Irlanda. La crisis financiera afecta a los hábitos de consumo de frutas y hortalizas/ Ireland. The financial crisis of 2008 affects the consumption habits of fruits and vegetables

Californias de cuatro coloresLa gran crisis financiera que ha asolado a Europa a raíz del ‘pinchazo del ladrillo’ ha tenido también consecuencias sobre los mercados de consumo hortofrutícolas. Ejemplos como el irlandés. La recesión ha provocado que el ama de casa irlandesa, que antes compraba sin preocuparle el origen de los frescos, ahora se fije como nunca en la procedencia. Pero volvemos a la misma situación que la radiografiada en Inglaterra, su dependencia del exterior es absoluta para poder llenar la cesta de la compra con frutas y hortalizas frescas (que no congeladas).

Así que los productores locales irlandeses son los grandes beneficiados de este nuevo torbellino agronacionalista. Pocos, y lo que producen, se lo quitan de las manos. Casi literalmente.

Las encuestas de Kantar Fresh Produce Ireland reflejan que existe una corriente de opinión según la cual muchos irlandeses creen que comprando producto nacional apoyan a la economía del país. Es en realidad un argumento político, ya que la producción irlandesa se limita casi a las patatas, 10.700 hectáreas, y a un poquito de brásicas, un millar de hectáreas por todo el país. Lo demás es residual. Apenas 20 hectáreas de tomate, menos de una docena de hectáreas de calabacín y tan solo 7 hectáreas de pepino. Con estos números queda todo dicho.   Mayes en Irlanda

Hay otro paralelismo con el Reino Unido vinculado al segmento ecológico. Se trata de la percepción de una demanda ‘bio’ que es creciente ahora y en el futuro en ambas islas, según las encuestas de consumo. Se abre así una oportunidad de negocio en ambos mercados para los exportadores españoles, ya que los productores locales no abastecen esa pujante demanda doméstica. Es más, la superficie de hortalizas orgánicas irlandesas ha descendido un 44% en los últimos años.

Sobre Irlanda también hay que decir, principalmente en algunas frutas y cítricos, que Londres sigue sirviéndoles mucha mercancía, a través de la reexportación. Intermediarios que podrían saltarse los exportadores para vender directamente a Dublín.

Donde está más justificado que Irlanda defienda su producto patrio es en la cerveza, la Guinness es inigualable y la tostada irrepetible. Pero en hortícolas y frutales, el continente es su huerta natural. E insustituible.

Posdata: Las fotos pertenecen a un supermercado Lidl en Irlanda. Me las han cedido los amigos de Andorreando por el mundo, una pareja de jóvenes ejidenses que viaja por todo el planeta.

Pimientos en un Lidl irlandésIreland. The financial crisis of 2008 affects the consumption habits of fruits and vegetables

The great financial crisis that swept through the European markets, caused to some extend by the “explosion” of the real estate bubble, has also brought consequences on the consumer markets of horticultural products. That is exactly what happened to Ireland. The recession has caused the Irish housewife to pay more attention to the origin of the perishable goods, a thing she never used to do before. We are facing basically the same picture as in the UK: the Irish depend on the import in order to be able to fill the shopping basket with fresh fruit and vegetable (not frozen).

As a consequence the local producers are the ones to obtain benefits of this new agricultural-patriotic wave. Not only there are just a few of them, but whatever they produce is being sold almost literally in a fraction of a second.

The surveys of Kantar Fresh Produce Ireland point out that there is a trending opinion among the Irish that if they buy national products, they back up the economy of the country. It is more of a political argument, since the production of Ireland is limited to potatoes (10.700 hectares) and winter vegetables, almost 1.000 hectares all over the country. All other production is irrelevant. There are less than 20 hectares of tomato, less than a dozen of hectares of zucchini and only 7 hectares of cucumber. The numbers speak for themselves.

There is another similarity with the UK related to the ecological sector. I´m talking about the perception of the growing demand for “bio” products, which is also one of the future trends on the British Isles, according to the latest consumers surveys. A business opportunity for the Spanish exporters is created both on the market of Ireland and the UK, taking into account that the local producers cannot satisfy the thriving domestic demand. What is more, the surface dedicated to horticultural production in Ireland shows a decrease of 44% during the last couple of years.

I have to mention too, that, mostly in the case of some of the fruits and citruses, London still supplies a relevant portion to Ireland through re-exportation. By avoiding the middleman the Spanish exporters could sell directly to Dublin.

The only Irish national product whose preservation is well founded is beer, Guinness is unparalleled and stout is simply unique. But when it comes to fruits and vegetables, the continent is its natural garden and orchard. And it is irreplaceable.

Murgiverde en Irlanda

Explicación de la crisis griega a través de su agricultura

AGRICULTURE IN ANCIENT GREECE - factsanddetails.comA todo perro flaco le salen pulgas. Sirva el símil para visualizar lo que está ocurriendo en el país germen de la cultura occidental. Su crisis económica, conocida en la vertiente financiera por el arreón de los telediarios, tiene otras muchas micro-crisis que afectan a sus distintos estratos, entre ellos el agrícola. Me he acercado al sector hortofrutícola, que es el que más interés despierta en este blog, para comprender lo que sucede en la tierra de los primeros filósofos.

Buceando en la estadística de comercio exterior se comprende casi todo. Un país que tiene entre sus principales compradores de frutas y hortalizas a países como Rumanía, Serbia, Bulgaria o Ucrania no puede ir bien. Si a eso se le suma a su lista de primeros clientes Rusia, se entienden muchas cosas. Ojo, porque si saliese del euro está claro que no habría veto ruso y todo el mercado de Putin sería para Grecia. Lo que ocurre es que la agricultura en la cuna de la democracia no es un sector estratégico. Así que la moneda de cambio de Rusia no aparece en las quinielas de Atenas por la cuestión agrícola, otra cosa es la energía o el papel geopolítico.

Siguiendo por el tema de sus exportaciones, a este perro flaco se le suman varias campañas adversas en lo meteorológico que han reducido su volumen productor y por tanto exportador. Cítricos, fruta de hueso y pepita son sus nichos, en hortícolas Grecia no pinta nada; aunque acompañe este artículo con una fotografía de un invernadero de alta tecnología (la instantánea pertenece a una web centrada en la cogeneración: http://www.code2-project.eu/).

Invernadero de alta tecnología en Greecia www.code2-project.eu

La mayor superficie griega la representan cultivos como el melocotón y la nectarina, la uva, la manzana o el kiwi. También hay tomate – mercado interno – y sandía – exportada a países de segundo nivel -. Realmente Grecia produce sobre todo para el autoconsumo y lo que vende fuera va a Europa del Este, no a la Europa más rica y que mejor paga.

Orthodox News - myocn.net

Alarmante es la caída de sus importaciones, lo que refleja la autarquía hacia la que camina Grecia. Bajan todas sus compras al exterior, por ejemplo, de tomate apenas adquieren de otros países 4.000 toneladas anuales, es decir, nada. Tonelajes similares tiene la zanahoria, la piña, la naranja o la cebolla. Paupérrimo. Solo sube la patata, alimento básico cuyo mayor consumo es sintomático del bajo nivel adquisitivo de los griegos para completar su cesta de la compra.

www.workaway.infoDe puertas hacia dentro los griegos cada vez procuran comprar más producto patrio, lo que es normal. Un modo de levantar al país, aunque el sector agrícola no es un pilar que pueda servir de catapulta. Ese orgullo nacionalista hace que estén en auge los llamados laikís, pequeñas tiendas locales en las que el productor vende con un mínimo de intermediarios a los consumidores. Los laikís son la nueva competencia de los supermercados y en las encuestas de preferencia está como la primera opción en la que piensa el consumidor heleno.

Las empresas españolas venden a Grecia fruta, pero casi nada de verdura. Y a tenor de las circunstancias esta radiografía no sufrirá grandes cambios en los próximos años. ¡Suerte a los griegos!

Posdata: La fotografía del jarrón recrea la agricultura en la Grecia clásica, extraída de http://factsanddetails.com/; la de la bandera aparece en la web http://www.workaway.info/, página sobre posibilidades de empleo en distintos países; la imagen del supermercado pertenece a la web de Orthodox News http://myocn.net/; y finalmente la foto del teatro de Delphi está en la Official Website of Luciana Cavallaro: http://luccav.com/).

Theatre at Delphi - Official Website of Luciana Cavallaro

El mercado suizo y su modelo proteccionista. Cuotas y aranceles a golpe de calor o frío

1 cadena Coop

Suiza juega a muchas cartas. Bandera de la neutralidad bélica, cobijo de los capitales que no quieren declararse, europea unas veces e independiente de sus vecinos otras muchas. En lo agrícola proteccionista como ninguna otra nación del continente.

2 supermercado CoopEn verano pone cupos y aranceles a la entrada de frutas y hortalizas de otros países para favorecer la producción propia. Cuando acaban los meses de calor y llega el frío elimina dichas barreras para abastecer a su mercado con producto foráneo, ya que con el otoño-invierno su huerta se hace minúscula. Los exportadores españoles de contraestación apenas sufren estas restricciones, no así los que cultivan en este momento. En realidad, Suiza practica el agronacionalismo puro y duro. Compra de fuera porque no le queda más remedio y en la medida que no tiene oferta.

3 suizos    4 lineal Coop    8 IMG_7218

Las imágenes con las que ilustro esta reseña me las enviaban hace unos días los amigos de Andorreando. Una pareja de Santa Mª del Águila (El Ejido) que está ahora en la zona de Ginebra. Los precios que aparecen son en francos suizos. Fotografías de Coop, la firma que domina el mercado suizo junto a Migros, incluso con más cuota de mercado. Coop apuesta por la variedad en frutas y hortalizas, y es reseñable su sección de ecológicos.

5 pepinos de La Región

El ecológico es notable en este mercado. El 35% de los suizos reconocen comprar orgánicos varias veces a la semana frente al 27% que lo hacía hace pocos años atrás. En hortícolas la cuota de consumo ‘bio’ supera el 15%.

En este país de cantones está de moda el ecológico y el producto de proximidad. Se promociona lo regional y el orgánico casi como sinónimos, casi en un mismo paquete. Evidentemente la similitud no es tal, pero lo cierto es que forma parte de la actual política de marketing de las cadenas suizas.

9 IMG_7219

Por otro lado, Suiza tiene unos pocos invernaderos, algo más de 400 hectáreas, principalmente de tomate y pepino; aunque también hay otros cultivos como rábano, lechuga, repollo o rúcula. Explotaciones tanto de cristal como de plástico.

Un producto que no cultiva Suiza es el pimiento, de ahí que su importación haya crecido en los últimos años a un ritmo del 6%. Los exportadores españoles están bien situados, sobre todo en lechuga y tomate. La mitad de este último es español, por delante del tomate marroquí, el italiano o el holandés.

6 FullSizeRender    7 IMG_7215

Húngara, la sandía que compite con la española en verano

budapest_hungria_5224_650xtraveler.es

Entra el calor en Europa y a las producciones españolas les salen competidores en la zona del mediterráneo oriental y en Europa del Este, sobre todo en Hungría. Éste es un país de sandías, principalmente crimson y con semillas, aunque su oferta cada vez es más rica y variada. A partir de ahora comenzarán a abarrotar los mercados de la Europa más rica con la bandera del low cost. Sandías más baratas que inundan las plazas austriacas, alemanas y centroeuropeas.

En Hungría hay casi 6.000 hectáreas de sandía al aire libre en los meses de verano. Sus exportaciones a los países europeos se calculan en unas 70.000 toneladas, a un ritmo de crecimiento en los últimos años del 20%. ¡Así que ojo a la sandía húngara!

Sandía tipo crimson

Hungría cada vez produce más sandía. Se estiman 190.000 toneladas. Si hacemos número la mayor cuantía es para consumo interno, ya que la población de este país de Europa del Este elige la sandía como su fruta favorita en los meses de más calor. Pero lo que no se come dentro, se vende fuera, hasta el punto de que la sandía es el principal artículo en la exportación hortofrutícola húngara, por delante de la manzana, el pimiento y la cereza.

Junto a sandía, el otro gran cultivo en este país es el pimiento, tanto dulce como pimentón. Son casi 5.000 hectáreas repartidas por sus diferentes regiones.

nationalgeographicMe llama la atención de Hungría su propensión a los congelados. Dos terceras partes de sus habitantes reconocen comprar verduras congeladas durante el invierno. Suelen adquirirlas frescas cuando llega el verano y son de temporada. Así que nuestras producciones de contraestación se enfrentan aquí a este obstáculo de tipo cultural, ¿habrá que promocionar las ventajas saludables del consumo en fresco durante los meses fríos?

posdata. La primera imagen pertenece a traveler.es y esta última al National Geographic. La de las sandías tipo crimson es propia.

Aprender a vender. Marketing modelo SandiStar

Presentación de SandiStar 1

Hace poco más de un mes publiqué un artículo bajo el título ‘Lo que necesita el campo es marketing’. Ahora lo voy a completar con un ejemplo, ya que este viernes a mediodía AgrupaEjido presentaba su tercera campaña de su marca SandiStar en el emblemático hotel Catedral de la capital almeriense. Las fotos hay que atribuírselas a Ana Rubio, que hizo las veces de fotógrafa ese día.

Presentación de SandiStar 2

A lo que voy. Producir, producimos muy bien. De hecho, a lo largo de la semana os contaré algunas claves sobre GlobalG.A.P. Tour 2015 que hizo parada en Almería el jueves y viernes pasado y que establece la norma de calidad para una producción segura y sostenible. Pero insisto, esta tarea la llevamos bien encaminada. Sin embargo, lo que nos pierde es la venta, y no solo hablo de vender género, sino de vender imagen.

Presentacón de SandiStar 3   Presentación de SandiStar 4   Presentación de SandiStar 5

Vivimos en un mundo en el que la imagen lo es casi todo, guste o no es lo que tenemos. Los consumidores muchas veces comen por la vista y son fácilmente influenciables por cualquier corriente de opinión, llámese campaña mediática. Ejemplos nos sobran.

Lo que hace AgrupaEjido con su sandía negra sin pepitas es crear marca, darse a conocer de un modo amable. Y a eso hay que dedicarle esfuerzos y recursos porque el marketing no es un gasto, sino una inversión. Inician ahora una campaña por España y también por Francia para acercar a los consumidores este producto de calidad.

Presentación de SandiStar 6

Pregunta. Cuando vamos a un bar y pedimos un vino, ¿acaso no nos preguntan si preferimos Rioja o Ribera? Nuestras frutas y hortalizas si son alimentos sin más, sin diferenciación ni valor añadido, se convierten en artículos low cost que se venden a granel en los supermercados y como artículos reclamo, rodeados de ofertas, para que el ama de casa compre más de otras cosas.

Hay que poner en valor que lo que vendemos son medicinas. Las frutas y hortalizas son salud. Y no todas son iguales. Como no lo es cualquier jamón o cualquier vino.

Presentacón de SandiStar 7

Y lo mismo que hace SandiStar con su sandía hay que hacerlo con la berenjena, el calabacín, el pimiento, el tomate, el pepino, el melón e incluso con la judía verde. AgrupaEjido y el chef Tony García del hotel Catedral presentaban también este viernes un recetario a base de sandía: a la plancha, en gazpacho, salmorejo, brocheta, caviar, carpaccio, tartar, mousse o con milhojas. Amén del gin tonic de sandía. Pues eso mismo hay que hacerlo con todo lo demás, creando valor que es el que puede respaldar después un buen precio final de cara al cliente. ¡Un recetario con los mil usos culinarios de la berenjena, las propiedades del tomate o del pimiento!

Presentación de SandiStar 8   Presentación de SandiStar 9   Presentación de SandiStar 10

En España hay marquistas en melón. En sandía hay ejemplos de marcas como la que promueven las empresas del grupo AGF, Anecoop, AgrupaEjido o más recientemente Ejidomar. ¿Pero, y el resto? Hay mucho trabajo por hacer en el tomate RAF, en el sweet bite, en el Palermo o en las especialidades de cherry.

Marcas e imagen para dejar de vender frutas y hortalizas como artículos de bajo coste.

Presentación de SandiStar 11

Programa de la televisión alemana sobre tomates

http://www.zdf.de/rach-tischt-auf/rach-tischt-auf-wissenswertes-ueber-tomaten-33828918.html

Me envía Elena, una ingeniera técnico agrícola que trabaja en Alemania en una empresa de la industria auxiliar de la agricultura, este enlace. Elena está en la zona del Rhein Neckar y es seguidora de este blog desde hace pocos meses. Comparte con nosotros un link a un programa de la televisión alemana centrado en el tomate, “comportamiento de los consumidores y estrategia de los supermercados (precios, productos regionales)”.

“También aparece un invernadero en Alemania para la producción de tomate, pero que es manejado por un holandés (les tiene que encantar eso, je,je). El que dirige el programa intenta crear polémica, claro”, añade.

Gracias, Elena, por tu aportación al blog.

Si pincháis el enlace podréis encontrar abundante contenido sobre la percepción que tienen los alemanas del mundo del tomate. El navegador os dará la opción de traducir el texto al español. Entre otras cuestiones, un tal Christian Rach, aborda cómo reconocer si lo que se tiene delante es un buen tomate. Por supuesto – puro marketing – recomienda el consumo de tomates locales, esto es alemanes, y en un momento dado dice que los tomates de invierno se cultivan con luz artificial y, por tanto, no alcanzan el aroma típico. Quiero pensar que se refiere a los tomates holandeses, cultivados con luz artificial, o a los que se producen en cualquier país del norte de Europa. Porque en Almería, Granada, Murcia o en cualquier otra zona productora española el problema no está en el sol ni en la luz, sino en lo mal que nos pagan nuestros generosos tomates.

Hortalizas por avión desde Almería al Golfo Pérsico

Imagen

En Oriente Medio en la zona del Golfo Pérsico, en ciudades como Dubái o Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes, es fácil ver hortalizas cultivadas en Almería (sur de España) y exportadas desde Holanda. Aún más lejos, en el Lejano Oriente, en la ciudad de Hong Kong se pueden comprar pimientos almerienses enviados por avión desde el centro de Europa. “Si lo hacen otros, ¿por qué no lo podemos hacer nosotros?”, me decía hace algunos años el presidente de una cooperativa almeriense cuando le interpelaba sobre este asunto.

Pues sí, ¿por qué no? Sin embargo, en los últimos años ha habido dos intentos fallidos. El primero de ellos a principios de 2009 reunió a un grupo de cooperativas andaluzas bajo la marca ‘Al-Andalus’, pero más allá de unos pocos tomates, poco más se envío. Por el camino y sin trabajo se quedó el gerente que emprendió aquella iniciativa. También hubo otro segundo intento liderado por un polifacético empresario, proyecto que se mantuvo en secreto y no trascendió a los medios de comunicación, y que sin embargo tenía mejores mimbres. En este segundo caso, falló a última hora el inversor vasco con el que contaba para iniciar las operaciones; pero ahora, pocos años después, este empresario (me ha pedido que lo mantenga en el anonimato) ha retomado la idea y ya está trabajando para hacer realidad su sueño: exportar en fresco desde el sureste de España a los países del Golfo Pérsico, esto es, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahréin o Arabia Saudí.

El aeropuerto de salida sería el de Almería, que ya cuenta con la infraestructura necesaria para la logística de vuelos de mercancías de gran carga. El empresario almeriense que está detrás ha formado un equipo de trabajo para en breve constituir una empresa especializada en el transporte aéreo. Se han diseñado distintas rutas con el objetivo de garantizar los retornos, huyendo así del fantasma de no llenar la aeronave a la vuelta.

“¿Y qué te falta para empezar?”, le pregunto. “Solo una cosa, pero imprescindible”, me contesta, “un inversor con el que poder despegar este proyecto. Alguien con visión de futuro y que vea que aquí hay negocio. Un inversor de cualquier parte de España”.

Posdata:  Instantáneas cedidas por mi amigo Iñigo Villagarcía, residente durante años en los Emiratos Árabes Unidos. La primera fotografía es de Zareen, la gran mezquita de Abu Dhabi; y la segunda es el Atlantis, en Dubái.

Imagen

Vegetables by plane from Almeria to the Persian Gulf

In the Middle East in the Persian Gulf area, in cities like Dubai or Abu Dhabi in the United Arab Emirates, it is easy to see vegetables grown in Almeria (southern Spain) and exported from Holland. Still further, in the Far East, in the city of Hong Kong you can buy peppers of Almeria airlifted from the center of Europe. “If others do that, why can not we do the same?” the president of a cooperative from Almeria told me a few years ago when I was asking him on this matter.

Yes, why not? However, in the last years there have been two unsuccessful attempts. The first one in early 2009 brought together a group of Andalusian cooperatives under the brand ‘Al-Andalus’, but apart of a few tomatoes, little more was sent. The manager who undertook that initiative lost his job on the way. There was also another second attempt led by a multifaceted entrepreneur, a project that was kept secret and urevealed to the media, and yet it had better basis. In this second case, the Basque investor on whom it relied to start the operations failed at the last minute. But now, a few years later, this entrepreneur (he asked me to keep him anonymous) has taken up again the idea and he is already working to make his dream true: exporting fresh product from southeastern Spain to the Persian Gulf countries, i.e., United Arab Emirates, Qatar, Bahrain and Saudi Arabia.

The departure airport would be the one of Almeria, which already has the infrastructure needed to the flight logistics of big load goods. The entrepreneur from Almeria behind of that has formed a work team to soon create a company specialized in air transport. Different routes have been designed with the aim of guaranteeing the returns, fleeing so from the ghost of not filling the aircraft on the way back.

 “And what do you need still to start?” I ask him. “Only one thing, but essential,” he answers, “an investor with whom to start this project. Someone with a future vision and who sees that there is business here. An investor from anywhere in Spain.”

P.S.: Pictures provided by my friend Iñigo Villagarcía resident for years in the United Arab Emirates. The first picture is of Zareen, the Grand Mosque in Abu Dhabi, and the second one is the Atlantis in Dubai.