De visita en Casur. En la nueva nave de ecológico de Única Group. Y también en una finca en la que se hace abono en verde

Gonzalo Sánchez es uno de los socios fundadores de la cooperativa almeriense Casur. Tiene su explotación, más de siete hectáreas de ecológico, en Pechina. Persona agradable, de trato sencillo y agricultor con mucha cabeza. Hace unos años estuvo como capataz de la Estación Experimental de Las Palmerillas, de la Fundación Cajamar. Allí aprendió muchas de las técnicas que ahora lleva a la práctica en su finca. Me enseñó novedades en el uso de la perchas, las guitas o los desechos. Innovaciones que aplica con el asesoramiento de Isidoro Carricondo, responsable técnico de la cooperativa. Gonzalo es el más alto.

Isidoro Carricondo y Gonzalo Sánchez

Este verano este agricultor realizó la técnica del abonado en verde. Me pasó una foto hecha con el móvil, donde se aprecia cómo todo el material vegetal de la plantación se entierra como abono orgánico, acompañado de un poco de estiércol de oveja. Lo hizo en junio y el trasplante de los nuevos tomates lo efectuó en agosto, dos meses más tarde.

Abono en verde

La guita se quita. Es obviedad decir que no se entierra, aunque Gonzalo quiere incorporar rafia biodegradable. El obstáculo estaría en el precio, me comentan. Quizá habría que ajustarlo un poco más para no encarecer los ya de por sí elevados costes de producción del agricultor.

rafia

Después me marché con Isidoro a Viator, a la central de Casur. Contiguas a sus instalaciones está el almacén que hace un par de campañas se construyó para dar servicio a los agricultores de ecológico de Única Group. La mayoría pertenecen a Casur, el 86%; pero también los hay de Cabasc y Ferva. Las imágenes corresponden a la nueva nave para ecológico. El jefe de almacén me mostró tomate kumato ‘bio’.

jefe de almacén

Única Group cuenta con medio centenar de hectáreas en producción ecológica, que abarcan zonas productoras como Berja, El Ejido, La Cañada, Pechina y Níjar. Todos los artículos de la pizarra se hacen en eco, aunque los principales son tomate rama, el 24%; pimiento california, el 14%; tomate pera, el 13%; y pepino, el 10%.

En primavera Única tiene además una docena de hectáreas de sandía fashion en ecológico. Y en verano suma otras 5 hectáreas de cultivos orgánicos en la zona de los Bérchules y en Cortes de Baza.

trabajadoras de la central ecológica de Única

Antes de irme pasé por la nave de convencional – la de Casur de toda la vida (como dirían algunos) – que está dedicada al tomate, dentro de la especialización que llevan a la práctica las distintas cooperativas que integran Única Group. Allí estuve en el departamento de calidad e hice una foto de familia de todas las profesionales que integran esta área. Me van a perdonar que no ponga sus nombres, pero he perdido la chuleta en la que los apunté.

Algunas de ellas aparecen en el calendario anual que ha editado Única. Una iniciativa original y entrañable, ya que los distintos meses del año 2015 aparecen ilustrados con trabajadores de este grupo, ya sean agricultores o personal de almacén.

Departamento de calidad

Anuncios

Vicasol hace sus primeros envíos de tomate por barco a los Emiratos Árabes

Años y años llevamos hablando sobre la búsqueda de nuevos mercados. Tantos ríos de tinta se han escrito sobre dicha quimera, que a veces se nubla el entendimiento y pareciese que buscásemos Eldorado de los primeros españoles, cuando sencillamente lo único que buscamos son nuevos clientes que consuman y compren nuestras hortalizas. Recuerdo la plataforma a Dubai que se creó en tiempos de Martín Soler y que quedó en agua de borrajas, Al-Andalus se llamaba la marca de aquel proyecto fallido.

Hoy día sin hacer ruido, y sin ningún eco mediático, la cooperativa Vicasol ha comenzado esta campaña a hacer sus primeros envíos semanales en contenedor hasta los Emiratos Árabes Unidos. Me lo contaba su presidente, Juan Antonio González, hace un par de semanas. Ahora me imagino que estará en plena feria de Berlín con el resto del equipo que Vicasol habrá llevado a la Fruit Logística alemana.

presidente Vicasol

Los envíos son de tomate pera. El barco tarda en el trayecto casi quince días, así que no hay otro tomate que tenga ese aguante postcosecha. No le pregunté, pero me imagino que la variedad tiene que ser ‘Caniles’ o alguna similar que haya salido en los últimos tiempos primando el gen de larga vida. Este tomate fue el que posibilitó los envíos a larga distancia, como Rusia, y ahora que aquel mercado está parado, el ingenio tiene que llevar a tocar a otras puertas. En principio la zona de Dubai recibirá tomate pera de Vicasol desde octubre a mayo.

Suerte les deseo para abrir esa lata. La apertura de nuevas rutas siempre debe redundar, así lo creo, en beneficio de todo el sector para descongestionar ciertos mercados ya maduros. De todas formas, Juan Antonio es sumamente prudente y cree que de momento es solo un pequeño mercado complementario. Nada más.

trabajadora

Las fotos que veis las hice en las nuevas instalaciones que tiene Vicasol en el paraje El Treinta, de El Ejido. Son las antiguas naves de Uniagro (Femago), totalmente remodeladas y bien equipadas y que Vicasol tendrá en régimen de alquiler durante tres campañas con opción a dos más. Juan Antonio hizo de anfitrión y me mostró las diferentes líneas de trabajo, especializadas en pimiento y pepino. El tomate lo trabajan en las centrales de Vícar.

pimientos

Sabéis que cuando visito una central de manipulado me gusta retratar a las personas, sus rostros, sus gestos, sus expresiones. Envasadoras, mozos, administrativos, encargados o recepcionistas. Una masa humana que vive al abrigo de esta agricultura que tanto amamos. También fotografié a la jefa del almacén.

jefa de almacén

Como he dedicado este artículo a esos otros pequeños mercados complementarios – además de los Emiratos en la zona del Golfo Pérsico hay otros potenciales países compradores – quiero cerrar con Norteamérica, cliente quizá minúsculo pero que también es propicio para la tarea de descongestionar mercancía. Estados Unidos siempre pone restricciones, de hecho por culpa de la Tuta Absoluta estas últimas campañas este mercado transatlántico ha estado restringido, aunque afortunadamente otra vez se ha abierto al comprobar los auditores la hermeticidad de las fincas almerienses que exportan a EEUU. Vicasol envía allí tanto tomate pera como pimiento california rojo y naranja, vía aérea desde aeropuertos del norte y centro de España o vía Holanda. Llegados a este punto creo que hablar del aeropuerto de Almería como opción sí sería una quimera. Dotado está, pero algo debe de fallar cuando no hay manera de hacerlo despegar.

tricolor

Clientes ingleses. Auditorías sociales en comercializadoras de Almería

En este campo hay noticias hasta debajo de una piedra. Por eso me cabreo cuando veo que todavía hay plagiadores por ahí sobreviviendo como auténticas rémoras. ¡Si lo que no hay es tiempo para contarlas, ni espacio suficiente para publicarlas! Bueno, en Internet sí, aquí el papel es infinito. Dicho esto, voy al grano. Este otoño han desembarcado en la provincia de Almería los primeros examinadores de eso que se ha dado en llamar como “auditorías sociales”.

trabajador subsahariano

Me parece estupendo, siempre y cuando las reglas del juego sean las mismas para todos. Son clientes ingleses de exportadores almerienses (el ‘pájaro loco’ me detalla algunas de la comarca del Poniente) que quieren evaluar las condiciones de trabajo en las que están los empleados de almacenes y los peones de campo.

El examinador en cuestión es un señor o señora que va muy rápido cuando delante de la lista, facilitada por la empresa, ve caracteres españoles; pero cuando llega a un nombre de un posible trabajador inmigrante, se detiene y le dedica todo el tiempo que no le dedica al de acento hispano. De momento, no ha trascendido ninguna anomomalía que reseñar; sin embargo, el objeto de este breve post es detenerme sobre el hecho en sí. Cadenas de supermercados británicas que, dentro de su nuevo concepto de responsabilidad social corporativa, incluyen una particular certificación de calidad referida al ámbito laboral de la agricultura.

Remarco que me parece bien, siempre y cuando ese mirarnos desde fuera con lupa no sea una particularidad nuestra, sino que también se haga en el resto de zonas agrícolas del arco mediterráneo, desde oriente a occidente del mare nostrum.

trabajador magrebí

Acabo con un guiño a una pequeña información sobre Marruecos que aparece en el número de noviembre de la publicación ‘Almería en verde, la revista del agricultor’, que edita Coexphal. En su página 13, en la sección de ‘Zonas de competencia’ aparece la siguiente reseña: “La organización Fairfood International revela en su informe anual el escenario de semiesclavitud en la que se mantiene a las personas que trabajan en los invernaderos de producción de Marruecos con sueldos que oscilan entre 5 y 8 euros al día, cuando el coste de la vida ronda los 15 euros diarios, según la propia organización”.

Y finaliza así la nota: “Esta organización (Fairfood International) ha recibido la implicación de cadenas como Tesco, Sainsbury’s y las del grupo Ahold, que se han comprometido en una campaña de responsabilidad para vender productos cuyos trabajadores reciban un salario digno. Esta situación la vienen denunciando los agricultores europeos y españoles, en particular, a través de las organizaciones agrarias, de cooperativas, exportadores y de todo el sector”.

Visitando al nuevo socio de Única Group: la cooperativa murciana Cota 120

Única Group desde que nació ha hecho muchas cosas nuevas, algunas le han salido bien, otras mal y otras regular; pero nadie negará el interés de esta cooperativa almeriense de segundo grado por innnovar, por dar pasitos en direcciones no exploradas por nadie antes y por arriesgarse. ¿No dice el refrán que quien no arriesga no gana? El último impulso de Única ha sido incorporar como socio de pleno derecho a una entidad murciana, Cota 120, situada en Torre Pacheco. Así que como andaba por el campo de Cartagena, decidí pararme en esta cooperativa. Amablemente me atendieron tanto su presidente, Juan Marín (creo que es el presidente más joven que he conocido hasta ahora) como su gerente, Javier Pardo.

Juan y Javier

La última normativa del Ministerio de Agricultura en pro de la concentración de la oferta, lleva por nombre la ley ‘Fomento de la integración de cooperativas y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario’, favorecerá aquellas uniones de empresas que estén ubicadas en distintas regiones. Así que Única, a través de Cota 120, logra ese objetivo transregional. Es de suponer que el Ministerio premiará este tipo de acuerdos con ayudas y subvenciones.

Entre las ventajas de tener un socio murciano está el ampliar el abanico de artículos a ofrecer a los clientes, al igual que prolongar el calendario de producción. Para Cota 120 también se abre una buena oportunidad, a través de la comercialización con Única. Nuevos mercados y clientes y la esperanza de un mejor precio, después de un año de cotizaciones muy bajas, según me comentaron los responsables de Cota 120.

trabajadora Cota 120

Los pillé en mitad de la faena del melón, como se aprecia en las fotos. Por orden de importancia tienen galia, piel de sapo, cantaloup y amarillo. En el campo de Cartagena siembran melón en marzo y se recolecta desde junio hasta mediados de agosto. De este modo, Única Group puede ofrecer a sus clientes melón durante más meses.

Una pizarra más variada

Cota 120 cultiva más productos. Lechuga en invierno. Iceberg, entre octubre y mayo, y además miniromana. En ese mismo período de recolección esta cooperativa murciana tiene brócoli. Recoge coliflor entre noviembre y diciembre; apio, desde finales de noviembre hasta mayo; alcachofas, a partir de mitad de noviembre hasta abril-mayo; también tienen patatas de mayo a julio; y habas.

cantaloup cota 120

El número de agricultores de la cooperativa es de medio centenar, pero a diferencia de Almería y Granada la superficie media es muy superior a la de los agricultores del sureste andaluz. Esperemos que el matrimonio entre murcianos y andaluces dure mucho tiempo. Tal vez sea el germen de futuros movimientos asociativos en esta dirección supraautonómica.

Primera entrevista del nuevo presidente de CASI. – El hombre tranquilo. Miguel Vargas, agricultor –

Miguel Vargas recordaréis entró como nuevo presidente de la CASI a principios de mayo, tras las elecciones en las que derrotó a José Mª Andújar. Desde entonces hasta ahora no ha atendido a ningún medio ni a periodistas, ya que se ha centrado estas primeras semanas en otros menesteres más urgentes de orden interno. Esta entrevista que leéis aquí en mi blog es la primera que ha concedido, así que desde aquí le agradezco el detalle de haberme atendido el primero.

Imagen

Miguel Vargas es un hombre tranquilo. No se acelera al hablar, lo hace en un tono amable y sobre todo sabe escuchar. Como periodista me gusta charlar con mis entrevistados, no soy un robot que solo hace preguntas, me agrada conversar y comprobar la atención que me presta la otra parte. Las personas que solo hablan de ellas no me gustan, por eso en mis entrevistas yo también comento para comprobar la reacción de la otra persona. Así que puedo decir que este agricultor de los Llanos de La Cañada sabe oír y atender a sus interlocutores. Virtud – creo muy necesaria – para pacificar una cooperativa que ha vivido unos últimos años muy convulsos.

En la hora que paso con él en su despacho no me hace ni una sola crítica de su predecesor, José Mª Andújar, ni siquiera me comenta lo que haya podido encontrarse de la gestión anterior ni de lo dura y complicada que fue la campaña electoral. Ni un solo tema polémico. Un hombre prudente. El tiempo lo dedicamos a hablar de agricultura y de su preocupación por los socios: “Si estoy aquí no es por mí, sino por servir a los demás. Cuando me vaya, quiero haber sido un granito de arena para los agricultores que lo han pasado mal”.

Me explica a continuación que quiere estar muy pendiente de los socios, de lo que pasa en el campo, de lo que necesitan sus agricultores. Entonces me añade que a partir del próximo martes entrará un nuevo gerente, Jesús Torres, venido de Ramafrut (Cervera). Será éste quien se encargue más de los temas de pura gestión empresarial. “Yo no quiero tener plenos poderes, ni que pase todo por mi despacho, cada profesional tiene que ejecutar sus responsabilidades para que todo funcione bien”. Dicho con otras palabras, Vargas estará encima, pero dejará trabajar. La junta rectora que él preside será la que tome las decisiones, el órgano de gobierno.

Acabamos la entrevista y cuando le digo que le voy a hacer unas fotos me dice que él no es hombre de despacho. Por eso nos vamos al almacén, donde está el género, pero antes pasamos por la sala de subastas, donde le tomo la primera fotografía. Y aquí descubro algo más de este señor. Cuando entramos en la sala salta la alarma. Encendemos las luces y a los dos minutos llega un trabajador de la CASI. Miguel Vargas le pide disculpas por haber hecho saltar la alarma y el empleado le dice que no pasa nada. Me quedo atónito ante su humildad. No estoy acostumbrado a ver ese tipo de gestos entre los jefazos de las empresas. Luego entran por otra puerta de la sala varios empleados más y se repite la misma escena. Los trabajadores le sonríen y le hacen un comentario respetuoso. Se nota que hay camaradería. Yo observo en silencio.

Y comprendo ahora cuando al principio de la conversación me dijo que había mejorado mucho el ambiente entre el personal de la CASI en estas semanas. He sido testigo. Le pregunto si se han ido socios tras la marcha de Andújar como presidente y me responde que no. Le repregunto si Andújar continúa y me dice que sí. Creo que ésa es la noticia. Ha habido una transición tranquila sin ninguna estampida de agricultores.

Imagen

Tras más de un mes como presidente me describe algunas ideas, e insiste en que son solo ideas porque hay que estudiarlas en detalle, “como fomentar la comercialización directamente, que se confeccione más en campo para ahorrar costes”. El centro de los Partidores, donde le hago la entrevista, se dedicará en el futuro en exclusiva a la subasta, el del aeropuerto solo a la comercialización y el de San Isidro podría servir como punto de recogida. Cuando le digo que me explique cómo una cooperativa puede ser al mismo tiempo subasta, es decir, aunar dos modelos contrapuestos como es el de alhóndiga y cooperativa, me lo explica de modo muy gráfico: “Si en plena campaña hay días de más de dos millones de kilos de tomate, y al día siguiente la misma cantidad, no hay infraestructura que soporte eso, salvo la subasta”. Vargas aboga por la convivencia en la CASI de ambos modelos, la comercialización y la subasta.

La cooperativa de San Isidro (CASI) ahora mismo tiene entre 1.800 y 1.900 hectáreas, 1.244 socios, 282 socios colaboradores y 280 terceros.

Posdata: Como habéis visto esto no ha sido una entrevista convencional, al uso, pregunta-respuesta. Ni siquiera he llevado cuestionario. Ha sido una conversación informal para sacar una semblanza del personaje.

Murgiverde y Única Group. La unión fallida, de momento

El final de la presente campaña iba a traer un bombazo informativo, la unión de dos gigantes del campo almeriense, Única Group y Murgiverde. Es el notición que pensaba dar en breve en este blog; sin embargo, aunque no haya prosperado también es noticiable el hecho de que hayan querido entenderse para comercializar juntos durante el próximo ejercicio y ser así el mejor ejemplo de concentración de la oferta. Pero, de momento, solo ha quedado en el intento.

Es posible que los responsables de estas dos grandes cooperativas incluso lo nieguen, pero las negociaciones hace ya algún tiempo que dejaron de ser secretas, hasta el punto de que han sido cuatro “pájaros locos”, distintos entre sí, los que me han corroborado todo esto que narro. De hecho, según varios de ellos, ya se habían hecho una foto de familia de Única y Murgiverde unidos, pero a última hora no ha llegado a fraguarse el acuerdo. Y eso pese a que han estado todo el mes de mayo intentando aunar posturas.

El obstáculo parece haber sido el de siempre. Y es que no es fácil unir comercializadoras tan grandes y tan distintas. Mientras que Murgiverde es fruto de las cooperativas que se adherieron para refundarse en una estructura mayor (Ejido Verde, Agromurgi, Campovícar y Geosur están fusionadas); sin embargo, en Única Group lo que hay es un acuerdo de cooperación, en el que integran el departamento de comercialización, pero en otras áreas cada una de ellas mantiene cierta independencia y autonomía (Casur, Cohorsan, Ferva, Cabasc, El Grupo y Parque Natural). Así que no es fácil encontrar la fórmula para casar ambas visiones: la integración (unión completa, sinónimo de Murgiverde) o la cooperación (colaboración en temas como la venta, línea de Única). No voy a entrar en más detalles internos con la esperanza de que el proyecto, resumido en un acuerdo de comercialización conjunta, aún se pueda reconducir y que este artículo no sea un obstáculo para ello.

Imagen

Única Group y Murgiverde ya tienen una finca compartida para hacer ensayos de cultivo. Desde hace varias campañas Única dedica una parcela a pruebas de experimentación, justo por encima de Las Palmerillas, en Santa Mª del Águila. Murgiverde se adherió más tarde a esta explotación, que comparten ambas. Así que el parón de ahora puede no ser definitivo.

De momento, como grandes grupos que se afanan para aunar oferta están Anecoop, desde este año también con Agroiris; Vicasol, que crece sola pero abriendo nuevos almacenes y modernizando otros; Agroponiente, con agricultores y centros de recogida en distintas provincias y regiones; La Unión, que también compró una subasta en Carchuna hace varias campañas; Costa Almería, que adquirió Cehorpa; o la CASI, que se hizo con las instalaciones de Agrupalmería del aeropuerto con el propósito de concentrar tomate. Luego hay otras comercializadoras que también crecen en número de socios como Indasol o Mabe. Y algunas más que me dejo en el tintero. Lo cierto es que si Única o Murgiverde se juntasen, ya sea montando una plataforma común, colaborando en temas de venta o buscando sinergias, se crearía un ente que marcaría un antes y un después en la comercialización hortofrutícola. Pero de momento se ha parado…

Imagen

posdata. FOTOS. La primera fotografía la hice hace varios años durante una manifestación en Almería capital en contra de las condiciones del acuerdo agrícola entre Bruselas y Marruecos. Pepe Portero, presidente de Única, con Manolo Galdeano, presidente de Murgiverde. La segunda instantánea la tomé hace un par de campañas en Ferva, y pertenece al departamento de comerciales de Única Group.

posdata bis. Y a los de siempre, que cada vez son más en aquello de copiar y plagiar. Por pura ética periodística confío en que si queréis dar esta información en vuestros diarios electrónicos o de papel, por favor citad este blog como fuente.

Vicasol entra en El Ejido alquilando las naves de Uniagro, tras el intento fallido de fusión con Ejidomar

La cooperativa Vicasol se expande. Hace unos años intentó su fusión con Campovícar, que finalmente entró en Murgiverde, y más recientemente con Ejidomar, pero en ambos casos ninguna de las dos fusiones llegó a fraguar. Así que la cooperativa vicaria ha optado por crecer de otro modo, no absorbiendo empresas, sino abriendo nuevos almacenes. En la fotografía se puede leer un rótulo en el que se anuncia que en la próxima campaña 2014/15 Vicasol comenzará a comercializar en las instalaciones de Uniagro del Grupo Femago, en el paraje El Treinta (El Ejido), que llevaban cinco años cerradas.

Imagen

El viernes pasado estuve un rato charlando con el presidente de Vicasol, Juan Antonio González, que me explicó que con esta nueva apertura pretenden aumentar en pimiento y pepino, amén de coger nuevos agricultores. También desde este nuevo almacén que alquilan a Femago durante tres campañas, prorrogables a cinco, quieren dar servicio a los socios que ya tienen en El Ejido, Dalías, Berja y Adra. Se trata de un centro de manipulado de 12.000 metros cuadrados con capacidad para hacer hasta 40 millones de kilos por campaña.

El presidente me dio algunas cifras de los últimos tres años, que tengo que reconocer que me han sorprendido, ya que se registran crecimientos anuales consecutivos del 10-15% en socios, hectáreas y kilos. En la actualidad Vicasol tiene 605 socios con la previsión de elevar su número a unos 650 agricultores. Hace tres ejercicios la cifra rondaba los 400. En cuanto a superficie ahora mismo Vicasol está en 1.250 hectáreas, pero espera subir hasta 1.400 ha. el año que viene.

En cuanto a facturación, en la campaña pasada 2012/13 Vicasol cerró con 138 millones de euros y 150 millones de kilos. Sobre la actual 2013/14 prevé acabar en torno a los 175-180 millones de kilos (hay que recordar que buena parte de este aumento proviene de sus instalaciones remodeladas de la antigua Almerisol). Pero la previsión es alcanzar los 200 millones de kilos en el ejercicio 2014/15. Son palabras mayores, cifras de Champion League… 200. Da vértigo, jeje. ¡Suerte en cualquier caso!

Miguel Vargas ya es el nuevo presidente de la CASI

Punto y final a la etapa de José Mª Andújar al frente de la mayor cooperativa española de tomate, la CASI. Miguel Vargas acaba de salir vencedor de las elecciones celebradas esta noche en las instalaciones que la cooperativa de San Isidro posee junto al aeropuerto de la capital almeriense. El resultado ha sido de 537 votos a favor de Vargas, 412 para Andújar, 2 nulos y 12 en blanco.

Imagen

La asamblea ha sido bronca, no exenta de abucheos y momentos de tensión, sobre todo cuando el presidente de la mesa electoral, elegido por la rectora saliente, ha interrumpido hasta en cuatro ocasiones a Miguel Vargas González (en la imagen superior) durante la exposición de su programa. Vargas ha prometido transparencia, y como ejemplo ha puesto sus facturas y las de sus compañeros de rectora a disposición de los socios. En el sistema de venta también ha anunciado que habrá máxima transparencia, y un fortalecimiento del sistema de subasta, venido a menos en las últimas campañas.

Otros tres puntos destacados de su programa son la promesa de listas abiertas a partir de ahora, lo que ha levantado numerosos aplausos entre los asistentes. De esta forma, todo aquel socio que quiera formar parte de la dirección tendrá las mismas posibilidades de ser elegido, no como ahora que con listas cerradas si no es llamado por un cabeza de lista pierde este derecho. Otro punto es la formación de una Comisión Electoral independiente para que cuando se convoquen elecciones sea ésta la que asuma la responsabilidad de regular todos los detalles del proceso de elecciones. Hasta hoy esa función ha recaído sobre el consejo rector que ha sido juez y parte en el proceso, siendo lógico pensar que debiera ser un órgano independiente el que examine y apruebe las candidaturas, dictamine sobre las incidencias durante el proceso, administre las representaciones y organice el acto de la votación.

Y por último, el nuevo presidente tendrá menos poderes. La candidatura vencedora, encabeza por Vargas González, cree que la concentración de poder en manos de una sola persona ha sido excesiva y generadora de problemas internos. Así que se eliminarán todos los poderes que hasta este momento tenía el presidente Andújar como consejero delegado. En el futuro no será la rectora la que pueda otorgarlos, sino la asamblea con una mayoría cualificada.

recuento 2

Por su parte, el presidente saliente, José Mª Andújar, durante su intervención pidió perdón públicamente por el asunto del tomate ‘cócktail’, reconociendo que se había equivocado. En cuanto a los despidos aseguró que le duele despedir gente (¡…!). Tras conocer el recuento no ha sido muy elegante su despedida, ya que se ha marchado sin felicitar a su contrincante ganador. Este gesto de cortesía tampoco lo han tenido la mayoría de sus rectores, solo unos pocos han saludado a Vargas y a la directiva entrante.

La cooperativa CASI comienza a partir de este momento una nueva etapa, después de que la oposición a Andújar se haya hecho mayoritaria y haya elegido a un nuevo presidente para que lo sustituya y lleve el rumbo de este coloso del tomate.

Felicitaciones 3 M Vargas

La entrevista que no fue. Con José María Andújar, presidente de la CASI

Tenía concertada desde el pasado viernes una entrevista este martes día 29 con el presidente de la CASI, José Mª Andújar, en la sede de los Partidores. Pero un par de horas antes me llamaron para decirme que no era factible por cuestiones de agenda, ya que Andújar está muy liado con las elecciones de este próximo sábado y no tiene tiempo. Eso me argumentaron. Sin embargo, no fui yo quien pidió la entrevista, aunque tenía pensado hacerlo esta misma semana. Pero se adelantaron y el viernes pasado contactaron conmigo desde la CASI con interés de que me entrevistase esta semana con Andújar. Me pareció perfecto. Pero algo cambia y un par de días después de dicha petición ya no es posible el encuentro (…). ¡Qué pena porque precisamente muchos de sus electores podrían saber de su programa a través de este blog y sobre todo José María ha perdido una magnífica oportunidad para contestar al run run que hay en el sector tomatero desde hace meses en torno a su figura!

Imagen

Me habría gustado preguntarle sobre el tomate cócktail y que él mismo pudiera dar las argumentaciones oportunas en torno a este tema que sigue en los tribunales. También podría haber explicado la polémica del incremento de expedientes abiertos a los agricultores de la cooperativa en los últimos meses, a qué se debe ese elevado número de expedientes disciplinarios; y una tercera cuestión habría sido explicar la naturaleza de los numerosos despidos que se han vivido en la CASI desde su llegada, y que continúan en los últimos tiempos. Si José Mª Andújar hubiese mantenido conmigo la entrevista que teníamos pactada, podía haberle trasladado la documentación que tengo en torno a los despidos, para clarificar un poco esta cuestión. Además le habría preguntado sobre las indemnizaciones pagadas por la CASI a los extrabajadores, que según algunas fuentes, son elevadas.

Como muestra de lo que me habría gustado preguntarle voy a poner el ejemplo de Alejandro Márquez, un apuntador de la subasta de la CASI, que fue despedido por la cooperativa que preside Andújar y ahora, hace solo unas pocas semanas, la justicia ha obligado a la empresa a que lo readmita. La foto es de Alejandro, de nuevo con el uniforme de la CASI, radiante de alegría después de haber atravesado todo un calvario durante meses.

Imagen

Es una sentencia del Juzgado número 2 de lo Social de Almería que obliga a la readmisión del trabajador despedido. No es el único caso que está en vía judicial de trabajadores despedidos, conozco otro más, pero éste es el primero sobre el que ya hay una sentencia favorable al trabajador. Y el único en el que el empleado despedido ha vuelto a su puesto de trabajo. La pregunta fundamental que me hubiera gustado trasladarle a José María Andújar es si en la cooperativa los agricultores y trabajadores pueden opinar libremente sin miedo a ser apercibidos con un expediente o bien ser despedidos.

Ya que esto es un blog democrático y de opiniones libres abro el debate, tanto para quien esté a favor de Andújar como para quien esté en contra, aunque no me responsabilizo de los comentarios aquí vertidos. Eso sí, pido educación y máximo respeto, se defienda lo que se defienda.

Posdata: Más allá de las elecciones de este sábado 3 de mayo, y al margen del resultado de las mismas, es una auténtica pena lo que está ocurriendo con el precio del tomate. La imagen con la que acabo este artículo está tomada hace unos días en la entrada de la cooperativa, ¿cuántos kilos de tomate sin precio hay ahí? La fotografía me la ha enviado un lector horrorizado de ver ese medio millón de kilos de tomate, buena parte de los cuales habrán acabado en el contenedor.

Imagen

El candidato rival a las elecciones de la CASI, Miguel Vargas, también ha sido expedientado por el actual Consejo Rector

Imagen

En los últimos tres meses se han abierto expedientes disciplinarios a alrededor de medio centenar de agricultores de la cooperativa CASI. Si esto no se llama conflictividad o guerra interna, que venga Dios y que lo defina, que para eso estamos en Semana Santa. No todos los expedientes son para expulsar al socio, los hay también para que pague una sanción económica (para que se rasque el bolsillo), pero en el caso de Miguel Vargas González su expediente sí que puede conllevar la expulsión. Da la casualidad o no de que este agricultor es el que se presentará el próximo día 3 de mayo como rival del actual presidente y consejero delegado, José María Andújar. ¡Dicho con otras palabras, que si pierde puede tener sus días contados en la cooperativa!!

Y suerte de que el candidato alternativo va a poder votar porque hay otros agricultores también expedientados que no podrán hacerlo porque ya estarán más fuera que dentro de la cooperativa. Es el caso de Miguel Ángel Vargas Vargas. Este agricultor puede quedarse con las ganas de ejercer su derecho al voto, y no es el único porque también tiene abierto un expediente de expulsión que se resolverá en breve el agricultor que presentó ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Almería una denuncia por presunta estafa contra el presi Andújar y el gerente Antonio González por el tema de la facturación del tomate “cocktail”. En el caso de Miguel Ángel Vargas Vargas el expediente se le ha abierto por hacer un comentario en un grupo privado y de acceso restringido de Facebook. ¡Las redes sociales son un peligro, está claro! (Lo digo con total sorna).

Hay que recordar que el pasado 15 de marzo la asamblea de la CASI revocaba a la junta rectora al completo, incluido a su presidente José María Andújar. Desde ese día y hasta el próximo 3 de mayo, jornada de las elecciones, todos los miembros de la rectora y el propio José María Andújar siguen en su cargo, pero de modo interino, ya que no se puede dejar a la cooperativa sin “jefes”. Sin embargo, lo habitual en estos supuestos es que no se tomen grandes decisiones en este período de transición hasta que no se celebren las elecciones. Es como cuando a nivel político hay un gobierno interino hasta la celebración de unos comicios, ¿nos imaginamos a Rajoy tomando decisiones de Estado cuando no sabe si dentro de un par de semanas va a seguir gobernando el país?

La CASI vive su particular Vía Crucis en esta Semana de Pasión.

Posdata. A la entidad financiera que sustenta este campo no le hará ninguna gracia que la “gran” cooperativa CASI pierda socios y kilos. Por razones obvias.

Posdata bis. La fotografía es de la última asamblea de CASI en la que se revocó a la rectora.