Jaque mate a los fitofortificantes

almacén de suministros

Con fecha 16 de diciembre de 2014 se publicaba en el BOE (Boletín Oficial del Estado) el Real Decreto 951/2014 de 14 de noviembre por el que se regula la comercialización de determinados medios de defensa fitosanitaria, es decir, los famosos fitofortificantes. En base a la disposición transitoria establecida en el mismo, los Medios de Defensa Fitosanitaria que actualmente se están comercializando al amparo de la Orden APA 1470/2007 de 24 de mayo (la cual queda derogada por este Real Decreto) deben presentar en el plazo de 6 meses, desde la publicación del Real Decreto, la solicitud que se encuentra en los anexos del mismo, junto con la documentación requerida, la cual debe cumplir con los requisitos fijados en la Instrucción de fecha 17 de diciembre de 2014 de la Dirección General de la Sanidad de la Producción Agraria.
Ministerio de Agricultura. Registro de determinados medios de defensa fitosanitaria (MDF)

Todo lo anterior lo explico para que nadie se lleve a engaño. A los fitofortificantes le quedan cuatro días. Al menos con ese nombre. Recupero aquí un artículo publicado hace más de un año en este blog en el que se explicaba la picaresca de vender gato por liebre: “Publicidad engañosa en los nuevos productos nutricionales

laboratorio

Debido a la nueva normativa en las últimas semanas han quedado derogados centenares de productos de los denominados fitofortificantes, entre el 50-70%. Os paso el enlace: Productos no aptos para la comercialización.

Se trata de una lista activa que semanalmente se va incrementando. cultivo

Por otro lado, los que NO están en dicha lista y SÍ están permitidos, podrán venderse solo durante un plazo de 6 meses, que podrá prorrogarse otros 2 meses hasta el 17 de agosto. Es la fecha en la que podrán despacharse en los almacenes de suministros agrícolas, mientras que el agricultor podrá usarlos en su finca hasta el 17 de diciembre de 2015.

¿Qué pasará a partir de entonces? ¿Se volverá al registro de abono CE? ¿Nutricionales aunque sean de sanidad? ¿O seguiremos con la ensaladilla rusa? ¿Alguien lo sabe?

Anuncios

Primera entrevista del nuevo presidente de CASI. – El hombre tranquilo. Miguel Vargas, agricultor –

Miguel Vargas recordaréis entró como nuevo presidente de la CASI a principios de mayo, tras las elecciones en las que derrotó a José Mª Andújar. Desde entonces hasta ahora no ha atendido a ningún medio ni a periodistas, ya que se ha centrado estas primeras semanas en otros menesteres más urgentes de orden interno. Esta entrevista que leéis aquí en mi blog es la primera que ha concedido, así que desde aquí le agradezco el detalle de haberme atendido el primero.

Imagen

Miguel Vargas es un hombre tranquilo. No se acelera al hablar, lo hace en un tono amable y sobre todo sabe escuchar. Como periodista me gusta charlar con mis entrevistados, no soy un robot que solo hace preguntas, me agrada conversar y comprobar la atención que me presta la otra parte. Las personas que solo hablan de ellas no me gustan, por eso en mis entrevistas yo también comento para comprobar la reacción de la otra persona. Así que puedo decir que este agricultor de los Llanos de La Cañada sabe oír y atender a sus interlocutores. Virtud – creo muy necesaria – para pacificar una cooperativa que ha vivido unos últimos años muy convulsos.

En la hora que paso con él en su despacho no me hace ni una sola crítica de su predecesor, José Mª Andújar, ni siquiera me comenta lo que haya podido encontrarse de la gestión anterior ni de lo dura y complicada que fue la campaña electoral. Ni un solo tema polémico. Un hombre prudente. El tiempo lo dedicamos a hablar de agricultura y de su preocupación por los socios: “Si estoy aquí no es por mí, sino por servir a los demás. Cuando me vaya, quiero haber sido un granito de arena para los agricultores que lo han pasado mal”.

Me explica a continuación que quiere estar muy pendiente de los socios, de lo que pasa en el campo, de lo que necesitan sus agricultores. Entonces me añade que a partir del próximo martes entrará un nuevo gerente, Jesús Torres, venido de Ramafrut (Cervera). Será éste quien se encargue más de los temas de pura gestión empresarial. “Yo no quiero tener plenos poderes, ni que pase todo por mi despacho, cada profesional tiene que ejecutar sus responsabilidades para que todo funcione bien”. Dicho con otras palabras, Vargas estará encima, pero dejará trabajar. La junta rectora que él preside será la que tome las decisiones, el órgano de gobierno.

Acabamos la entrevista y cuando le digo que le voy a hacer unas fotos me dice que él no es hombre de despacho. Por eso nos vamos al almacén, donde está el género, pero antes pasamos por la sala de subastas, donde le tomo la primera fotografía. Y aquí descubro algo más de este señor. Cuando entramos en la sala salta la alarma. Encendemos las luces y a los dos minutos llega un trabajador de la CASI. Miguel Vargas le pide disculpas por haber hecho saltar la alarma y el empleado le dice que no pasa nada. Me quedo atónito ante su humildad. No estoy acostumbrado a ver ese tipo de gestos entre los jefazos de las empresas. Luego entran por otra puerta de la sala varios empleados más y se repite la misma escena. Los trabajadores le sonríen y le hacen un comentario respetuoso. Se nota que hay camaradería. Yo observo en silencio.

Y comprendo ahora cuando al principio de la conversación me dijo que había mejorado mucho el ambiente entre el personal de la CASI en estas semanas. He sido testigo. Le pregunto si se han ido socios tras la marcha de Andújar como presidente y me responde que no. Le repregunto si Andújar continúa y me dice que sí. Creo que ésa es la noticia. Ha habido una transición tranquila sin ninguna estampida de agricultores.

Imagen

Tras más de un mes como presidente me describe algunas ideas, e insiste en que son solo ideas porque hay que estudiarlas en detalle, “como fomentar la comercialización directamente, que se confeccione más en campo para ahorrar costes”. El centro de los Partidores, donde le hago la entrevista, se dedicará en el futuro en exclusiva a la subasta, el del aeropuerto solo a la comercialización y el de San Isidro podría servir como punto de recogida. Cuando le digo que me explique cómo una cooperativa puede ser al mismo tiempo subasta, es decir, aunar dos modelos contrapuestos como es el de alhóndiga y cooperativa, me lo explica de modo muy gráfico: “Si en plena campaña hay días de más de dos millones de kilos de tomate, y al día siguiente la misma cantidad, no hay infraestructura que soporte eso, salvo la subasta”. Vargas aboga por la convivencia en la CASI de ambos modelos, la comercialización y la subasta.

La cooperativa de San Isidro (CASI) ahora mismo tiene entre 1.800 y 1.900 hectáreas, 1.244 socios, 282 socios colaboradores y 280 terceros.

Posdata: Como habéis visto esto no ha sido una entrevista convencional, al uso, pregunta-respuesta. Ni siquiera he llevado cuestionario. Ha sido una conversación informal para sacar una semblanza del personaje.

Una aplicación para leer los blogs de agricultura

Criandonaranjos

Puede que nos estemos perdiendo lo que semanalmente nuestros amigos blogueros agrícolas vuelcan en la red por España y el mundo. Tanta información y tantas plataformas donde encontrar blogs que cansa la búsqueda. Por eso esta semana me he descargado una app muy simple en el móvil: BlogReader.

la foto 5

Ahora lo importante es rellenarla de los blogs agrícolas que alguna vez nos han llamado la atención. Porque recibiremos un globito en el icono de la aplicación cada vez que uno de los bloggers escriba.

Esta va siendo mi selección por ahora. Ampliable y para nada exhaustiva. Y por supuesto necesito vuestros consejos para encontrar nuevas fuentes de información. Os la dejo por si querés cortar y pegar en la app.

– Sin Agricultura, Nada: http://www.chil.org/mercados/blogs/sin-agricultura-nada

– Revista Mercados: http://www.chil.org/blogs/FindById/399

– joseantonioarcos: https://joseantonioarcos.wordpress.com/

– Innovagro: http://innovagro.wordpress.com/

– Miguel Ybarra: http://www.miguelybarrablog.wordpress.com/

– Agrios Debates: http://www.chil.org/blogs/FindById/606

– Homo Agrícola: http://elhocino-adra.blogspot.com.es/

– Blog Zona Rural: 

Ver la entrada original 79 palabras más

Las alhóndigas se ponen las pilas en certificaciones de calidad: IFS y BRC

Son certificaciones de calidad voluntarias, pero cada vez más exigidas por los clientes. Por ejemplo alemanes y franceses son los que más demandan la IFS, e ingleses y nórdicos la BRC. Me pasaba estos días por la alhóndiga Agroejido (Almería) donde uno de sus técnicos, Juan Antonio Vargas (en la subasta, junto a una partida de pimientos italianos), me describía que este mismo mes su empresa iba a implantar ambas. Por otro lado, Agroejido también ha dado un salto con el sello de Global Gap, 350 hectáreas en la actualidad multiplicando así casi por cinco las que tenía hace unas pocas campañas.

Imagen

Continuo la conversación con Juan Antonio y me comenta que la Universidad de Almería, a través de sus Enseñanzas Propias (http://fcontinua.ual.es/ficha.asp?id=144603/2) impartirá del 4 al 20 de diciembre un curso bajo el título ‘Certificaciones de calidad en centros de manipulación de frutas y hortalizas’, dirigido a técnicos de campo, estudiantes, en definitiva a profesionales especializados en agronomía. En dicho curso se abordarán normativas como la ISO 22000, BRC e IFS y se analizarán temas de higiene y seguridad alimentaria, de procesos productivos, operacionales, adecuación de instalaciones, formación de personal, riesgos laborales o conceptos cada día más implementados como la food defense, como requisito para evitar la contaminación de productos. Para quien esté interesado dejo el siguiente enlace: http://ingenieriaconsulting.com/curso-de-certificaciones-de-calidad-en-centros-de-manipulacion-de-frutas-y-hortalizas-2a-edicion/

Imagen

Vargas me lleva también al almacén de exportación de Agroejido y me explica cómo ha crecido en el último par de campañas el volumen de género que es confeccionado en estos lineales. En realidad es una tendencia creciente entre las alhóndigas, apostar más por su propia comercialización. Juan Antonio me da datos de cabeza, pero para no cometer ninguna imprecisión me quedo solo con el concepto de que cada vez hay más agricultores que llevan directamente a la exportación. También la propia alhóndiga se queda con más kilos de la subasta para luego destinarlos a su almacén. Esto ha redundado en creación de nuevos puestos de trabajo en su manipulado.

La CASI inaugura sus nuevas naves del aeropuerto y descarta su faraónico proyecto de 469 hectáreas y 160 millones de euros en la finca El Maltés

Imagen

Cuando gastas 18 millones de euros en comprar unas modernas instalaciones, construidas por otra alhóndiga hace pocos años, y están perfectamente equipadas, ya no estás pensando en invertir 160 millones de euros en una obra faraónica como estaba previsto en la finca de El Maltés, propiedad de la CASI y con una superficie de 469 hectáreas. Seamos realistas, la compra efectuada por la cooperativa que dirige José María Andújar de las naves de Agrupalmería, situadas junto al aeropuerto de la capital almeriense, son la puntilla a ese otro proyecto presentado a finales de 2009 y que nunca verá la luz.

Este mediodía la CASI ha celebrado una jornada de puertas abiertas en su nueva sede. Cientos de agricultores han conocido por dentro el gran almacén que a partir de este sábado acogerá la primera subasta no ya bajo la marca de Agrupalmería, sino bajo la de CASI. Habrá todo tipo de tomate, no solo verde, y en cuanto a los antiguos trabajadores de la ‘Agrupa’ solo quedarán en este centro un pequeño grupo, el resto será personal trasladado desde el resto de naves de CASI.

Imagen

Detrás de esta operación de compra está la entidad financiera que siempre va vinculada al campo. No es lo mismo para ella dar un préstamo de más de 100 millones de euros a la CASI para que construya en la finca El Maltés, entre la carretera de Retamar y la autovía de Almería, un complejo agroindustrial de 469 hectáreas, que avalar y facilitar la operación de compra-venta de Agrupalmería y CASI por una cifra infinitamente menor. El riesgo se aminora.

Así que la CASI conservará su patrimonio en El Maltés y amplía en El Alquián, con estas nuevas instalaciones que han sido visitadas en la jornada de puertas abiertas por cientos de socios y colaboradores. Quizá una opción para El Maltés sea vender o alquilar esos terrenos baldíos a sus agricultores para que construyan nuevos invernaderos, sobre todo, cuando hay demanda para seguir creciendo en superficie.

Imagen

Posdata:
Por cierto, hablando de crecimiento, el presi Andújar dijo sobre el atril que prevén crecer un 10% en la campaña 2013/14, aunque no me quedó claro si se refería a número de agricultores, superficie, volumen de kilos o medias para los productores. Tal vez se refería a un 10% en optimismo.

Virgen Extra para quién.

Comparto este post (de temática olivarera, no hortofrutícola) de un bloguero muy activo de la otra parte de Andalucía, Ricardo, y os invito a que visitéis su blog. Muy interesante. José Antonio Arcos

Criandonaranjos

Aceituna hojiblancaHe tenido un verano muy andaluz. He hecho excursiones cortas, con vacaciones intermitentes, visitando muchos pueblos costeros y de interior sin salir de Andalucía. Y lo he disfrutado mucho.

He pensado en nuestro aceite de oliva, que debe ser bandera andaluza para el mundo y en lo que me he ido encontrando en bares y restaurantes. Y qué difícil es que un lugar de turismo el aceite sea de calidad, que al menos sea virgen extra, que es lo menos que podemos exigir en nuestra tierra.

Pero me da la sensación de que estamos haciendo algo mal. De que sólo un entorno muy reducido de olivareros, agricultores y dietistas conocen las diferencias de un virgen extra con un refinado. Algo que nosotros damos por supuesto, quizás no llegue a calar en la lista de la compra diaria. A menudo vemos aceites con etiquetas engañosas, lampantes camuflados, a precios elevados y…

Ver la entrada original 97 palabras más

La crisis griega empuja a la baja los precios de venta de las sandías españolas

Efectos colateralmente directos, permítaseme este juego de palabras. La crisis griega tiene consecuencias bien visibles sobre la economía real del resto de países mediterráneos, como puede ser España y su sector agrario. Cuando escribo ese concepto, ‘economía real’, lo hago como cuando un escultor aprieta su cincel sobre un punto para destacarlo del resto del bruto, la agricultura como la verdad más palpable frente a esa otra economía especulativa que nos arrastra a todos.

Pues bien, esa crisis financiera tiene efectos perniciosos sobre el sector primario, sobre algo tan estratégico y elemental como los alimentos, que no deberían depender de decisiones tan arbitrarias como las de los mercados. Los productores hortofrutícolas griegos, ahogados hasta gritar basta, están malvendiendo sus productos de temporada para poder satisfacer al especulativo cliente europeo que solo compra demandando low cost, low cost, barato, barato.

Nos encontramos con que los helenos venden ‘crimson’ híbrida a 0,17 euros/kilo. Pero también se están cargando camiones de 32 euro-palettes, 650 kilos cada uno, es decir, 21.000 kilos a precios aún más bajos, 0,12 euros/kilo con otro tipo de variedades de sandías.

Y los productores españoles, por ejemplo, de Proexport, en Murcia; o de Cooperativas Agroalimentarias, en Castilla-La Mancha, ¿están contentos? ¡Deben de estar dando palmas de alegría viendo lo que se avecina, en mitad de su campaña de verano! Lo digo con toda mi ironía.

Imagen

The Greek crisis pushes down the selling prices of the Spanish watermelons

Collaterally direct effects, allow me to play on words. The Greek crisis has clearly visible consequences on the real economy from other Mediterranean countries, such as Spain and its agricultural sector. When I write that concept, ‘real economy’, I do it like when a sculptor squeezes his chisel on a point to highlight it from the rest of the raw, agriculture as the most palpable truth facing that other speculative economy which is dragging us all.

Well, this financial crisis has deleterious effects on the primary sector, on something as strategic and basic as food, that should not depend on such arbitrary decisions as the ones of the markets. Greek horticultural producers, drowned until they scream stop, are selling off their seasonal products cheap to satisfy the speculative European customer who only buys demanding low cost, low cost, cheap, cheap.

We find that the Greeks sell hybrid ‘crimson’ to 0.17 Euros / kilo. But they are also ruining trucks of 32 euro-palets, 650 kilos each, i.e., 21,000 kilos at prices even lower, 0.12 Euros / kilo with other type of varieties of watermelons.

And the Spanish producers, for example, of Proexport, in Murcia, or Cooperativas Agroalimentarias in Castilla-La Mancha, are they happy? They should be clapping for joy seeing what is coming in the middle of their summer campaign! I say this with all my irony.