Facebook planea lanzar el ‘No me gusta’. Lo reservo para ‘Mar de plástico’

mar de plásticoEl creador de Facebook, Mark Zuckerberg, salía hace unos días en los telediarios explicando que su compañía va a implantar una opción para rotular el ‘No me gusta’. Esta pestaña ya la tiene el YouTube, pero aún no el Facebook. En cuanto la incorpore lo primero que haré será marcarla en las publicaciones de la serie ‘Mar de plástico’ de Atresmedia.

Esta semana pasada a través de algunos grupos de whatsApp los agricultores intercambiaban un mensaje en el móvil en el que se decía que por la presión de las organizaciones agrarias la serie arrancaría con un encabezamiento en el que se indicaría que todo lo que iba a emitirse era inventado. Pura ficción. Lo comentaba un contertulio de la Coag que me acompañaba en la mesa de debate en el programa ‘A pie de campo’ de Brisa Radio. Esta emisora está precisamente en la localidad a la que se le cambia el nombre por Campoamargo, pero que aparece en reiteradas ocasiones en este primer capítulo emitido este martes noche. Los ejidenses reconocemos ese bar que hay frente al mar, algunas calles o el paseo marítimo de Balerma con algunas de sus barcas de pesca sobre la arena.

primera escena

Pero me sabe a poco ese rótulo de pura ficción con todo lo que se emitió después. La serie es de mal gusto. Describe un mundo gris y hostil que yo no reconozco cercano a mí. Y no se han ido a rodarla a Agadir, en Marruecos; ni a Antalya, en Turquía; ni a Campania, en el sur de Italia; regiones netamente hortofrutícolas. Se han venido al verano almeriense para filmar entre nuestros invernaderos una historia truculenta de asesinos y racistas. ¿Con estas premisas es para agradecerles el rótulo que subraya que es una serie de ficción o es para sentirse dolido?

sangre

No pensaba escribir ni una línea sobre la serie, pero cuando acabó su primer capítulo y encendí el ordenador me topé con que en la última hora el blog había recibido de golpe varios miles de visitas de internautas que buscaban información sobre ‘Mar de plástico’. Así que me siento obligado a dedicarle unos minutos a una historia ficticia, de personajes ficticios y de tramas ficticias que está hecha con muy mala leche y con un claro sentido mercantil de ganar audiencia en la particular guerra que tienen las televisiones españolas de cazar espectadores a cualquier precio. Tras su primer capítulo Antena3 saca pecho diciendo que más de 4 millones de españoles siguieron su estreno, más de un cuarto de la cuota de audiencia de ese día a esa hora.

protagonista

En el Hormiguero

La televisión todo lo soporta. Es la caja tonta que nos hace tontos.

Y en los guiones todo vale. En una tierra de pequeños y medianos agricultores sacar como paradigma a uno que es la antítesis de nuestro modelo de invernaderos solo lo puede soportar una serie que busca el morbo. Un terrateniente – lo más alejado del agricultor almeriense porque ésta no es tierra de terratenientes – que no tiene ni conoce lo que son los escrúpulos y que compra todo con dinero. Para rematarlo un hijo que se levanta a mediodía y no da un palo al agua. Como sus amigos, ‘ninis’ más propios del mundo gris y marginal del extrarradio de las grandes ciudades como Madrid y Barcelona que de una tierra de currantes como la almeriense.

Yo eso no lo he conocido en El Ejido y soy de El Ejido. Y lo mismo digo de los vecinos pueblos de Adra, Berja, Dalías, La Mojonera, Vícar y Roquetas de Mar. Esta es comarca de gente trabajadora, padres, hijos y abuelos. Y lo mismo puedo decir de las familias de La Cañada, El Alquián o el campo de Níjar. Así que la pregunta es la siguiente: ¿Campoamargo está inspirado en el barrio de La Mina de Barcelona o en el de Lavapiés en Madrid? Porque es vergonzoso y profundamente injusto que ese mundo vacuo y sin esperanza se traslade a Almería. No es la Almería que yo conozco.

Esta es una tierra de oportunidades. Y a quien no lo crea le invito a que siga a partir de ahora este blog, donde se retrata el verdadero ‘modelo Almería’, donde sus pequeñeces no hacen sombra a su grandeza. Estos plásticos, como dicen en la serie, son la verdadera tierra prometida, la torre de Babel que no se reproduce en ningún otro lugar del planeta. A eso deberían dedicar su destreza los guionistas que se estrujan la cabeza por contar historias con tirón. Hace muchos años, 17 en concreto, me ofrecieron un trabajo como guionista en una productora de Madrid (que no voy a nombrar) que tejía el guión de una conocidísima serie española que ha liderado durante lustros la parrilla nacional en horario nocturno. Pero lo rechacé porque no me parecía interesante. Contar historias irreales, ficticias. ¿Dónde está la autenticidad ahí, si todo es un circo inventado? En cambio el periodismo puede ser algo más auténtico porque procura retratar el mundo de las cosas reales, las que suceden en el día a día, aunque muchas veces no lo consiga y se quede en el camino.

invernadero

Así que doy ideas para otras productoras y guionistas. Aquí conviven más nacionalidades que en ningún otro lugar. Y la integración existe. Más que en Madrid, Barcelona o cualquier otra capital. Ya lo decía el antropólogo vasco Mikel Azurmendi, cuando esgrimía que esta tierra es el mejor laboratorio cultural que se puede exportar a todos los países del mundo en conflicto.

Por eso yo me siento orgulloso de ser almeriense, de ser ejidense y de vivir en El Ejido, rodeado de ciudadanos de otros continentes. Y por eso mismo me apena ver que esta productora en lugar de contar lo que nos diferencia de cualquier otra tierra, se ponga a hacer una serie de tópicos, prejuicios e ideas preconcebidas que ya traían de Madrid desde el mismo momento en el que a un directivo de Atresmedia se le ocurrió que en Almería había carnaza para ganar dinero en su guerra de las audiencias.

Propongo a aquellos que no quieran ver un segundo capítulo de la serie que dediquen ese tiempo a leer una novela en concreto, ‘La conjura de los necios’, de John Kennedy Toole. Y verán a esos directivos, guionistas y actores reflejados en una obra literaria que describe una sociedad tan hipócrita como la nuestra.

Campoamargo

Artículos anteriores sobre la serie ‘Mar de plástico’.

¿Qué contarán los guionistas de Antena 3 y La Sexta que preparan una serie ambientada en el mar de plástico almeriense?

La serie ‘Mar de plástico’ se rodará en verano

actores

Posdata: Rodolfo Sancho que ni es antropólogo, ni sociólogo ni historiador ni nada que se le parezca, simplemente es actor y de los ignorantes, dejó algunas perlas en el audio que os adjunto a continuación. Dan ganas de nombrarlo persona non grata (…). Eso sí, se jactó en el programa del Homiguero de la dieta gourmet que tuvo durante todo el rodaje a base de gamba roja de Garrucha. Para eso hay que tener un buen bolsillo que no está al alcance de la mayoría. Lo otro, hablar de lo que se desconoce, es gratis. No es necesario un gran bolsillo, solo grandes dosis de caradura. Y a tenor de lo que dice, le sobra para dar y regalar.

Anuncios

La chiripa ha jugado a favor esta vez, ¿solución a la avispa asiática? Por José M. Guerra

José Manuel GuerraLa chiripa es una manera de denominar la suerte de encontrar algo sin proponérselo, otra manera de llamar a esta situación en una especie de mala traducción del inglés, serendipidad. La palabra tiene unas connotaciones históricas muy interesantes pero esa labor se la dejo al lector interesado que busque en internet serendipity. En español clásico, chiripa.

Esto es lo que ha ocurrido con la avispa asiática, Vespa velutina var. Nigritorax, que invadió el suelo francés a partir del 2006 y que se ha extendido por el sur de Francia y ha pasado a la península ibérica sembrando el pánico entre los apicultores de Portugal, muy afectados y también entre los del País Vasco y Navarra que es por donde está en estos momentos extendida la avispa. Esta avispa daña a los apicultores porque la avispa se alimenta de abejas, sobre todo para alimentar a sus crías, por lo que causa estragos en los colmenares.

El problema es que no se había encontrado ninguna forma de atajar esta difusión de la avispa aunque se niciaron proyectos de investigación en varias universidades y centros de Francia. Pero el problema puede estar en vías de arreglarse porque se ha encontrado de una manera no buscada con que han aparecido cientos de cadáveres de la avispa en los tubos de una planta carnívora del Jardín Botánico de Nantes, la planta es del género Sarracenia y tiene unos tubos largos en los que almacena néctar y el olor y el color de este néctar parece que atraen a los individuos de la avispa asiática, que termina deslizándose por el tubo y muriendo en el final de ese tubo donde hay jugos digestivos que matan y digieren a la avispa.

avispa asiática

Todavía hay que afinar varias cosas antes de cantar victoria definitiva, pero es una buena muestra de eso que he puesto en el título, la chiripa, la suerte y la observación han abierto el camino para encontrar una solución para esta plaga que llegará a toda España. Esta plaga no solo atenta contra las abejas, sino también pone en peligro un polinizador muy importante en los invernaderos de Almería y de otros sitios, como son los abejorros, porque la avispa asiática no solo come abejas, sino también abejorros.

Posdata: La imagen de la avispa en primer plano pertenece a la Association Action Anti Frelon Asiatique http://anti-frelon-asiatique.com

Posdata bis: Y un interesante enlace que describe la expansión de la vespa velutina durante 2015: http://quieromiel.com/enemigos-de-las-abejas/expansion-de-vespa-velutina-2015/

Holanda pide matrimonio a Almería. Países Bajos. III parte

Día de Holanda (1)

Día de Holanda (2)

El Día de Holanda en Almería tradicionalmente ha dado muchos titulares a la prensa. Me viene a la cabeza el año que vinieron a vender su modelo energético y poco después se intentó importar la cogeneración a nuestra tierra, resultando el mayor de los fracasos. También fue notoria la edición en la que pusieron sobre la mesa sus altísimos rendimientos por metro cuadrado y a partir de entonces más de uno en Almería pensó que lo único importante era sacar kilos y más kilos. Y aún seguimos con esa idea. Por tanto, habría que reconocer la influencia de este evento anual, ya que por ejemplo la fiebre de las productividades – como la quimera del oro –  sigue hoy día pululando en el debate hortofrutícola almeriense como el reto a superar lo antes posible. Pero en esta ocasión la delegación empresarial e institucional de los Países Bajos no ha venido a Almería a dar lecciones, sino a ofrecerse en matrimonio.

La dosis de humildad que requiere tan evidente cambio de actitud es enorme. Los representantes del vecino del norte presentes en Almería estos días ya no miraban por encima del hombro, sino que observaban a los ojos, ya que la perspectiva de tener enfrente a un igual se traduce en esa inclinación horizontal de la mirada.

Y se puede edulcorar de mil formas: colaboración, búsqueda de sinergias, aliados, nuevos socios… se puede llamar como cada uno quiera, pero detrás del lema “juntos podemos” o de frases tipo “unidos somos más fuertes” (traducción al español) lanzadas desde la tribuna por los oradores holandeses se evidencia un deseo de unirse en matrimonio empresarial. Y a tenor de la respuesta del presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez Cano, que clausuró la jornada asegurando que es mejor ser socios que competidores está claro que la petición de mano fue aceptada.

agricultores holandeses

Esta declaración de intenciones de unir como aliados a quienes son competidores vino justificada por la situación de crisis que vive en la actualidad el agricultor de invernadero holandés. Distintos intervinientes neerlandeses lo reconocieron. Una muestra – entiendo – de poner sobre la mesa parte de la baraja al descubierto, en un ejercicio de honestidad. Reconocieron estar en una situación complicada, incluso de peligro de caída. Y antes de hincar la rodilla, propusieron intercambiar alianzas porque el enemigo no es el productor de otro país europeo, sino la cadena de distribución. Fue la conclusión final que se expresó con palabras muy similares a las descritas por mí ahora. Así que la pelota estaría en este momento en el tejado de los empresarios españoles, en general, y los almerienses, en particular.

primera fila

público   Fernando Gómez   mesa final

Nuevas entidades

El evento fue intenso en lo informativo. Se presentó una nueva organización creada este pasado mes de agosto y que en los próximos días será presentada ante el Ministerio holandés de Agricultura. La Branche Organisation (BO) conformada por varios miembros (FPC, LTO y NFO) y que tendrá por objetivo cooperar en la cadena agroalimentaria.

Esta nueva organización se suma a Fresh Produce Center, fundada el pasado año para reactivar al sector, y que reúne a la comercialización a través de Frugi Venta y a la producción holandesa, a través de DPA. Fresh Produce Center recoge el testigo de la anterior entidad que representaba al sector, la Horticultural Board, que desapareció hace dos años.

Fresh Produce Center aborda cuestiones de seguridad alimentaria, marketing y estadísticas, alimentación, logística y nuevas tecnologías. A partir del 1 de enero de 2016 se plantea ser interlocutor ante Bruselas de cuestiones hortofrutícolas.

representantes de la embajada comercial

Henny Endenburg

 ¿Hablamos de barcos?

El último ponente tuvo la deferencia de hablar en español, ya que tiene un contacto próximo con la lengua de Cervantes. Henny Endenburg, propietario de la naviera Alveïs-Shipping Ibérica adelantó que el próximo 12 de noviembre saldrá el primer barco de una nueva línea marítima que unirá Almería con el norte de Europa.

Contenedores con hortalizas frescas desde el puerto almeriense rumbo a otros puertos de Holanda e Inglaterra. ¿Cuántas veces hemos leído y escuchado algo similar? Demasiadas veces, así que la experiencia vivida hasta ahora aconseja dejar en suspenso cualquier proyecto de transporte de perecederos por barco. El hundimiento del mercante que ha ocurrido siempre, metafóricamente hablando, obliga a usar la prudencia, salvo que se quiera caer en la tentación de vender humo. Algo por desgracia muy habitual cuando se pretende un buen titular.

pin

Los amos del comercio de frutas y hortalizas. Países Bajos. II parte

A las puertas de Albert HeijnLos españoles seremos muy buenos produciendo calidad, pero sabiendo vender no. Ese puesto lo ocupan los holandeses que, pese a tener tan solo una pequeña superficie dedicada a hortícolas (como se describió en el artículo anterior), dominan el comercio internacional. Y al fin y al cabo es en la venta donde mayores ingresos se pueden obtener.

Son los reyes del mambo también en frutales. Grandes volúmenes que importan de cualquier parte del globo terráqueo no solo para abastecer a su mercado doméstico, sino y sobre todo para vender al resto de Europa. Los ejemplos sobran. Holanda compra naranjas y pomelos a Sudáfrica; mandarinas a España; uvas a Sudáfrica, Chile e incluso India; manzanas a Chile y Nueva Zelanda; bananas a Costa Rica; y un largo etcétera por los cinco continentes con otros productos como piñas, peras, melones, frutos rojos, aguacates, guayabas, mangos, higos, dátiles y frutas de hueso (éstas últimas en menor medida).

pepino holandés en Holanda

En hortícolas su negocio es exactamente igual. Reexpediciones de verduras que se adquieren de otros países. Aunque son productores de tomate, compran fuera más de 250.000 toneladas anuales traídas de las siguientes zonas por orden de importancia: España, Bélgica, Francia y Marruecos. O siendo como ya son productores de patatas y cebollas también las compran de vecinos como Francia o de países del hemisferio sur como la lejana Nueva Zelanda para luego revenderlas. El mismo parámetro se repite con las otras verduras.

Jumbo

supermercado holandés desde fuera

El holandés es todo un paradigma. Pequeñas superficies de producción a nivel local, tecnificadas y con altos rendimientos. Esos mismos productores se internacionalizan produciendo directamente en otros países, como en Portugal; o llegando a alianzas con productores de otras nacionalidades, como en España. Su posición estratégica en el corazón de Europa, su logística, sus excelentes conexiones de transporte y su consolidada clientela comunitaria sitúan al empresario holandés siempre un pasito por delante del empresario mediterráneo, ya sea español o italiano. Holanda domina la cadena, los flujos y tiene una capacidad y experiencia en la bisagra de la reexpedición que no tiene nadie.

tricolor a granel

‘Clientes pudientes’

Holanda es la antítesis de Grecia, país que vende a mercados complicados y de bajo nivel adquisitivo. Holanda envía el grueso del tomate y pimiento que despacha a Alemania, Reino Unido y Suecia. Países ricos. Su pepino tiene esos mismos mercados, más Bélgica.

En fruta dulce ocurre igual, ya sean tropicales, pepita, hueso o cítricos. La lista de los principales compradores de las frutas y hortalizas que factura Holanda son Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia, Suecia, Italia, Noruega, Dinamarca, Polonia e Irlanda.

sección de hortalizas de un supermercado holandés

Posdata: Las imágenes me las han enviado los amigos de Andorreando por el mundo, agricultores ejidenses que viajan por todo el planeta; y también algunas son del mismo amigo lector que me facilitó las fotos del post anterior.

Westland

Fitó de par en par. Su fábrica de semillas y su centro de investigación de Barcelona por dentro

0.- periodistas

Las casas de semillas rara vez muestran los entresijos de su cocina a la prensa. Así que cuando ocurre es de agradecer. La firma catalana Semillas Fitó nos invitaba a final de semana a un grupo de periodistas especializados en el agro a conocer in situ lo que solo ve el personal y los investigadores, esto es, su nuevo centro de I+D situado en Cabrera de Mar y su centro de producción de semillas ubicado en Sant Andreu de Llavaneres, ambos en la comarca barcelonesa del Maresme. También pudimos visitar un día antes la sede central de la compañía, radicada en la propia capital en el barrio de Poblenou, donde también se asienta la fábrica de envasado de semillas.

Comenté con varios de los compañeros la agradable sorpresa que nos supuso que no se nos vetara nada. Pudimos hacer cuantas fotos quisimos de todo aquello que vimos y nos permitieron la entrada a todo aquello que nos despertó interés. Como bloguero, es sin lugar a dudas, lo que más llamó mi atención de una visita que reunió a periodistas de medios radiofónicos, de papel y digitales.

1.- Xavier Fitó

Semillas Fitó nació como empresa familiar en 1880. Xavier Fitó, director de la división de hortícolas y que aparece en varias fotografías (en una de ellas en el vestíbulo explicando sus orígenes), representa a la quinta generación. Hermanos, primos y familiares diversos que proporcionan a la entidad un aire diferenciador.

2.- exportaciones de semillasXavier nos dio una pequeña charla sobre el negocio mundial de las semillas, un mercado que crece al ritmo de la población planetaria. Por facturación hay varios grupos, siendo Monsanto, Syngenta, Limagrain y Bayer los gigantes. Un segundo grupo en el que aparecen RZ, Sakata, Takii, Enza Zaden y Bejo; y en un tercer escalón estarían firmas como Fitó o Ramiro Arnedo. Las cuatro divisiones de Fitó suman una facturación de 80 millones de euros, un 52% pertenece a la división de hortícolas, es decir, unos 42 millones de euros, de los que entre 10 y 11 millones se facturan en Almería.

8.- periodistas retratando semillas

Fitó ha dado grandes pasos en el camino hacia la internacionalización. Posee cuatro grandes estaciones de investigación y mejora en Cabrera de Mar (Barcelona), en El Ejido (Almería), en Turquía y en México. Luego tiene subestaciones menores en las que se hacen programas y selección varietal, como son Murcia, Sicilia y Florida.

En fábricas, además de la que visitamos en Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona), también cuenta con otros centros de producción en Cañete (Perú) para pepino, Arica (Chile) para tomate y Quillota (Chile) para pimiento.

Y sus ventas están globalizadas en 70 mercados nacionales con más de 400 trabajadores en 15 países. Las exportaciones se han multiplicado en poco más de seis años. Si en 2008 suponían el 32%, el año pasado ya estaban en el 60% y se prevé otro 5% más para 2015.

3.- fábrica por dentro

5.- trabajador Semillas Fitó          6.- una semilla

Ramón Guasch     7.- el dormitorio de las semillas   4.- semillas

Ramón Guash, jefe de operaciones, nos mostró la fábrica de envasado, a pocos metros de la Diagonal de Barcelona. Nos abrió las cámaras de germinación, que emulan a un semillero, donde vimos melón, berenjena y pepino tipo Almería; la cámara de conservación de semillas, a 15º de temperatura y un 30% de humedad; y el laboratorio.

9.- semillero

Víctor Sancho hizo de guía en el recorrido por la central de producción de Sant Andreu de Llavaneres, en la que es director. Paso a paso secuenciamos el semillero, el invernadero de hibridación (en el que aparece Gibby Sumarch, trabajador de Gambia que lleva casi una década en España), el cabezal de riego, la sala de fertirrigación, la de bombeo, la sala en la que se hace la extracción de la semilla, posteriormente el secado, el venteo (limpieza y quita de impurezas) y el almacén en el que se depositan las semillas, antes de pasar a la fábrica de envasado de Poblenou que he comentado antes.

10.- Gibby Sumarch

14.- limpiando las semillas13.- primeras semillasPongo algunas fotos del momento de la extracción y de la maquinaria que se usa. Esa mañana tocaba melón amarillo, amontonado en grandes cajones. De esas piezas se saca la semilla que es lavada, secada y almacenada. Vimos semillas tanto de melón como de pepino corto español.

Ahora en septiembre este centro produce tomate y melón, y en otros períodos del año también calabacín, pepino y berenjena.

12.- antes de extraer las pepitas de semilla

11.- Víctor, Israel y Matías   15.- semillas de pepino corto español   16.- trabajadora de laboratorio

18.- Israel y Germán

Finalmente el centro de I+D de Cabrera de Mar. Israel Roca, responsable de ventas y marketing en Europa, nos explicó algunas tendencias actuales del mercado de las semillas, en el que cada vez hay menos actores en la elección varietal. Parte de la distribución, como paradigma estaría Mercadona, se interesa cada vez más por la variedad, algo que no ocurría antes. Y luego está el papel de la dirección técnica de las grandes cooperativas y alhóndigas. Aquí se podrían poner muchísimos ejemplos. Si hablamos de tomate, ¿a qué es importante para una casa de semillas aparecer en el catálogo de recomendaciones que hacen los técnicos de la CASI? Los mismos ejemplos se podrían poner para otras empresas en otros cultivos como pimiento o calabacín. Este tema es bien conocido por los lectores, así que no ahondaré más.

Asunto menos tratado en este blog es el de la reproducción ilegal de plantas en tomate, un mercado alternativo que trae de cabeza a las obtentoras de semillas. De ahí que Fitó lanzase hace un par de años el ‘Fitó vale’ para controlar la trazabilidad de sus semillas. Obtentora, almacén de suministros, semillero más auditorías.

17.- in vitro

Germán Anastasio nos destripó por dentro el centro de biotecnología de Cabrera. Recorrimos sus diferentes laboratorios, desde el de los marcadores moleculares hasta el de cultivos in vitro. También estuvimos en un invernadero con ensayos de tomate (y algunos líneos de melón entutorado), pero la lluvia cada vez más intensa nos desanimó para adentrarnos en otras fincas. En Fitó un tercio de la plantilla son investigadores y se dedica a I+D casi un cuarto de los ingresos de la compañía.

La mejora es lenta. Unos diez años para que vea la luz una nueva variedad comercial. Los cinco primeros años hasta que se tienen las líneas básicas, y si se va rápido otros tres años más, que pueden ser cinco si se hace con más calma. La mejora genética es además costosa, ya que puede haber programas que se alargan en el tiempo sin tener resultados satisfactorios.

Algún compañero puso el símil de la Fórmula 1, donde las escuderías no pueden dejar de invertir en mejoras, salvo que se arriesguen a que la competencia las sobrepase. Así que me imagino que ese 25% de ingresos que Fitó dedica a la investigación es la base estratégica y de futuro de esta compañía española de semillas.

19.- finca de experimentación   20.- melones entutorados   21.- trabajadora

Recorriendo Barcelona la víspera del 11 de septiembre

La ciudad olímpica desde el avión

¿Qué tenemos en común los vecinos de El Ejido con los catalanes? El 11 de septiembre. Hoy se celebra su día, pero también el nuestro. Es una numeración marcada en los almanaques de la historia, más allá del 11-S de Nueva York también hubo esa fecha – pero mucho antes – una triste riada en Almería a finales del siglo XIX. Hay cafés en la capital almeriense aún con ese nombre que recuerda ese fatídico aniversario. Por otro lado, a los ejidenses el 11 de septiembre de 1982 nos supuso la separación del vecino pueblo de Dalías para convertirnos en una entidad independiente y autónoma. Sin embargo, más de tres décadas después bastantes ejidenses y dalienses nos preguntamos si aquella ruptura ha tenido algún sentido (…).

vistas de la ciudad

Pero a lo que iba. Ayer a esta hora le preguntaba al taxista que nos conducía al aeropuerto de Barcelona para regresar a Almería cómo veía él todo este tinglado de la independencia. Conversamos unos 40 minutos – había tráfico – desde el Maresme hasta el Prat del Llobregat. Yo iba en el asiento delantero y el resto de periodistas en la parte de atrás, así que tuvimos una conversación casi privada entre él y yo en la que quien informa quería enterarse un poco de todo este lío que desde fuera de Cataluña no acabamos de entender. Y quería oírlo de boca de una persona normal y corriente.

Pueblo nuestro

Me dijo que él pensaba que saldría el no a la independencia, que hacía dos años muchas calles de Barcelona estaban llenas de banderas independentistas en los balcones y que ahora apenas se veían. Que el tema se había enfriado porque hacía dos años se percibía una crisis económica grande, que ahora sin embargo con la recuperación no se palpaba igual, y que esa percepción había dormido la intensidad del anhelo secesionista (…). Todo esto que cuento me sorprendió porque desde fuera a veces da la impresión de que todos los catalanes quieren darnos una patada en el culo al resto de españoles al grito de ya. Pero la serenidad del taxista me provocó alivio y sosiego. Le pregunté si había fractura social y me contesto que no (…). Más tranquilidad. A continuación le argumenté que si la mayoría social no piensa en la política porque tiene la cabeza en otras cosas alejadas del independentismo, entonces, ¿quién iría a votar? ¿Los que con más vehemencia buscan la separación bajo la ofrenda de transformar a Mas y Junqueras en dioses menores o también se movilizarían las personas que no atienden a los sermones de estos personajes? La respuesta parece evidente. La abstención tiene un perfil muy claro, dominado por gente tranquila, que no cree en la política y a la que solo le preocupa su vida y su economía doméstica.

Conversamos el taxista y yo, barcelonés nativo y que hablaba el catalán como lengua madre, sobre los casos de corrupción. Me explicó que desde Cataluña son vistos como montajes. Esto sí que me dejó desconcertado. Tanto para el caso Pujol como para los últimos escándalos de Mas hay justificación. ¡Son montajes que vienen de fuera! No me lo esperaba. Y luego la estrategia de desviar la atención con el asunto soberanista. Esto es de mi cosecha, no del taxista. ¿Qué es más importante: llegar a fin de mes, tener una buena sanidad y derechos sociales garantizados o la prioridad pasa por hablar de una utópica Arcadia feliz en la que todos los ciudadanos vivían en el nirvana hasta que un malo malísimo los oprimió para acabar con su historia identitaria? Si nos centramos en lo segundo y hacemos bandera de un pasado que jamás existió, entonces no hay tiempo, ni energías ni recursos para atender lo primero, que es lo importante.

Barcelona desde Montjuic

puerto de BarcelonaMe encanta Barcelona. Muchas de mis lecturas juveniles y universitarias han cruzado sus calles. ‘Últimas tardes con Teresa’, como otras novelas de Juan Marsé, describen una ciudad y un extrarradio fascinantes con historias y personajes que ya quisiera hubiesen sido reales. Así descubrí el parque Güell antes de pisarlo. O también toda la bibliografía del enigmático Eduardo Mendoza, unido él y su misterio a la Barcelona más profunda y desconocida. Desde ‘La verdad del caso Savolta’ hasta ‘Sin noticias de Gurb’. O en otro estilo entre humorístico y decadente está la desternillante obra de Pablo Tusset, ‘Lo mejor que le puede pasar a un cruasán’. Así que estos últimos días que he viajado a Barcelona, junto a otra media docena de periodistas invitados por una compañía agrícola asentada en la ciudad condal, he sentido pena de pensar que en el futuro la política pueda convertir a esta ciudad en ciudad extranjera. Culturalmente no lo somos, y la historia nos une, aunque las afrentas que proclaman Mas y Junqueras puedan pesar más que los lazos de fraternidad.

Algunas de las personas que más hondo llevo en mi corazón son de Barcelona o de otras ciudades de Cataluña. Miguel, Álvaro, Meritxell, Elena o Ana. ¿Quién no tiene amigos o familiares en cualquiera de las provincias catalanas? ¿Quién y por qué se quiere poner un muro invisible e insensible a tantas y tantas historias emparentadas? ¿Es posible una borrachera colectiva, una historia manipulada y un lobby movido por intereses económicos que hace de mano negra? O por el contrario, ¿tendremos que empezar a pensar que España roba a Cataluña?

Barcelona desde el mirador del Alcalde

En mi próximo post os hablaré de agricultura y de lo que he estado haciendo estos días en la capital catalana. Pero hoy viendo y escuchando en el telediario con motivo del 11 de septiembre las proclamas de quienes quieren levantar ese muro, he sentido demasiada tristeza como para hablaros de tomates o melones. No quiero mezclar temáticas, así que mañana abordaremos cuestiones en las que las pasiones y las emociones no contaminan.

Y como bloguero me mojo, un bloguero que no lo haga no puede ser bloguero. Un matrimonio es cosa de dos. Si uno no quiere al otro, por muy doloroso que resulte hay que separarse. No lo puedo concebir de otro modo. El matiz lo pongo en que un matrimonio no se debe romper en dos días, una rabieta no puede acabar de un plumazo con toda una vida en común. Hay que hablar y entenderse como pareja porque si hay amor, siempre hay espacio para que ambas partes puedan estar cómodas en su propia independencia y sentirse realizadas en su unión.

Pero a veces hay muchos que malmeten para echar por tierra una historia de amor.

Barcelona desde el avión

Lluvia. En Valencia como agua de mayo y en Almería y Granada como un castigo

Valencia.- camino real de Xativa

Se te queda cara de tonto cuando entras en el Poniente almeriense por la autovía del Mediterráneo, después de dos días fuera, y te encuentras de frente un sol que pica. Sabes que es la calma después de la tormenta. Y tienes un blog que habla de agricultura intensiva, sabes que tu último post ha sido sobre la producción de Holanda y que el siguiente que vas a lanzar es sobre la comercialización holandesa. Pero lo paras. Por decencia y respeto con las familias de agricultores que han perdido su invernadero o su cosecha en las últimas horas. Por los afectados a los que la tromba de agua ha puesto contra las cuerdas antes incluso de empezar la campaña en Almería. Personas a las que les toca sufrir y de las que nadie se acordará cuando pasen unos pocos días y las noticias hablen de otras cosas.

Valencia.- valle de Alfauir

Valencia.- caserón en Rótova   Valencia.- pequeños naranjos

Valencia.- caquis

Valencia.- Monasterio de San Jerónimo

Vengo de Valencia, me he perdido un par de días por sus caminos rurales, todos asfaltados y limpios, al menos aquellos por los que he cruzado en pueblos como Alfauir o Rótova, rondando la comarca de la Safor. Allí me he tropezado y perdido por auténticos vergeles de naranjos y más naranjos, aunque en los últimos años ha proliferado mucho el caqui, como cultivo alternativo al cítrico. Y me gustaría contaros cómo se afronta ya el inicio de campaña citrícola, a un mes de recoger las primeras naranjas. En el sur de la provincia de Alicante observé algunos frutos con color, pero en la vecina Valencia solo vi verdeo. Hileras de árboles esperando el arranque de su año agrícola. Pero solo os dejará algunas fotos de esta escapada agrícola. Y postergaré a otro momento un análisis más en detalle. Solo añadir que mientras en la Comunidad Valenciana el agua ha contribuido a un mayor engorde de los frutos (de ahí la referencia en el titular al agua de mayo), en cambio en Almería y Granada ha provocado grandes daños materiales e incluso personales por desgracia en la granadina localidad de Albuñol.Valencia.- naranjas

Asaja AlmeríaY es que tras ver las fotos de Coag y Asaja de los destrozos ocurridos, sobre todo en Adra y en menor medida en algunos núcleos de El Ejido, como Balerma, el cuerpo me pide escribir poco. Ante la desgracia ajena a veces pienso que las palabras se convierten en clichés y que todo se transforma en un circo, ejemplo es el vecino que sale a la calle con su móvil para grabar cómo el agua se lleva calle abajo a una docena de coches (y a tres camioncillos de agricultores). Queremos grabar esa desgracia para luego compartirla en redes sociales, Facebook o YouTube. Incluso vi a ese vecino cómo ponía su vida en peligro para hacer la grabación con su móvil. Y lo vi porque a su vez había una vecina grabando la escena desde el balcón de su casa. Y todo eso después se ha volcado en Internet para convertirse en un contenido viral que se replica una y otra vez entre miles de curiosos. ¿Es la sociedad de la información o algo más pernicioso?

mujer

pepino     pepino bis

finca destrozada

inverndero en el suelo

muro     pimientos

plantitas

Instantáneas que también me han llegado por whatsApp o a través del Facebook firmadas por algunos lectores. Uno de ellos me ha enviado las siguientes dos imágenes de su finca de pimiento california, totalmente inundada. Este mismo agricultor ya sufrió hace unos meses los efectos del granizo. Su explotación está en San Agustín (El Ejido), una zona doblemente castigada.

california en San Agustín      california inundado

Y a continuación otra fotografía de la violencia del agua en la costa de Granada.

costa de Granada

No voy a poner más fotos. Se me queda mal cuerpo con todo esto. Solo desear, de corazón, que los afectados en la costa almeriense y granadina puedan tener la ayuda necesaria de las autoridades para recobrar su vida lo antes posible. El asunto toca ahora a la puerta de los políticos y de las Administraciones, incluso la europea. Un abrazo fraternal a los que se han llevado la peor parte.

Invernaderos holandeses a vista de pájaro. Países Bajos. I parte

invernaderos holandeses a vista de pájaro

A petición de algunos lectores, que sugerían un pequeño relax en agosto con artículos más distendidos, he dedicado un intenso serial a otras actividades agropecuarias que se desarrollan en zonas del interior y de la serranía almeriense. Pero llegado ya septiembre es momento de retomar la esencia de este blog: las claves del sector hortofrutícola. Recuerdo hace meses un seguidor que en privado se dirigió a mí en reiteradas ocasiones pidiéndome que escribiese más de Holanda, algo que ya he hecho en diferentes artículos, pero ahora lo voy a realizar de forma más pormenorizada respondiendo así al deseo del susodicho lector. Decir, por otro lado, que las imágenes me las ha enviado un amigo que reside en el país de los tulipanes. Muy espectaculares las que son a vista de pájaro.

invernaderos holandeses desde el avión

A Holanda hay que dedicarle dos capítulos, aunque habría para inundar el ordenador con informaciones y cifras de este gigante de la distribución mundial. En esta primera sesión me voy a centrar en su sector productor. Su área de invernaderos es ligeramente inferior a las 5.000 hectáreas y no parece que vaya a crecer más, ya que la tendencia de los últimos años indica una tímida bajada interanual. Solo con este dato se comprende que Holanda no puede ser la despensa de Europa y que gran parte de su negocio reside en la reexpedición de producciones de otros países, europeos y de otros continentes.

De tomate son 1.780 hectáreas, de pimiento unas 1.160, de pepino 600 y de berenjena apenas un centenar. El profesor de la UAL, Pérez Mesa, maneja variopintos datos al respecto. El tomate es el que mejor tendencia presenta en superficie. También hay que decir que las explotaciones más grandes son de este hortícola y las más pequeñas las de berenjena. Significativa también es la reducción a la mitad del número de explotaciones en el presente milenio, de 3.419 fincas a 1.442. Entre sus consecuencias está que las que han quedado son más grandes.

cultivo de tomate holandés

ornamentales holandesasSin embargo, los principales cultivos hortícolas holandeses por superficie no son los de invernadero, sino que habría que hablar de la patata, la cebolla, la zanahoria, las brásicas o el guisante. Algo más atrás lechugas, achicorias y puerros. Cualquiera de ellos poseen más superficie de cultivo que el tomate, el pimiento o el pepino. Creo que esto puede romper algunos falsos mitos.

El próximo día abordaré la comercialización, que es el meollo del negocio neerlandés, pero antes un breve apunte sobre su consumo. El tomate que prefieren es el larga vida, tomate redondo; no tanto así el pera, el racimo o el cherry, según las encuestas hechas a los consumidores. Y el pepino es muy demandado entre todos los grupos de edad, lo comen como aperitivo a cualquier hora del día. De ahí que el pepino mini tenga gran aceptación. En ese comer sano también está el segmento ecológico, cuyo gasto familiar estos últimos ejercicios registra repuntes de hasta el 10%.

invernadero holandés

Escobar & Castañeda abre la campaña de calabacín con una jornada sobre Nueva Delhi

Público charla Gautier

Mis disculpas a los ponentes de Novedades Agrícolas, pero llegué tarde a su charla sobre la desinfección de agua a través de ozono. Sí pude asistir a la presentación del catálogo de calabacín de Gautier, que derivó posteriormente en un intenso debate sobre el virus Nueva Delhi. Algunos de los agricultores presentes le preguntaron a Manuel Martínez que para cuándo estaría la variedad resistente al renombrado en este blog virus ToLCNDV. El bueno de Manuel recordó que se han encontrado algunas fuentes de resistencia, pero que llevar ese material a una nueva variedad comercial llevará aún varios años. ¡Siendo optimistas! (esto último lo añado yo). ¿Cuántos años se tardó en lanzar al mercado una variedad comercial de tomate resistente al virus de la cuchara? Yo escuché en la sala que catorce años (…). Así que tranquilidad y mucha paciencia.

Escobar & Castañeda

sala

Anualmente la comercializadora ejidense Escobar & Castañeda celebra una jornada técnica sobre temas de actualidad. Y con la de este martes ya van tres ediciones. La empresa está situada en el paraje de La Loma del Viento (nombre épico donde los haya), en Las Norias de Daza, donde confluyen diferentes compañías especializadas en calabacín. De hecho este núcleo es el epicentro de este cultivo en España.

almacén por fuera

Se trata de un almacén familiar, construido hace cinco años. La última campaña movió 18 millones de kilos, un 15% de berenjena y el restante 85% calabacín, sobre todo verde, aunque también amarillo, redondo e incluso pequeñas cantidades de redondo amarillo.

familia Escobar & Castañeda

En la imagen adjunta retraté al padre y director, José Luis Escobar Jiménez, y a su hijo José Luis Escobar Castañeda, que lleva labores de marketing, y a su hija Rocío.

almacén por dentro

Me comentaron que sus principales mercados son Holanda, Irlanda e Inglaterra. Un 30% de su producto se lo lleva la globalizada firma holandesa Van der Staay, de Staay Food Group, que tiene a Escobar & Castañeda como su proveedor especializado en calabacín.

En cuanto a empleo, entre 60 y 80 personas trabajan en la nave. Escobar Castañeda me destacó “el envasado manual que aquí hacemos, de modo tradicional de caja a caja para no dañar el fruto”. Me añadió que esto se conoce como “valor en tienda”, de lo que se deduce que tiene que suponer un mejor precio.

líneas de mejora

Líneas de mejora hoy día en calabacín

Durante su exposición Manuel Martínez describió el amplio y diversificado catálogo que Gautier posee en calabacín, deteniéndose en algunas variedades como Cassiopée y Perseo (ambos para invierno), Pulsar (otoño), Amalthée (calabacín blanco que se puede cultivar todo el año) o Satélite, variedad de fruto redondo.

Juan Montes

Mostró también los resultados de un interesante ensayo sobre rendimientos, una misma variedad puesta en el campo de Níjar y en el Poniente almeriense. La productividad en kilos de la finca del Poniente duplicaba a la obtenida en la comarca nijareña. Las diferencias climáticas explicarían estos resultados.

El representante de Gautier también describió algunas de las líneas de mejora que hoy día se llevan a cabo en calabacín, en general. Valga la siguiente enumeración: conservación del fruto junto con brillo y color (manchas de poscosecha); facilidad de manejo agronómico; resistencia a enfermedades y plagas (material vegetal repelente a insectos, ToLCNDV, Oídio).

Sobre las plantas partenocárpicas apuntó que son poco productivas a corto plazo, ciclos más largos pero que implican más costes y riesgos. De ahí que el cuaje directo a la flor sea la tendencia actual.

almuerzo

camión Escobar & Castañeda

CASI entra en el ecológico. Y moderniza las instalaciones del aeropuerto para el manipulado

CASI ecológico

La cooperativa CASI empleará a partir de ahora su almacén de San Isidro, en el campo de Níjar, para el producto orgánico. De este modo se inicia en este segmento y durante este primer año serán un mínimo de 40 hectáreas las destinadas al ecológico, un nicho que en los últimos años también abordan y cada vez más las comercializadoras convencionales. Ejemplo de ello es Agroponiente que también entrará en ecológico esta nueva campaña 2015/16.

La primera imagen corresponde al centro de confección de tomate que la CASI posee en Níjar, instalación que se especializará en el producto ‘bio’ (denominación con la que se conoce en Europa al ecológico); aunque en primavera también servirá para canalizar la sandía de la cooperativa. Amén de que se reservará un espacio como punto de recogida para los agricultores de la comarca nijareña que quieran que sus productos se sigan subastando en la corrida de Los Partidores.

Así que por un lado Níjar será para ecológico; la alhóndiga de La Cañada continuará con su tradicional actividad como subasta; mientras que el centro del aeropuerto, el que fuera comprado a Agrupalmería, está en este momento siendo modernizado para dedicarlo exclusivamente al manipulado del tomate.

Ya habrá tiempo cuando se pongan en marcha estas nuevas instalaciones remodeladas para contar más detalles, aunque lo que me comentan es que se ha hecho una apuesta importante para hacer eficiente (kilos/hora) la tarea de confección, instalando e invirtiendo en maquinaria de vanguardia.

Lo contaré cuando la obra esté finalizada. Será entonces el momento de publicar algunas imágenes.

tomate CASI