempo publiqué un artículo sobre el trabajo que Mónica González (Fundación Cajamar) y Estefanía Rodríguez (CSIC) realizan en la Estación Experimental de Las Palmerillas en el que están elaborando un mapa con 70 especies de plantas autóctonas, que no sean reservorio de virus y que pueden servir de refugio a los insectos auxiliares beneficiosos. Mónica expuso ayer este arduo trabajo que tiene como objeto diseñar setos a la carta, dependiendo de cada finca agrícola. “Ya hay algún agricultor en el Poniente y en el Levante con estos setos”, dijo.

Setos que estén adaptados a nuestro entorno y suelo y que, por tanto, no requieran riego. Plantas que ofrezcan recursos alimenticios (néctar, polen, presa alternativa) a la fauna autóctona.

Poscosecha en fresa y pepino

poscosecha fresaAna B . Cabezas, representante de Tecnova, describió una patente de esta Fundación relacionada con un tratamiento poscosecha con ultravioleta. Puso varios ejemplos. En pepino, por ejemplo, tras 14 días el fruto tratado no tenía podredumbres; y sí el que no lo había sido. En fresa se reducen las mermas. “La fresa que no es tratada con nuestro sistema pierde cuatro veces más peso que la fresa que sí lo es”, afirmó.

La exportación va unida a la poscosecha de los perecederos, ya que estos tratamientos sirven como herramienta logística. Se puede predecir el comportamiento de la fruta durante su vida útil.

mesa redonda    pregunta COAG    degustación

Anuncios

Los consumidores no quieren mancharse las manos. Tampoco comer semillas

Son vagos”. No lo digo yo, lo dice José Chaparro, un investigador estadounidense – de origen puertorriqueño – que durante el Simposio Internacional ‘Fresh & Life’ (centrado en las berries) dio una ponencia magistral sobre los nuevos hábitos que los consumidores tienen hoy día.

investigador

Según Chaparro, la vagancia de las nuevas generaciones explica que en Estados Unidos haya bajado el consumo de naranjas y haya subido el de clementinas. “Las manos quedan secas y sin jugo con las clementinas, pero no sucede igual con las naranjas, por eso cae su consumo”, explica.

Traigo este tema hasta el blog porque así se comprende la demanda creciente de uvas apirenas versus las tradicionales con semillas o las sandías sin pepitas versus las también tradicionales con. Es cierto lo que expone este investigador, los consumidores son cada vez más comodones y quieren un producto cuasi de fábrica, estéticamente impecable y que no moleste a las manos. Por eso todas las mejoras genéticas buscan satisfacer esas demandas, más o menos caprichosas. Más o menos justificables.

En mi país, EEUU, los consumidores son comodones para comer, todo lo quieren sin semillas, no quieren pelar y la pieza de fruta o verdura tiene que tener el tamaño justo porque al consumidor no le gusta que sobre, no quiere generar desperdicios”, argumentaba Chaparro.

simposio

Además de que se huye de los frescos que dejan jugos, me llamó la atención que tampoco quieran pelar los alimentos. Todo directamente a la boca, sin usar las manos y sin dejar rastros. Da que pensar la deriva de una sociedad consumista que, sin embargo, no quiere dejar huellas de su consumo.

Recuerdo este verano en Murcia, en una jornada de sandía de una casa de semillas, cómo el responsable de producto me comentaba que estas tendencias dependen mucho de los países de origen. Mientras que en la Europa comunitaria hay una batalla contra las sandías con pepitas, en el Magreb ocurre lo contrario. La sandía se come con semillas. ¿Diferencia cultural o algo más?

Camiones bielorrusos, manzanas polacas, fresas contra el alzheimer, mejoras en poscosecha y agricultura de proximidad

Acabó la feria. Y no he podido publicar antes porque he aprovechado, para traerme mochilas de información, hasta el último minuto con movimiento en los 800 expositores que se han levantado este año en Fruit Attraction. Me gusta acudir a estos eventos para ver aquello que se sale de mi entorno y actividad diaria. Así que he pisado poco el pabellón de Andalucía y apenas he parado por las delegaciones de empresas de Almería. He centrado mi tiempo en asistir a charlas y conferencias de Fruit Forum, Foro Innova (las más técnicas) y en visitar a buena gente de Huelva, Murcia, Valencia, La Mancha o incluso curiosear un poco por lo que han traído actores de otros países.

En Gruventa

Entre los murcianos hubo tiempo para saludar a Fermín, de Gruventa, y echar una foto con otros compañeros de profesión como Carmen, directora de la revista ARAL; Beni, de Novedades y Noticias; Rafael, director de F&H; o Francisco Seva, consultor de comunicación agraria. Precisamente Seva aprovechaba el marco del Ifema para presentar el primer blog en limón y pomelo que se lanza en España. Lo retraté en la siguiente instantánea, donde se aprecia con claridad la dirección de su nueva página. ¡Suerte, Paco!

blog de pomelo

En la primera imagen, casi en cuclillas mostrando una caja de tomates, hay un productor madrileño. De los poquitos que se dedican a cultivar en malla asurcados en esta región, sino el único. Defiende ese concepto cada vez más extendido de la agricultura de proximidad, que se refiere a consumir los productos locales. Os podéis imaginar cuál es su mercado: Madrid. Su ciclo de producción es la contraestación de Almería.

Azura

A nivel internacional, en esta sexta edición de la feria de Madrid han desembarcado por primera vez empresas de Marruecos, como Casem, Idyl, Delassus o Azura. Sin embargo, casi todas se han presentado con discreción bajo el paraguas de Francia, de tal modo que quien no las conociese pensaría que son compañías galas, cuando en realidad están instaladas al otro lado del Mediterráneo con capital francés y alauí. Estuve ojeando los cherrys de Azura, perfectamente etiquetados con origen Marruecos, y me llamó la atención que usan como marca el segmento gourmet.

peras y manzanas

Del reciente veto ruso se observaron ciertas derivadas en la feria. Por ejemplo, Polonia que es el líder en la producción de manzanas ya no puede mirar a su mercado tradicional, Rusia, sino que ha girado su visión hasta la Península Ibérica. Polonia ha sido el país que con más fuerza ha irrumpido este año en Fruit Attraction con más de 40 empresas. Anuncian que sus manzanas las van a vender en España, lo que asusta a los productores catalanes que ya han tenido un mal año y que ahora no saben dónde meter esta fruta de pepita. Además, en breve se instalarán por vez primera en Mercamadrid varias firmas polacas.

Otra consecuencia del veto está en la logística. La flota de camiones de los países satélite de Rusia, como Bielorrusia, se han quedado sin trabajo. Así que han ofrecido a bajo coste sus servicios por Europa a los exportadores hortofrutícolas españoles. Las perjudicadas son las compañías españolas de transporte que ven emerger un nuevo competidor tipo low cost.

Fruit Fusión

Fruit Fusion es el espacio gastronómico de la feria. En primer plano se observan los pimientos minis extradulces (sweet bite) con los que el chef del restaurante La Costa, de El Ejido, hizo una demostración de sus distintos usos culinarios. También en Fruit Fusion la cooperativa Única Group presentó el primer calabacín que se puede comer en crudo. Además hubo showcooking de ajos, alcachofas o incluso manzanas de los Alpes italianos.

Este año he visto mucha industria auxiliar y dentro de ese sector numerosas empresas dedicadas a la mejora de la vida poscosecha de los frescos. Desde cómo evitar la mancha negra en caquis hasta cómo impedir los podridos en las cámaras frigoríficas de los almacenes hortofrutícolas. Asunto primordial, el de la vida útil, cuando hablamos de exportaciones y de mandar productos perecederos a otros países.

salud

Finalmente el capítulo de las investigaciones. Cada vez está más en boga hablar de la salud de las frutas y hortalizas. En el simposio de frutos rojos la investigadora estadounidense Mary Ann Lisa describió las propiedades bioactivas de los berries y sus efectos preventivos. Comentó un estudio científico, aún no publicado, que concluye que su consumo es muy positivo contra el Alzheimer. He querido publicar la fotografía en la que se lee el rótulo de “salud”, junto a la mencionada ponente.

simposio

En este simposio se habló mucho de fresones, moras, frambuesas y arándanos. La producción mundial de estos últimos se ha multiplicado por once en los últimos 50 años. Las conferencias, organizadas por Freshuelva, las clausuró el expresidente Felipe González. Se atrevió a hablar de comercio internacional y a pronosticar que la salida a esta crisis y a todas las crisis futuras y venideras (por los siglos de los siglos) pasa por venderles a los chinos (…).

González

Fresa extratemprana en los invernaderos de Almería desde noviembre

Ayer el centro Ifapa de La Mojonera celebró una jornada sobre la viabilidad del cultivo de fresa, frambuesa y mora en los invernaderos de Almería. Durante el debate hubo una asistente que explicó que este año en la costa de Granada la cooperativa El Grupo había conseguido empezar a recolectar fresón temprano desde el 3 de diciembre. Todo un éxito para entrar los primeros en el mercado, ya que en Huelva se inicia la campaña más tarde, ya en enero. Luego nos llevaron a visitar algunos ensayos de campo y allí coincidí con un empresario ejidense que ya ha pulverizado lo que hacen los productores de Única Group. Este año dicho empresario ha empezado a recoger fresón, cultivado en Tierras de Almería (El Ejido), a principios de noviembre. Evidentemente los precios en ese período, según me comentó, fueron muy buenos. A nivel agronómico la principal dificultad está en la salinidad del agua, hay que evitar una elevada conductividad, la clave está en reducirla en todo lo posible.

Imagen

Así que ya queda contestada, con estos dos ejemplos prácticos, la pregunta de si es posible el cultivo de fresa en los invernaderos de Almería y de la costa de Granada. En realidad hay un competidor que también entra en esas fechas de final de año, Agadir (Marruecos); sin embargo, los clientes que han pasado estos días por Almería (mayoría de británicos) aseguran que la fresa alauita llega a sus mercados en malas condiciones, y de ahí el interés de saber si es posible que los agricultores del sureste peninsular se conviertan en nuevos proveedores.

Creo que es una magnífica noticia. Bajo el plástico almeriense hay otras alternativas a los hortícolas tradicionales. No se trata de competir con Huelva, sino de adelantarse, y tener campañas complementarias. Ya ocurre con Murcia con el pimiento, primero está el pimiento almeriense y una vez que acaba inicia el ejercicio la región vecina. Otro ejemplo. Los españoles que están en Senegal con melón y sandía argumentan que acaban antes de que empiece la temporada de Almería (…). Habría que ponerlo en duda, ¿verdad? El caso es que, en teoría, se pueden escalonar las producciones, aunque luego en la práctica es posible que haya períodos en los que se solapen.

Rápidamente doy algunos datos de las conclusiones extraídas de la jornada del Ifapa, que lleva desde 2008 estudiando este asunto, en sus inicios a raíz de un convenio de colaboración con Primaflor. A nivel de rendimientos, en los invernaderos de La Mojonera se sacan en torno a los 7 kilos de fresón por metro cuadrado. Una buena producción. Se están estudiando distintas variedades para comprobar cuál se adapta mejor a las particularidades del Poniente, desde extratempranas a tardías.

Imagen

Pero no solo se trabaja con fresón, también se ha probado frambuesa (es un cultivo muy delicado), arándano y mora. Esta última es interesante en invernadero, debido a su precocidad. En Almería se puede recolectar mora en marzo, entre 10 y 20 semanas dependiendo de la variedad. Los rendimientos de la mora son de 3 kilos por metro cuadrado para fresco y 7 kilos para industria, ya que tiene mucho destrío.

En definitiva, los invernaderos no están muertos, son un vergel verde que podemos llenarlo de nuevos cultivos, como los berries.

Imagen

posdata. También hubo ayer una degustación y un test de sabor para detectar cuál gusta más al paladar.

Mirando a Huelva. Fresones a ambos lados del Mediterráneo. España y Marruecos

Las provincias de Huelva y Almería están cada una en un extremo de Andalucía, pero su modelo agrícola tiene paralelismos llamativos. Y me voy a centrar en uno de ellos: el vecino del sur, al otro lado del charco, Marruecos. Los almerienses han sido siempre los más críticos con la competencía marroquí, manifestaciones, huelgas, escritos al Ministerio, a Bruselas… pero la fresa onubense está tan afectada por la entrada de fresón aluauí como lo pueda estar el tomate de Níjar o el murciano. Sin embargo, es curioso lo poco que trasciende la protesta onubense, suponiendo que la hubiera.

Imagen

He indagado un poco más allá y me he encontrado con lo siguiente. También en este sector hay ‘pájaros locos’ que me cuentan secretillos,  como que los técnicos de fresón que asesoran en las fincas freseras de Marruecos son de Huelva. Entre semana de lunes a viernes están en la provincia andaluza y llega el fin de semana y se cruzan al otro lado. En ferry desde Algeciras para seguir trabajando en lo mismo, pero en otro continente, el africano. Y luego el lunes de nuevo en Europa.

¿Pudiera entonces entenderse que no hay una competencia directa? Nada más alejado de la realidad, la competencia entre ambas zonas de producción existe en el cultivo del fresón, al igual que ocurre con el tomate o la judía. La mano de obra supone el 60% de los costes del productor onubense, así que los bajos salarios del continente africano hace que la rivalidad sea desigual. Ese es el motivo de que en los últimos tres años hayan emergido en Huelva dos nuevos cultivos más interesantes, como la frambuesa y el arándano. El fresón sigue siendo rentable, pero menos que antes, se paga a 0,85-0,90 aproximadamente, mientras que el kilo de arándanos puede estar en los 8 euros. Eso explica que se haya pasado de 8.000 hectáreas de fresón hace unos años a unas 6.000 hectáreas en la actualidad. Y que el arándano haya eclosionado con 1.500 hectáreas y la frambuesa con otras 1.500 ha. más.

Así que el vecino marroquí ha obligado a los empresarios onubenses a reinventarse buscando nuevos cultivos alternativos.

Imagen

Para saber más

El grueso de la campaña de la fresa en Huelva va de enero a mayo. En diciembre pueden estar las más tempranas y en los primeros días de junio las más tardías. Por zonas, Palos se lleva tres cuartas partes de la producción, y el resto municipios como Lepe y en menor proporción la Aldea del Rocío, donde las fincas son más grandes, de capital foráneo y donde es más fácil ver arándanos y frambuesas.

Imagen

Looking at Huelva. Strawberries on both sides of the Mediterranean Sea. Spain and Morocco

Almeria and Huelva provinces are at opposite ends of Andalucia but their agricultural models have peculiar parallelisms. And I am going to focus on one of them: the southern neighbour, on the other side of the pont, Morocco. The Almeria citizens have always been the most critical with the moroccan competition, strikes, protests, letters to the Ministery, to Brussels,… but the Huelva strawberry is as affected by the moroccan suply as the Nijar or Murcia tomate can be. However, it is curious how small their protests are, even if they made one.

I have looked into more information and I have found the following: there also are ‘crazy birds’ which tell me little secrets…like the strawberry experts who advise the strawberry growers and are from Huelva. From Monday to Friday the are in the andalusian province and when the weekend comes, they leave for Morocco. They take a ship from Algeciras to keep working in the same, but on another continent, Africa. And they are in Europe on Monday again.

Could it understand that there is no direct competition ? Not too further from the truth, the competition between both sides exists in the strawberry harvest the as in green beans and tomatoes. The labour cost supposes 60% of the Huelva growers overhead, so the lower moroccan labour cost makes the competition unequal. And that is the reason why during the last 3 years have emerged more new intersting crops such as raspberry or blueberry. The strawberry is still profitable, but less than before, the current price is between 0,85-0,90€, while a kg of blueberry can be around 8€. And that explains the decrease of the surface of the strawberry crop which has been reduced from 8.000 hectares to 6.000 hectares currently. And the blueberry and raspberry surface has emerged with 1.500 more hectares for each crop.

So, the moroccan neighbour has force the Huelva business owners to reinvent themselves looking for new alternative crops.

To know more:

The main part of the Huelva strawberry campaign takes from January to May. The earlier strawberry can be in December and in the first days of June the latest. Per areas, Palos has 3 quarters of the entire production and the rest of it, towns such as Lepe and in a smaller quantity La Aldea del Rocio, where the biggest plantations are of foreing capital and where you can see easier blueberry and raspberry.