El silenciador viral: un proyecto revolucionario

Recordaréis que hace casi un mes publiqué un especial del Nueva Delhi, en el que recopilé quince artículos (Serial virus ToLCNDV) que he escrito en los últimos meses sobre este virus, al tiempo que os hablaba de un interesante proyecto, “el silenciador viral”, y os decía que intentaría lograr más información sobre el mismo. Pues bien, Hernán Quitral – en la fotografía inferior y responsable en España de la compañía chilena IAB – me ha contado todos los detalles de esta iniciativa en el campo de la investigación que puede suponer un antes y un después, si cristaliza aquello a lo que se quiere llegar.

Imagen

En la actualidad disponemos de una amplia gama de productos para control de pestes y enfermedades, tanto en seres humanos, como en animales y plantas. La industria farmacéutica y química están en una constante búsqueda y desarrollo de nuevos principios activos contra enfermedades cada vez más resistentes. En el sector agrícola las enfermedades se hacen resistentes rápidamente a los productos que las controlan y es una necesidad acuciante disponer de nuevas herramientas de control, que permitan una producción agrícola para la creciente población mundial.

Sin embargo, hoy día no hay una herramienta para control de virus en plantas. Las estrategias actuales se limitan al control de los vectores de transmisión (áfidos, ácaros, etc) con insecticidas cada vez menos efectivos, ya que las plagas se hacen rápidamente resistentes a ellos. Es en este contexto donde IAB plantea una estrategia innovadora.

Imagen

Mecanismos de infección viral

En el caso de los vegetales, los virus que los atacan son principalmente retrovirus, vale decir, su material genético es ARN.

Los virus son propagados en el campo por insectos, los cuales en su proceso de alimentación, inoculan el virus a la planta. Una vez dentro, el retrovirus usa su material genético para sintetizar una hebra de ADN en un proceso conocido como transcripción inversa, con su enzima retrotranscriptasa y de los componentes celulares del hospedero. El ADN formado se inserta en el ADN vegetal a la espera de las condiciones ambientales favorables para su expresión. En su proceso de expresión, se van formando las proteínas de la cápsula, enzimas específicas del virus y otros componentes, todos los cuales, al ensamblarse forman una nueva unidad viral que se propaga a través de los tejidos de la misma planta o a otras por medio de un nuevo vector que se alimente previamente de esta planta infectada.

Imagen

Estrategia IAB

A través de intervenir los mecanismos bioquímicos involucrados en los procesos mencionados, IAB está en desarrollo de un producto capaz de impedir la formación final del virus. Para ello se está desarrollando un complejo enzimático capaz de inhibir el ensamblaje de las proteínas de la cápsula viral. Al no ensamblarse la cápsula, el ARN viral queda expuesto al medio, siendo rápidamente hidrolizado por las enzimas líticas del vegetal.

Las proteínas y demás componentes virales no ensamblados, activan por su parte la respuesta SAR (respuesta sistémica adquirida) de la planta, quedando más resistente frente a posteriores infecciones.

Dado que la inserción del ADN viral inicial no se ve afectada, está continúa su expresión, pero el complejo enzimático aplicado cada cierto tiempo impide la formación final del virus.

¿Qué se gana entonces?

Al impedir la formación de nuevas unidades víricas, la infección no sigue su curso y la planta infectada no expresa los síntomas propios de la virosis en cuestión. Por lo tanto, estamos ante una planta “portadora sana”. Dicha planta “portadora sana” no sirve como reservorio de virus, ya que el virus no se completa, por lo que los vectores no propagan el virus a partir de ella.

Estado actual del proyecto

El año 2012, IAB  presenta a IBEROEKA el proyecto IBK 11-688 ((SEFH – 011) Silenciador enzimático Full House) “Complejo Enzimático de aplicación foliar y/o semillas capaz de ejercer lisis (ruptura) a nivel de cápside viral y elevar la respuesta SAR (Resistencia Sistémica Adquirida) en forma preventiva y/o curativa frente a virus ARN que atacan vegetales”.

Dicho proyecto es presentado al CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) para la obtención de fondos, siendo aprobado el 4 de febrero de 2013.

El proyecto está en fase de estudio e implementación de las primeras formulaciones prototipo, las cuales serán ensayadas en campo con muestreos de plantas tratadas y su posterior análisis para evaluar la respuesta antiviral del producto, la cual será llevada a cabo por la Universidad Politécnica de Cartagena – Murcia.

“Como ven, nos acercamos a una alternativa concreta”, afirma Hernán Quitral.

Anuncios

La nanotecnología llega al invernadero

La nanotecnología, esa capacidad de hacer las cosas más y más pequeñas, ha llegado al sector agrario. Estuve hace unas semanas viendo su aplicación sobre el terreno en un invernadero de pepino largo, ubicado en Castell de Ferro (costa de Granada). Allí estuve con Sergio y con su mujer Raquel, acompañados de Jesús y Juan Manuel, los responsables de la firma NutraGreen, con sede en Madrid y que han importado del continente asiático (de Singapur, concretamente) esta tecnología que están implantando en todo tipo de cultivos, desde trigo, pasando por olivar o patata hasta llegar a hortofrutícolas como tomate, pimiento, melón, sandía, berenjena o lechuga.

Imagen

Se trata de una suspensión coloidal, basada en nano-micelas (la primera aplicación de la nanotecnología en agricultura). NutraGreen es un vector de transporte que entra directamente en el torrente circulatorio de la planta a través del estoma, epicutícula foliar o sistema radicular. La partícula es así de pequeña: 0,6 nanómetros.

Al ser una micela, con una cabeza hidrofílica y una cola hidrofóbica, permite al entrar en el torrente de la planta atraer los nutrientes, tanto hidrosolubles como hidrofóbicos y – en cierta manera – remedar la circulación sanguínea dentro de una planta. Lo que la planta no puede hacer “per se”. Los nutrientes circulan con más facilidad y llegan eficazmente incluso a las partes distales con una sistemia aumentada y estimulada.

Igual que “se monta” un nutriente sobre la nanopartícula se puede montar cualquier sistémico a nivel de agroquímicos o pesticidas, aumentando enormemente su eficacia y el tiempo de actividad dentro de la planta.

Imagen

El producto se distribuye por toda la planta, al ser tan pequeño se cuela dentro y llega hasta la raíz. Según me explicaron durante la visita a la finca, la planta es más resistente a enfermedades, estrés hídrico y climático y tiene unos niveles de actividad acrecentados. El propio agricultor reconoció que en su invernadero ha reducido los tratamientos, hay más frutos, más homogéneos y con niveles de brix aumentados sensiblemente.

AgroTIP y el Nueva Delhi. Un ensayo con 18 variedades de calabacín en una finca de El Ejido

Los responsables de la casa de semillas alemana AgroTIP me escribieron hace unos días muy sorprendidos de que me hubiese enterado de su reparto de sobres de calabacín con una variedad “supuestamente” tolerante al virus Nueva Delhi. Les contesté que tampoco es difícil cuando eres hijo de agricultor, cuando toda tu familia y amigos trabajan en el sector y cuando te dedicas como periodista a ser una antena de lo que se mueve debajo del plástico. Lo digo también porque aún hay incrédulos que no se creen lo de esta semilla, ni viendo las fotos del propio sobre. Dejo por aquí el enlace al artículo anterior donde la evidencia de lo que digo salta a la vista: https://joseantonioarcos.wordpress.com/2014/01/10/aparecen-los-primeros-sobres-con-una-variedad-de-calabacin-supuestamente-tolerante-al-virus-nueva-delhi/

Imagen

Después de hablar por teléfono con Rosa Rajlin, vive en Sevilla y es la responsable en España de esta casa alemana de semillas, al día siguiente quedé en la capital almeriense con el delegado de zona (Almería, Murcia, Granada y parte de Castilla-La Mancha), Víctor Vega, retratado en la imagen superior al término de nuestra entrevista.

Víctor me contó lo que a continuación describo. Se hizo un ensayo este pasado otoño en un invernadero de Las Norias (El Ejido), finca propiedad de un agricultor que se prestó a ello. AgroTIP plantó 18 variedades suyas de calabacín (una docena de plantas por variedad) para ver cómo reaccionaban al virus, también había en la parcela una conocida variedad líder del segmento, pero que no voy a citar ya que es comercial y de otra compañía de semillas. No rizaré más el rizo.

Entre septiembre, octubre y noviembre tuvo lugar el experimento. Durante las primeras semanas (de la semana 1 a la 3) se infectó el 70% de las variedades, y poco después el resto, salvo una única variedad, que es la que se ha repartido estas semanas atrás en sobres. Pues bien, y he aquí el inciso más importante. El agricultor cuando llegó el mes de noviembre tenía completamente infectado el invernadero de virus, y se dispuso a arrancarlo por completo. Y justo antes de hacerlo comprobó que algunas de las plantas supervivientes de la variedad que había aguantado bien los embates del Nueva Delhi también se viraron. No todas, algunas. Por eso, en los sobres está escrito “en test parece ser tolerante al ToLCNDV”. Se emplea el verbo parecer, no el ser.

Continúo el relato. Víctor Vega me explicó que una vez comprobado que esa variedad no comercial aguanta la virosis mejor que el resto, quisieron ver su comportamiento no en un invernadero, sino en varios y en diferentes explotaciones de todo el Poniente almeriense. Así que agroTIP preparó 1.500 semillas de esa variedad, en sobres de cien unidades, que ya han sido repartidos gratis a una docena de agricultores de esta comarca. Así que aquellos que me han escrito preguntándome el modo de conseguir los sobres, la respuesta queda ya dada: de momento no hay más. Hay que esperar a ver cómo se desarrolla lo que ya hay sembrado.

Víctor Vega se ha comprometido a contarme los resultados de este segundo ensayo en campo, tanto si sale bien como si sale mal. No habla de una solución al problema, ya que se trataría en todo caso de una supuesta tolerancia, que no resistencia como he visto mal escrito en algunos lugares de Internet que se han hecho eco de esta noticia de mi blog. Ya que la tolerancia se refiere a la fisiología de las plantas, la solución que propondría AgroTIP sería en el mejor de los supuestos parcial. Solo la obtención de una resistencia, hablaríamos entonces de genética, daría como resultado una solución más estable y duradera. Sin embargo, ningún experto ni multinacional de semillas se atreve a pronunciar la palabra resistencia, claro signo de que aún es un camino largo por recorrer.

‘A pie de campo’, en Brisa Radio

Hace unos días me llamaba el amigo Antonio Gómez para invitarme a compartir micrófono en su programa semanal de agricultura, ‘A pie de campo’, en el 95.5 FM o también por Internet, Brisa Radio. Otros contertulios fueron el concejal de agricultura de El Ejido, Manolo Gómez; un delegado comercial de HM Clause Ibérica, Bonifacio Sánchez; y Ángel Salas, agricultor y miembro de COAG.

Imagen

Algunas voces fueron más escépticas que otras, hubo quien dijo que habrá que esperar y ver, hubo quien vio el ensayo como una buena noticia, también se comentó el deseo de que “ojalá salga bien para que el agricultor no lo vea todo negro”, etc. En fin, hubo reflexiones muy variadas, pero yo quiero dejar aquí plasmada la mía: si este número de semilla de calabacín de AgroTIP demostrase en las próximas semanas un mejor comportamiento que el resto, bienvenido sea; pero no es la solución definitiva. Es como poner un parche en la herida para que deje de sangrar, es un remedio temporal. Ojalá tenga éxito. Pero la tranquilidad vendrá cuando salgan al mercado variedades resistentes. Y nadie de momento tiene una varita mágica para saber cuándo ocurrirá.

AgroTIP: quiénes son

Según me informó el delegado de AgroTIP, Víctor Vega, se trata de una pequeña firma de semillas, cuya sede principal está en el norte de Alemania, en Tostedt, cerca de Hamburgo. Su estación genética o finca experimental está en Estados Unidos. Tienen presencia en países como India, Líbano, Egipto, Marruecos, España, en distintas zonas de Asia y en fase embrionaria en Brasil.

AgroTIP en España está muy centrada en el tomate de industria, celebran en agosto todos los años una Jornada de Puertas Abiertas en Montijo, provincia de Badajoz. Tienen ensayos de brócoli en Murcia o de coles en Motril (Granada). En Sevilla trabajan con una variedad de puerro que ya es comercial; tienen oferta de cebolla; de berenjena (comercial en otros países, aún no en España); de pera (no comercial); o de sandía blanca sin pepitas, variedad que se cultiva en Murcia, Sevilla y La Mancha.

Jornada de Puertas Abiertas en Las Palmerillas: Agrométodos, Atlántica, Borasolar, Certis, Basf, IAB, NGS, Pelemix-Paskal y Sipcam

Imagen

Hace cuatro meses visitaba Las Palmerillas, en compañía del buen amigo Pablo Campra, para conocer el nuevo giro dado por la Estación Experimental, que se ha aliado con las empresas privadas para estar más cerca de lo que demanda el sector. Dejo por aquí el enlace de aquel post: https://joseantonioarcos.wordpress.com/2013/10/06/el-sector-privado-invierte-en-los-nuevos-proyectos-de-investigacion-de-las-palmerillas/ Ayer hubo una Jornada de Puertas en la Estación con lo que completo aquel primer artículo, en ambos confluye una misma idea, el ‘residuo cero’ como concepto hacia el que camina la agricultura.

Imagen

Ayer en Las Palmerillas pude saludar a Ramón, Leo y Antonio de Certis en el invernadero de sweet bite, ¡el pimiento de moda! Los más dulces son los rojos, más de 11º brix; los naranjas están entre 10º y 11º; y los amarillos entre 9º y 10º brix. Los menos productivos son los naranjas y los más sensibles a ceniza los amarillos. Se estima una productividad de entre 5 y 6 kilos por metro cuadrado.

Otra parcela visitada fue la de Sipcam. Marta, su responsable, explicó que se trabaja con un nuevo grupo de químicos con la idea de evitar la merma de eficacia que sufren los productos actuales. Estudian la eficacia de Elio para el control de oídio en tomate.

Al lado en tomate convencional y ecológico ensaya Borasolar, una compañía japonesa, un bioestimulante de la producción llamado ‘Manda 31’. Quiere ser un complemento del abonado que mejora la asimilación de nutrientes, además del equilibrio de la planta y su vigor.

Imagen

Atlántica Agrícola evalúa estrategias de control de plagas y enfermedades en tomate: control químico versus bioplaguicidas. La empresa chilena IAB, con fábrica en Lorca (Murcia), estudia la eficacia de sus productos (fitofortificantes) para el control de botrytis, mosca blanca y trips en tomate; mientras que Agrométodos aborda su estrategia de ‘residuo cero’ para el control de plagas y enfermedades también en tomate.

Por su parte la firma pulpileña NGS experimenta el cultivo de cherry en su sistema hidropónico de agua. Completan con un pequeño espacio dedicado a la fresa. Como vecino de parcela está Paskal, que presenta un pequeño ganchillo, una hebilla para evitar que caigan los ramilletes de tomate como se observa en la siguiente fotografía.

Imagen

Novedoso es también el ensayo con diez rafias biodegradables en tomate. Se analiza su comportamiento, ya que algunas se parten. Por último, los numerosos grupos asistentes a esta jornada pudimos conocer la parcela invernada con papaya, pitahaya, mango, carambola (en la imagen inferior) y litchi.

Imagen

Dos jornadas distintas en el mismo día sobre el virus Nueva Delhi: por la mañana una en Almería y por la tarde otra en El Ejido. Miércoles 18

Image

Mala suerte. Todo el otoño esperando a tener novedades y algo claro sobre el Nueva Delhi y ahora resulta que en el mismo día se juntan dos charlas sobre el virus. Supongo que es lo que podrían pensar agricultores y técnicos a raíz de la coincidencia de dos actos que tendrán lugar mañana miércoles 18 de diciembre en horarios diferentes y en dos puntos distintos de la provincia, la capital y El Ejido, pero con una misma temática, el Tomato Leaf Curl New Delhi Virus, ToLCNDV en el calabacín y otros cultivos. Los enfoques no coinciden, así que recomiendo a todos aquellos que puedan que acudan a ambas charlas, ya que pasará bastante tiempo hasta que se vuelvan a convocar actos en torno al Nueva Delhi.

Voy por orden cronológico. Mañana miércoles, 18 de diciembre, la Fundación Cajamar desarrollará desde las 9,45 horas de la mañana en el salón de actos de su sede central, en la plaza de Barcelona de la capital almeriense, una sesión que arrancará Miguel Aranda, investigador del CEBAS. Le seguirá Encarnación Trujillo, del Departamento de Sanidad Vegetal de la Delegacion de Agricultura de la Junta en Almería; más tarde Antonio Monserrat, técnico responsable del IMIDA, que hablará de medidas para la prevención y control de las virosis transmitidas por insectos vectores; a continuación Juan Carlos Gázquez de Las Palmerillas abordará los criterios de selección y eficacia de las mallas anti-insectos; Alfredo Lacasa,  investigador del IMIDA, las medidas para la prevención y control de las virosis con otros sistemas de transmisión; y finalmente habrá una mesa redonda dirigida por José Antonio Aliaga, responsable del Servicio de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía en la provincia de Almería.

El objetivo del seminario de Cajamar es transmitir cómo se puede afrontar la problemática causada por los virus desde el punto de vista de la investigación y cómo se han de adaptar las prácticas agronómicas a raíz de la aparición del nuevo virus.

Image

Luego hay una segunda jornada, que es la que ilustran ambas fotografías. En este caso es a las 7 de la tarde (da tiempo ir a ambas) en el Centro de Usos Múltiples de San Agustín, en Tierras de Almería (El Ejido). Hace un par de meses me llamó el presidente de esta junta local ejidense para comentarme que él y el resto de miembros (todos agricultores, o casi todos) de la junta de San Agustín querían organizar un encuentro – y que yo participase como presentador – para tratar este problema del Nueva Delhi, que tantos quebraderos de cabeza está provocando en todo el campo. Así que nos pusimos a pensar el modo de abordar la cuestión, de tal forma que aquellos que acudan se lleven una idea muy clara de lo que se puede hacer ante este virus y de lo que cabe esperar.

Con el propósito de hacer del acto de San Agustín (al que estáis todos los lectores invitados) una reunión práctica y útil se plantea la charla de la siguiente forma. En primer lugar se explicarán los problemas con los que se han encontrado este otoño las comercializadoras para suministrar a sus clientes y satisfacer a los mercados y cómo puede ir el invierno en calabacín. Para comentar este punto de vista, del que poco se habla, estarán dos representantes de empresas, Juan Manuel Pardo, de Hortofrutícola Las Norias (compañía que solo se dedica al calabacín); y Andrés Paris, de Cohorsan, perteneciente a Única Group. También analizarán las previsiones para la campaña de primavera de melón y sandía, y las posibles consecuencias comerciales que puede provocar el Nueva Delhi para la planificación del próximo ejercicio.

En segundo lugar hablarán las casas de semillas. Sobre la mesa habrá dos de ellas, Clause y Syngenta, aunque los organizadores esperan que entre los asistentes pueda haber representantes de todas ellas. La invitación como público está abierta a todas las casas de semillas; aunque a la hora de preparar el acto solo se ha podido contar con dos de estas firmas por razones de tiempo y logística. Los ponentes de Syngenta y Clause explicarán cómo están trabajando en este virus y si es posible o no esperar pronto alguna variedad resistente que tranquilice al sector. Finalmente el profesor de la Universidad de Almería, Manuel Jamilena, responsable del banco de germoplasma de calabacín de la UAL, abordará la complejidad de la genética de este cultivo y cómo se afronta la búsqueda y desarrollo de nuevas variedades. A continuación se celebrará un debate abierto en el que podrán participar todos aquellos profesionales e interesados que asistan a esta charla en San Agustín.

Hay una última cosa que no aparece en el programa porque está sin confirmar. Es posible contar con algún testimonio sobre ensayos en explotaciones en las que se han conseguido resultados satisfactorios para vencer al Nueva Delhi. No quiero aventurar más, pero sí animaros a que asistáis a esta charla y lo escuchéis por vosotros mismos.

posdata. Otro ponente será la copa de vino español que se sirva al final. Una estupenda forma de poder proseguir después con el asunto del virus, pero en clave más distendida.

Compra-venta de laboratorios de análisis agrícolas. II parte. SICA agriQ

Viviendo como vivo en El Ejido, no hay asunto informativo que me ocupe de mayor importancia que atender las consecuencias de la tromba de agua y granizo que asoló buena parte de los invernaderos del norte de Santa María del Águila y de Las Norias la semana pasada. Sin embargo, este problema está en el limbo, en stand by, hasta que las Administraciones públicas muevan ficha, sobre todo la Junta de Andalucía que es quien tiene que poner en marcha al grito de ya el articulado de la modernización exprés; por eso, a la espera de que se inicien o no los trabajos de reconstrucción de los invernaderos caídos, dedico también el blog a tratar otros asuntos. Por ejemplo, el de la compra-venta de laboratorios analíticos (con la crisis han entrado en guerra de precios a la baja), cuyo segmento asiste a un avance espectacular del capital francés.

A la reciente entrada como socios en el laboratorio Reactiva, en el campo de Níjar, del Groupe Carso, hay que sumar también el cambio de propietario del laboratorio de SICA agriQ, asentado en el municipio almeriense de Vícar. Sus nuevos dueños son franceses, Eurofins, que ha adquirido todo el grupo holandés BLGG, al que pertenece SICA agriQ.

Image

BLGG suma un laboratorio principal en Wageningen, Países Bajos, pero también posee otros en Bélgica, Dinamarca, Alemania, Kenya, Marruecos, Rusia, España o Suecia. Como laboratorio de residuos de plaguicidas destaca su centro de los Países Bajos y el de España, en Vícar. De este modo Eurofins da un paso de gigante hacia el sector hortofrutícola.

Con más de 14.000 empleados en más de 180 laboratorios de 35 países, Eurofins ofrece una cartera de más de 100.000 métodos analíticos fiables para evaluar la seguridad, la identidad, la composición, la autenticidad, el origen y la pureza de las sustancias biológicas y sus productos.

Se cae un mito: baja la productividad por exceso de nitrógeno / A myth falls down: low productivity due to excessive nitrogen

Existe la creencia de que el 40% del aumento de la productividad agrícola se debe al uso de fertilizantes. Sin embargo, en la Finca Experimental Universidad de Almería-Anecoop (Andalucía, España) se han llevado a cabo ensayos que rompen esta teoría. El proyecto lo ha dirigido el costarricense Freddy Soto (a la izquierda de la imagen), tanto en cultivo de tomate de primavera como de otoño.

Freddy Soto ha usado cuatro dosis distintas de nitrógeno: una deficiente, otra baja, una convencional y una excesiva. El nivel óptimo lo ha encontrado en la dosis baja de nitrógeno, en la que ha obtenido un 10% más de producción que con una dosis convencional o excesiva. “La productividad baja por exceso de nitrógeno”, concluyó este investigador centroamericano que ha estado estos últimos años viviendo en Almería y que acaba de trasladarse a Costa Rica para impartir clase a los futuros ingenieros agrícolas de este país.

Soto participó hace unos días, junto al australiano Rodney Thompson, profesor titular de Fitotecnia en la Universidad de Almería (a la derecha de la fotografía), en una jornada técnica organizada por Coexphal y la Fundación Cajamar en la cooperativa SUCA, en El Ejido (Andalucía, España). Thompson explicó que es habitual el uso excesivo de nitratos, muchas veces porque es difícil precisar el nivel óptimo económico.

Este investigador hizo algunas recomendaciones para reducir los nitratos. Ya que el estiércol es su principal fuente, aconsejó que no se aplique o que se haga en cantidades reducidas; además abogó por optimizar el manejo de los riegos, por ejemplo, usando sensores de suelo; también sondas de succión para controlar la concentración de nitratos; y finalmente defendió los sistemas de fertirriego o riego por goteo como medio para minimizar las pérdidas de nutrientes al medio ambiente.

Imagen

A myth falls down: low productivity due to excessive nitrogen

It is believed that 40% of the increase in agricultural productivity is due to the use of fertilizers. However, at the Finca Experimental Universidad de Almería-Anecoop (Andalusia, Spain) they have conducted trials that break this theory. The project has been led by the Costa Rican Freddy Soto (left of the image), in the spring tomato crop and in the fall one.

Freddy Soto has used four different doses of nitrogen: an insufficient one, a low one, a conventional one and an excessive one. He has found the optimum level in the low dose of nitrogen, in which he obtained 10% more of output than with a conventional or excessive dose. “Productivity drops due to excessive nitrogen,” this Central American researcher concluded. He has been living in Almeria these last years and just moved to Costa Rica to give lessons to future agricultural engineers in this country.

A few days ago, Soto took part, together with the Australian Rodney Thompson, Professor of Phytotechnic Science at the University of Almeria (at the right of the picture), in a technical seminar organized by Coexphal and Cajamar in the SUCA cooperative in El Ejido (Andalusia, Spain). Thompson explained that it is common to use excessive nitrates, often because it is difficult to determine the economic optimum level.

The researcher made some ​​recommendations to reduce nitrates. Since manure is the main source, he advised not to apply or to be done in small amounts; he also called for optimizing the risk management, for example, by using ground sensors; also suction probes to control the nitrate concentration; and finally he defended the fertigation or drip irrigation systems as a means to make that the environment losses the less nutrients as possible.

El sector privado invierte en los nuevos proyectos de investigación de la finca de Las Palmerillas

El CSIC está paralizado, las Universidades españolas sin hucha, los fondos comunitarios, estatales o regionales para investigación son raquíticos, solo queda la iniciativa privada, que también tiene que abrocharse el cinturón. Un ejemplo lo vi hace unos días en una visita que hice a la Estación Experimental de la Fundación Cajamar, que sigue siendo un hervidero de innovación agroalimentaria pero adaptado a los nuevos tiempos. Lo que más me llamó la atención, en relación a la última vez que recorrí este centro investigador asentado en El Ejido (Almería, España), fueron las parcelas dedicadas a trabajos de investigación por encargo. Algo que aplaudo porque es una forma de optimizar todos los recursos de la Estación, pero también una manera de dar respuesta a problemas inmediatos que demanda el campo.

Imagen

Certis es una de esas empresas que cofinancian alguno de los últimos proyectos que se han iniciado en Las Palmerillas. En la fotografía, Ramón Hernández, uno de los miembros de Certis, observa el desarrollo de un cultivo de pimiento que usa los productos de esta casa.

Junto a Certis hay otras compañías que estudian el denominado ‘residuo cero’, como Agrométodos o Atlántica Agrícola. Seipasa tiene otra parcela para el análisis de nemátodos; mientras que BASF y Sipcam también abordan otros campos, aunque ahora no recuerdo cuáles y no quiero que Juan Carlos Gázquez, siempre muy riguroso, me tire de las orejas por alguna imprecisión. A Gázquez, responsable de transferencia de la Estación de Las Palmerillas, lo retraté con un cultivo de tomate dentro del Inversos, ese invernadero que busca la combinación perfecta para lograr la máxima productividad en una estructura que se amolde al microclima y a las condiciones de Almería.

Imagen

Juan Carlos Gázquez fue el guía del recorrido, y Pablo Campra me quiso acompañar. Anda el bueno de este profesor de la Universidad de Almería ultimando un nuevo artículo científico con el que quiere demostrar que su teoría – sobre el descenso de la temperatura en el Poniente almeriense por causa de la agricultura intensiva – se confirma en el tiempo. Hace unos años publicó un estudio que llevó a que cadenas de televisión de EEUU, agencias de noticas de medio mundo y científicos que no sabían poner a Almería en el mapa mostrasen un especial interés por conocer este modelo agrícola, capaz de luchar contra el cambio climático. Así que me acerqué con Campra a la estación meteorológica que hay en Las Palmerillas, de donde quiere recabar algunas estadísticas, y aproveché para hacerle una foto en compañía de Mª Dolores Fernández, doctora y experta en el uso del agua, y de Antonio Céspedes y Francisco Bretones, ambos encargados de procesar los datos meteorológicos de esta estación.

Otro día seguiré contando más temas de enjundia de Las Palmerillas. Cuando nos marchábamos llegaba un nutrido grupo de profesionales agrícolas de Costa Rica, Honduras y Nicaragua. El mejor ejemplo de lo que es este lugar, un centro de innovación agrícola dinámico, vivo y que siempre abre sus puertas a las mentes inquietas.

Imagen

The private sector invests in the new research projects of Las Palmerillas

The CSIC is paralyzed, Spanish universities do not have money, community, state or regional funds for research are meager, there is only private initiative, which also is having bad times. I saw an example of that a few days ago on a visit I made to the Experimental Station of the Cajamar Foundation, which remains a site with an intense agrifood innovation but adapted to the new times. What caught my attention, in relation to the last time I walked this research center based in El Ejido (Almeria, Spain), were the parcels dedicated to research papers on demand. Something I applaud because it is a way to optimize all the resources of the Station, but also a way of responding to immediate problems that the land demands.

Certis is one of those companies that co-finances some of the latest projects that have been started in Las Palmerillas. In the picture, Ramon Hernandez, a member of Certis, observes the development of a pepper crop which uses the products of this house.

Together with Certis there are other companies studying the so-called ‘zero waste’ as Agrométodos or Agricultural Atlantic. Seipasa has another parcel for the analysis of nematodes, while BASF and Sipcam also address other areas, but I can not remember which ones and I do not want that Juan Carlos Gázquez, always very rigorous, tweaks my ears for inaccuracies. I took a picture of Gázquez, transfer responsible of Las Palmerillas Station, with a tomato crop in the Inversos, this greenhouse that is looking for the perfect combination to get maximum productivity in a structure that fits the microclimate and conditions of Almeria.

Juan Carlos Gázquez was the tour guide, and Pablo Campra wanted to accompany me. This nice professor at the University of Almeria is about finishing a new scientific article with what he wants to prove that his theory – about the temperature drop in the west of Almeria due to the intensive agriculture – is confirming with time. A few years ago, he published a study that made possible that U.S. television channels, Press agencies around the world and scientists, who did not know to put Almeria on the map, would show a special interest in learning this agricultural model, able to fight climate change. So I went with Campra to the weather station which is in Las Palmerillas, from where he wants to obtain some statistics, and I took the opportunity of taking a picture of him with Maria Dolores Fernandez, Ph.D., an expert in the use of water, and Antonio Cespedes and Francisco Bretones, both in charge of processing the meteorological data from this station.

Another day I will continue telling more important things of Las Palmerillas. When we were leaving out it came a large group of agricultural professionals from Costa Rica, Honduras and Nicaragua. The best example of that is this place, a center of agricultural innovation dynamic, active and which always opens its doors to curious minds.

Entrada de capital francés y alemán en los laboratorios almerienses: Reactiva y LAB

Imagen

El patio se mueve y de manera vertiginosa en el segmento de los laboratorios relacionados con la agricultura, que se han convertido en objeto de deseo de importantes compañías europeas. El laboratorio almeriense Reactiva, ubicado en Campohermoso (Níjar, sureste español) tiene nuevos socios. Se trata del poderoso Groupe Carso. Esta notable corporación francesa cimentada a través de un complejo paquete accionarial en el que aparece – entre otros – el propio Estado galo, ha hecho una decidida apuesta con su entrada en Reactiva, que mantiene a varios socios almerienses – como socios locales – pero abriendo la puerta a estos nuevos compañeros de viaje.

El Groupe Carso permitirá a Reactiva llegar a más clientes de toda España y, sobre todo, de otros países. Reactiva podrá ofrecer servicios avanzados de muy variada naturaleza. El Groupe Carso, creado en 1992, tiene una extensa red de laboratorios analíticos acreditados (25 sucursales en Francia) y competentes en agua y medio ambiente, seguridad alimentaria, higiene industrial e identificación genética. Reactiva podrá sumarse además a los proyectos de investigación y normalización en los que participa el Groupe Carso.

Mientras que el aterrizaje del capital francés en Reactiva es ya una realidad, en el caso de LAB (Laboratorio Analítico Bioclínico) aún no han culminado las conversaciones mantenidas con el grupo alemán Tentamus (bajo la firma de Bilacon). Eso me cuenta mi amigo, el ‘pájaro loco’, a modo de confidencial, parece ser que tanto LAB como el grupo alemán están de acuerdo en la mayoría de los temas, pero hay algunos detalles que generan discrepancias. Por ejemplo, el nombre de la compañía tras la supuesta llegada de Tentamus. Los propietarios de LAB no quieren variar el nombre, pero si pasase a nuevas manos la marca cambiaría. Tampoco me deja claro el ‘pájaro loco’ si se trata de la entrada de nuevos socios capitalistas o estaríamos ante una compra-venta de LAB por parte de los alemanes. En cualquier caso, esta compañía de laboratorios germana lleva años manifestando abiertamente que su expansión internacional es un objetivo estratégico.

LAB es una seña de identidad del ‘modelo Almería’ en cuanto a investigación analítica de vanguardia. Este laboratorio está asentado en el PITA, el Parque Científico-Tecnológico de Almería, en un moderno edificio perfectamente equipado. Fue una de las primeras compañías almerienses que entró en el tecnoparque. Así que el posible aterrizaje de los alemanes es un tema de envergadura, no solo para LAB, sino para el propio PITA. Habrá que estar atentos. Y yo me pregunto: ¿qué lectura podemos hacer del interés creciente que han adoptado compañías europeas de primer orden por los laboratorios de esta provincia española?

Imagen

Entrée de capital français et allemand dans les laboratoires d’Almeria: Reactiva et LAB

Les choses changent vertigineusement dans le segment des laboratoires liés à l’agriculture, qui sont devenus l’objet de désir d’importantes entreprises européennes. Le laboratoire Reactiva à Almeria, situé dans Campohermoso (Nijar, au sud-est espagnol) a de nouveaux partenaires. C’est le puissant Groupe Carso. Cette remarquable société française fondée par une complexe participation actionnaire dans laquelle il apparaît – entre autres – l’Etat français lui-même, a pris un engagement fort pour son entrée en Reactiva, qui maintient plusieurs partenaires d’Almeria – comme partenaires locaux – mais en ouvrant la porte à ces nouveaux compagnons de voyage.

Le Groupe Carso permettra que Reactiva atteigne davantage de clients dans toute l’Espagne et, surtout, d’autres pays. Reactiva pourra offrir services avancés de nature très variée. Le Groupe Carso, créé en 1992, possède un vaste réseau de laboratoires agréés d’analyse (25 agences en France) et compétentes dans l’eau et de l’environnement, la sécurité alimentaire, l’hygiène industrielle et de l’identification génétique. Reactiva peut également rejoindre les projets de normalisation et recherche auxquels le Groupe Carso participe.

Alors que l’atterrissage du capital français en Reactiva est une réalité, dans le cas de LAB (Laboratoire d’analyses Biocliniques) n’ont pas encore terminé les conversations tenues avec le groupe allemand Tentamus (sous la signature de Bilacon). Cela me dit mon ami, ‘Woody Woodpecker’ (Pico le pivert), en confidence. Il semble que LAB et le groupe allemand sont d’accord sur la plupart des questions, mais il ya quelques détails qui créent des écarts. Par exemple, le nom de l’entreprise après la supposée arrivée de Tentamus. Les propriétaires de LAB ne veulent pas changer le nom, mais s’il passe dans des nouvelles mains la marque changerait. “Woody Woodpecker” ne me laisse plus clair s’il s’agit de l’entrée de nouveaux partenaires financiers ou il est un achat de LAB par les Allemands. En tout cas, cette société allemande de  laboratoires a passé des années déclarant ouvertement que son expansion internationale est un objectif stratégique.

LAB est une marque d’identité du ‘modèle Almería’ en termes des recherches analytiques de pointe. Ce laboratoire est basé dans la PITA, le Parc scientifique et technologique d’Almería, dans un cadre moderne bien équipé. C’était l’une des premières enterprises d’Almeria qui sont entrés dans le Technopark. Donc le possible atterrissage des Allemands est une question d’envergure, non seulement pour LAB, mais pour le propre PITA. On dovra etre attentifs. Et je me demande, quelle lecture pouvons-nous faire de l’intérêt grandissant qui ont adopté des principales sociétés européennes par les laboratoires de cette province espagnole?

Savia Biotech a la venta. Coexphal se dispone a adquirirla / Savia Biotech for sale. Coexphal prepares to acquire it

Imagen

La campaña hortofrutícola 2013/14 arrancará con una importante noticia: la adquisición de la empresa de base tecnológica Savia Biotech por parte de Coexphal, la Asociación de Empresas Cosecheras-Exportadoras de productos Hortofrutícolas de Almería. Han sido varios los candidatos que se han interesado por comprar Savia Biotech, una vez que se puso a la venta hace ya unos meses; sin embargo, en esta puja finalmente ha quedado Coexphal en solitario. La operación aún no se ha cerrado, pero es cuestión de pocas semanas que se haga pública y se difunda en todos los periódicos. Un modus operandi que aquí rubrico, similar a lo que ocurrió con la compra de las instalaciones de Agrupalmería por parte de la CASI, cuando lo adelanté con seis meses de antelación y después, una vez que se hizo oficial, apareció en todos los medios de comunicación. Sin embargo, este blog – que no es oficial de nada ni de nadie – puede compartir con sus lectores esta relevante información.

Savia Biotech nació en 2007. Siempre se ha puesto como paradigma de ebt, empresa de base tecnológica, un binomio no siempre fácil entre la iniciativa privada y la pública (Universidad). Es harto complejo casar la mentalidad de un catedrático o un investigador, capaz de pensar a largo plazo pero obviando la necesidad de obtener beneficios inmediatos, con la del empresario cortoplacista, práctico y que mira siempre al mercado esperando resultados.

Así que en realidad Coexphal viene a rescatar a Savia Biotech, no siendo tanto la compra de una empresa en la cúspide, sino la adquisición de una firma tecnológica en dificultades, pero que tiene un gran potencial en el campo hortofrutícola. Coexphal, que aglutina a casi un centenar de compañías, ve en este movimiento empresarial una oportunidad de crecer hacia un ámbito cada día más estratégico, el de la investigación, que se sumaría así a su laboratorio y a sus áreas de producción y comercialización ya consolidadas.

Por tanto, en breve Coexphal será otro polo más de I+D+i, un nuevo actor que compartirá escenario con el Ifapa (Junta de Andalucía), Las Palmerillas (Cajamar), Tecnova o la Fundación UAL-Anecoop. Savia Biotech aportará un importante plusvalor en el área de la genética (por ejemplo, estudios de resistencia de las variedades vegetales que resisten mejor ciertas enfermedades) o la patología (análisis de nuevos patógenos, entre otros).

Posdata: Savia Biotech está ubicada en Roquetas de Mar (Almería, España), como muestran ambas fotografías.

Imagen

Savia Biotech for sale. Coexphal prepares to acquire it

The fruit and vegetable season 2013/14 will start with some important news: the acquisition of the technology-based company Savia Biotech by Coexphal, the Association of Harvester-Exporting Companies of Fruit and Vegetable products in Almeria. There have been several the candidates who were interested in buying Savia Biotech, once it went on sale a few months ago. But in this auction Coexphal has remained finally alone. The transaction is not yet closed, but it is a matter of a few weeks for it to be made public and spread in all the papers. A modus operandi that I ratify here, similar to what happened with the purchase of the Agrupalmería facilities by CASI, when I went ahead of it with six months in advance, and then, once that it became official, it appeared in all media. However, this blog – which is not official of anything or anyone – can share with its readers this important information.

Savia Biotech was born in 2007. It has always been an ebt paradigm, technology-based company, a binomial not always easy between private and public initiative (University). It is very complex to put together the mentality of a professor or a researcher, who are able to think in the long term but avoiding the need to get immediate benefits, with the shortsighted practical entrepreneur, who is always looking to market waiting for results.

So, in fact, Coexphal comes to rescue Savia Biotech, when the purchase of a company at the top is not the most important thing, but the acquisition of a technology firm in difficulty, but which has great potential in the fruit and vegetal field. Coexphal, which brings together nearly one hundred companies, sees in this business movement a chance to grow in a field every day more strategic, the research, which so would be added to its lab and its production and marketing areas already consolidated.

So, in short, Coexphal will be another pole more of I+D+i, a new actor that will share the stage with Ifapa (Junta de Andalucía), Las Palmerillas (Cajamar), Tecnova or the UAL-Anecoop Foundation. Savia Biotech will contribute with a significant surplus value in the area of genetics (for example, resistance studies of plant varieties that can better resist certain diseases) and pathology (analysis of new pathogens, among others).

Postscript: Savia Biotech is located in Roquetas de Mar (Almeria, Spain), as shown in both photographs.