Invernaderos holandeses a vista de pájaro. Países Bajos. I parte

invernaderos holandeses a vista de pájaro

A petición de algunos lectores, que sugerían un pequeño relax en agosto con artículos más distendidos, he dedicado un intenso serial a otras actividades agropecuarias que se desarrollan en zonas del interior y de la serranía almeriense. Pero llegado ya septiembre es momento de retomar la esencia de este blog: las claves del sector hortofrutícola. Recuerdo hace meses un seguidor que en privado se dirigió a mí en reiteradas ocasiones pidiéndome que escribiese más de Holanda, algo que ya he hecho en diferentes artículos, pero ahora lo voy a realizar de forma más pormenorizada respondiendo así al deseo del susodicho lector. Decir, por otro lado, que las imágenes me las ha enviado un amigo que reside en el país de los tulipanes. Muy espectaculares las que son a vista de pájaro.

invernaderos holandeses desde el avión

A Holanda hay que dedicarle dos capítulos, aunque habría para inundar el ordenador con informaciones y cifras de este gigante de la distribución mundial. En esta primera sesión me voy a centrar en su sector productor. Su área de invernaderos es ligeramente inferior a las 5.000 hectáreas y no parece que vaya a crecer más, ya que la tendencia de los últimos años indica una tímida bajada interanual. Solo con este dato se comprende que Holanda no puede ser la despensa de Europa y que gran parte de su negocio reside en la reexpedición de producciones de otros países, europeos y de otros continentes.

De tomate son 1.780 hectáreas, de pimiento unas 1.160, de pepino 600 y de berenjena apenas un centenar. El profesor de la UAL, Pérez Mesa, maneja variopintos datos al respecto. El tomate es el que mejor tendencia presenta en superficie. También hay que decir que las explotaciones más grandes son de este hortícola y las más pequeñas las de berenjena. Significativa también es la reducción a la mitad del número de explotaciones en el presente milenio, de 3.419 fincas a 1.442. Entre sus consecuencias está que las que han quedado son más grandes.

cultivo de tomate holandés

ornamentales holandesasSin embargo, los principales cultivos hortícolas holandeses por superficie no son los de invernadero, sino que habría que hablar de la patata, la cebolla, la zanahoria, las brásicas o el guisante. Algo más atrás lechugas, achicorias y puerros. Cualquiera de ellos poseen más superficie de cultivo que el tomate, el pimiento o el pepino. Creo que esto puede romper algunos falsos mitos.

El próximo día abordaré la comercialización, que es el meollo del negocio neerlandés, pero antes un breve apunte sobre su consumo. El tomate que prefieren es el larga vida, tomate redondo; no tanto así el pera, el racimo o el cherry, según las encuestas hechas a los consumidores. Y el pepino es muy demandado entre todos los grupos de edad, lo comen como aperitivo a cualquier hora del día. De ahí que el pepino mini tenga gran aceptación. En ese comer sano también está el segmento ecológico, cuyo gasto familiar estos últimos ejercicios registra repuntes de hasta el 10%.

invernadero holandés

Anuncios