Un agricultor de El Ejido recibe autorización para hacer “compostaje agrario doméstico”

El buen amigo Jesús Rincón me invitó a tomar un café en la cocina solar que compró hace unos años en el Parque de las Ciencias de Granada. Este agricultor ecológico de El Ejido (Almería) con nombre de torero es un tipo auténtico, un ecologista convencido. Mientras desayunábamos en el porche de su casa, tostada de tomate ecológico con zumo de naranjas (por supuesto orgánicas), me enseñaba en su portátil varios trabajos y tesis que había estado leyendo por Internet, entre ellos el de una doctora del País Vasco, “Uso de plantas transgénicas para elaborar medicamentos. Pruebas en plátano y tomate”. Más o menos venía a decir en román paladino que cuando consumes un tomate puedes estar vacunándote ante determinadas enfermedades, si se actúa previamente sobre el cultivo. Me mostró por otro lado el estudio de un científico nórdico que defiende todo lo contrario y advierte de los riesgos de las vacunas transgénicas. También estuvimos charlando sobre plantas de tabaco, ya que la nicotina repele a la mosca blanca; y sobre distintas derivadas del virus Nueva Delhi, como el gen del silenciamiento que se manifiesta en determinadas hortalizas.

Imagen

Echar un rato con Jesús es aprender y disfrutar de una buena compañía. Estuvimos luego en su invernadero donde me enseñó algunas pruebas que está haciendo, por ejemplo, con alfalfa para recoger y aprovechar mejor los nutrientes de la tierra. Y finalmente me llevó al montículo de compost que ha ido elaborando con los restos vegetales de su cosecha. A continuación me pasó en mano una carta de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en la que se acredita que su actividad encaja en la definición de “compostaje agrario doméstico”, ya que usa exclusivamente residuos de su invernadero y obtiene compost en su propia explotación agrícola sin dañar al medio ambiente. Según me dijo él mismo, es el primer agricultor de la provincia almeriense que ha recibido esta autorización, al menos hace unos meses cuando recibió la carta no había ningún otro caso similar. Rincón anima a los agricultores a que aprendan a gestionar sus propios restos para hacer compost.

Imagen

Para aquellos que estéis interesados en seguir sus pasos. Comento algunas indicaciones que da la Junta de Andalucía en su escrito para poder recibir esta autorización.

Los residuos biodegradables procedentes del invernadero deben estar sometidos a un tratamiento biológico. El compostaje ha de hacerse en la propia explotación, garantizándose la recogida de los lixiviados. Hay que controlar en el proceso los parámetros de humedad, temperatura y relación C/N. El tratamiento del residuo debe ser correcto y no dañar al medio ambiente. El compost obtenido debe usarse en la propia finca agraria, no entrar en el mercado, de modo que no se constituya ninguna empresa ni instalación dedicada a la producción de compost agroindustrial.

Anuncios

¿Es la biodinámica una agricultura esotérica? (II parte) / Is biodynamic an esoteric agriculture? (part II)

Imagen

Hubo hace unas semanas un agricultor de Vícar (Almería), asistente al curso de agricultura biodinámica que se desarrolla durante varios meses en Alboraya (Valencia), que dijo lo siguiente cuando los monitores explicaron algunas técnicas para mejorar la fertilidad de la tierra: “Son brujerías, yo no sigo con esto”.

A few weeks ago, a farmer of Vícar (Almería), who attended the biodynamic agriculture course that takes place over several months in Alboraya (Valencia), said the following when monitors explained some techniques to improve the fertility of the land: “This is witchcraft, I will not go on with this.”

Y es que según los preceptos de la agricultura biodinámica hay que enterrar en la finca agrícola durante todo el invierno dos cuernos de vaca (como los que hay en la fotografía que acompaña a este texto). Pero no de cualquier vaca, sino de una que haya parido. Y los cuernos tienen que rellenarse de boñiga. Es como un tratamiento homeopático para la tierra, que activa los microorganismos y consigue un suelo más fértil. Y durante el verano los cuernos en la explotación habría que enterrarlos con sílice para “activar la luz del suelo y degradar los posibles compuestos químicos”.

And the thing is that according to the precepts of biodynamic agriculture, two cow horns (like the ones in the picture accompanying this text) should be buried on the farm during all the winter. But not just any cow, but one that has given birth. And the horns have to be filled with cowpat. It’s like a homeopathic treatment for the land, which activates the microorganisms and gets a more fertile soil. And during the summer, the horns on the farm should be buried with silica to “activate the light of the soil and degrade the potential chemical compounds.”

Dicho esto, hay un ingeniero agrícola de una cooperativa almeriense que lo explica del siguiente modo: “No creo en esas cosas del universo que describe la antroposofía, y en las que se basa la agricultura biodinámica, como que se conecta una energía que pone en comunión a la naturaleza; pero lo cierto es que lo de los cuernos de vaca da resultados”. La biodinámica, en teoría, imita los parámetros de la propia naturaleza. Aúna animales y plantas, autogestión de los residuos, y una mínima utilización de insumos agrícolas (derivada de las propias técnicas de cultivo que harían innecesario dicho uso), entre otros preceptos.

That said, there is an agricultural engineer of a cooperative from Almeria which explains it as follows: “I do not believe in such things of the universe that anthroposophy describes, and in what biodynamic agriculture is based, like, for example, that it connects an energy that brings nature into communion, but the truth is that cow horns give results.” Biodynamics, in theory, imitates the parameters of the own nature. That combines animals and plants, self-management of waste, and a minimal use of agricultural inputs (derived from the own cultivation techniques that would make such use unnecessary), among other precepts.

Mientras que en España la agricultura biodinámica es muy reducida, aún; sin embargo, en países como Alemania tiene un amplio recorrido. Y también mercado y clientes, ya que los productos de esta agricultura se pagan mejor. En Andalucía, en Almería, hay una explotación en Berja, propiedad de la familia Cantón, que tiene el sello ‘Demeter’, distintivo de calidad de este ecosistema de producción.

While in Spain biodynamic agriculture is still very limited; however, in countries like Germany it has a large trajectory. And also market and customers, as the products of this agriculture are paid better. In Andalusia, in Almeria, there is a farm in Berja, Canton family’s property, which has the seal ‘Demeter’, seal of quality of this ecosystem of production.

Agricultura biodinámica bajo el plástico de Almería (I parte) / Biodynamic agriculture under the plastic of Almeria (part I)

Imagen

El día está nublado. Así que mi anfitrión, Jesús Rincón, no podrá usar la placa solar para hacer ese café, recién molido y de grano ecológico, al que me ha invitado. Aunque tiene nombre de torero, Jesús es agricultor, de esos que siempre están probando cosas nuevas e innovando a pie de finca.

The day is cloudy. So my host, Jesus Rincon, will not be able to use the solar panel to make this coffee, freshly ground and of ecological beans, to which he has invited me. Although his name remind a bullfighter, Jesus is a farmer, of those who are always trying new things and innovating in the own farming.

Cultiva en ecológico desde hace años y lo hace en un invernadero de El Ejido (Almería). Porque bajo el plástico también se puede hacer agricultura orgánica, no solo convencional. Mientras desayunamos, con una tostada untada con tomate de su huerta y acompañándonos un zumo recién exprimido (por supuesto, de naranjas ecológicas), Jesús y su mujer Isabel me describen el ecosistema vivo en el que han convertido su explotación: practican desde hace años el autocompostaje y otras muchas técnicas novedosas en el manejo del cultivo y en el aprovechamiento del agua. Digno de aplauso.

He cultivates in ecologic for years and he does so in a greenhouse of El Ejido (Almeria). Because also under the plastic, it is possible to make organic farming, not only conventional one. Over breakfast, with a toast spread with tomatoes from his garden and accompanying us some juice freshly squeezed (of course, of ecological oranges), Jesus and his wife Isabel describe me the living ecosystem into what they have turn their farming: They are practicing the self-composting for years and many new techniques in the management of the cultivation and the use of water. Worthy of applause.

Pero Jesús quiere dar un salto más hacia la producción biodinámica, lo que viene a ser lograr matrícula de honor en el doctorado de la agricultura sostenible. Este agricultor ejidense viaja periódicamente a Alboraya (Valencia) a la finca de Vicent Martí donde Julio Arroyo, presidente de la Asociación de Agricultura Biodinámica de España, imparte un curso sobre la misma. Entre los asistentes también está Abdera Organic, una empresa de ecológico de Adra, además de productores de cítricos y bodegas, entre otros.

But Jesus wants to leap towards biodynamic production, what comes to be to graduate with honors in the doctorate of sustainable agriculture. This farmer from the El Ejido travels regularly to Alboraya (Valencia) to the Vicent Marti’s farm where Julio Arroyo, president of the Association of Biodynamic Agriculture of Spain, teaches a course about it. Among the attendees, there is also Abdera Organic, a company of ecological products from Adra, as well as citrus growers and wineries, among others.

La agricultura biodinámica nació con el filósofo austriaco Rudolf Steiner (es interesante echar un vistazo al concepto de antroposofía) a principios del siglo XX. Mezcla lo esotérico con lo científico, lo que explica que haya el mismo número de admiradores como de detractores de este tipo de producción. Pero lo contaremos mañana.

Biodynamic agriculture was born with the Austrian philosopher Rudolf Steiner (it is interesting to look at the concept of anthroposophy) in the early twentieth century. It mixes the esoteric with the scientific, which is why there is the same number of fans as detractors of this type of production. But we will tell that tomorrow.

Posdata. Jesús Rincón, ayer, en su invernadero. Lo acompaña Luna.

PostScript. Jesus Rincon, yesterday, in his greenhouse. He is accompanied by Luna.