Revista Mercados, girasoles y un Guadalquivir de cítricos. Sevilla. II parte

Consejería de Agricultura

La consejera de Agricultura salía del bar Casa Morales en el mismo momento en el que yo entraba. ¡Ya es grande Sevilla para encontrarme a Elena Víboras un jueves por la noche! Tan cierto como que me quedé paralizado, sin saber si decirle ¡hola! o presentarme. Pasaron unos pocos segundos, los suficientes para llegar tarde a cualquier atisbo de conversación. Víboras pasó a mi lado, acompañada por otras dos señoras (una de ellas también política, aunque no recuerdo su nombre) y tras ellas el guardaespaldas que estaba en la barra controlando todo lo que pudiera ocurrir en el local. Por cierto, muy recomendable esta taberna situada a pocos metros de la catedral hispalense y fundada en 1850.

La imagen superior es de la entrada de la Consejería de Agricultura. Al día siguiente pasé por delante e hice una foto para que, la próxima vez que escuchéis que alguna organización agraria se va a manifestar a sus puertas, os imaginéis mejor la escena.

Mercasevilla

Me he escapado unos días a Sevilla con Ana y he querido aprovechar para conocer la redacción de la revista Mercados, situada en Mercasevilla. Esta publicación agrícola, tanto en papel como en su página de Internet, es un referente del sector de las frutas y hortalizas en toda España. Quise saludar a las redactoras Marga López y Alicia Lozano y a la directora Amalia del Río, sobre todo, para agradecerles el gran detalle que han tenido de incluir mi blog en la sección de blogs de su web. Os dejo el enlace. También hay otras plumas, como la de Tomás García Azcárate, que recordaréis del viaje a Bruselas que relaté en el blog en 2013. http://www.revistamercados.com/blogs-portada/

Redacción Mercados

Amalia del Río   Alicia Lozano   Marga López

Cítricos vallados con el escudo del BetisEn mi tiempo de ocio también me gusta aprovechar para conocer cómo se vive en otros campos de España. Así que tuve ocasión de recorrer algunos pueblos a orillas del Guadalquivir, lugares donde abunda el dibujo de naranjos y clementinas. La zona que conocí fue la de la Algaba. Grandes extensiones de cítricos, pero valladas. Esto me decepcionó un poco porque no deja de ser ponerle puertas al campo. Me explicaron que era para evitar los hurtos, pero… me dejó mal sabor de boca.

Según me contaron también buena parte de la producción citrícola sevillana se comercializa después a través de Valencia, que tiene un mayor dominio de los canales de venta.

Huerta citrícola

No anduve por las zonas tomateras y de sandía, habrá que dejarlo para cuando esté cerca de Los Palacios, pero sí paré por algunos mercados tradicionales, como el de Triana, y en bastantes fruterías de barrio. Mucha producción había de la zona gaditana de Chiclana, tomate gordo, y también calabacín blanco, una peculiaridad de consumo muy característica de Sevilla y Cádiz.

DSC_0699_1

Me sorprendió la gran oferta de sandía tipo crimson, inusual en muchas zonas del país donde la sandía blanca y la negra dominan todo el mercado. Una sandía de gran calibre, ovalada y con semillas. De origen Marruecos, según me contaron los fruteros con los que hablé.

Entre girasoles

Y girasoles, muchísimos campos, con unas estampas de una belleza muy singular. En verano son muchos los colmeneros de Almería que viajan hasta la provincia de Sevilla para hacer allí su campaña. Las fotografías son de un pueblo llamado Arahal, que no solo destaca por sus girasoles, sino también por su olivar. Según me contó con mucho orgullo un vecino, Arahal es el pueblo de España con una mayor producción de aceituna de mesa.

Queda dicho.

Ana

Anuncios

Sevilla. I parte. La antigua Hispalis en mayo

Ana.- calle Betis Acabo de regresar de Sevilla. Tres intensos días en Hispalis, nombre romano de la capital andaluza. Una ciudad que nunca deja indiferente, sobre todo, por el trato amable y hospitalario de sus gentes. A lo largo de la semana entrante publicaré varios artículos de contenido agrícola, pero no lo voy a hacer en este primero. Aquí os dejo solo imágenes y un audio improvisado. Las cuatro primeras son de Ana, mi fotógrafa acompañante. El Guadalquivir, su Torre del Oro y un barco para turistas de nombre evocador, Flota de Indias. El nuevo techo de la ciudad, un rascacielos del pasado año que compite con el Torre Laguna de El Ejido por ser el más alto de la región. No está exento de polémica por aquello del posible impacto visual.

Ana.- Río Guadalquivir

Ana.- RascacielosLuego Triana con su calle Betis a orillas del río, transitada a cualquier hora del día. Y en el mismo barrio su mercado tradicional.

 

 

Ana.- Mercado de Triana

En el número 25 está la pescadería Loli, donde se despacha cerveza fría de verdad, como en toda Sevilla. Nunca he probado cerveza más refrescante que la Cruzcampo que sirven en esta ciudad.

placa casa Luis Cernuda

Luego por la noche os recomiendo la calle Acetres, donde está la casa que habitara el gran poeta sevillano Luis Cernuda. Próxima está la taberna ‘En la Espero te Esquina’, fundada a finales de los años 50. Es la zona de la Alfalfa, en el casco viejo.

antigua Itálica

A pocos kilómetros están las ruinas de la antigua ciudad de Itálica, de época romana. Los amantes de la historia pueden rastrear allí los pasos de Escipión ‘El Africano’ y sentir el aliento de la antigua Roma. También en Santiponce hay un Monasterio que no hay que perderse, el de San Isidoro del Campo.

Anfiteatro de Itálica        Anfiteatro

Mañana volveremos a la agricultura.

Monasterio de San Isidoro del Campo

Monasterio de Santiponce