¿Hasta cuándo estarán caros los pimientos?

Pimiento-rojo2

El pimiento rojo en Almería lleva varias semanas a buen precio, pero el interrogante pasa por saber cuánto durará esta situación anómala para un mes de septiembre, inicio de octubre. Este domingo estuve en el Casino de Dalías en un bautizo y varios de los comensales con los que compartía mesa me lo decían. “Ya he echado la campaña”, sonreía Jesús, un productor de temprano de esta zona. Así que si las pizarras se mantienen varias semanas más, los agricultores de la Baja Alpujarra podrán esperar más tranquilos que otros años la llegada del crudo invierno.

Pimientosen-manoEn la vecina Berja pasa algo similar. Se está cogiendo todo lo que se puede. Así que es difícil encontrarse con un pimiento rojo en un invernadero, ya sea lamuyo o california.

La explicación de todos es la misma. El calor de julio, esa ola que asoló a medio mundo batiendo cifras de temperaturas sofocantes, provocó en nuestro micromundo agrícola un final de campaña de pimiento anticipado en Murcia. Desde entonces la demanda ha sido superior a la oferta, lo que se ha acentuado con los cuajes irregulares provocados por el calor en el verano almeriense. De ahí que también los kilos en estas semanas sean menores a los que había ahora hace justo un año. En conclusión, el acordeón de la oferta y la demanda, el de siempre. En Almería se ha retrasado la campaña de pimiento, motivo que explicaría que en estas primeras semanas de campaña los precios estén más elevados de lo que acostumbran por estas fechas.

Grupo

Alguno de los agricultores de Berja que veía estos días me hacía una conclusión muy oportuna: ¿Qué pasará cuando llegue el golpe de pimiento? Si nos atenemos a la ley de la oferta y la demanda, la respuesta ya está dada.

Posdata: ¿Y qué decir del tomate? Anoche bajé a la frutería que hay debajo de la casa de Ana en la ciudad de Almería. Nos habíamos quedado sin tomates en la nevera para hacer la ensalada. La frutera me ofreció unos tomates tipo Daniela a 2,5 euros/kilo. Bendito precio, si es el que se le paga al agricultor. La señora me dijo que están muy caros, algo que sabemos todos, pero una cosa es que estén caros y otra bien distinta es que se duplique el precio en apenas un par de km. La frutería está a pocos kilómetros de esos invernaderos de La Cañada o El Alquián donde se crían. La frutera no tiene que pagar semilla, ni amortizaciones con el banco, ni mano de obra ni ningún coste que sí tiene que afrontar el agricultor. Cuando subí a casa me fui a la página de Agropizarra para ver las medias del tomate Daniela, estos días por encima del euro, pero raspándolo: http://www.agropizarra.com/es/ ¿Cómo puede incrementarse en apenas un par de kilómetros el precio de ese tomate? Del euro salta a los dos euros y medio. La historia de siempre: es más rentable vender que producir.

Pimiento-rojo1

Anuncios