Un tomate con burbujas. Por José Manuel Guerra

Entre los beneficios que el aporte de CO2 al cultivo de tomate en invernadero se encuentran los siguientes:

  • Crecimiento más rápido
  • Mejor calidad
  • Menos enfermedades fúngicas
  • Mayores rendimientos de plantones
  • Crecimiento de raíces más rápido
  • Aumento del florecimiento

Raf auténtico

Algunos de estos beneficios se citaron hace poco en la jornada que, sobre aporte de CO2 en el cultivo de tomate RAF en invernadero, tuvo lugar en el Centro IFAPA de la Mojonera.

Además de hablar de las mejoras que el aporte de CO2 realiza en el cultivo de tomate, se presentaron datos experimentales sobre  la interacción entre abonado nitrogenado y aporte de CO2. En este último aspecto intervino una de las componentes del grupo del IMIDA de Murcia, que colaboraron con el grupo del centro IFAPA de La Mojonera.

En conclusión, el aporte de CO2 al cultivo del tomate tipo RAF es beneficioso sobre todo porque mejora las condiciones organolépticas (sabor y olor) del tomate tipo RAF, lo que debe permitir que la producción de tomate en invernadero de Almería continúe siendo competitivo respecto al producido en países de nuestro entorno con similares características climatológicas.

José Manuel Guerra Sanz

Anuncios

9 pensamientos en “Un tomate con burbujas. Por José Manuel Guerra

    • Estimado Gero
      Gracias por su comentario.
      El CO2 se aporta en forma de gas embotellado. Naturalmente requiere una instalación de boquillas a lo largo de las líneas de cultivo, así como unos sensores y sistemas de apertura y cierre de las botellas en coordinación con el programa de clima del invernadero. No tiene ningún riesgo para las personas.
      José Manuel Guerra

      Me gusta

  1. Buenos días, José Manuel. Yo tengo una duda… ¿se ha cuantificado qué cantidad de ese CO2 es absorbido por la planta y cuanto pasa a la atmósfera?

    Me gusta

    • Estimado Miguel Angel
      Gracias por tu comentario.
      La cantidad que absoerve la planta es función de la concentración que haya en la atmosfera. En realidad es un poco más complicado porque depende también de la radiación solar y otros asuntos complejos. Podríamos decir de manera aproximada que la planta absoreve alrededor de un 0,1 % del CO2 atmosférico. Pero lo hace con mucha eficacia.
      José Manuel Guerra

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s