Los portainjertos que vienen. Tendencias para los próximos años

Hace ahora un año asistí en Almerimar a un cónclave internacional de Syngenta que abordaba el futuro del sector snack, sobre todo de tomate. La distribución y los nuevos hábitos de consumo de los clientes europeos. Hace solo unos días la misma firma celebraba en el mismo lugar, pero doce meses después otro evento de similares características; aunque dirigido mayoritariamente a los semilleros. El tema, los portainjertos y su futuro. Entre los asistentes profesionales de toda España, principalmente de Andalucía, Murcia y Valencia; de Italia; Francia; Holanda; Grecia; Turquía; Marruecos y variopintos países más. También de destinos tan lejanos como Sudáfrica o Australia. Estos últimos los remarco porque me resultó sorprendente el pedazo de viaje que se tuvo que dar esta gente para venir a la otra punta del mundo a oír hablar de este asunto.

Se calcula que en este próximo lustro la penetración de los portainjertos crezca 5 puntos en los cultivos hortofrutícolas hasta el 21% en el horizonte de 2018.

Semillero El Plantel

El programa de I+D de Syngenta continuará manteniendo como pilares la germinación y la mejora del sistema radicular, como hasta ahora; pero se añadirán dos nuevos aspectos. La eficiencia hídrica y la reducción de nitratos. “Las investigaciones en portainjertos en los siguientes 5 años se centrarán en permitir un mayor ahorro de agua y un menor uso de fertilizantes”, explicó Rafael Salinas, responsable del portfolio de tomate de Syngenta.

En realidad será otro paso más en la secuencia que estos años han seguido los portainjertos en tomate. Primero como respuesta ante el estrés biótico de las plantas, que provocaba su muerte súbita por la combinación de distintas plagas y enfermedades. Posteriormente como solución ante el estrés abiótico, mejorando el cultivo en condiciones poco óptimas, por ejemplo, ante altas temperaturas o suelos agotados.

directivos Syngenta

Alargar el ciclo

Francisco Rodríguez, Head of Vegetables de Syngenta para Iberia, destacó en su ponencia que para acertar con el portainjertos es determinante entender el equilibrio necesario entre el estadio vegetativo y generativo de las plantas. “Con el portainjertos adecuado se logra alargar el ciclo con un volumen de calidad homogéneo”, subrayó.

Las resistencias a enfermedades de suelo permiten tener plantas sanas que mejoran la productividad de la finca. Además se obtienen frutos con buena coloración, firmeza y sabor.

Los ciclos largos de tomate optan por el portainjertos masivamente, mientras que los ciclos cortos también están empleándolo cada vez con mayor frecuencia. “Por ejemplo, en Turquía se injerta en ciclos cortos de tomate que solo llega a cuatro o cinco tallos”, describió Rafael Salinas.

En cualquier caso, las técnicas del injertado y el portainjertos dependerán del tipo de invernadero y de la infraestructura disponible.

profesionales

Anuncios

5 pensamientos en “Los portainjertos que vienen. Tendencias para los próximos años

  1. Excesivo marketing, muchas verdades, bastantes “verdades a medias” y alguna mentira podrida…

    Pero no sufras, no voy a reclamar el premio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s