Los japoneses. En la alhóndiga. II parte

Imagen

El recorrido lo acabamos en una alhóndiga, en la subasta central del Grupo Femago, en el Polígono de La Redonda de El Ejido (Andalucía, España). Allí nos recibió Francisco Maleno, director comercial, que atendió gustosamente a las innumerables preguntas que al grupo de japoneses les suscitaba el funcionamiento de un centro de subastas de este tipo. Quizá fue la parte del programa que más interés del despertó, al menos fue el momento en el que estuvieron más activos.

El señor Aoki era quien estaba al frente de esta representación de profesionales agrícolas del país del sol naciente, formada por agricultores de hortalizas y fresas (los más longevos del grupo), por tres empresarios comercializadores de productos hortícolas y por responsables de las principales zonas de producción de Japón. En otras visitas también han venido miembros de empresas de agroquímicos y de casas de semillas.

Imagen

Por lo que contaron, hoy día en Japón se está apostando por el retorno de los jóvenes al campo, pero no de cualquier modo. La formación es crucial, así que los nuevos productores nipones están perfectamente formados en todos los niveles. También proyectan poco a poco crecer en superficie de invernaderos; de hecho, las compañías de semillas japonesas están avanzando mucho en hortícolas, como por ejemplo Sakata.

Imagen

Y otro aspecto positivo. En Japón no se puede decir que esté de moda la dieta mediterránea, pero sí que se siente curiosidad por ella y por sus materias primas. Así que hay una oportunidad de negocio para las frutas y hortalizas españolas, pese al encarecimiento de la logística. Según contaban algunos miembros de este grupo de japoneses, en su país se puede pagar 5 euros por un kilo de melocotones y una cifra muy similar por un kilo de tomates. Los consumidores japoneses están acostumbrados al segmento gourmet, y el precio no les asusta – como podría ocurrir con un europeo – si el sabor es bueno. Premian la calidad, no la cantidad.

Anuncios

6 pensamientos en “Los japoneses. En la alhóndiga. II parte

  1. Doy fe de que sus preguntas no fueron vanales y mostraron autentico interes por la subasta, produccion, comercializacion, productos……
    Estamos muy agradecidos por su visita que nos honra y tambien a los profesionales que hicieron posible esta vusita y los acompañaron hasta nuestra empresa

    Me gusta

    • Esto esta genial siempre que se traduzca en exportaciones y no importaciones de productos japoneses.

      Esperemos que se lleguen a acuerdos comerciales y se puedan abrir lineas de trabajo.

      Me gusta

      • En terminos de exportar o importar no se traduce esta relacion, pero la trasferencia de xonocimiento es neta a nuestro favor, los sistemas de injerto mas avanzados de Almeria/Granada han sido aprendidos en Japon. Seria un buen tema para Jose Antonio.

        Me gusta

  2. Sí, sería muy buen tema aprender de los injertos aprendidos. Igualmente interesante sería que dentro de 1 año estuviéramos hablando de los resultados que se consiguieron de las visitas comerciales de los japoneses.

    José Antonio tiene una ardua tarea de recopilar todo el origen de la agricultura almeriense para detectar las cosas que se han hecho mal y bien, es la única forma para aprender y mirar al futuro con optimismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s